Precios de coches nuevos

El Skoda Scala presenta su acabado más deportivo, así es el Scala Monte Carlo

Subscribirse
Así es el Skoda Scala Monte Carlo.

A pesar de que el Skoda Scala fue lanzado hace apenas unos meses ya está ampliando su gama. El 10 de septiembre será presentado el Scala Monte Carlo, un acabado de corte deportivo que pretende acentuar el dinamismo del compacto checo.

De esta manera esta versión Monte Carlo de estética deportiva se adelanta incluso a la versión G-TEC con mecánica de GNC, la primera variante que se esperaba para el Skoda Scala. Sin embargo, la llegada al mercado de ambos será prácticamente simultánea en el último trimestre de 2019.

El Skoda Scala sigue los pasos de su hermano pequeño, el Fabia, que también veía su gama ampliada con una versión Monte Carlo. Este acabado deportivo toma su nombre del famoso distrito de Mónaco donde se disputa anualmente una de las pruebas más importantes del mundial WRC, categoría en la que Skoda tiene bastante relevancia.

A nivel mecánico el Skoda Scala Montecarlo no recibe modificaciones, sigue ofreciendo la misma gama de motorizaciones con dos motores gasolina 1.0 y 1.5 TSI disponibles en 90, 115 o 150 CV, así como un motor diésel 1.6 TDI de 115 CV.

El Scala Monte Carlo utiliza elementos en negro brillantes para enfatizar su carácter deportivo.

Las verdaderas diferencias aparecen a nivel estético, donde el Scala saca su lado más agresivo con un conjunto de modificaciones estéticas y llantas exclusivas. Su precio de momento se desconoce, por lo que sólo podemos tomar de referencia los 19.900 euros de partida del modelo.

En el exterior apreciamos una serie de elementos en negro brillante como la parrilla, las carcasas de los espejos retrovisores o las inserciones del frontal y la parte baja del lateral. También acompañan las obligatorias insignias identificativas en las que se lee ‘Monte Carlo’.

La parrilla tiene un diseño exclusivo y más agresivo.

La parte trasera ahora es más agresiva con un pequeño spoiler en la parte superior del portón del maletero, las letras del modelo y la marca también se oscurecen para continuar con el marcado contraste con el rojo intenso de la carrocería.

En el apartado de llantas encontramos unas llantas de 17” que se incorporan de serie, así como otras opcionales de 18”, ambas cuentan con elementos negros que contrastan con la aleación.

Todos los emblemas adquieren un color negro que contrasta claramente con la carrocería.

Si pasamos al habitáculo las modificaciones estéticas siguen siendo evidentes, puesto que aunque los elementos utilizados son los mismos, vemos como la tonalidad de muchos de estos se vuelve también roja.

En el volante aparecen costuras del mismo color, al igual que sucede en el pomo de la palanca de cambios. Lo cierto es que esta serie de tintes aportan un aspecto bastante atractivo al quizás algo sobrio interior del Skoda Scala en sus acabados normales.

El habitáculo agradece enormemente los toques de color.

Los asientos acompañan con elementos rojos en algunas partes de su tapicería y una forma más envolvente que anima al conductor a incrementar los apoyos en el paso por curvas rápidas.

En definitiva, podemos decir que este Skoda Scala está lleno de pequeños cambios que le aportan una mayor personalidad y que pueden servir para acabar de convencer a los clientes que además de practicidad busquen un cierto toque pasional a la hora de desplazarse del punto A al punto B.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.