Precios de coches nuevos

Renault Scénic 2016

Nuevo
7,6/10
Puntuación media según 12 opiniones de expertos
7.6 10 12
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 11º en Puntuación
Cara muy sonriente 8º en Precio
Cara muy sonriente 8º en Ecología
Cara muy sonriente 9º en Ventas
Cara muy sonriente 8º en Seguridad
Cara muy sonriente 11º en Tamaño
Cara muy sonriente 11º en Maletero
7,6/10
Puntuación media según 12 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 11º en Puntuación
Cara muy sonriente 8º en Precio
Cara muy sonriente 8º en Ecología
Cara muy sonriente 9º en Ventas
Cara muy sonriente 8º en Seguridad
Cara muy sonriente 11º en Tamaño
Cara muy sonriente 11º en Maletero
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Monovolúmenes medianos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,4/1,9/1,7 metros
Maletero
506 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
95 - 150 CV
CO2
desde 92 g/km
Seguridad

A favor

Estética más moderna, espacio de las plazas delanteras, consumos muy bajos.

En contra

Asientos traseros 60/40, las llantas de 20 pulgadas restan confort de marcha.

Desde finales de 2016 Renault tiene a la venta el nuevo Renault Scénic 2016. Se trata de una nueva generación, la cuarta, de este monovolumen de tamaño medio.

Este nuevo Renault Scénic viene a sustituir al Scénic de tercera tercera generación, que se ha estado comercializando entre los años 2009 y 2016. Un modelo que fue ligeramente actualizado en 2012.

Así es el nuevo Renault Scénic de cuarta generación

Este nuevo Scénic 4 o de cuarta generación está basado en el Mégane 4, que también va por su cuarta generación y fue lanzado a finales de 2015.

Aunque el Scénic de cuarta generación fue presentado en el salón de Ginebra de 2016, en realidad no ha sido hasta finales del año 2016 cuando se ha iniciado su comercialización.

Tal y como ha ocurrido con el Espace y con el Mégane, el Scénic rompe la tendencia de sus antecesores y presenta unas líneas de diseño atrevidas e innovadoras. Esto es obra de Laurens van den Acker, el diseñador belga procedente de Mazda, que es el encargado de renovar toda la gama de diseño y ya ha realizado una buena labor con el Mégane, Talisman, Kadjar y Espace, entre otros.

Estética de SUV, polivalencia de monovolumen

Cuando hablamos de esta ruptura nos referimos a que este Scénic presenta una estética más cercana a la de los todocaminos y SUV que a la de un monovolumen convencional. Esto se debe a que Renault ha aumentado la altura y le ha proporcionado un mayor empaque gracias a soluciones como la introducción, de serie y en todas las versiones, de ruedas con llantas de 20 pulgadas –y medidas 195/55 R20-.

Otra de las principales novedades de este nuevo monovolumen es que, tal y como ocurre con los últimos lanzamientos de Renault, el Scénic también estrena plataforma. Se trata de la estructura modular CMF (Common Module Family) que ya usan el Mégane, Talisman, Kadjar y Espace.

Precisamente fruto de esta nueva plataforma, comprobamos que también el Scénic presenta mayores dimensiones. En concreto, el nuevo Scénic tiene una longitud de 4,40 metros, una anchura de 1,86 metros y una altura de 1,65 metros. Su distancia entre ejes es de 2,73 metros.

Respecto al anterior Scénic de tercera tercera generación este nuevo modelo es 4 centímetros más largo, 2 centímetros más ancho y 1 centímetro más alto. Su distancia entre ejes es, además, unos 3 centímetros mayor.

Con estas medidas, por tanto, el Scénic pasa a ser un rival directo de modelos como el Citroën C4 Picasso, Volkswagen Touran, Kia Carens, Ford C-Max y Toyota Verso, entre otros. Si incluimos también a las marcas premium vemos que otros competidores son el BMW Serie 2 Active Tourer y Mercedes-Benz Clase B, entre otros.

Amplitud interior

Una vez dentro, comprobamos que el nuevo Scénic es algo más amplio en algunas cotas respecto a su antecesor y, por el contrario, es más estrecho en otras cotas. Por ejemplo, los pasajeros delanteros tienen algo más de anchura, sin embargo no poseen tanta altura libre como en el Scénic 3. Aun así, la habitabilidad es buena para cuatro adultos.

Por otra parte, aunque algunas cotas son inferiores a las del Scénic de tercera generación, este monovolumen sigue destacando por su habitabilidad frente a la competencia. En este sentido, las dos plazas delanteras son las más amplias.

Delante, por ejemplo, los ocupantes gozan de 146 centímetros de distancia para los hombros, una cifra muy buena dentro de la categoría. De hecho es de las mejores que existen en el segmento. Por ejemplo, uno de sus grandes rivales -el Citroën C4 Picasso– ofrece unos 140 centímetros, 6 centímetros menos.

Y lo mismo ocurre con la distancia libre al techo que, en el Scénic, es de 102 centímetros. Esta cifra es muy buena, lo que permite tener un gran espacio libre entre la cabeza y el techo -siempre y cuando no se tenga techo panorámico de cristal-.

Detrás, en cambio, la anchura y la altura ya no son tan llamativas. Comenzando por la anchura este Scénic tiene un total de 134 centímetros de distancia para los hombros. Esta medida es, por ejemplo, inferior a la de muchos de sus rivales como el Volkswagen Touran o el Citroën C4 Picasso, que ofrecen 143 centímetros.

En cuanto a la distancia libre entre los asientos traseros y el techo, en el Scénic es de 94 centímetros. Una cifra que se sitúa en la mitad de la clasificación. Por ejemplo, un Touran es algo más espacioso -98 centímetros- y un C4 Picasso ofrece una distancia similar. No obstante, un adulto que supera los 1,80 metros tendrá cinco centímetros libres entre su cabeza y el techo.

Asientos en configuración 60/40

Otro aspecto que caracteriza a este nuevo Scénic es que los asientos traseros ahora tienen una configuración de 60/40. Es decir, esto significa que ya no son tres asientos completamente individuales. A cambio, eso sí, se pueden desplazar longitudinalmente alrededor de 14 centímetros permitiendo así un mayor maletero o habitabilidad trasera.

En cuanto al maletero, el volumen mínimo es de 506 litros. Es una cifra mayor que los 437 litros que ofrecía el maletero del anterior Scénic. Sin embargo, muchos de sus rivales le ganan en capacidad de maletero. Por ejemplo, el Citroën C4 Picasso ofrece 537 litros y el Volkswagen Touran dispone de 633 litros.

En su defensa, podemos señalar que las formas son muy regulares y que bajo el piso del mismo se esconde un doble fondo, muy útil para guardar, por ejemplo elementos como los triángulos. Y, también cabe señalar que bajo el maletero, el Scénic ofrece una rueda de repuesto de emergencia -sólo se puede circular hasta los 80 km/h- pero con un diámetro de 19 pulgadas.

Asimismo, también destaca por la gran cantidad huecos portaobjetos que hay en todo el vehículo. Por ejemplo, en el piso del suelo de los asientos traseros y en el pasajero del acompañante hay trampillas perfectamente ocultas que esconden buenos apartados donde guardar varios elementos.

Mención especial es para el espacio situado bajo el reposabrazos, que además se puede desplazar longitudinalmente.

En cuanto a las mecánicas, bajo el capó el Scénic contará con tres motores diésel y dos de gasolina. Los diésel son el 1.5 dCi de 95 y 110 CV y el 1.6 dCi de 130 CV y podrán tener caja de cambios manual o bien una automática de doble embrague, también de seis marchas. Los de gasolina son los 1.2 TCE 115 y 1.2 TCE 130, también con caja de cambio manual o automática.

Además, desde el año 2018 existen nuevas variantes de gasolina. Se trata del nuevo motor 1.3 -que se caracteriza por tener un nuevo bloque de aluminio, es más ligero y compacto- y que tiene diferentes niveles de potencia: 115, 140 y 160 CV. Además, los dos últimos pueden incorporar la caja de doble embrague de siete marchas EDC.

Asimismo, también habrá una versión híbrida diésel que combina el motor 1.5 dCi de 110 CV con un generador eléctrico. Esta combinación se realiza para rebajar los consumos y las emisiones de dióxido de carbono.

A ello hay que sumar elementos innovadores muy similares a los introducidos por Renault en el Mégane, Talisman, Kadjar y Espace. como es el caso del sistema R-Link de segunda generación y de la pantalla de gran tamaño y orientación vertical integrada en el Mégane y el Talisman.

Al volante del dCi de 110 CV

La unidad probada del Scénic se corresponde con el motor 1.5 dCi de 110 CV, un propulsor completamente recomendable. Si bien es verdad que el 1.6 dCi de 130 CV es un motor con mejores prestaciones, pensamos que el 1.5 dCi de 110 CV ofrece un buen equilibrio entre agilidad, prestaciones y consumos.

Hay que tener claro que aunque no estamos ante un coche prestacional, es un motor que mueve con cierta soltura el vehículo, sobre todo cuando ya estamos lanzados y no necesitamos acelerar desde parado. De hecho, con él podremos viajar a cruceros interesantes, sin necesidad de tener que reducir marchas para mantener la agilidad.

A ello hay que sumar un consumo sobresaliente. Durante la prueba y sin tener excesivo cuidado el gasto de combustible fue de 5,7 litros, cifra que podríamos haber disminuido hasta los 5,2 litros siendo un poco más cuidadoso con el acelerador. En este sentido, el cosumo medio oficial es de 3,9 litros.

Y por último, en relación a la principal novedad de incorporar unas llantas de 20 pulgadas de serie en todas las versiones, es una medida que pensamos que es enfocada completamente al diseño, aunque tenemos algunas dudas sobre su funcionalidad. Entre otras cosas porque al tener la medida 195/55 R20, la altura del neumático es más baja, lo que hace que merme el confort de marcha cuando el terreno es irregular. La sensación es que proporciona unas reacciones más bruscas del vehículo cuando se sobrepasa un bache, circunstancia que pensamos que viene de los neumáticos y, no tanto, del conjunto de la suspensión.

A ello hay que sumar que los neumáticos, al menos, en esta primera fase de comercialización, son algo más caros que una rueda convencional de, por ejemplo, 16 pulgadas que es la que suelen llevar un gran porcentaje de vehículos. Mientras que un neumático con llanta de 16 pulgadas hay ofertas de primeras marcas desde los 80 euros por rueda, en la medida 195/55 R20 los primeros precios parten de los 105 euros.

A cambio, eso sí, apreciamos más firmeza en la carrocería, con menos oscilaciones y movimientos, lo que permite un mayor dinamismo en la conducción y una menor sensación de estar al volante de un monovolumen.

A favor

Estética más moderna, espacio de las plazas delanteras, consumos muy bajos.

En contra

Asientos traseros 60/40, las llantas de 20 pulgadas restan confort de marcha.

Opinión de medios expertos

7,6

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autofácil
Coche Actual
Coches.com
Autopista
Marca
Grupo Joly
Cocheando
El Mundo
Revista del Motor
Autobild

Autobild

Renovarse o morir. Esta es la decisión que han tomado en Renault. ¿Que los SUV están de moda? Lanzamos un monovolumen de corte SUV. Estoy seguro de que la jugada les va a salir bien a los franceses. El Scénic entra por los ojos. (Versión probada: dCi 160 CV EDC).

Ver en Autobild

Autofácil

por Miguel Tineo -

No es el monovolumen más amplio y su pantalla central distrae más que ayuda. Pero si estos dos aspectos no son un gran problema para ti, entonces es una compra muy recomendable. A su favor, tiene una relación precio-equipamiento similar a la de sus rivales, va bastante bien en marcha y cuenta con un diseño diferente. (Versión probada: 1.5 dCi 110 CV).

Ver en Autofácil

Coche Actual

por Óscar Díaz -

Su aspecto es muy dinámico. Ofrece una buena modularidad interior, un excelente equipamiento de serie y un comportamiento algo más que acorde con el uso familiar que se le presupone. El motor no impresiona por dinamismo pero es equilibrado y correcto. En los aspectos a mejorar, destacamos la rumorosidad aerodinámica a la altura de los espejos. (Versión probada: 1.6 dCi 130 CV).

Coche Actual 23/09/2016

Autobild

Este Scenic diésel nos sigue pareciendo una gran opción para familiar que no pisen el centro de las ciudades más que en momentos puntuales pero que, en cambio, sí hacen muchos kilómetros al año. En cambio, la peor nota se la lleva en cuento al precio. (Versión probada: 150 CV)

ver más

Coches.com

Destaca por su diseño exterior diferenciado respecto a la competencia y un Interior amplio y bien rematado. Además, la unidad probada contaba con un nivel bueno de dotación. Eso sí, falta una variante de acceso para este motor y la rumorosidad y vibraciones del motor diésel es mejorable. (Versión probada: 120 CV)

ver más

Autopista

por Óscar Díaz -

Diferente, atractivo, con suficiente modularidad interior, el Scénic aspira a ser, de nuevo, uno de los monovolúmenes de referencia. (Versión probada: 1.6 DCI 130 CV).

Ver en Autopista

Marca

Nos ha dejado un buen sabor de boca. Destaca por la forma en que ha mantenido y mejorado las cualidades prácticas del anterior Scénic, pero presentando una estética mucho más atractiva. A mejorar, las mesas desplegables traseras que restan espacio para las piernas cuando están plegadas y chocan con las rodillas de una pasajero alto al ser desplegadas. (Versión probada: dCi 130 Zen Energy).

Más información

Grupo Joly

Renault ha reaccionado a tiempo y mantiene vivo el concepto de monovolumen, aunque con una estética más parecida a los SUV. Ofrece un diseño más moderno, manteniendo prácticamente intactas las cualidades propias de los monovolúmenes. Y todo ello con un precio razonable y competitivo (Versión probada: 1.5 dCi 110 CV)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

Renault ha vuelto a innovar. Si esta marca fue la que creó el monovolumen hace ya dos décadas, ahora ha vuelto a presentar soluciones innovadoras. Hablamos de elementos como las llantas de 20 pulgadas o la estética más propia de todocamino que de monovolumen. Con esta solución, Renault quiere frenar las ventas de los monovolúmenes y acercarse así a los gustos de los clientes que, cada vez más, optan por un SUV. Una vez dentro el Scénic destaca especialmente por sus acabados, la eficiencia de las mecánicas y el equipamiento. En el apartado de motores destaca especialmente la versión que combina el motor híbrido con el diésel.

El Mundo

El pionero entre los monovolúmenes compactos llega con grandes ruedas para que no sólo le sientan bien en la estética. Con aires de SUV, pierde modularidad y amplitud interior, pero sigue siendo familiar en su esencia. Destaca especialmente por el comportamiento y la presentación. (Versión probada: 1.5 dCi 110 CV Edition One).

Más información en El Mundo

Revista del Motor

Ahora la gama Scenic es mucho más emocional, más atractiva y se siente al volante. Es un coche recomendado para los que huyen de la moda SUV y quieren un coche polivalente, familiar y ese «algo más» que un monovolumen no te da. Eso sí, las recuperaciones del motor TCe 140 son mejorables y el nivel sonoro aerodinámico demasiado elevado. (Versión probada: TCe 140 CV GPF)

Ver más

Autobild

por Autobild -

Destaca porque aunque el ahorro en combustible es leve, al final y al cabo es ahorro. Además, el sistema eléctrico ayuda en bajas. Por el contrario, debe mejorar en el precio, pues más caro que un diésel normal y en la amortización a largo plazo. Además, no lleva SCR. (Versión probada: Scénic Hybrid Assist).

Ver en Autobild

Opiniones de usuarios

Perfecto. Buen motor, bonito y buena calidad de sus acabados. La conducción una maravilla igual que toda la tecnología que lleva. Me encanta.
La cuarta generación de la Renault Scenic aparece con una estética totalmente renovada para competir con un sector que domina el campo de los vehículos familiares, los SUV. Ha crecido respecto a generaciones anteriores llegando a los 4,40m y la altura libre respecto al suelo también es más alta. Llaman muchísimo la atención las llantas de 20" montadas sobre un neumático 195/55, incluidas en toda la gama ya sean embellecedores o llantas de aleación, a nuestra opinión nos parecen grandes pero Renault ha hecho es para ofrecer un mayor confort y menor consumo de carburante, como dato el precio medio de cada neumático que de momento ofrecen marcas como Continental y GoodYear acordado con Renault es de 150€.   El espacio interior es bueno, con multitud de huecos. Los asientos del acabado Zen están acabados en cuero y tela y los delanteros además de los típicos ajustes ambos tienen regulación lumbar, nos gusta la sensación de luminosidad y amplitud debido a la gran luna delantera y las ventanillas laterales, la guantera Easy Live tiene gran capacidad y es con una apertura pasando el dedo, eso sí es un poco intrusiva al abrirse y hay que estar atento. La parte central está dominada por la gran pantalla de 8,7 pulgadas estilo Tablet del sistema R-Link2.   Llama la atención la consola central que es abatible hacia atrás para ofrecer más espacio entre conductor y acompañante y con uno de los huecos de gran tamaño que permite meter hasta una Tablet. Las plazas traseras también son amplias, regulables en distancia aunque ya divididas en 60-40 y no en tres plazas individuales, tienen multitud de detalles como cortinillas, gancho para ropas, bandejas para colocar objetos, aireadores, tomas USB de carga y huecos debajo de los pies para meter objetos. El maletero es correcto con 506, aunque para más espacio se pueden abatir los asientos como decíamos en proporción 60-40 y el abatimiento de estos es eléctrico, tanto por botones desde el maletero como desde la pantalla del R-Link 2. Si aún se quiere más espacio el asiento del copiloto puede abatir una posición bandeja.   El motor 1.5dCi de 110 caballos, es tranquilo, no esperes grandes prestaciones pero a cambio ofrece unos consumos bajos (nosotros con diferentes estilos de conducción y una conducción muy igualada tanto en ciudad, como carretera y autopista sacamos un consumo de 7l, cifra que puede bajar bastante, además de que el coche que probamos solo tenía 1.500 kilómetros) si buscas algo más de prestaciones recomendamos el 1.6dCi de 130cv o el 1.2Tce gasolina también de 130cv. El confort de marcha es bueno, con unas suspensiones blandas, buen paso por curva en el que apenas se nota balanceo y una dirección que es blanda pero que podemos ajustar para que sea más dura con el modo Sport desde el botón MultiSense.   El equipamiento en el acabado Zen ya es muy completo, destacando: espejos abatibles eléctricamente, asientos abatibles One Touch, apertura y arranque manos libres, climatizador bizona, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con cámara, freno de parking asistido, regulador y limitador de velocidad, reconocimiento de señales de tráfico, detector de fatiga, aviso de cambio involuntario de carril, luces largas automáticas... quizás se eche en falta ya con todas estas opciones que fuera de serie también un retrovisor interior anti deslumbramiento automático, o faros en LED. En opción la unidad que probamos llevaba el Pack City con aparcamiento asistido, sensor de aparcamiento lateral y sensor de ángulos muertos y Pack Cruise con velocidad de crucero adaptativo, aviso de distancia respecto al vehículo delantero y asistente de mantenimiento de carril.   El precio recomendado de la unidad que probamos es de 25.600€   Si queréis conocer todos los detalles de esta Scenic os invitamos a ver el video de nuestro canal GrandMotor:   https://youtu.be/LftywC0s1cw