Precios de coches nuevos

Volvo y Uber ya tienen listo su coche autónomo; esperan que para 2025 el 30% de sus ventas sean vehículos que conducen solos

Subscribirse
Así es el Volvo XC90 desarrollado junto a Uber para convertirse en el primer coche autónomo de producción.
Así es el Volvo XC90 desarrollado junto a Uber para convertirse en el primer coche autónomo de producción.

El fabricante sueco de automóviles Volvo y la compañía de movilidad Uber han presentado hoy un coche autónomo de producción, es decir un vehículo capaz de conducir solo y que, además, puede ser fabricado en serie.

Se trata de un Volvo XC90 que le diferencia de un coche convencional por un puente situado en el techo con los sistemas ideados por ambas compañías.

No obstante, sobresale que este modelo, que según afirman puede ser de producción, no equipe ningún otro elemento exterior llamativo.

Además, según señalan ambas compañías, Volvo ha sido la encargada de ofrecer el vehículo y la plataforma, además de la combinación de los sistemas de seguridad; mientras que Uber, por su parte, ha desarrollado todo el software y el hardware para que el coche pueda circular solo.

Aun así y a pesar de que ellos afirman que lo tienen listo, al parecer no será hasta la siguiente década, a partir de 2020, cuando realmente puedan existir los coches autónomos de Uber y Volvo, basados en nuevos modelos de la firma sueca.

A cambio, eso sí, ambas compañías afirman que para 2025, un 30% de sus ventas serán vehículos que circulen solos.

XC90 autónomo presentado por Volvo y Uber.

XC90 autónomo presentado por Volvo y Uber.

Un paso más entre Volvo y Uber

Este avance en materia de coches autónomos supone un paso más en relación entre Uber y Volvo, un acuerdo que tienen ambas compañías en el desarrollo de coches que circulen completamente solos.

Según señala Volvo en un comunicado, este Volvo XC90 SUV “presentado hoy es el primer automóvil de producción que, en combinación con el sistema de conducción autónoma de Uber, es capaz de conducir por sí solo”.

Además, según señala Volvo este nuevo modelo está equipado con determinados elementos de seguridad que permiten a Uber “instalar fácilmente su propio sistema de conducción autónoma, lo que permitirá en un futuro el desarrollo de coches autónomos en la red de Uber, pudieron realizar así un servicio de viajes compartidos autónomos”.

Asimismo, desde Volvo aseguran que todos los sistemas que incorpora este nuevo modelo autónomo, cuentan con un sistema secundario que lo que hace es actuar de inmediato para detener el automóvil, en el caso de que el sistema principal o sistema primario fallara por algún motivo.

Sin conductor alguno

Aun así, aunque Uber y Volvo hablan de un coche de producción autónoma como presente, también dejan entrever en la nota que todavía no es una realidad.

Entre otras cosas porque también mencionan que este coche todavía tiene que ser ‘conducido’ por algún experto en el proyecto de conducción autónoma y que se caracteriza por ser empleados de Uber que operan y supervisan el automóvil en las zonas designadas.

Aun así, desde Volvo y Uber señalan que próximamente ambas compañías podrán entregar decenas de miles de coches autónomos ya que estarán listos para producirlos en los próximos años.

Una prioridad para Volvo

Para Volvo el desarrollo del coche autónomo es una prioridad absoluta puesto que esta compañía se toma muy en serio la seguridad en las carreteras.

De hecho, sigue con su objetivo conocido como Visión 2020 y que busca que para el año 2020 no habrá ninguna persona que muera dentro de un coche Volvo en las carreteras.

«Creemos que la tecnología de coches autónomos nos permitirá mejorar aún más la seguridad, que es la base de nuestra compañía», afirma Hakan Samuelsson, presidente de Volvo Cars.

“A mediados de la próxima década, esperamos que uno de cada tres coches que vendamos sea autónomo. Nuestro acuerdo con Uber subraya nuestra ambición de ser el proveedor a escala mundial para la compañía de movilidad”.

«Trabajar con Volvo es clave para desarrollar una flota segura y escalable de coches autónomos”, señala Eric Meyhofer, CEO de Uber. “Siempre se ha reconocido a Volvo por la seguridad, que es la piedra angular de este nuevo vehículo. Cuando se combine con la tecnología de Uber de conducción autónoma, este vehículo será un ingrediente clave en la oferta de productos autónomos de Uber”, afirma.

Volvo y Uber, juntos desde 2016

En concreto, Uber y Volvo firmaron el acuerdo de colaboración en 2016 y desde entonces han estado evolucionando una serie de prototipos. Este acuerdo, no obstante, ha tenido sus altibajos, sobre todo después de que un coche de Uber conducido por una persona que estaba realizando una serie de pruebas, atropellara causándole la muerte a una mujer de 49 años en Tempe (California).

Fue entonces cuando Uber decidió parara su programa de vehículos autónomos, poco después de que se descubriera de que algo había fallado puesto que la NTSB, la Agencia de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, señalaba que el coche autónomo de Google detectó a la mujer atropellada seis segundos antes del accidente y que, sin embargo, no frenó.

Ford aumenta sus pruebas

La presentación del primer coche autónomo de Uber y Ford la conocemos coincidiendo también con el anuncio de Ford, y más en concreto de su compañía Argo AI, en el que señala que amplía sus pruebas de vehículos autónomos a la ciudad de Detroit (Estados Unidos).

Además, según esta compañía, Argo AI tiene un acuerdo comercial con Ford para empezar con sus coches autónomos en 2021 y más en concreto con el modelo Ford Fusion Hybrid, al que equiparán con mejores sensores, además de radares de mayor resolución y alcance.

Los anuncios de Uber, Volvo y Ford por tanto son los últimos en materia de coche autónomo, que que aseguran que en un futuro cercano la mayor parte de los coches se conducirán solos. Un futuro incierto, no obstante, que planea reducir a cero la siniestralidad en las carreteras.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.