Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo Mercedes GLB de 2020: más todoterreno que SUV; así es este ‘Clase G en miniatura’

Subscribirse
Frente a la tendencia SUV, este Mercedes GLB es más 4x4.
Frente a la tendencia SUV, este Mercedes GLB es más 4×4.

Ya hemos realizado una primera prueba al Mercedes-Benz GLB 2020, un modelo completamente nuevo que se enmarca dentro del segmento de los SUV compactos y que ya está a la venta por un precio inicial de 42.675 euros, si bien las primeras unidades no llegarán hasta principios de 2020.

Este nuevo Mercedes GLB es un modelo que tiene un tamaño relativamente contenido -poco más de 4,6 metros- y que, sin embargo, puede ofrecer hasta siete plazas en opción (de serie son cinco), algo que es prácticamente insólito en su categoría.

Basado en el Mercedes Clase A de 2018 y con el código interno X247, el nuevo Mercedes GLB, como decíamos, tiene un precio de partida de 42.675 euros. Esta cifra se corresponde con la versión GLB 200 DCT con el motor de gasolina de 163 CV, pero también con la variante diésel GLB 200 d DCT con el motor de gasóleo de 150 CV. Ambas tienen el mismo precio.

La toma de contacto con este modelo se ha realizado en su presentación internacional en la provincia de Málaga. Allí, hemos podido recorrer unos 300 kilómetros, la mitad de ellos con la variante de gasolina GLB 200 y la otra mitad con la versión diésel GLB 220 d de 190 CV. Repasamos a continuación nuestras primeras impresiones en esta toma de contacto.

Mercedes GLB de 2020

Precios del nuevo Mercedes GLB 2020: entre un GLA y un GLC

El nuevo GLB se sitúa con un abanico de precios de entre los 42.675 euros y los 55.000 euros. A continuación detallamos los precios de cada una de las versiones:

Gasolina

• GLB 200 | 163 CV | 42.675 euros
• GLB 250 | 224 CV | 55.000 euros

Diésel

• GLB 200 d DCT | 150 CV | 42.675 euros
• GLB 200 d 4M | 150 CV | 45.000 euros
• GLB 220 d 4M | 190 CV | 47.350 euros

Según estos precios, el GLB se sitúa a medio camino entre el GLA y el GLC. Por ejemplo, un GLA es unos 4.000 o 4.500 euros más económico. Y un GLC es unos 5.000 euros más caro.

Mercedes GLB de 2020

Más campero y funcional, menos dinámico

La llegada del nuevo Mercedes GLB supone la séptima carrocería diferenciada de la gama compacta de Mercedes-Benz. Esto significa que está basado en el Mercedes-Benz Clase A de 2018. Se puede decir, por tanto, que Mercedes-Benz ha sabido ‘estirar’ de forma sobresaliente la estructura sobre la que está basado el Clase A.

Estaríamos hablando de la plataforma conocida como MFA2, aunque en su versión más larga. Esta plataforma la incorporan los siguientes modelos: Clase A, Clase A Sedán, CLA, CLA Shooting Brake, Clase B, el futuro GLA y este GLB aquí probado.

De todos los modelos mencionados, este nuevo GLB nos recuerda, bastante, al Clase B. Mientras que el Clase A es más dinámico y deportivo, el Clase B es más alto, tiene mayor volumen, no ofrece tanto dinamismo… Y en este sentido al GLB le ocurre algo similar: al ser más alto y tener más volumen es algo menos dinámico en carreteras reviradas, si bien en campo ofrece un comportamiento sobresaliente.

Mercedes GLB de 2020

Entre los SUV-C más grandes

Una vez junto a él, rápidamente nos damos cuenta de que tiene un volumen considerable. En concreto hablamos de una longitud de 4,63 metros, una anchura de 1,83 metros y una altura de 1,65 metros. Su distancia entre ejes es de 2,82 metros.

Respecto a los otros SUV de la marca, el GLB está más cercano al GLC, en lo que a tamaño se refiere, que al GLA. A continuación puedes ver cómo el GLB se acerca al GLC en cotas como la longitud y en otras como la altura donde, incluso, supera al GLC. Respecto al GLA, el GLB es mucho más grande y también más alto.

GLA (2020) GLB GLC
Longitud 4.40 4.63 4.66
Anchura 1.83 1.89
Altura 1.59 1.65 1.64
Batalla 2.82 2.87

Con estas dimensiones el GLB se enmarca dentro de la categoría de los SUV compactos o SUV-C, si bien es cierto que roza el siguiente escalón que es la categoría de SUV-D. No obstante, nosotros los vamos a enmarcar dentro de los SUV-C ya que está basado en el Clase A y, por lo tanto, mantiene esta plataforma.

A continuación puedes ver cómo el GLB es el modelo más largo de la categoría y uno de los más altos. Si bien, por el contrario, la anchura no es tan sobresaliente:

Modelo Largo Ancho Alto
GLB 4.63 1.83 1.65
CRV 4.60 1.85 1.67
CX5 4.55 1.84 1.67
Kuga 4.53 1.83 1.70
C5Aircross 4.50 1.84 1.65
UX 4.48 1.84 1.54
Tiguan 4.48 1.83 1.65
Q3 4.48 1.84 1.58
Tucson 4.48 1.85 1.64
Sportage 4.48 1.85 1.63
GrandlandX 4.47 1.85 1.60
XV 4.46 1.80 1.59
Korando 4.45 1.87 1.62
3008 4.44 1.84 1.62
X1 4.44 1.82 1.59
QX30 4.42 1.81 1.53
GLA 4.42 1.80 1.49
XC40 4.42 1.86 1.65
EPace 4.39 1.98 1.64
Compass 4.39 1.81 1.63
XCeed 4.39 1.82 1.48
Qashqai 4.39 1.80 1.59
CX-30 4.39 1.79 1.54
MX-30 4.39 1.79 1.54
Karoq 4.38 1.84 1.60
Evoque 4.37 1.90 1.64
Ateca 4.37 1.84 1.61
CHR 4.36 1.79 1.55
Ateca 4.36 1.84 1.60
X2 4.36 1.82 1.52
Niro 4.35 1.80 1.53
TRoc 4.23 1.81 1.57

Mercedes GLB de 2020

No tiene rivales

Y a la hora de buscarle rivales, podemos señalar que Mercedes-Benz ha encontrado un nicho de mercado puesto que podemos decir que no tiene competidores.

Si buscamos un SUV-C con un tamaño similar y siete plazas de capacidad, encontramos que solo existen como posible opción el Mahindra XUV500, que no es un competidor, y el Honda CR-V, que al ser una forma generalista, tampoco lo consideramos como un rival puro.

Mercedes GLB de 2020

No es un SUV-D

Tal y como hemos señalado anteriormente, aunque por su longitud podría considerarse como un SUV-D, pensamos que los modelos que compiten en esta categoría tienen un mayor empaque, una calidad de rodadura diferente y una mayor calidad de los acabados. Hablamos de modelos como:

• BMW X3
• Mercedes-Benz GLC
• Audi Q5
• Volvo XC60
• Jaguar F-Pace
• Porsche Macan

De ahí que por ello situemos al GLB en un escalón por debajo, en la categoría SUV-C.

Mercedes GLB de 2020

GLB vs. GLC: principales diferencias

Como se ha señalado anteriormente, ambos modelos son muy similares en tamaño. Sin embargo, el GLC tiene una pisada más contundente, un mayor empaque, un mejor comportamiento, un mayor confort y puede estar equipado con elementos más tecnológicos…

Por tanto, el GLC está destinado a aquellas personas que buscan mayor amplitud, confort y dinamismo. Y el GLB para un público más apasionado por el todoterreno y por la funcionalidad de los siete asientos.

Mercedes GLB de 2020

Habitabilidad delantera: bien en altura, justo en anchura

Si por algo sobresale este nuevo Mercedes GLB es por su espacio interior. Entre otras razones, porque la habitabilidad es buena sobre todo para las dos primeras filas (si bien pensamos que la banqueta se queda algo corta para las piernas). Por el contrario, la tercera fila ya no será tan cómoda. A continuación detallamos todas las características del interior de este modelo.

Y para ello comenzamos con las plazas delanteras. Aquí, en este sentido, comprobamos que la distancia entre la banqueta y el techo es sobresaliente. Nada menos que 103 centímetros separan ambos elementos, en nuestra unidad de pruebas que contaba, además, con techo panorámico. En cuanto a la anchura el GLB ofrece 141 centímetros, una cifra que no es tan positiva.

Aquí puedes ver la comparación con otros modelos premium…

Q3
X1
GLA
GLB
UX
Evoque
Anchura libre delante
143
143
141
141
141
139
Altura libre delante
106
100
96
103
98
101

Y aquí mostramos la habitabilidad del GLB con otros SUV-C:

Mercedes GLB de 2020

Altura libre primera fila

Citroën C5 Aircross | 105 cm
Mercedes GLB | 103 centímetros
Mazda CX-5 | 101 cm
Volkswagen Tiguan | 100 cm
Peugeot 3008 | 100 cm
Seat Ateca | 100 cm
Ford Kuga | 98 cm
Hyundai Tucson | 98 cm
Nissan Qashqai | 95 cm

Anchura libre primera fila

Citroën C5 Aircross | 145 cm
Mazda CX-5 | 145 cm
Volkswagen Tiguan | 145 cm
Peugeot 3008 | 145 cm
Seat Ateca | 144 cm
Ford Kuga | 143 cm
Hyundai Tucson | 143 cm
Nissan Qashqai | 143 cm
Mercedes GLB | 141 cm

Mercedes GLB de 2020

Habitabilidad segunda fila: bien en altura y distancia para las rodillas, pero justo en anchura

Una vez sentados en la segunda fila, lo más llamativo es su modularidad. Se trata de una banqueta en configuración 40:60 de serie que se puede desplazar longitudinalmente unos 14 centímetros. De esta manera, se permite un mejor acceso a la tercera fila y, además, los usuarios de la segunda fila pueden aumentar el espacio para sus rodillas que es de lo mejor del vehículo: a nosotros en la posición de mayor habitabilidad contábamos con 13 centímetros de distancia para las rodillas.

En cuanto a la anchura, estamos hablando de 136 centímetros de altura para los hombros y de 94 centímetros de altura entre la banqueta y el techo. Aquí se puede comparar con otros premium:

Q3
X1
GLB
GLA
UX
Evoque
Anchura libre detrás
140
141
136
134
130
130
Anchura libre detrás
95
95
94
93
91
95

Y aquí con el resto de integrantes del segmento SUV-C, si bien, una vez más, la anchura seguirá siendo uno de los mayores inconvenientes como puedes ver a continuación:

Altura libre segunda fila

Peugeot 3008 | 99 cm
Mazda CX-5 | 98 cm
Citroën C5 Aircross | 97 cm
Hyundai Tucson | 97 cm
Seat Ateca | 96 cm
Ford Kuga | 95 cm
Mercedes GLB | 94 cm
Volkswagen Tiguan | 92 cm
Nissan Qashqai | 90 cm

Anchura libre segunda fila

Volkswagen Tiguan | 143 cm
Citroën C5 Aircross | 141 cm
Peugeot 3008 | 141 cm
Seat Ateca | 140 cm
Mazda CX-5 | 139 cm
Hyundai Tucson | 139 cm
Ford Kuga | 137 cm
Nissan Qashqai | 137 cm
Mercedes GLB | 136 cm

Mercedes GLB de 2020

Habitabilidad tercera fila: solo para niños

La tercera fila es uno de los elementos del vehículo que menos nos ha convencido. Conviene recordar en este sentido que la configuración de 7 asientos es opcional. Y, además, Mercedes señala que estas plazas están pensadas para ocupantes de 1,68 metros, es decir principalmente para niños o adolescentes.

Una vez dentro comprobamos que la altura libre al techo es de 86 centímetros y la anchura es de 109 centímetros. Ambas medidas son justas si las comparamos con algunos otros modelos con tres filas de asientos. Si bien, mientras que la altura es razonable, la anchura es de las más bajas del segmento. Además, entrara y salir, no es fácil.

Altura libre tercera fila

Volkswagen Tiguan Allspace | 90 cm
Peugeot 5008 | 88 cm
Skoda Kodiaq | 87 cm
Mercedes GLB | 86 cm
Hyundai Santa Fe | 85 cm
Nissan X-Trail | 84 cm
Honda CR-V | 83 cm
Seat Tarraco | 83 cm

Anchura libre tercera fila

Hyundai Santa Fe | 137 cm
Honda CR-V | 123 cm
Volkswagen Tiguan Allspace | 123 cm
Seat Tarraco | 122 cm
Skoda Kodiaq | 122 cm
Peugeot 5008 | 112 cm
Nissan X-Trail | 106 cm
Mercedes GLB | 86 cm

Mercedes GLB de 2020

Maletero

En cuanto al maletero, este nuevo GLB ofrece, con una configuración de 5 asientos, un total de 570 litros de capacidad.

Se trata de una cifra muy ventajosa respecto a otros SUV de Mercedes como puedes ver a continuación:

GLA GLB GLC
Maletero 421 litros 570 litros 550 litros

En cuanto a otros modelos, podemos señalar que aquí sí el GLB se sitúa en una posición muy alta de la clasificación, como puedes ver a continuación:

• Volkswagen Tiguan | 615 litros
• Citroën C5 Aircross | 580 litros
• Mercedes GLB | 570 litros
• Honda CR-V | 561 litros
• SsangYong Korando | 551 litros
• Skoda Karoq | 521 litros
• Peugeot 3008 | 520 litros
• Opel Grandland X | 514 litros
• Hyundai Tucson| 513 litros
• Seat Ateca | 510 litros
• Mazda CX-5 | 506 litros
• Renault Kadjar | 472 litros
• Ford Kuga | 456 litros
• Dacia Duster | 445 litros
• Kia Sportage | 439 litros
• Kia XCeed | 426 litros
• Kia Niro | 421 litros
• Nissan Qashqai | 401 litros
• Mitsubishi Eclipse Cross | 378 litros
• Toyota C-HR | 377 litros
• Kia Niro | 324 litros
• Volkswagen T-Roc | 392 litros

Esta capacidad, no obstante, decae en la configuración de siete plazas, puesto que pasa a ser de solo 140 litros, algo que es común en todos los modelos de siete plazas.

Mercedes GLB de 2020

Al volante

Inicialmente la gama estará formada por el GLB 200, GLB 250 4MATIC, GLB 200 d, GLB 200 d 4MATIC y GLB 220 d 4MATIC, además de las versiones AMG.

A continuación puedes ver las principales carácterísticas de estas versiones:

Gasolina

GLB 200 GLB 250 4MATIC
Cambio Auto 7G-DCT Auto 8G-DCT
Cilindrada 1.332 1.991
CV 163 224
a rpm 5.500 5.800
Par 250 350
a rpm 1.620 – 4.000 1.800 – 4.000
Consumo 6 7,2
CO2 137 165
0-100 km/h (s) 9,1 6,9
Velocidad (km/h) 207 236

Diésel

GLB 200 d GLB 200 d 4MATIC GLB 220 d 4MATIC
Cambio Auto 8G-DCT Auto 8G-DCT Auto 8G-DCT
Cilindrada 1.951 1.951 1.951
CV 150 150 190
a rpm 3.400 – 4.440 3.400 – 4.440 3.800
Par 320 320 400
a rpm 1.400 – 2.600 1.400 – 2.600 1.600 – 2.400
Consumo 4,9 5,2 5,2
CO2 133-129 144-136 146-138
0-100 km/h (s) 9,0 9,3 7,6
Velocidad (km/h) 204 201 217

De todos ellos, nosotros hemos podido conducir el GLB 200 y el GLB 220 d. Y aunque nos ha gustado la finura de la variante de gasolina, tenemos que reconer que nos quedamos con el diésel. A nuestro juicio, el diésel tiene un par y un empuje más razonable y acorde con este coche que pesa cerca de 1,7 toneladas.

Además, también por consumo. Durante la ruta, el GLB de gasolina presentó un gasto de 10 litros, una cifra muy elevada. Si bien es cierto que no fuimos excesivamente eficientes con el acelerador, también hay que reconocer que bajarle de ocho litros es complicado.

La variante diésel no consume muhísimo menos, pero sí se situará en 1 o 1,5 litros menos que el gasolina.

Donde no nos ha convencido tanto el GLB es en su comportamiento en carretera. Al ser un coche con mucho volumen y peso y unas suspensiones confortables, es un modelo que tiene muchas inercias y balancea bastante a la hora de entrar en curva.

Mercedes GLB de 2020

Por el contrario, su comportamiento en campo es sobresaliente. Para la prueba, Mercedes preparó un circuito off-road con cierta dificultad (con pendientes del 50% e inclinaciones increíbles) y el GLB las superó con creces. Incluso poniéndole las cosas difíciles y parando el coche en pleno ascenso, después seguía ascendiendo sin desfallecer. Y todo ello con el equipamiento original salvo por unos neumáticos más destinados al 4×4.

Este buen comportamiento se debe al sistema de tracción total 4Matic, que distribuye el par motor un 80% delante y un 20% detrás. Si, por el contrario se opta por el modo Sport, la relación pasa a ser el 70% delante y el 30% detrás.

Además, este modelo puede equipar un paquete técnico off-road con un programa adicional de conducción, que regula la potencia del motor y el sistema de frenos ABS. A ello se suma la ayuda para descender pendientes que mantiene la velocidad preseleccionda entre 2 y 18 km/h.

Mercedes GLB de 2020

Hola Mercedes y realidad aumentada

En cuanto al interior, el GLB sigue la tendencia de sus hermanos de gama introduciendo elementos como el cuadro completamente digital, el asistente virutal Hola Mercedes y la realidad aumentada.

Comenzando por las pantallas se trata de un cuadro de instrumentos completamente digital, formado por dos pantallas de 10,25 pulgadas cada una. A ello se suma que, al igual que el Clase A y Clase B no cuenta con capilla lo que convierte a este cuadro de instrumentos en un elemento innovador.

Otras claves del cuadro la información se puede personalizar. Se pueden elegir diferentes temas, que muestran la información con diferentes grafismos y colores; varias configuraciones de pantalla… Además, la pantalla de la consola es táctil y permite manejar el menú y agrandar o reducir el mapa, de una forma fácil y sencilla.

También por la incorporación del asistente personal de voz que se activa con los comandos “Hola Mercedes”.

Y también llama la atención que puede ofrecer realidad aumentada en el sistema de navegación. Se trata de una posibilidad en el sistema de navegación que suma capas a los mapas mostrando flechas por donde hay que tomar la dirección superpuestas a las imágenes de vídeo de la cámara. También se muestran estas imágenes de vídeo con los números de las calles, por ejemplo.

Otros detalles de equipamiento de este modelo es que puede incorporar faros de led o bien los faros Multibeam led. Asimismo, también podrá equipar el sistema Energizing, que lo que hace es aumenta el confort de marcha creando diferentes iluminaciones dentro del vehículo y reproduciendo música, así como realizando funciones de masaje.

Mercedes GLB de 2020

Conclusión

Mercedes-Benz ha actuado con mucha inteligencia. De una misma plataforma o estructura, la firma de la estrella ha obtenido entre siete y ocho carrocerías: desde un compacto de enfoque deportivo como el Clase A, hasta este GLB al que se le podría bautizar como un ‘mini’ G. Este nuevo GLB tiene muchos puntos fuertes, aunque también algunos más débiles.

Comenzando por los fuertes, nos parece que tiene una estética atractiva, también cuenta con un enorme habitáculo -sobre todo en altura y espacio para las piernas- y un grandísimo maletero. Además, también sobresale por su capacidad 4×4, que es sorprendente en los tiempos en los que los SUV prevalecen. Y por último, la opción de poder contar con siete plazas es algo que le hace inédito.

Sin embargo, también tiene aspectos mejorables. Uno de ellos es, por ejemplo, la anchura, ya que es un coche estrecho. Y esto repercute en el espacio interior. También pensamos que son mejorables elementos como los asientos delanteros, con unas banquetas algo justas… Y tampoco sobresale especialmente en el comportamiento en carretera. Al ser un coche con buenas aptitudes off-road, en carretera no se defiende tan bien. Es más voluminoso, la carrocería balancea más y, al ser pesado, cuesta detenerle y que entre en curva. Por último, es un coche con un precio elevado.

Valoración:

Diseño: 8,5
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 7
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 7
Precio: 6

Nota total: 7,92

Mercedes GLB de 2020

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.