Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo Peugeot 2008 de 2020: destaca por su espacio interior y comportamiento dinámico

Subscribirse
Así es el Peugeot 2008 de 2020.
Así es el Peugeot 2008 de 2020.

Esta es la primera prueba del Peugeot 2008, el SUV-B del que Peugeot estrena su segunda generación y en la que crece notablemente, estrena un diseño agresivo e incorpora más tecnología. Este nuevo Peugeot 2008 está a la venta desde 21.150 euros, si bien a esta cifra hay que restar un ahorro de media de 5.259 euros según carwow.

Como principal novedad destaca la posibilidad de contar con versiones 100% eléctricas (aquí puedes ver todos los coches que se venden en España) aunque también se mantienen las tradicionales térmicas. Este modelo se produce en el planta PSA de Vigo.

El Peugeot 2008 se ha convertido en uno de los modelos más importantes para Peugeot llegando a convertirse en uno de sus modelos más vendidos junto con otros pesos pesados como el Peugeot 3008 o el 208. Esto se debe en parte al gran crecimiento que ha experimentado el segmento SUV-B, en el que compite contra muchos otros modelos. En 2018, por ejemplo, su antecesor, el Peugeot 2008 de primera generación fue el modelo más vendido de la categoría como puedes ver aquí:

Modelo 2018
Peugeot 2008 22.669
Seat Arona 19.368
Renault Captur 19.356
Citroën C3 Aircross 11.840
Hyundai Kona 10.677
Volkswagen T-Roc 10.403
Nissan Juke 10.206
Kia Stonic 9.988
Opel Crossland X 8.331
Jeep Renegade 7.247
Audi Q2 6.822
Jeep Vitara 3.236
Mini Countryman 4.252

Los principales rivales de este nuevo Peugeot 2008 son el Seat Arona, el Volkswagen T-Cross y T-Roc, el Hyundai Kona, el Kia Stonic, el Fiat 500X o el Nissan Juke. Pero si hay un rival que ataca especialmente al Peugeot 2008 es sin duda el Renault Captur, que también acaba de estrenar una nueva generación.

El Peugeot 2008 se presenta como un coche con una mayor calidad percibida, así como más potencial tecnológico. Esto le cuesta tener un precio de partida algo más elevado como puedes ver a continuación:

Modelo Precio sin descuentos
Citroën C3 Aircross Desde 15.550 euros
Renault Captur Desde 16.390 euros
Kia Stonic Desde 17.200 euros
Nissan Juke Desde 17.340 euros
SsangYong Tivoli Desde 17.500 euros
Ford EcoSport Desde 17.770 euros
Opel Crossland X Desde 17.930 euros
Seat Arona Desde 18.250 euros
Suzuki Vitara Desde 18.379 euros
Nissan Juke Desde 19.900 euros
Hyundai Kona Desde 19.990 euros
Skoda Kamiq Desde 20.140 euros
Jeep Renegade Desde 21.040 euros
Peugeot 2008 Desde 21.150 euros
Mazda CX-3 Desde 21.295 euros
Mitsubishi ASX Desde 21.700 euros
Ford Puma Desde 21.925 euros
Opel Mokka X Desde 23.000 euros
Honda HR-V Desde 23.150 euros

Cambios exteriores

El nuevo Peugeot 2008 es un coche que cambia notablemente respecto a la anterior generación. Ahora adopta el lenguaje estético de sus hermanos mayores el 3008 y el 5008 y lo lleva un paso más allá con líneas más afiladas y un frontal todavía más reconocible.

Y es que a los lados de la calandra ahora tenemos unos faros con mucho carácter, que según Peugeot pretenden asemejarse a las garras de un León. Sea así o no lo cierto es que es una imagen original y curiosa que ayudará a distinguir al 2008, así como a su hermano urbano el 208, fácilmente.

Las ópticas delanteras son muy similares a las del Peugeot 208.

Las ópticas delanteras son muy similares a las del Peugeot 208.

La parte trasera es algo más discreta que el frontal, aunque también presenta ópticas llamativas y formas marcadas. El pilar C está rematado con una carcasa de plásticos que muestra poca solidez si se golpea.

En medidas el cambio es igualmente notable, crece 14 centímetros de largo y se planta en los 4,3 metros, lo que le sitúa cerca de modelos de segmentos superiores. También se ganan 3 centímetros en anchura y baja dos centímetro, estas modificaciones mejoran la habitabilidad y también la dinámica del modelo.

El 2008 ahora se posiciona muy cerca de los modelos del segmento SUV-C.

El 2008 ahora se posiciona muy cerca de los modelos del segmento SUV-C.

Esto permite que el maletero alcance los 434 litros, es un incremento de 100 litros que de nuevo coloca al Peugeot 2008 muy cerca de las cifras que encontramos en segmentos superiores.

Cambios interiores

El puesto de conducción del Peugeot 2008 es diferente al que podemos encontrar en sus principales alternativas. Esto se debe en primer lugar a un buen nivel de acabado, lo que aporta una sensación de calidad acorde con el precio del modelo. La segunda parte está motivada por la configuración ‘i-cockpit’.

Desde hace unos años Peugeot ha decidido montar volantes de reducidas dimensiones que permitan que la instrumentación predomine en lo alto del salpicadero, lo que teóricamente permite una conducción más concentrada en la carretera.

Las calidades son en general bastante correctas, mejores que las de algunos rivales.

Las calidades son en general bastante correctas, mejores que las de algunos rivales.Las calidades son en general bastante correctas, mejores que las de algunos rivales.

En nuestra opinión esta disposición dificulta encontrar una postura cómoda para conducir, ya que obliga a colocar el volante muy bajo para poder ver correctamente la instrumentación, las personas altas podrán rozar con las rodillas el volante. Esto se puede solucionar bajando la altura del asiento, por lo que perdemos el puesto de conducción elevado característico de un suv.

Por tanto creemos que el ‘i-cockpit’ puede resultar extraño a los conductores en un primer momento, pasados unos kilómetros es fácil acostumbrarse al concepto, peor no creemos que suponga una ventaja significativa en términos de conducción o concentración.

La instrumentación es totalmente digital y ahora adquiere tridimensionalidad, por lo que los fatos se muestran a distintas profundidades de campo, el efecto está logrado y desde luego asegura el impacto visual al entrar en el coche.

El sistema de infoentretenimiento ofrece una buena pantalla de más de 7 pulgadas que está correctamente colocada, es muy visible y fácil de manejar. Los diseños de los menús siguen siendo menos intuitivos que los de otras marcas europeas y los mandos de la climatización se incorporan en la pantalla, lo que requiere desviar la atención de la carretera cuando se quiere cambiar la temperatura.

Las plazas traseras son realmente generosas y permiten que adultos de talla elevada puedan viajar largas distancias sin problemas. La plaza central puede acoger a un pasajero adulto pero en trayectos cortos, sería un buen punto que esta fila se pudiera deslizar longitudinalmente para aprovechar mejor el maletero, esta característica sí está presente en el Renault Captur.

Comportamiento dinámico

Este es sin duda uno de los puntos fuerte del Peugeot 2008, puesto que a pesar de haber ganado tamaño no se siente para nada un coche más torpe. Esto se debe al buen trabajo en la configuración de las suspensiones, que si bien presentan un buen nivel de firmeza no son para nada incómodas en entornos bacheados.

Uno de los puntos fuertes del Peugeot 2008 es su comportamiento dinámico ágil.

Uno de los puntos fuertes del Peugeot 2008 es su comportamiento dinámico ágil.

La dirección también tiene un toque preciso, aunque quizás demasiado asistido. En general nos encontramos ante un coche más asentado y que se desenvuelve bien tanto en carretera rápida como de montaña. Son buenas noticias para la nueva plataforma CMP, que incorporarán los modelos electrificados de PSA.

En términos de aislamiento acústico las sensaciones son buenas con el ruido de rodadura y especialmente el ruido del propulsor, no tanto con el aerodinámico que sí está mas presente a velocidades elevadas.

Motor 1.2 Puretech 150 CV EAT8

Nuestra unidad de pruebas contaba con el motor más potente de la gama, este tricilíndrico de 150 CV. Peugeot confía ampliamente en este propulsor y lo demuestra al no incluir propulsores gasolina de cuatro cilindros en la oferta del Peugeot 2008.

Nos ha parecido un motor bastante refinado aun teniendo en cuenta que sólo cuenta con tres cilindros. En términos de sonoridad no resulta evidente su disposición mecánica gracias al buen trabajo de aislamiento acústico.

Empuja sin miedo desde las 2.000 RPM y mueve con total soltura al 2008, sin duda es el motor a elegir si nos gusta circular a ritmos elevados o tenemos en mente viajar con carga frecuentemente. De consumos no podemos hablar con una toma de contacto tan preve, pero estimamos consumos medios de siete litros cada cien kilómetros.

La caja automática de convertidor de par y ocho velocidades EAT8 es recomendable para conductores que busquen comodidad y vayan a circular en entornos urbanos. Es rápida en la subida de marchas, no tanto en la bajada. Las transiciones son muy suaves en casi todas las circunstancias.

Valoración

Diseño: 8.5
Espacio interior y maletero:  8
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología:  8
Diversión al volante: 8
Precio:  7.7

Puntuación final: 8.02

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.