SsangYong Tivoli 2019

Nuevo
0.0 10
Puntúa
este coche
Desde
16.000€
Puntúa
este coche
Desde
16.000€
Tipo de coche
SUV pequeños
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
4,2/1,8/1,6 metros
Maletero
423 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
115 - 128 CV
CO2
desde 113 g/km
Seguridad

A favor

Amplio maletero, espacio interior

En contra

Tiene rivales muy duros en la categoría

SsangYong acaba de poner a la venta, en octubre de 2018, el nuevo SsangYong Tivoli 2019. Se trata de una actualización del SsangYong Tivoli de 2015, que se corresponde con la primera generación. Con estos cambios, el Tivoli se mantendrá todavía algunos años más en el mercado.

Este nuevo Tivoli está a la venta desde 16.000 euros, cifra a la que se resta 2.250 euros de descuento promocional, quedando así un precio que comienza en los 13.750 euros. A esta cantidad, todavía se le pueden restar 1.000 euros adicionales si el cliente opta por la financiera ofrecida por la marca.

Nuevas mejoras

Esta nueva actualización, que afecta principalmente al diseño, se suma a las mejoras recibidas en 2017, cuando el Tivoli incorporó un mayor equipamiento en materia de seguridad, con la introducción de nuevas ayudas a la conducción. Asimismo, SsangYong ha aprovechado esta actualización para actualizar sus datos técnicos, ya según el ciclo de homologación WLTP.

El Tivoli es para SsangYong un modelo importante puesto que se ha convertido en el coche más vendido de SsangYong, no sólo en España sino en el conjunto de los mercados donde opera la marca.

En España, sus ventas son modestas, pero como decíamos importantes para la marca. Desde que fuera introducido en 2015, SsangYong ha vendido un total de 5.500 unidades hasta octubre de 2018. Esta cifra de ventas le coloca en una posición del ranking similar a la que tiene Honda con el HR-V y superior a la de Suzuki con el S-Cross, Ignis o Kia con el Soul.

No obstante, hay que aclarar que el Tivoli está lejos de los reyes de la categoría (en lo que a ventas se refiere) como el Peugeot 2008, Renault Captur o Seat Arona, entre otros.

Novedades estéticas

Este nuevo SsangYong Tivoli 2019 incorpora por tanto un paragolpes rediseñado, que incluye nuevos faros antiniebla y detalles cromados. También en la zaga, se ha incluido un nuevo acabado en la parte inferior del paragolpes dotándole de inserciones cromadas. Y cierra la lista de novedades en el exterior del vehículo el nuevo color de la carrocería ‘Orange Pop’, que está disponible tanto como único color de la carrocería o en color bitono.

Mismos motores y etiqueta ECO

En cuanto a la gama de motores no existen variaciones. El Tivoli mantiene los mismos propulsores (gasolina, diésel y GLP) si bien, SsangYong ha aprovechado esta actualización para comunicar los datos de consumos y emisiones según la normativa WLTP. Todos ellos, además, son 4×2, es decir con tracción a dos ruedas motrices.

Comenzando por la gama de gasolina, está disponible la versión G16 con el motor de cuatro cilindros, con 1,6 litros y 128 CV. Este motor puede estar asociado a una caja manual o bien a un cambio automático, ambos con seis velocidades.

En relación al diésel, se trata de la variante D16T, con un motor también de cuatro cilindros, con 1,6 litros y 115 CV. Este motor puede estar asociado a una caja manual o bien a un cambio automático, ambos con seis velocidades.

A los motores de gasolina y diésel, hay que sumar una variante GLP (Gas Licuado de Petróleo) que se caracteriza por incorporar la etiqueta ECO de la DGT. Se trata por tanto de una versión muy interesante ya que con él nos podremos mover con facilidad incluso en episodios de alta contaminación en grandes ciudades.

Este Tivoli ECO con GLP está equipado con dos depósitos, uno de gasolina y otro de gas, pudiendo circular indistintamente con ambos combustibles y ofreciendo una autonomía superior a los 1.000 km.

Equipamiento

En cuanto al equipamiento, el Tivoli cuenta de serie con sistema de frenado de emergencia autónomo y con un nuevo sistema de ayuda de descenso en pendientes (HDC), que detecta cuando el vehículo está descendiendo por una rampa pronunciada, permitiendo realizar un descenso controlado a una velocidad entre 5 y 30 km/h sin necesidad de accionar el pedal del freno.

Adicionalmente, las versiones Limited del Tivoli equipan 7 airbags, y todos los sistemas integrados en el sistema de seguridad preventiva SsangYong SASS, que incluye: advertencia de riesgo de colisión frontal, advertencia de salida de carril, sistema de permanencia en el carril, asistencia de haz de luz y sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Los acabados Limited cuentan también desde ahora con una nueva función en su llave inteligente, que permite bloquear las puertas automáticamente cuando el conductor se aleja dos metros del vehículo. Otra mejora es el forro de cuero que se incorpora en las palancas de cambio automático.

Como novedad en cuanto a conectividad, se puede conectar mediante cable USB el teléfono móvil a la nueva pantalla táctil de 8″ de alta resolución en los acabados Premium y Limited por medio de Apple Car Play y Android Auto. El sistema incluye también de serie manos libres Bluetooth Parrot, sintonizador de radio Phillips, así como conexión para iPod y dos tomas USB, una de ellas para conectar un dispositivo móvil y la otra destinada únicamente a carga de batería.

SUV-B

Lo que no varía en el nuevo Tivoli es que sigue siendo un SUV de orientación urbana y tamaño reducido. Por tanto, el Tivoli compite en una categoría que está de plena actualidad y en la que compite contra cerca de 30 modelos.

Esto significa que sigue luchando contra modelos como, por ejemplo:

Peugeot 2008
Renault Captur
Seat Arona
Volkswagen T-Cross
Opel Mokka X
Citroën C3 Aircross
Nissan Juke
Kia Stonic
Hyundai Kona
Opel Crossland X
Ford EcoSport
Jeep Renegade
Mitsubishi ASX
Mazda CX-3
Suzuki Vitara
Honda HR-V
SsangYong Tivoli

De entre todos ellos, el SsangYong Tivoli se sigue caracterizando por ser un modelo de tamaño medio que, con sus 4,20 metros, se sitúa en la media del segmento. Es decir es mayor que modelos como el Renault Captur o el Volkswagen T-Cross pero no llega al tamaño de los más grandes, como el Mitsubishi ASX u Honda HR-V.

A continuación tienes el ranking de la categoría por tamaño:

• Mitsubishi ASX | 4,35 metros
• Honda HR-V | 4,30 metros
• Mazda CX-3 | 4,28 metros
• Opel Mokka X | 4,27 metros
• Jeep Renegade | 4,25 metros
• Opel Crossland X | 4,21 metros
• Ssangong | Tivoli | 4,20 metros
• Suzuki Vitara | 4,17 metros
• Hyundai Kona | 4,16 metros
• Peugeot 2008 | 4,15 metros
• Citroën C3 Aircross | 4,15 metros
• Kia Stonic | 4,14 metros
• Seat Arona | 4,13 metros
• Nissan Juke | 4,13 metros
• Renault Captur | 4,12 metros
• Volkswagen T-Cross | 4,11 metros
• Ford EcoSport | 4,01 metros

Esta buena longitud permite al Tivoli lograr una buena capacidad de carga, superior a la que ofrece la media del segmento:

• Honda HR-V | 470 litros
• Mitsubishi ASX | 442 litros
• SsangYong Tivoli | 423 litros
• Opel Crossland X | 410 litros
• Citroën C3 Aircross | 410 litros
• Seat Arona | 400 litros
• Volkswagen T-Cross | 385 litros
• Renault Captur | 377 litros
• Suzuki Vitara | 375 litros
• Hyundai Kona | 361 litros
• Opel Mokka X | 356 litros
• Nissan Juke | 354 litros
• Kia Stonic | 352 litros
• Jeep Renegade | 351 litros
• Mazda CX-3 | 340 litros
• Peugeot 2008 | 338 litros
• Ford EcoSport | 334 litros

Y frente a todos estos rivales….¿En qué destaca el SsangYong? Pues realmente donde destaca el modelo coreano es en su habitabilidad interior y en la buena relación entre equipamiento y precio.

Con todo ello, y una vez dentro, comprobamos que el Tivoli presenta una buena habitabilidad. Delante dos adultos van bien y detrás también. Hay espacio suficiente hasta el techo (unos 96 centímetros) y también para las rodillas. A ello hay que sumar además que el piso del suelo es prácticamente plano, lo que significa que incluso una quinta persona podría viajar en caso de apuro teniendo los pies en su sitio.

La versión GLP, muy interesante

Esta variante GLP del Tivoli cuenta con dos depósitos de combustible. Uno de gasolina convencional con 47 litros y otro de GLP con un total de 30 litros. A cambio eso sí, el maletero se ve reducido hasta los 327 litros, que es una cifra que sigue siendo razonable.

A la hora de cambiar de Gasolina a GLP, basta con pulsar un botón en la consola. A partir de entonces, el sistema empezará a funcionar y cuando alcance una temperatura de 90 grados, entonces el coche ya irá alimentado únicamente por GLP. En este sentido, para saber la carga de GLP de la que disponemos, el mando central tendrá varios leds, de tal manera que según se vayan apagando indica que la carga de GLP también se va vaciando.

Para llenar el depósito de GLP lo primero que hay que hacer es buscar una estación de servicio con este tipo de gas licuado ya que no todas lo tienen. En el año 2017, en España existen más de 500 estaciones de servicio con GLP. Y una compañía que suele tener en muchas de sus estaciones GLP es Repsol. El repostaje es sencillo. Basta con conectar bien la manguera y la pistola y esperar unos segundos hasta recibir el GLP. Después, cuando se termine la operación, tiraremos fuerte. Esa acción provoca un ruido algo elevado y un pequeño olor a gas en los alrededores pero no supone mayor inconveniente.

Con este depósito de GLP al completo -30 litros- el Tivoli puede recorrer más de 320 kilómetros, a ritmo tranquilo. Esto quiere decir que llenando el depósito -a 0,60 euros el litro, nos ha costado 18 euros- podemos recorrer más de 300 kilómetros. Por tanto, el coste por cada 100 kilómetros es aproximadamente de 5,6 euros -según los precios actuales de mayo de 2017-.

Si, por el contrario, circulamos sólo en el modo de gasolina, el consumo del Tivoli se sitúa en torno a los 7 litros. Esto significa que su coste por cada 100 kilómetros es de alrededor de 8,5 euros por cada 100 kilómetros recorridos (aproximadamente).

Por tanto, esto significa que es más económico circular con la versión de GLP que con la variante de gasolina. En concreto, hablamos de unos 3 euros de ahorro por cada 100 kilómetros. Eso sí, al añadir que entre el Tivoli de gasolina y el de GLP hay 2.000 euros de diferencia (el gasolina es más económico). Por tanto, tendremos que tendremos que hacer más de 65.000 kilómetros para amortizar la diferencia entre una versión y otra. A cambio, eso sí, obtendremos la etiqueta ECO de la DGT, que permite circular por grandes ciudades cuando la circulación esté restringida por episodios de contaminación.

En definitiva, el GLP puede ser una opción a tener en cuenta siempre y cuando tengamos una estación de servicio cercana, nuestro ritmo de conducción sea tranquilo y nos queramos beneficiar de las medidas de tener una etiqueta ECO en las grandes ciudades.

A favor

Amplio maletero, espacio interior

En contra

Tiene rivales muy duros en la categoría