Precios de coches nuevos

Seat León ST 2014

7,4/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
18.860€
Tipo de coche
Familiares medianos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,5/1,8/1,5 metros
Maletero
587 l.

A favor

Excelente capacidad de maletero, buena relación entre calidad y precio.

En contra

Modelo ya veterano que es sustituido en 2017 por un León ST actualizado.

Dentro de la gama del León, que ya va por su tercera generación –León 3-, Seat ofrece la variante ST. Se trata de la carrocería familiar de este compacto. Como curiosidad, cabe señalar que cada vez más son los usuarios que demandan este tipo de coches familiares. Entre otras razonas porque presentan un tamaño contenido (no se pasan demasiado en longitud), son prácticos en ciudad y muy útiles cuando nos vamos de vacaciones ya que ofrecen una buena capacidad de carga.

Por sus dimensiones y su carrocería, el Seat León ST compite con un buen número de modelos. Por ejemplo, tiene como rivales al Ford Focus Sportbreak, Honda Civic Tourer, Hyundai i30 CW, Kia cee’d SW, Opel Astra Sport Tourer, Peugeot 308 SW, Skoda Octavia Combi, Toyota Auris Touring Sports y Volkswagen Golf Variant. Se trata, por tanto, de una categoría muy reñida.

Frente a todos ellos, el Seat León ST se caracteriza por incorporar un diseño deportivo y un comportamiento dinámico. Además, cuenta con un buen equilibro entre calidad, precio, acabados y equipamiento.

También conviene señalar que este Seat León ST está basado en el actual Golf, que ya va por su séptima generación. Esto significa que toma la plataforma del Golf, una estructura modular bautizada como plataforma MQB y que se caracteriza porque está pensada para coches con motor transversal.

Siguiendo con sus dimensiones, cabe señalar que este León ST presenta una longitud de 4,53 metros, una anchura de 1,81 metros y una altura de 1,45 metros. Por tanto, si lo comparamos con la versión de cinco puertas, este León ST se diferencia porque es 31 centímetros más largo. Sin embargo, el resto de medidas son las mismas. Mantiene la misma distancia entre ejes de 2,60 metros, la misma anchura y la misma altura. Eso significa que se consigue más maletero sólo añadiendo más voladizo trasero.

Con este mayor voladizo trasero y una carrocería con formas de familiar, el León ST ofrece una capacidad de maletero de 587 litros. Por tanto, estamos hablando de un maletero con 200 litros más que la versión de cinco puertas.

Una vez dentro comprobamos que cuatro adultos viajan con un buen nivel de confort. Sobre todo los de las plazas delanteras ya que disponen de un espacio amplio y los asientos, además, cuentan con una gran ergonomía.
En concreto los pasajeros delanteros tendrán 144 centímetros de anchura mientras que los traseros dispondrán de 137 centímetros. A ello hay que añadir que la altura libre al techo es de 98 centímetros delante y de 94 centímetros detrás.

Por tanto, los mayores problemas vienen para los pasajeros de la segunda fila. Si bien es verdad que dos adultos viajan bien, también hay que señalar que no es el mejor de la categoría en habitabilidad. Detrás la anchura es reducida y la quinta plaza muy estrecha por el túnel de transmisión y por los rebordes de los asientos en sus extremos.

Donde sí que el León ST ofrece una buena nota es en el apartado de calidades. Incluso se queda muy cerca de las calidades que ofrece el Golf.

En cuanto a mecánicas hay una oferta muy amplia. Comenzando por los gasolina encontramos al León ST con un motor 1.2 TSI de 85 CV, un 1.2 TSI de 110 CV, un 1.4 TSI de 125 CV, un 1.4 TSI de 150 CV, un 1.8 TSI de 180 CV y como estrella de la gama el Cupra con un 2.0 TSI de 280 CV. Respecto a los diésel encontramos el 1.6 TDI de 90 CV, el 1.6 TDI de 105 CV, el 1.6 TDI de 110 CV y acabado Ecomotive, el 2.0 TDI de 150 CV y el 2.0 TDI de 184 CV.

De todos ellos desde aquí te recomendamos que elijas el 1.6 TDI 110 CV Ecomotive. Sí es un poco más caro (unos 600 euros) que el 1.6 TDI de 110 CV pero el motor anda un poco más suelto y, sobre todo, gasta mucho menos. En concreto, el consumo oficial de este modelo es de 3,3 litros, una cifra prácticamente inalcanzable salvo que vayamos a una marcha muy reducida. Sin embargo, sí es más fácil lograr un consumo que ronde los 4 litros con lo que es una cifra muy interesante.

Este gasto contenido se debe a la introducción de ciertos elementos como un mayor alerón trasero, deflectores delante de las ruedas que canalizan el aire y una entrada de aire modificada. No incorpora eso sí la parrilla activa que está destinada a otros mercados. Con todo ello, no podemos decir que estemos ante una versión con unas prestaciones descomunales pero a cambio nuestro bolsillo nos lo agradecerá.

Además, siempre puedes elegir por la versión diésel más potente con el motor 2.0 TDI de 150 CV y el cambio automático de doble embrague DSG.

En cuanto al comportamiento, el chasis MQB y el conjunto de suspensiones hacen que el León presente un tacto deportivo muy interesante. La dirección con 2,75 vueltas entre topes actúa con precisión, las suspensiones son confortables y al mismo tiempo no presentan balanceos de la carrocería, la caja de cambios tiene un excelente guiado.

A ello hay que sumar una buena lista de detalles de equipamiento, aunque para ello nos tengamos que ir a acabados Style o superiores. Hablamos del sistema de arranque en pendiente, del diferencial XDS, el climatizador bizona, la pantalla táctil de 5 pulgadas, las llantas de aleación, reposabrazos central, etc.
Y por último el precio. Y aquí es quizás donde le ponemos mayores pegas al modelo. Y es que no se trata de un coche precisamente barato. La gran cantidad de tecnología que incorpora hará que si realmente queremos una versión con una mecánica recomendable diésel y un buen nivel de equipamiento nos vayamos a unos precios que ronden entre los 20.000 y los 22.000 euros.

Por tanto, no es el más barato del segmento, ya que por debajo se pueden situar un Ford Focus Sportbreak. Pero tampoco es el más alto, ya que por encima siempre estará el Volkswagen Golf Variant. Por tanto su relación entre calidad y precio sí es bastante interesante. Y esto es precisamente lo que le ha hecho convertirse en un superventas.

A favor

Excelente capacidad de maletero, buena relación entre calidad y precio.

En contra

Modelo ya veterano que es sustituido en 2017 por un León ST actualizado.

Opinión de medios expertos

7,4

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

El Seat León ST es uno de los mejores compactos familiares que existen en la actualidad. Destaca por tener un buen diseño, una gran comportamiento y una buena relación entre calidad y precio. El único aspecto más criticable es que se trata de un modelo con algunos años ya en el mercado y que, por lo tanto, está muy cerca de renovarse. De ahí que este León ST sea interesante si lo que se busca es este modelo a precio competitivo. Por el contrario, si se prefiere un modelo más moderno y vanguardista entonces es preferible optar por la versión que se pondrá a la venta en 2017.


Opiniones de usuarios

por 308_cc
La gama León ST cuenta con la ventaja de tener una gran variedad de motores y acabados, unido a la posibilidad de cajas automáticas en muchas de ellas, así como la tracción total. Empezando por lo interesante de esta carrocería, diré que el volumen de maletero oficial de 587 litros debe de ser incluyendo el hueco del doble fondo, porque en su posición elevada tantos litros no aparecen. Sin embargo, es un recurso práctico para poder dejar objetos ocultos o separados de la zona de carga (ideal si llevas perros, por ejemplo). El espacio aquí destaca más por profundidad que por altura frente a otros de sus rivales, por lo que creo que el volumen se aprovecha mejor. La bandeja tiene un funcionamiento ejemplar por suavidad, siendo muy fácil manipularla. Las plazas traseras son amplias tanto por anchura como por espacio para las piernas. Además, el diseño del asiento hace que un eventual tercer ocupante viaje con relativa comodidad. Lo que no me gusta de aquí es que los reposacabezas se eleven poco, obligando a quitarlos si montas según qué tipo de sillas infantiles, pues estorban al colocarlas. Delante esperaba algo más de anchura, pero es sólo una sensación por la forma de las puertas y la posición de los asientos. La calidad está en la media, aunque abusa de plásticos duros en gran parte del salpicadero, puertas... Tiene un diseño muy funcional y ergonómico, con todo a mano, pero un poco soso. Sí que hay numerosos huecos para dejar cosas como el móvil, las llaves, el mando del garaje... El motor 2.0 TDI destaca por su relación prestaciones/consumos. Aunque mitigada respecto a anteriores TDI, se nota la patada cuando te acercas a las 2.000 vueltas, y no resulta muy incómodo a bajas revoluciones. La media de consumo se acerca a los 5 litros sin ser especialmente cuidadoso, aunque en ciudad, y pese al start/stop, consume algo más de lo esperado. El comportamiento viene condicionado por el acabado FR Advance con suspensión deportiva y las llantas de 18 pulgadas (opcionales). Es efectivo, pero duro y seco en firmes rotos o cuando pasas por badenes. Se puede elegir entre varios modos de conducción, pero ninguno es especialmente confortable. Y en cuanto al equipamiento, lo más destacable es que trae de serie los faros de LED, pero hay que pagar por cosas como los sensores de aparcamiento o la rueda de repuesto. Interesante el techo solar panorámico por precio y porque es practicable a diferencia de otros coches de la categoría.
Opino que si los concesionarios tuvieran más coches automáticos de pruebas, este tipo de cambio sería más abundante. Mi primer automático y creo que no volveré a comprar manual...