Precios de coches nuevos

Seat cambia el bocadillo de chorizo por otro de hummus, aguacate o queso fresco

Subscribirse
Seat cambia el bocadillo de chorizo por otro de hummus, aguacate o queso fresco
Seat ha estado los últimos 20 años analizando la salud de cerca de 30.000 trabajadores.

En Seat quieren cambiar los hábitos alimenticios de sus trabajadores y por ello han tomado la decisión de sustituir el tradicional bocadillo de embutidos como chorizo o salchichón por otros más sanos con ingredientes como el hummus, aguacate o queso fresco.

Esta es sólo una de las iniciativas que ha tomado la empresa y que ha decidido llevar a cabo para mejorar la salud de sus trabajadores. Seat ha estado los últimos 20 años analizando la salud de cerca de 30.000 trabajadores.

Y con ello han podido hacer un estudio científico universal que incluso desde Seat señalan que se puede extrapolar a toda la sociedad. En total, son cerca de 10 millones de datos de salud sobre si el trabajador es o no fumador, tiene hipertensión, colesterol, consume alcohol, hace deporte o tiene sobrepeso.

Según la doctora Patricia Such “el histórico de datos de Seat es auténtico Big Data. Contar con una muestra tan privilegiada nos ha permitido llegar a conclusiones muy interesantes, pero sobre todo trabajar en soluciones que den respuesta a las necesidades de los empleados y de la población en general”.

En este sentido, la doctora Such ha señalado además que actualmente los trabajadores de Seat presentan mejores marcadores de salud que los empleados de hace 20 años. No osbtante, esta especialista ha anunciado que “todavía son mejorables”.

En este sentido, por ejemplo hace 20 años casi el 25% consumía alcohol frente al 20% actual; el 49% tenía sobrepeso, frente al 41% actual; el 31% tenía el colesterol alto, frente al 20% actual… Eso sí, el valor que ha aumentado es el del porcentaje de fumadores, puesto que antes era del 23% y ahora es de un 28%.

Estos valores previos son los que sirven de base para iniciar ahora un nuevo estudio sobre 600 trabajadores voluntarios, repartidos en dos grupos de 300. A todos ellos se ha realizado un reconocimiento médico exhaustivo y un análisis de sus conductas alimentarias.

De esta manera, un grupo de ellos recibirá pautas para mejorar sus hábitos de vida y, seis meses, después se comparará con el otro grupo para ver si han mejorado respecto a los otros trabajadores. Además, esta acción viene acompañada de otras como la incorporación de los mencionados bocadillos.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.