Precios de coches nuevos

¿Quieres ser James Bond? Puedes… por los 5,8 millones de euros que ha costado su Aston Martin DB5 en subasta

Subscribirse
Sean Connery junto al mítico coche de James Bond, el Aston Martin DB5.
Sean Connery junto al mítico coche de James Bond, el Aston Martin DB5.

007. Alto, guapo, seductor y caballero ¿Y que es un caballero sin su caballo? En el caso de James Bond, Aston Martin se encargaba de dar montura al espía… y esta vez su ‘caballo’, un Aston Martin DB5 de 1965, se ha vendido en subasta por 6,4 millones de dólares.

A pesar de la exorbitante suma pagada por él, 6,4 millones de dólares (5,8 millones de euros), en concreto este DB5, subastado por RM Sothesby el 15 de agosto durante la Semana de Apuestas de Monterey (California), no tuvo aparición en ninguna película.

Este icónico modelo, “el más famoso del mundo”, según indicó Dave Worrall en el libro que le dedicó, lo compró la productora Eon para su puesta en escena en el filme ‘James Bond contra Goldfinger’, de 1964, protagonizada por Sean Connery.

La promoción de la ‘Operación Trueno’

La gloria que le dieron sus 10:21 minutos de aparición le valieron un nuevo papel en la siguiente entrega, ‘Operación Trueno’ (1965), donde el Aston Martin DB5 de Bond sufrió la instalación de cañones de agua traseros y una mochila propulsora en el maletero.

Para la promoción del filme, la productora Eon, encargada de llevar a escena todos los filmes de 007, compró a Aston Martin dos DB5 más, que, aunque iban a gozar de minutos en pantalla, tenían los mismos arreglos que el que apareció en el filme.

El subastado es uno de ellos. En concreto, aquel que la marca manufacturó para tomas interiores y primeros planos, el que tiene los artefactos espía; ya que el segundo, usado para acrobacias, no poseía esas ‘ayudas a la conducción’.

Los ‘cachibaches Bond’

El coche, actualmente restaurado según los estándares de Aston Martin Heritage, fue totalmente equipado con todo lo necesario para un espía por John Sears, experto en efectos especiales que también participó en ‘Star wars IV’ y ‘La máscara del Zorro’.

Entre otras lindezas, el coche incluye parachoques de embestida extensible, escudos y ventanas a prueba de balas, dispensadores de cortinas de humo, telescopios de seguimiento de radar, un compartimento oculto y un eyector del asiento del pasajero.

Las únicas piezas del vehículo con licencia para matar que no son funcionales son los fusiles que emergen de las luces de posición delanteras y las ametralladoras Browning calibre .30 de los guardabarros. Y menos mal.

Del éxito de Goldfinger, al de Aston Martin

Por supuesto, el éxito de ‘James Bond contra Goldfinger’, en primera instancia, y de ‘Operación Trueno’, más adelante, se tradujo en éxito para Aston Martin, que, según Sotheby’s, vieron como las ventas del DB5 aumentaron.

«Estos DB5 son increíbles, […] se han vuelto cada vez más icónicos desde Goldfinger y Thunderball” afirmó el propio Sean Connery en declaraciones para Sothesby’s, quien añadió que “de hecho, yo mismo me compré un DB5 hace poco”.

Además, su valor no deja de aumentar con el tiempo. Este DB5, subastado el 15 de agosto por 6,4 millones de dólares, tras 35 años exhibido en el Museo del Automóvil de Smokey Mountain (EEUU), fue vendido en 2006 por 2.090.000 dólares (1.811.215 euros).

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.