Precios de coches nuevos

Volvo XC90 2019

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
SUV muy grandes
Tamaño
Superior
Largo/ancho/alto
5,0/1,9/1,8 metros
Maletero
721 l.

A favor

Sistemas de hibridación ligera, espacio de maletero con 7 plazas.

En contra

Sin motores de seis cilindros.

Desde el mes de mayo de 2019 Volvo tiene disponible la actualización del Volvo XC90. Se trata de una puesta al día, tanto estética como mecánica, de la segunda generación del Volvo XC90.

Aunque las modificaciones estéticas son muy sutiles respecto al modelo de 2015, las mecánicas térmicas reciben importantes mejoras, también se actualizan las asistencias a la conducción y se añade una nueva configuración de asientos.

Microhibridación en motores térmicos

El principal cambio de esta actualización es la incorporación de un sistema de microhibridación en todas las motorizaciones. De esta manera todos los XC90 cuentan con una pequeña batería que apoya en determinados momentos al motor térmico, permitiendo así rebajar el consumo de combustible.

La energía de esta batería es obtenida a través de sistema de frenado ‘by-wire’, que recupera energía en la frenada, una tecnología bastante similar al KERS utilizado en la Fórmula Uno.

Volvo denomina esta tecnología como ‘B’ y con la misma letra se identifican en la carrocería los modelos que la incorporan. La marca sueca estima que el ahorro de combustible con esta nueva tecnología puede llegar hasta el 15%.

Este sistema de hibridación ligera se incorpora en todos los modelos térmicos de la gama: los dos gasolina T5 y T6 de 250 y 310 CV y el diésel D5 de 235 CV.

No debemos confundirlo con el modelo híbrido enchufable T8, puesto que este incorpora un motor eléctrico propio y ofrece la posibilidad de circular puntualmente en modo 100% eléctrico.

Retoques estéticos y nueva configuración de asientos

Los cambios exteriores son realmente discretos. Cambia la forma de la parrilla, pero se mantiene el característico diseño de las ópticas frontales con la forma del martillo de Thor.

Hay disponibles nuevos diseños de llantas, así como nuevos colores para la carrocería. En el interior se incorporan nuevos materiales de revestimiento y nuevas tapicerías, entre las que llama la atención una compuesta por diferentes tipos de lana.

Sin embargo, la principal novedad en el habitáculo del XC90 es la nueva configuración de 6 asientos independientes, que se suma a las ya existentes de 4, 5 o 7 plazas.

Actualizaciones en seguridad

A nivel de seguridad el XC90 recibe las mejoras que han idos estrenando los últimos modelos de la marca. Destaca el mejorado sistema de centrado de carril con intervención en la dirección.

Esta tecnología ahora es capaz de intervenir en la dirección en caso de frenada de emergencia para evitar colisiones, cuando invadimos por error el carril contrario o incluso si hay un vehículo en el ángulo muerto al cambiar de carril.

También recibe la función de frenado automático al detectar tráfico cruzado cuando maniobramos marcha atrás.

Todos estos sistemas se suman a la extensa lista que ya ofrecía el Volvo XC90 2015, en la que destacaban tecnologías como el frenado automático de emergencia con detección de peatones, la alerta ante impactos traseros o el sistema anti vuelco con pretensión de los cinturones y los airbags.

El Volvo XC90 frente a sus rivales

El Volvo XC90 compite directamente frente a modelos como el Audi Q7, el BMW X5 o el Mercedes-Benz GLE.

El modelo sueco destaca por no contar con motores de seis cilindros en su oferta, algo que sí ofrecen sus competidores alemanes. La ventaja de utilizar motores más pequeños y de tan solo dos litros de cubicaje, es la obtención de unas mejores cifras de consumo. Algo que mejora todavía más con la inclusión del nuevo sistema eléctrico de microhibridación.

Por dimensiones se encuentra en la zona media de su segmento, con sus 4,95 metros es algo más largo que un BMW X5, pero más corto que un Audi Q7.

Su maletero es de 721 litros, lo que le sitúa como uno de los mejores modelos de su segmento en este aspecto, solo superado por el Audi Q7. Incluso con las 7 plazas ocupadas sigue ofreciendo 310 l, 15 l más que un Audi Q7 y 36 l más que un BMW X5.

El Volvo XC90 se construye sobre una plataforma modular denominada SPA. Fue el primer modelo de la marca en estrenarla y ahora la comparte con otros coches, como el XC60 o el S90.

Cuenta de manera opcional con una suspensión neumática activa. Su comportamiento es bueno, pero hay modelos más dinámicos dentro del mismo segmento. Es un coche muy cómodo en autopista y que cumple en campo gracias a sus 23 centímetros de altura libre al suelo.

Todas las versiones cuentan con tracción integral y un cambio automático de 8 velocidades, que tiene un funcionamiento rápido y suave, aunque hay modelos de la competencia que le superan en este aspecto.

La actual generación del Volvo XC90 es la segunda de la historia. Llegó en 2015 para sustituir al primer XC90, que estuvo a la venta sin grandes cambios durante más de 10 años (2002-2014).

A favor

Sistemas de hibridación ligera, espacio de maletero con 7 plazas.

En contra

Sin motores de seis cilindros.