Precios de coches nuevos

Tesla rectifica y no cerrará todas sus tiendas, pero subirá un 3% el precio de sus coches

Subscribirse
Tesla Model S frente a un concesionario.
Tesla Model S frente a un concesionario.

Después de anunciar que cerraría la mayoría de sus tiendas físicas, Tesla da marcha atrás en su decisión. Desde Palo Alto se ha confirmado que se mantendrán abiertos más concesionarios físicos de los inicialmente previstos, sin embargo, esto supondrá una subida del 3% en el precio de sus vehículos.

Hasta el momento, Tesla ha cerrado el 10% de sus concesionarios, puesto que estos no estaban teniendo el rendimiento esperado. Dentro de este 10% hay tiendas cuyo emplazamiento de alta visibilidad abre la opción a una reapertura con una plantilla más reducida.

Desde la marca aseguran que el 50% de sus centros físicos cerrarán, aunque actualmente se está llevando a cabo un proceso de selección para decidir cuales son los centros que seguirán operando y cuales tendrán que echar el cierre.

Todo este proceso de revisión tiene por objetivo sanear las cuentas de la compañía fundada por Elon Musk. Los continuos retrasos en la producción del Model 3 han supuesto un duro golpe para la salud financiera de la marca, que ahora pretende estabilizarse para afrontar la producción del nuevo Model Y.

El objetivo inicial era hacer desaparecer todos y cada uno de los emplazamientos físicos de la marca para dejar únicamente la compra online como único canal de venta. En realidad, esto no difiere mucho respecto al actual modelo de venta de Tesla, ya que todos sus pedidos se realizan a través de una aplicación para smartphone.

Sin embargo, los puntos físicos sirven para asesorar al cliente en el proceso de compra online y también para exhibir el producto. Actualmente los concesionarios de Tesla tienen como principal función permitir probar los vehículos a los clientes interesados.

Encarecimiento de los modelos

Puesto que finalmente sólo la mitad de los concesionarios serán cerrados, la reducción de gastos no será suficiente para cumplir con el reajuste presupuestario de Tesla.

De esta manera, los responsables de la marca declaran que mantener abiertos la mitad de los puntos de venta les ha obligado a subir el precio de los vehículos, de media, un 3% en todo el mundo.

Esta subida afecta sobre todo al Model S y al Model X, ya que el Model 3, al menos en su versión más básica no variará su tarifa. Desde Tesla confirman que la subida se hará efectiva a partir del 18 de Marzo, por lo que hasta esa fecha se mantienen los precios actuales.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.