Precios de coches nuevos

Seat Arona TGI 2019: un SUV con etiqueta ECO y con el que recorrerás 100 kilómetros por 4 euros

Subscribirse
Seat Arona 1.0 TGI FR.
Seat Arona 1.0 TGI FR.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba al Seat Arona 1.0 TGI 90 CV con el acabado FR y un precio de catálogo de 24.030 euros. Esta primera toma de contacto la hemos realizado durante su presentación a la prensa especializada en un recorrido de aproximadamente 150 kilómetros entre las ciudades de Madrid y Ávila.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Nuevo Seat Arona TGI: un SUV único y con etiqueta ECO

El Seat Arona TGI es un SUV urbano único. No existe otro modelo similar. El motivo que hace que sea tan especial es que está propulsado por GNC (Gas Natural Comprimido). Y, a día de hoy, no hay otro SUV-B (o todocamino urbano) que se impulse con este tipo de combustible.

Sí que hay, en cambio, algunos otros SUV que está propulsados por GLP (Gas Licuado del Petróleo) pero ninguno de ellos por GNC. Los rivales de GLP son el Fiat 500X, Opel Mokka X y Opel Crossland X… Es decir que apenas cuenta con competidores. (A todos ellos se sumará el Hyundai Kona híbrido) en la segunda mitad de año.

Todos ellos, eso sí, (tanto los de GLP como el Arona con GNC o el próximo Hyundai Kona híbrido) dispondrán de la etiqueta ECO, un distintivo ambiental que evita restricciones a la circulación en ciudades como Madrid o próximamente en Barcelona y que cada vez es más interesante.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

¿Por qué Seat quiere desarrollar el GNC?

El motivo del desarrollo de Seat del GNC es porque los fabricantes tienen que reducir drásticamente el nivel de emisiones contaminantes. La principal fecha que todas las marcas barajan es 2020, que tienen que tener una media de 95 gramos de CO2. Y a partir de ahí la reducción es todavía más radical: un 15% menos en 2025 y un 37,5% menos en 2030.

Para cumplir estas cifras, todas las marcas deben contar con modelos electrificados, sin duda. Y Seat también está en esa pelea con el Mii eléctrico que será el primero en llegar y, posteriormente, en 2021 el derivado del prototipo el-born.

Sin embargo, como no todos los usuarios pueden adquirir un eléctrico, muchas marcas se han propuesto ofrecer diferentes alternativas. Y aquí es donde el GNC tiene mucho recorrido, ya que es una tecnología menos costosa y no cuenta con restricciones en las ciudades.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

La primera vez que el Arona cuenta con gas

Mientras que otros modelos de Seat, como el Ibiza y el León, han contado previamente con versiones de GNC (Gas Natural Comprimido) esta es la primera vez que el Seat Arona incluye una versión de gas. Conviene recordar en este sentido, que este nuevo Arona TGI llega dos años después de que este modelo haya sido lanzado al mercado (comenzó a venderse en 2017) con motorizaciones diésel y de gasolina.

Asimismo, este nuevo Arona TGI se enmarca dentro de la renovación de toda la gama TGI de Seat, que incluye también cambios en el Ibiza (ahora con una caja de seis relaciones para ganar en agilidad) y en el León (que se ha sustituido el 1.4 TSI por el 1.5 TSI de 130 CV). Estas actualizaciones del Ibiza y del León vienen poco después de que estos modelos, además, hayan estado un período sin venderse debido a la entrada del WLTP que hizo desaparecer al anterior TGI, con el motor 1.4.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

La principal virtud de este modelo es que puede ser una alternativa razonable a todos aquellas personas que busquen un vehículo con etiqueta cero y no quieran desembolsar el sobreprecio que supone un vehículo híbrido o uno eléctrico. Además, este TGI tiene un gasto por cada 100 kilómetros inferior al de un gasolina, un diésel o incluso un híbrido (como veremos más adelante).

Eso sí, también como veremos más adelante, el mayor inconveniente de este modelo es que no hay un gran número de gasineras en España: 65 a día doy (sólo ocho más que hace un año, aunque desde Seat esperan que durante este año se superen los 100 surtidores). De ahí que sus usuarios verán en algún momento el repostaje de manera limitada.

Otra de las curiosidades que tiene este modelo es que se fabrica en la misma línea de Martorell donde se ensamblan las versiones convencionales de gasolina y diésel. Eso sí, respecto a estos otros Arona, este TGI tiene muchas diferencias.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Funciona con gasolina y con gas

Lo primero que hay que tener en cuanta (y esto es clave) es que este Seat Arona TGI se puede mover con gas vehicular, pero también con gasolina. De ahí que si el usuario en algún momento se queda sin GNC puede utilizar la gasolina, como en cualquier otro modelo y sin tener que hacer absolutamente nada en el coche.

El hecho de que este Arona pueda circular con GNC o con gasolina se debe a que tiene tres depósitos de GNC y un depósito de gasolina. Los tres depósitos de GNC tienen una capacidad total de 13,8 kilos. El depósito de gasolina tiene 9 litros.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Anteriormente (no en el Arona, porque no existió) pero sí en el Ibiza, las versiones TGI contaban con dos depósitos de GNC. Sin embargo, desde Seat señalan que los clientes de este tipo vehículos les pedían mayor autonomía en GNC y de ahí ha sido cuando han tomado la decisión de ampliar la capacidad GNC con un tercer depósito.

Estos depósitos están fabricados en acero de alta resistencia. Además, al estar colocados en la parte trasera ofrecen un mejor reparto de pesos.

Junto a los tres depósitos de GNC también hay otros elementos característicos de este modelo como una boca de llenado para el gas, junto a la de la gasolina, sensores de presión de gas, un regulador de presión que controla la distribución de gas, nuevos segmentos en los pistones y un refuerzo en las válvulas. Además el turbocompresor es más ligero, de modo que la turbina responde con mayor inmediatez.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Motor 1.0 TSI de gasolina

En cuanto al motor que propulsa este Arona TGI es de sobra conocido. Se trata de un motor 1.0 de tres cilindros, con 90 CV que se ha introducido hasta ahora en numerosos modelos de la marca. Este modelo está asociado a una caja manual de seis velocidades. Un cambio que en el Arona no porque es la primera vez que se introduce un TGI, pero sí en el Ibiza que anteriormente era de cinco marchas (por eso se ha cambiado a seis, para que tenga mayor agilidad).

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Casi siempre arranca en gas

Antes de iniciar la marcha también conviene saber que el Arona TGI inicialmente arrancará siempre con gas. Tan sólo comenzará a utilizar primera la gasolina en los casos en los que no tenga gas, si la temperatura del líquido refrigerante es inferior a -10 grados o si justo se acaba de repostar el GNC. Son los únicos casos en los que empezará en GNC, en lugar de gasolina. En el resto de situaciones siempre arranca con GNC.

Eso sí, el conductor no apreciará si ha arrancado con GNC o con gasolina salvo si mira el cuadro de instrumentos, ya que habrá un testigo en verde en el cuadro de instrumentos indicando GNC.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Arrancamos

Es el momento de iniciar la marcha. Arrancamos y rápidamente vemos como el cuadro de instrumentos aparece el testigo GNC en verde. Comenzamos la marcha y no apreciamos grandes cambios en este primer momento. El motor es suave y responde bien en conducción urbana.

Sí notamos que sus prestaciones son algo más limitadas. Sobre todo cuando salimos a carretera y aceleramos a fondo o intentamos hacer algún adelantamiento. Para confirmar nuestras suposiciones recurrimos a la ficha técnica y vemos que su velocidad máxima es de 174 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de 13,2. Si lo compramos con un Arona TSI de 95 CV vemos que este último logra 173 km/h (es decir que apenas hay diferencia) y acelera de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos, es decir casi 2 segundos antes.

Por tanto sí vemos que en aceleración sí hay bastantes diferencias, lo que nos confirma que un Arona con TGI es más lento que otro con un TSI similar. Esta sensación se confirma también cuando vemos que el par del TGI es de 160 Nm, frente a los 175 Nm de la versión de gasolina.

Esta mayor lentitud no sólo se debe a la introducción del TGI sino también al mayor peso del mismo. En concreto estamos hablando de que el TGI es unos 30 kilos más pesado que un Arona TSI similar.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Consumo

Tras recorrer cerca de 150 kilómetros con el Seat Arona TGI este coche nos ha dado un consumo de 4,7 kilos por cada 100 kilómetros, en una conducción tranquila. Por tanto, si tenemos en cuenta el precio del GNC actual, que es de 0,90 euros el kilo, tenemos que el coste por cada 100 kilómetros ha sido de 4,2 euros.

En cuanto a la autonomía, si tenemos en cuenta que los depósitos de GNC tienen 13,8 kilos de capacidad, entonces estaríamos hablando de una autonomía de gas de 293 kilómetros.

Si por el contrario se nos acabara el gas y tuviéramos que circular con gasolina, entonces tendríamos con un depósito de 9 litros que nos permitiría tener una autonomía aproximada de 150 kilómetros, con un consumo de unos 6 litros cada 100 kilómetros.

Seat Arona 1.0 TGI FR.

Conclusión

Tenemos que reconocer que el Arona TGI nos ha convencido. Es cierto que el propulsor, con el gas, no tiene una gran pegada. También hay que reconocer que a igualdad de equipamiento es cerca de 1.800 euros más caro que una versión de gasolina. Y también hay que tener bien claro que a día de hoy todavía hay pocas gasineras en España -65-. Por último, el maletero, también se ve perjudicado en unos 120 litros de merma.

Pero a cambio tenemos la etiqueta ECO, que es clave para circular por ciudades como Madrid, donde empiezan a surgir las primeras restricciones. Y también es muy importante su coste por kilómetro, ya que con los 4 euros mencionados, esta cifra está por debajo del consumo de motores de gasolina, del diésel e incluso de los híbridos. Por último, cierra las virtudes, que el hecho de pesar un poco más y tener un buen reparto de pesos el coche va muy asentado y presenta un excelente comportamiento incluso cuando el suelo está muy resbaladizo.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7,5
Motor, cambio y prestaciones: 6,5
Confort y terminación: 7,5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7,5
Precio: 7

Puntuación final: 7.42

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.