Precios de coches nuevos

Nissan quiere separarse de Renault porque la relación se ha vuelto «tóxica» tras el caso Ghosn

Subscribirse
La relación entre Nissan y Renault no pasa por sus mejores momentos.
La relación entre Nissan y Renault no pasa por sus mejores momentos.

Atención a esta noticia porque puede remover de nuevo todos los cimientos de la industria automovilística. Según señalan algunas fuentes conocedoras del caso, el fabricante de automóviles Nissan está cansado de su relación con Renault y estaría estudiando su posible separación.

De confirmarse esta ruptura estaríamos hablando del adiós definitivo a la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, una colaboración muy fructífera que situó a este grupo empresarian en la segunda compañía con más ventas (10,76 millones de unidades) en 2018.

Esta situación de ruptura se estaría acelerando en las últimas horas por parte de Nissan, después de que la huida del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, de Japón a Líbano esté repercutiendo sobre la compañía.

Según han explicado fuentes cercanas a la compañía al diario ‘The Financial Times’, los planes de Nissan incluyen «juegos de guerra» y una división total en ingeniería y producción, así como cambios en la dirección de la empresa.

Este movimiento para trazar una división de ambas compañías es el último signo de la tensión vivida en la alianza, que fue sostenida durante casi dos décadas por Ghosn.

A pesar de los esfuerzos para mejorar las relaciones entre ambos, la asociación con Renault se había vuelto «tóxica», han indicado las mismas fuentes, quienes opinan que ahora el fabricante francés es un «lastre» para su homólogo nipón.

No obstante, una posible división completa probablemente obligaría a ambos fabricantes de automóviles a buscar nuevos socios en la industria. Recordamos en este sentido que PSA y FCA ya se han fusionado.

Por su lado, el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, presentará varios proyectos combinados diseñados para demostrar que la alianza aún puede funcionar. «No podemos sobrevivir si no nos movemos rápidamente ahora para compartir realmente», indicó.

Por otra parte, Carlos Ghosn tiene la intención de llevar a Renault ante los tribunales por el pago de su fondo de pensiones, según ha informado el diario francés ‘Le Figaro’. «Estoy reclamando mis derechos de pensión y todos los demás derechos que he adquirido», ha reivindicado Ghosn en una entrevista.

«¿Mi renuncia a Renault? Fue una farsa», ha asegurado el expresidente de Nissan, quien renunció supuestamente en una carta enviada desde la cárcel en enero del año pasado.

Ghosn huyó de Japón rumbo a Líbano en un avión privado a finales de 2019. El expresidente de Renault habría salido escondido en la caja de un instrumento musical aprovechando la fiesta navideña celebrada en su casa de Tokio.

Su caída ya le ha hecho perder varios millones de euros en pagos. El año pasado, Nissan canceló su fondo de pensiones y una retribución vinculada a las acciones de la compañía, mientras que Renault señaló que Ghosn no se beneficiaría de un acuerdo de no competencia que firmó en 2015 ni de los pagos basados en las acciones de la empresa que estaban condicionados a su permanencia en la compañía.

Caídas en las Bolsas

El fabricante francés de automóviles Renault cerró la negociación de este lunes en la Bolsa de París con una caída del 2,82%, después de conocerse que ejecutivos de Nissan estudian una posible separación de la firma del rombo.

Los títulos de la compañía gala finalizaron la jornada bursátil con un precio de 40,66 euros, lo que se traduce en una reducción de 1,18 euros en comparación con el cierre del pasado viernes (41,84 euros).

Las acciones de la multinacional automovilística que preside Jean-Dominique Senard tocaron fondo en la sesión de este lunes con un precio de 40,16 euros, mientras que el precio máximo se situó en 41,42 euros.

Este retroceso bursátil de Renault se produce después de conocerse que altos ejecutivos de Nissan habían acelerado la planificación de una posible separación de Renault, en relación con el impacto que está teniendo la huida de Carlos Ghosn de Japón a Líbano.

Según explicaron fuentes cercanas a la compañía al diario ‘The Financial Times’, la intención de los ejecutivos de Nissan era llevar a cabo una división total en las áreas de ingeniería y producción, así como cambios en la dirección de la empresa.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.