Precios de coches nuevos

Tras la ‘huida’ del Mobile World Congress por el coronavirus… ¿peligra el Salón de Ginebra?

Subscribirse
El Salón de Ginebra se iba a celebrar a principios de marzo de 2020.
Imagen del Salón del automóvil.

En los últimos días son varias las multinacionales que han señalado que no asistirán al Mobile World Congress (MWC) 2020 que se celebra en la última semana de febrero en Barcelona por el brote del coronavirus. Entre otras firmas que han desistido acudir, destacan las ausencias de Amazon, LG, Ericsson y Sony, entre otras.

Por este motivo, desde Cocheando, nos hemos preguntado… Y el Salón de Ginebra de 2020, que se celebra unos días más tarde, a principios de marzo… ¿Qué ocurrirá? ¿Habrá también cancelaciones?
Puestos en contacto con las principales marcas, no obstante, han señalado que «hasta el momento» ningún fabricante de los que tenían previstos acudir ha cancelado su asistencia al Salón Internacional del Automóvil de Ginebra debido al brote de coronavirus.

Así se lo han confirmado los organizadores del evento, que se celebrará entre el 5 y el 15 de marzo en dicha ciudad Suiza.

«Hasta el momento, no tuvimos la cancelación de ningún expositor debido al brote de la epidemia del coronavirus en China», han subrayado desde el salón.

Entre las marcas que asistirán se encuentran Kia, BMW, Fiat, Honda, Mercedes-Benz, Seat, Toyota, Audi y Volkswagen, que cuenta con una gran penetración en el mercado chino.
El Salón de Ginebra celebrará este año su 90º edición y en ella los mayores fabricantes automovilísticos del mundo presentarán sus últimos lanzamientos. El año pasado, un total de 900 automóviles se exhibieron en la muestra suiza, entre los que había 150 novedades mundiales y europeas.

China está viviendo una situación difícil con la expansión del coronavirus.

China está viviendo una situación difícil con la expansión del coronavirus.

Las bajas del ‘Mobile’

Esta reacción se produce después de que el pasado viernes el fabricante tecnológico sueco Ericsson anunciase su decisión de no acudir al Mobile World Congress (MWC) 2020, que se celebrará del 24 al 27 de febrero en Barcelona, como medida de precaución ante la propagación del coronavirus, ya que considera que no puede garantizar la seguridad de empleados y visitantes.

La compañía se convirtió así en la segunda gran empresa internacional que decide retirarse del MWC de 2020, tras conocerse la semana pasada que el fabricante coreano LG Electronics no acudirá a la edición de este año como medida preventiva ante el brote de dicho virus.

El coronavirus sí ha afectado a Tesla

Aunque por el momento el coronavirus no ha hecho que existan bajas en el Salón de Ginebra, sí ha creado perjuicios en la industria del automóvil. Por ejemplo, representantes de Tesla anunciaron hace unos días que se retrasarían las entregas de vehículos por parte del coronavirus, lo que hizo que las acciones se desplomaran hasta un 17% en el peor día la historia de la compañía en el Nasdaq.

Esta situación que vivió Tesla tiene mucha relación con el pronóstico realizado también hace unos días por S&P Global Ratings, en el que señalaba que las medidas para prevenir la propagación del virus, como el cierre de fábricas, «alterarán» la cadena de suministro mundial, ralentizando el crecimiento esperado para el sector de entre un 1% y un 2% para este año.

«Estimamos que la suspensión de la producción de dos semanas impuesta en la provincia china de Hubei reducirá entre un 2% y un 4% la producción anual total en la región, que alberga alrededor del 9% de la producción automotriz china total», señala la analista de crédito de S&P Vittoria Ferraris.

La agencia afirma que Volkswagen es el fabricante con mayor exposición a China, ya que fabrica vehículos y componentes en 23 centros del país, lo que representa casi el 40% de la producción consolidada del grupo alemán.

Respecto a la industria de componentes, S&P cree que Bosch será el proveedor más afectado, al contar con unas ventas de 14.000 millones de euros anuales en China, que es el segundo mercado más grande de la compañía, después de Alemania.

«El brote de coronavirus representa un riesgo material negativo para nuestro escenario de una recuperación del mercado automotriz chino en 2020, sin ningún elemento a la vista que mejore la perspectivas», añade Ferraris».

Por ello, mientras que el mercado chino continua mostrando su «atractivo» a largo plazo para la mayoría fabricantes y proveedores mundiales de automóviles, S&P cree que los acontecimientos recientes pueden contribuir a convertir 2020 «en un año cada vez más desafiante para los fabricantes y proveedores mundiales de automóviles de lo que se esperaba en un principio».

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.