Precios de coches nuevos

Probamos el Toyota Aygo 2018 1.0 72 CV 5p X-Cite: Un auténtico aventurero urbano

Subscribirse
Así es el Toyota Aygo 2018.
Así es el Toyota Aygo 2018.

El Toyota Aygo 2018 es el modelo más pequeño que comercializa el fabricante japonés en nuestro país. Tan solo mide 3,45 metros de largo, por lo que es un vehículo urbanita por naturaleza. Sin embargo, y para nuestra sorpresa, su buen comportamiento en carretera invita a realizar escapadas frecuentes para huir de la jungla de asfalto.

Sólo hay un motor disponible, es un 1.0 gasolina tricilíndrico que al no contar con turbo sólo produce 72 CV. Parece poco, y lo es, pero no debemos olvidar que este coche sólo pesa 915 kg, y está diseñado para moverse principalmente en ciudad. Por tanto a menor potencia, menor consumo, parece lógico, ¿no?

El cambio puede ser manual de 5 relaciones o automático de variador continuo. La unidad de prueba incorporaba la caja manual de 5 velocidades.

El Aygo está disponible con 3 o 5 puertas, nosotros hemos probado la segunda configuración con el acabado X-Cite, el precio oficial es de 14.600€. El modelo de entrada es el X-Play de tres puertas, que arranca en los 13.190€, hablamos de precios oficiales sin descuentos incluidos.

Los principales rivales de este Toyota Aygo son el Fiat 500 o el Kia Picanto, el italiano tiene un precio similar e incluso algo superior, sin embargo, el Kia Picanto es aproximadamente 2.000€ más barato.

El Toyota Aygo es un modelo muy similar al Citroën C1 y el Peugeot 108, un acuerdo entre PSA y Toyota permite que compartan plataforma y multitud de elementos mecánicos

Diseño

Debemos recordar que este Toyota Aygo es una actualización de la generación que se puso a la venta en 2015. Por tanto, los principales cambios se centran en el frontal y los faros.

Las ópticas diurnas son LED y continúan los trazos de la gran X que adorna toda la parte frontal del coche. La verdad es que estamos ante un coche con un carácter desenfadado y un estilo definido. En este segmento los aspectos técnicos pasan a un segundo plano en favor del estilo y la practicidad.

Las líneas del Toyota Aygo despiertan simpatía. Esta combinación de colores le da un toque llamativo y original.

Las líneas del Toyota Aygo despiertan simpatía. Esta combinación de colores le da un toque llamativo y original.

En los faros posteriores también nos encontramos con la presencia de la tecnología LED, el diseño de las ópticas también cambia. Ahora acompaña muy bien y enfatiza el carácter reducido del coche, al estar orientadas de manera vertical ‘acotan’ el ancho del coche.

En esta actualización el Aygo incorpora nuevas tonalidades para la pintura, un ejemplo es la de nuestra unidad de prueba. El color se llama ‘X-magenta’ y como se puede apreciar en las imágenes se combina con un techo negro. La impresión es bastante agradable, sí, es diferente y llama la atención, ¿pero acaso no es lo que se busca al moverse por la ciudad?

Las llantas son de 15” y están pintadas en negro piano, al igual que ocurre con el techo el contraste con la pintura de la carrocería es muy agradable a la vista.

Por dentro

El Toyota Aygo 2018 es sorprendentemente acogedor y amplio. Esta fue mi primera impresión nada más subir a él, el espacio interior está muy bien aprovechado, los materiales, a pesar de ser modestos, están bien ajustados y resultan agradables al tacto.

Nos encontramos con unos asientos con un buen mullido, quizás algo blando para trayectos largos, pero ideal para desplazamientos urbanos. Es un coche simple que busca ante todo la comodidad, aunque el arranque es con llave, al menos en nuestra unidad.

El interior es simple, pero ofrece todas las comodidades necesarias.

El interior es simple, pero ofrece todas las comodidades necesarias.

La postura de conducción es muy cómoda, algo elevada para poder tener una buena visibilidad, así como facilitar el acceso al vehículo.

Nos encontramos con un tablero de instrumentos simple y fácil de consultar. El velocímetro está ubicado en el gran reloj central, este tiene en su interior una pequeña pantalla que muestra los datos básicos del viaje y el nivel de combustible. A la izquierda hay un pequeño indicador para las revoluciones, es digital y no tiene aguja, cuesta un poco acostumbrarse.

La pantalla táctil es de 7” y es compatible con Android Auto y Apple Car Play. Su funcionamiento es sencillo y los gráficos bastantes agradables, cumple sobradamente con su función.

Las plazas traseras pueden albergar a dos ocupantes, el principal problema será el espacio para las piernas, recordemos que nos encontramos ante un coche de menos de 3,5 metros. Sin embargo, el espacio para los hombros es razonablemente amplio.

En marcha

El Aygo es un coche tremendamente cómodo de conducir, todo es suave, desde las reacciones del acelerador hasta el volante pasando por la suspensión. Ya saliendo del garaje nos damos cuentas de que la agilidad está en el ADN de este coche.

Las suspensiones trabajan muy bien en entornos urbanos, absorben sin problemas todos los baches y badenes a los que no enfrentamos. En curva el coche tiende a inclinar un poco, pero no es problema a estas velocidades.

Los faros se han revisado y tienen un diseño muy bien integrado en el frontal.

Los faros se han revisado y tienen un diseño muy bien integrado en el frontal.

El 1.0 tricilíndrico responde muy bien, es silencioso y suave. Tiene una buena respuesta desde las 1.500 rpm, que nos permite movernos con soltura entre el tráfico denso de una ciudad como Madrid.

El cambio es realmente cómodo y fácil de manejar, estamos ante un coche que es ideal para conductores primerizos ya que el embrague tiene un recorrido bastante largo. Esto puede ser un inconveniente cuando iniciamos la marcha en una cuesta pronunciada como la de un garaje, nos veremos obligados a usar algo más de embrague para poder salir.

Los consumos son de record, podemos lograr cifras inferiores a los 5 litros si hacemos una conducción tranquila. Recordemos que estamos hablando de un coche gasolina en entorno urbano, las cifras son realmente buenas. El depósito tiene un tamaño de 35 litros. Lo que sí echamos en falta es un sistema start & stop que reduzca todavía más el consumo en las frecuentes paradas en los semáforos.

A nivel de seguridad contamos con un sistema de frenado de emergencia automático que funciona entre 10 y 80 km/h, además del avisador de cambio involuntario de carril.

Para aparcar tenemos unas medidas de ensueño que nos permitirán aprovechar la gran mayoría de huecos que encontremos. En el acabado probado contamos con cámara de visión trasera, lo que siempre es una ayuda bienvenida para las maniobras.

El maletero es algo justo, pero siempre podemos abatir los asientos traseros.

El maletero es algo justo, pero siempre podemos abatir los asientos traseros.

En carretera el Aygo se defiende muy bien, es capaz de mantener velocidades de crucero cercanas a los 120 km/h sin demasiado esfuerzo. La dirección es bastante precisa, aunque a veces nos tocará corregir ligeramente, la carrocería demuestra algún balanceo, pero nada demasiado acusado.

Los consumos difícilmente subirán de los 5,5 litros cada 100 kilómetros. El maletero es muy pequeño, tiene 168 litros, pero es capaz de albergar dos maletas de cabina, algo justas eso sí.

Conclusión

Nos encontramos ante el mejor amigo del conductor en ciudad. Es un coche realmente cómodo para moverse entre el tráfico, y hacerlo además con unos consumos muy contenidos. No sería raro ver como en el futuro este modelo se convierta en eléctrico, el actual no puede obtener la etiqueta ECO, que será la que marque el ritmo en ciudad durante los próximos años.

Es un coche atractivo y cómodo que hará las delicias de aquellos conductores que se muevan mayoritariamente dentro de las grandes urbes. Su precio no es alto, pero un descuento ofrecido por la marca puede hacer que sea una compra todavía más atractiva.

Valoración

Diseño: 7.8
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 7
Confort y terminación: 7.4
Equipamiento en seguridad y tecnología: 7.8
Diversión al volante: 6.7
Precio: 7.8

Puntuación final: 7.35

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.