Suzuki Ignis 2017

  • Otras ediciones:
  • 2017
Nuevo
7,3/10
Puntuación media según 5 opiniones de expertos
7.3 10 5
Puntúa
este coche
17º de 28 en SUV pequeños
22º de 28  en Ventas en su categoría
Desde
14.620€
7,3/10
Puntuación media según 5 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
17º de 28 en SUV pequeños
22º de 28  en Ventas en su categoría
Desde
14.620€
Tipo de coche
SUV pequeños
Tamaño
Muy pequeño
Largo/ancho/alto
3,7/1,7/1,6 metros
Maletero
204 l.
Motores
Gasolina
Cambio
Manual, Automático
Potencia
90 CV
CO2
desde 97 g/km
Seguridad

A favor

Estética atractiva y juvenil, versiones con capacidad 4x4

En contra

Tamaño demasiado pequeño, enfoque hacia el 4x4 frente a la tendencia urbana

Ya está a la venta el Suzuki Ignis 2017. Se trata de un modelo completamente nuevo en Suzuki. Un coche que se enmarca dentro de la categoría de coches urbanos o ciudadanos. No obstante y a diferencia de la mayoría de los modelos de esta categoría, el Ignis tiene formas y aptitudes de SUV. Por tanto, si tenemos en cuenta su tamaño -en torno a 3,70 metros de largo- prácticamente podemos decir que es de los SUV más pequeños del mercado.

Y no sólo es de los más pequeños, sino que prácticamente es un modelo único, ya que apenas existen SUV o todocaminos en el segmento A. Conviene recordar que estamos hablando de una categoría donde los modelos que predominan son urbanos, como el Fiat 500 o el Fiat Panda.

Esto viene a decir que Suzuki ha abierto un camino al introducir un SUV en el segmento A. De ahí que es más que probable que muchos otros fabricantes continúen con esta tendencia.

A la hora de analizar el nuevo Ignis conviene echar un poco la vista atrás. Y en este sentido, podemos decir que Suzuki ya tenía todoterrenos pequeños en sus inicios y, más en concreto, entre los años 70 y 80. Buena muestra de ello fueron el LJ10, LJ80, el SJ410 Jimny o incluso el SJ660 Vitara. Fueron modelos, todos ellos, que se caracterizaban por su buen comportamiento como todoterreno y por su tamaño contenido.

Ahora, en cambio, todo es diferente. Ahora, los modelos son más todocaminos que todoterrenos. Y en ellos el diseño es fundamental. De ahí este Ignis pensado principalmente para gente joven y para circular por las ciudades.

Hablando de diseño, en este nuevo modelo la estética es fundamental. Y podemos decir que el Ignis es un coche atractivo. Para empezar hay algunos detalles de él que nos seducen bastante. Por ejemplo, el frontal. Sus grupos ópticos con leds de gran tamaño, la parrilla, las hendiduras del último pilar C, las barras en el techo son sólo algunos de los elementos llamativos de este modelo. Cierran la lista de virtudes la gran variedad de colores de la carrocería. En total son 10 colores que, combinados con el techo en negro, pueden resultar 14 variantes.

Además, dentro el coche también se puede personalizar con elementos como los tiradores de las puertas que pueden ir en otro color o el centro de la consola, que también puede ir en diferente color. En concreto, para dentro, el Ignis puede ir en color titanio o naranja.

Continuando con las medidas, vemos que el nuevo Ignis tiene un tamaño muy contenido. En concreto, mide 3,70 metros de largo, 1,69 metros de ancho y 1,59 metros de alto. Asimismo, su distancia entre ejes es de 2,43 metros.

Por tanto, con estas dimensiones podemos decir que el Ignis acaba de inaugurar un segmento en el que apenas hay rivales. En concreto, hablamos del segmento SUV-A. Una categoría donde lo más parecido hasta ahora es el Fiat Panda Cross. Esto significa que modelos como el Renault Captur (con 4,12 metros), el Nissan Juke (4,13 metros), el Citroën C4 Cactus (4,15 metros), el Peugeot 2008 (4,15 metros) o incluso el Suzuki Vitara (4,17 metros) estarán situados un escalón por encima, en la categoría de SUV urbanos.

Por todo ello, vamos a enmarcas el Ignis dentro de la categoría de modelos urbanos de pequeño tamaño. No obstante, desde aquí dejamos claro que el Ingis tiene ciertas aptitudes para poder escapar del asfalto. Por ejemplo, ofrece una distancia libre al suelo de 18 centímetros. Se trata de una cifra más que considerable y una de las mejores de la categoría.

Y no sólo esto. A ello hay que añadir que este Ignis puede tener un mayor enfoque como todoterreno, ya que puede equipar versiones con tracción total 4×4 permanente. Por tanto, si a la capacidad 4×4 sumamos que también incorpora control de descenso, la mencionada distancia libre al suelo de 18 centímetros y su corta batalla, desde aquí estamos seguros que este nuevo modelo tiene unas excelentes capacidad off-road.

Eso sí, desde Suzuki nos recuerdan que las versiones más demandadas serán las que incorporen el sistema de tracción delantera 4×2. De hecho, desde aquí volvemos a recalcar que el principal enfoque de este modelo es urbano. Buena prueba de ello es que es un coche con gran maniobrabilidad, puesto que tiene un diámetro de giro muy corto: 9,4 metros.

Siguiendo con el maletero del Ignis, vemos que tiene una capacidad de carga de 260 litros. Se trata de una cifra buena si la comparamos con la que ofrecen el resto de rivales del segmento A. Además, a ello hay que añadir que esta cifra puede aumentar hasta los 373 litros, ya que los asientos traseros se pueden deslizar hasta 16,5 centímetros.

En este sentido, además, cabe señalar que una vez sentados dentro, sorprende la capacidad del habitáculo de este coche, sobre todo teniendo en cuenta sus cortas dimensiones. En él cuatro adultos pueden viajar con total confort, puesto que hay espacio más que de sobra para las piernas y las rodillas.

En cuanto al motor que empuja este Ignis Suzuki sólo lo comercializa con un propulsor de gasolina conocido como 1.2 Dualjet, que se caracteriza por tener cuatro cilindros, 90 CV de potencia y 120 Nm. de par. Con este propulsor el Ignis ofrece un consumo medio de alrededor de 4,6 litros, unas emisiones de CO2 de 104 gramos por kilómetro recorrido, y una velocidad máxima de 170 kilómetros por hora.

Adicionalmente Suzuki también comercializa una versión híbrida de este mismo motor, bautizada como SHVS, compuesta el mismo motor de gasolina, un generador eléctrico y unas baterías de ion-litio. Con este sistema de propulsión, el Ignis logra un consumo de 4,3 litros y unas emisiones de 97 gramos. Este sistema híbrido aprovecha el par del motor eléctrico y la eficiente regeneración de potencia del sistema para conseguir una economía de combustible aún mayor.

El cambio podrá ser manual de cinco marchas o bien automático, también de cinco velocidades. Eso sí, donde realmente destaca este Ignis es por ofrecer la tracción total o 4×4. En concreto, con el sistema AllGrip Auto cuando se detecta que hay pérdida de agarre en las ruedas delanteras, entonces se enviar parte de la fuerza del motor a las traseras.

Durante la toma de contacto por los alrededores de Madrid, hemos podido conducir el motor 1.2 de gasolina, tanto en su versión híbrida como en la variante tradicional de gasolina. Y en ambas versiones podemos decir que el motor nos ha convencido.

Si bien es cierto que hay que llevarlo alegre, es decir no conviene que baje mucho de revoluciones para no perder el par, también hay que reconocer que ofrece cierta agilidad al vehículo. Tiene un relativo empuje, el cambio de marchas de cinco velocidades también está bien resuelto -las marchas son bastante largas- y todo ello con unos consumos bastante eficientes. Además, se agradece que Suzuki apueste por este tipo de motor -aunque sea atmosférico- en lugar de otro con menos cilindros. Como contrapartida, eso sí, cabe señalar que el motor es ruidoso si se apuran mucho las marchas.

Dentro del apartado de seguridad nos quedamos con las dos cámaras que equipa el vehículo y que detectan continuamente el coche que está delante de nosotros y la distancia. Incluso, estas cámaras pueden detectar si existen peatones cercanos a nuestro vehículo.Con todo ello el Ignis puede frenar si detecta vehículos o peatones, advertir de que se abandona el carril o incluso de que se ha producido un zizagueo, propio de haberse quedado dormido.

Cierran la lista de elementos disponibles la pantalla táctil de siete pulgadas, la compatibilidad con Android Auto, Car Play y Mirrorlink y la posibilidad de montar una cámara trasera.

Eso sí, todo dependerá del acabado elegido. El primero de ellos, el GLE suma aire acondicionado, asientos con desplazamiento longitudinal, llantas de aluminio de 16 pulgadas, calefacción en los asientos delanteros, espejso eléctricos, mandos del teléfono en el volante, seis airbags.

El siguiente acabado GLX suma, además, la pantalla con navegador, DAB y cámara trasera, el climatizador, los faros de led, el control de crucero, arranque sin llave, control de retención en pendientes y ventanillas traseras eléctricas, entre otros elementos.

En cuanto a los precios, la gama comienza en los 14.200 euros del 1.2 de 90 CV GLE 4×2 -al que hay que restarle 2.000 euros de campaña y se le pueden quitar otros 1.000 si se adquieres a la campañas de financiación-. Por tanto, si se acogen a todos los descuentos el precio inicial sería de 11.200 euros.

La versión más cara será el 1.2 GLX 4WD, que tiene un precio de 17.450 euros, aunque queda reducido con la promoción hasta los 14.450 euros. Todas las versiones, además, tienen cinco años de garantía.

A favor

Estética atractiva y juvenil, versiones con capacidad 4x4

En contra

Tamaño demasiado pequeño, enfoque hacia el 4x4 frente a la tendencia urbana

Opinión de medios expertos

7,3

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autofácil
Cocheando
El Mundo
Coche Actual
Coches.net

Autofácil

Acostumbrados a que los todocaminos urbanos sean sólo apariencia, el Ignis Allgrip nos ha seducido con su tracción total, su ligereza y su eje trasero rígido. Bajo la apariencia de un vehículo urbano tiene el potencial de un verdadero todoterreno. (Versión probada: 1.2 AllGrip 90 CV)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

El Ignis es un coche que tiene muchos atractivos. En primer lugar su diseño es llamativo, lo que hará que tenga una gran aceptación entre el público más joven. A ello se suma que ofrece un tamaño pequeño, lo que le puede convertir en un modelo muy útil para la ciudad. Y cierran la lista de virtudes la posibilidad de incluir una variante híbrida, con motor de gasolina y eléctrica; y también diferentes versiones con la tracción 4x4 y 4x4.

El Mundo

Tiene un diseño muy logrado en la parte delantera, una altura libre al suelo de 18 centímetros e incorpora –la versión probada- un motor eléctrico de 3 CV que le ayuda en aceleración. Esto permite medio litro de combustible de ahorro. Por tanto, es recomendable esta versión híbrida. Lo más criticable son los asientos delanteros, que sujetan muy poco y tienen un mullido muy poco consistente. También debe mejorar en la presentación. (Versión probada: 1.2 90 CV GLX).

Ver más en El Mundo

Coche Actual

Es exótico por variadas razones: su tamaño, 32 cm. más corto que su rival más próximo, es una de ellas y clave para su desenvoltura ciudadana. Con el sistema SHVS el rendimiento del motor es loable. Eso sí, es algo costoso. (Versión probada: 1.2 GLX 88 CV SHVS)

Ver más

Coches.net

Nos ha gustado por el diseño divertido, la gran maniobrabilidad, el interior espacioso y modulable y el buen equipamiento de serie. A cambio, debe mejorar en el motor, que es poco prestacional y el chasis, que no es muy eficaz en carretera. (Versión probada: 1.2 Dualjet 90 CV)

Ver más

Opiniones de usuarios

He conducido el nuevo Ignis durante un recorrido de alrededor de 200 kilómetros en la presentación a la prensa por los alrededores de Madrid. Y la verdad es que es un coche con el que tengo sensaciones encontradas. En primer lugar es un coche que inicialmente por su estética me parece atractivo, sobre todo si se mira desde el frontal y desde un punto de vista lateral. Sin embargo, si se observa desde la zaga, mi opinión personal es que el diseño no está tan bien logrado como por delante. Al ser tan estrecho y tener las ruedas tan finas, da un aspecto menos musculoso que si se mira desde la parte delantera. Luego, por ejemplo, su espacio interior es sobresaliente. Parece mentira que en un coche tan pequeño -no nos olvidemos de que estamos ante 3,70 metros- tenga tanta habitabilidad. Detrás incluso pueden viajar dos adultos con cierto confort. Además, si quieres más espacio o más maletero los asientos se pueden desplazar un total de 18 centímetros. Después el motor es resultón. Es cierto que no ofrece unas grandes prestaciones, pero en cambio si se lleva a un ritmo de vueltas un poco alegre, al final tiene una agilidad relativa. Y cierra la lista de virtudes los elementos que puede incorporar como es el caso de la pantalla táctil de siete pulgadas, el sistema que te advierte del abandono del carril o un posible impacto con el vehículo que nos precede. Por último y por si fuera poco, además ofrece versiones 4x4 para los más aventureros. Y todo ello con un precio bastante razonable. En definitiva, el Ignis es un coche racional y recomendable. Otra cosa es que tu seas de lo que su estética te guste o no. Y para gustos los colores...