Prueba del Volkswagen Golf 1.5 TSI Evo 150 CV Sport: el compacto en su máxima expresión

Subscribirse
Desde que empezara la producción del Golf en 1974 acumula un total de 30 millones de unidades vendidas.
Desde 1974 el Golf acumula un total de 30 millones de unidades vendidas.

El Volkswagen Golf es sin duda uno de los modelos más exitosos de la historia. Desde que empezara su producción en 1974 acumula un total de 30 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

Tras 44 años su tirón no decae, en lo que llevamos de 2018 se han vendido más de 15.800 unidades en nuestro país. Se coloca así, al menos de momento, como el 6º coche más vendido en España.

En cuanto a dimensiones el Volkswagen Golf se mantiene igual. Con 4,26 metros de largo y 1,79 de ancho es uno de los compactos más pequeños.

Con 4,26 metros de largo y 1,79 de ancho es uno de los compactos más pequeños.

El Golf va por su séptima generación, es la que probamos hoy. El Golf Mk7 lleva en el mercado desde el año 2012, aunque recibió un lavado de cara el año pasado.

A pesar de ser pequeño su espacio interior no se resiente ya que las dimensiones que ofrece son similares a las de sus principales rivales.

A pesar de ser pequeño su espacio interior no se resiente.

Puesto que su renovación se encuentra cerca y la carga tecnológica con la que cuenta es muy actual y considerable, nos encontramos ante una opción muy interesante para quien esté buscando un compacto con algo de descuento.

Pocos cambios estéticos, pero acertados

Con la actualización recibida en 2017 la estética del Golf recibe cambios exteriores, que, aunque bastante sutiles, le aportan al coche una estética atractiva. El capó incorpora ahora unos nervios más marcados que van en consonancia con los nuevos paragolpes, que tienen una estética algo más musculosa, sobre todo si contamos con el paquete R Line como en nuestro caso.

La elevada altura del túnel de transmisión reduce el espacio disponible para la plaza central trasera.

La elevada altura del túnel de transmisión reduce el espacio disponible para la plaza central trasera.

El cambio más significativo lo reciben las ópticas delanteras y traseras, como suele ser común en estos ‘restylings’. Las luces diurnas led también reciben una nueva forma, igual que los faros antiniebla. En opción podemos contar con intermitentes dinámicos.

Otros cambios más pequeños nos los encontramos en la parrilla frontal. Ahora el radar del asistente en frenada en ciudad se ‘esconde’ bajo el emblema de Volkswagen.

En la media del segmento

En cuanto a dimensiones el Volkswagen Golf se mantiene igual. Con 4,26 metros de largo y 1,79 de ancho es uno de los compactos más pequeños. Un Ford Focus mide 13 centímetros más y un Renault Mégane 8. Solo supera por un centímetro de largo al Peugeot 308.

A pesar de ser pequeño su espacio interior no se resiente ya que las dimensiones que ofrece son similares a las de sus principales rivales. La elevada altura del túnel de transmisión reduce el espacio disponible para la plaza central trasera.

El cambio más significativo lo reciben las ópticas delanteras y traseras.

El cambio más significativo lo reciben las ópticas delanteras y traseras.

Por maletero el Golf se ubica en un término medio dentro de su segmento, con 380 litros se ve superado por el Citroën C4 o el Peugeot 308. Sin embargo, debemos añadir que cuenta bajo el fondo del maletero con una rueda de repuesto de serie.

Igual de bueno por dentro que por fuera

Por dentro el Golf también recibe cambios, lo más destacado es la posibilidad de incorporar la instrumentación digital ‘Digital Cockpit’. Esta pantalla de 12,3” se puede configurar para mostrar diversos apartados de información, entre los que se incluye el sistema de navegación.

Por dentro el Golf también recibe cambios, lo más destacado es la posibilidad de incorporar la instrumentación digital ‘Digital Cockpit’.

Lo más destacado del interior es la instrumentación digital ‘Digital Cockpit’.

La otra novedad se encuentra en la consola central, ya que puede incorporar la plataforma de infoentretenimiento ‘Discover Pro’. Esto es una enorme pantalla táctil de 9,2 pulgadas que prescinde totalmente de botones físicos, lo que para algunos puede resultar algo contraproducente. La climatización sí mantiene mandos ‘clásicos’.

La calidad de sus gráficos es muy buena, igual que la resolución. La navegación por los menús resulta bastante sencilla, por lo que no requiere desviar demasiado nuestra atención de la carretera. Evidentemente es compatible con sistemas Android Auto y Apple Car Play.

La otra novedad se encuentra en la consola central, ya que puede incorporar la plataforma de infoentretenimiento ‘Discover Pro’, una enorme pantalla táctil de 9,2 pulgadas.

El ‘Discover Pro’ es una enorme pantalla táctil de 9,2 pulgadas.

La calidad de la pantalla es una continuación de la sensación general que proporciona el habitáculo. El ajuste de los materiales y la calidad de los mismos es muy elevada, no encontraremos ruidos ni holguras.

Los asientos son realmente confortables, especialmente si cuentan con la tapicería de alcantara que montaba la unidad probada. Proporcionan una postura de conducción muy buena, que se ve reforzada por la buena visibilidad que se tiene desde dentro del habitáculo, conducir el Golf es sencillo y cómodo.

Tranquilo o dinámico, tú decides

Si hay un aspecto que marca diferencias entre los SUV y los compactos (a parte del tamaño) es el comportamiento, un centro de gravedad más bajo facilita los giros, contra la física no se puede luchar.

En 2019 la saga Golf continuará con la octava generación.

En 2019 la saga Golf continuará con la octava generación.

El Golf es uno de los referentes del segmento en lo que a comportamiento dinámico se refiere. Gracias a la plataforma modular MQB, que comparte con otros modelos del grupo como el Audi A3, tiene un comportamiento admirable. La sensación de rigidez se combina con un tarado de suspensiones equilibrado entre el confort y las sensaciones. Esta suma da como resultado un coche que puede ser tan cómodo como dinámico, el conductor decide marcando el ritmo.

El aislamiento es también muy bueno y no encontramos ruidos aerodinámicos destacables, tampoco de rodadura o del motor. Las largas distancias no suponen ningún problema para este compacto alemán.

Las luces de día mediante leds son muy atractivas.

Las luces de día mediante leds son muy atractivas.

El tacto de la dirección es suficientemente directo en el modo normal, pero si buscamos un toque más duro lo podremos conseguir activando el modo sport a través del botón ubicado al lado del pomo de cambio.
En ambos casos la dirección se muestra precisa, por lo que es fácil afrontar curvas a buena velocidad sin hacer correcciones. A esto también ayuda la suspensión, no permite balanceos de la carrocería

1.5 TSI Evo 150 CV: divertido y ahorrador

Este motor es otra de las novedades que estrenó el Golf en su lavado de cara en 2017. Es un propulsor gasolina de cuatro cilindros en línea que desarrolla 150 CV pasadas las 5.000 vueltas.

Hasta aquí todo normal, la novedad llega en forma de desconexión. Me refiero a la desconexión de cilindros automática que emplea este Volkswagen Golf. Cuando alcanzamos una velocidad de crucero y circulamos ‘a punta de gas’ aparece un mensaje anunciando que dos de los cuatro cilindros han dejado de recibir gasolina.

Esto viene siendo una tradición en la industria, las colas de los escapes simuladas en la zaga.

Esto viene siendo una tradición en la industria, las colas de los escapes simuladas en la zaga.

Con esta sencilla medida el Golf 1.5 TSI Evo consigue ofrecer consumos muy moderados teniendo en cuenta el tipo de motor ante el que nos encontramos. Si bien la casa alemana asegura los 5,1 litros de media, nosotros diremos que es viable conseguir 6,5 l /100 Km de consumo combinado, no está nada mal.

El motor es muy elástico y mueve el Volkswagen Golf con mucha agilidad llegando incluso a tener un toque ‘deportivo’. Desde muy pronto, unas 1.500 RPM tenemos los 250 Nm de par disponible. El empuje se prolonga de manera progresiva hasta las 6.500 revoluciones.

Por maletero el Golf se ubica en un término medio dentro de su segmento.

Por maletero el Golf se ubica en un término medio dentro de su segmento.

El cambio manual de 6 relaciones es muy cómodo, con recorridos cortos y directos, aunque algo duros. Por aproximadamente 2.000€ más se puede montar una transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades DSG, si se va a hacer mucha conducción urbana puede resultar interesante.

Conclusión

El Volkswagen Golf ha sido durante mucho tiempo el referente dentro de los compactos. A día de hoy lo sigue siendo, no hay grandes discrepancias alrededor de esta cuestión.

Por calidad de acabados y de rodadura es un coche cómodo y placentero para el día a día. Si se busca una conducción algo más pasional y dinámica también la puede ofrecer sin problemas.

El espacio interior está en la media del segmento, puede ser suficiente incluso para familias pequeñas.

A día de hoy sigue siendo un referente entre los compactos.

A día de hoy sigue siendo un referente entre los compactos.

El precio base del coche y el de las opciones es algo elevado, es la principal crítica que se puede sacar. Sin embargo, si tenemos en cuenta que esta generación está próxima al fin de su vida comercial, no será difícil obtener un buen descuento en el concesionario.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7.8
Motor, cambio y prestaciones: 8.5
Confort y terminación:
 8.2
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8.5
Diversión al volante: 8.3
Precio: 7.5

Puntuación final: 8.11

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.