Precios de coches nuevos

Volkswagen T-Roc Cabrio 2020

  • Otras ediciones:
  • 2020
Puntúa
este coche
Cara neutral -º en Puntuación
Cara muy sonriente 12º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara neutral Sin datos en Ventas
Cara neutral Sin datos en Seguridad
Cara triste roja 45º en Tamaño
Cara muy sonriente 13º en Maletero
Desde
30.865€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,3/1,8/1,5 metros
Maletero
284 l.

A favor

Plataforma MQB, motores, sistema de capota se abre y se cierra en poco tiempo

En contra

Sólo se puede manipular la capota hasta los 30 km/h, el maletero pierde capacidad

Desde principios de 2020 Volkswagen tiene a la venta el nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio. Se trata de una variante descapotable del T-Roc, el SUV compacto de la marca alemana. Cuenta con techo de lona y capacidad para cuatro personas.

Este nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio parte de un precio inicial de 30.865 euros, cifra sin descuentos ni promociones. Con las promociones y campañas de financiación de la marca, el T-Roc Cabrio está a la venta según Volkswagen por un precio inicial de 27.750 euros.

Un coche único: SUV y descapotable

Este nuevo T-Roc Cabrio llegará alrededor de dos años y medio después del lanzamiento del T-Roc, que fue en 2017. Desde entonces y hasta mediados de 2019, Volkswagen ha comercializado un total de 360.000 unidades del T-Roc.

Este nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio se caracteriza porque incorpora un techo de lona que se puede quitar y poner en un tiempo de alrededor de 9 segundos y a una velocidad de hasta 30 km/h.

En cuanto a su base estructural, Volkswagen señala que este nuevo modelo mantiene la plataforma MQB, la estructura modular transversal que es la misma que también incorpora el T-Roc.

Dimensiones contenidas

En cuanto a sus dimensiones, este nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio presenta una longitud de 4,26 metros, una anchura de 1,81 metros y una altura de 1,52 metros. Asimismo la batalla es de 2,63 metros.

Si lo comparamos con el T-Roc convencional vemos que el T-Roc Cabrio sí cambio en algunos aspectos. Por ejemplo, la única cota que mantiene es la de la anchura, con los 1,81 metros. Sin embargo, la versión Cabrio es 3 centímetros más larga, la batalla también crece otros 3 centímetros y, por último, la altura, en el T-Cross Cabrio es sorprendentemente más baja, en torno a los 5 centímetros.

A pesar de que es más bajo, Volkswagen asegura que el que los pasajeros siguen teniendo una posición elevada. En concreto, conductor y acompañante viajan a una altura del suelo de 59 centímetros y los pasajeros traseros viajan a 61 centímetros del suelo.

En relación a la capacidad del maletero, aquí sí vemos más condicionantes. En concreto, este T-Roc Cabrio tiene una capacidad del maletero de 284 litros, lo que supone 161 litros menos que la versión convencional. A cambio, Volkswagen ofrece de manera opcional con este modelo la posibilidad de incluir un enganche de bola.

Según afirma Volkwagen, la marca alemana ha trabajado especialmente en lograr una buena insonorización y climatización del habitáculo. Para ello, ha perfeccionado la capota que aunque es de lona está compuesta por varillas, un forro interior, un acolchado tapizado…

Seguridad

Asimismo, el coche cuenta con arcos para proteger a los ocupantes en caso de vuelco, unos arcos que se elevan en décimas de segundo. También para ganar en seguridad, Volkswagen ha implementado la rigidez en el marco del pilar A, que ha sido reforzado, así como en los bajos del vehículo y paneles laterales, que cuentan con refuerzos estructurales.

En cuanto a los motores, este T-Roc Cabrio estará disponible con un motor de gasolina 1.0 de 115 CV o con el 1.5 TSI de 150 CV. El primero de ellos estará asociado a una caja manual de seis velocidades, mientas que el segundo incorpora un cambio automático de doble embrague de siete marchas.

Equipamiento

En cuanto al equipamiento este nuevo modelo podrá incorporar la última tecnología de la marca. Para empezar cuenta con la tarjeta eSIM. De este modo, el coche ya es un coche conectado. A ello se suma un cuadro digital de hasta 11,7 pulgadas y los numerosos sistemas de asistencia a la conducción.

Este modelo se fabrica en la planta alemana de Osnabrück, donde también se ensamblan otros modelos como el Tiguan o Karoq, entre otros.

Style y R-Line: dos únicos acabados

El acabado Style incorpora de serie:

• Asistente de mantenimiento de carril Lane Assist
• Control de crucero adaptativo
• Alerta de impacto frontal
• Climatizador bizona
• Navegador Discover Media
• Retrovisores eléctricos abatibles

Por su parte el acabado R-Line suma:

• Paquete deportivo R-Line interior y exterior
• Faros delanteros LED
• Digital Cockpit
• Modos de conducción
• Cámara de visión trasera
• Park Assist
• Keyless Access

A favor

Plataforma MQB, motores, sistema de capota se abre y se cierra en poco tiempo

En contra

Sólo se puede manipular la capota hasta los 30 km/h, el maletero pierde capacidad

Rivales