Precios de coches nuevos

Probamos el Audi Q5 híbrido enchufable: sobresale en confort, acabados y prestaciones… pero su autonomía en eléctrico es algo justa

Subscribirse
Así es el vehículo probado: Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic.
Así es el vehículo probado: Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic.

Esta es la prueba del Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic, la versión híbrida enchufable del Audi Q5 lanzado en 2017. Esta variante híbrida enchufable está a la venta desde mediados del año 2019, con un precio que parte de los 59.910 euros para el acabado Advanced y de 66.200 para el equipamiento S Line.

Estos precios señalados, son precios de catálogo. Según nuestro partner carwow, los descuentos que se pueden conseguir con este modelo en los concesionarios Audi se sitúan entre los 7.300 y los 7.800 euros, por lo que estaríamos hablando de un precio de partida de unos 52.500 euros, si se opta por la financiera de la marca.

Audi Q5 híbrido enchufable y etiqueta CERO

Como hemos dicho anteriormente, este Audi Q5 50 TFSIe es un híbrido enchufable. Esto quiere decir que contiene un sistema de propulsión que combina un motor de combustión con un motor eléctrico.
El motor de combustión es el 2.0 TFSI de gasolina que rinde una potencia de 252 CV. Y el eléctrico es un motor de 142 CV (105 kW). En conjunto la potencia es de 367 CV.

Al ser un híbrido enchufable, este coche puede recorrer una determinada cantidad de kilómetros en modo 100% eléctrico. En este caso, el Audi Q5 50 TFSIe tiene una autonomía de 40 kilómetros en modo eléctrico.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Para conseguir esta autonomía en eléctrico este Q5 híbrido enchufable, dispone de una batería con 14,1 kWh de capacidad. Esto significa que se puede cargar en 2 horas con una toma de 7,2 kW.

Otro aspecto interesante de este modelo es que al ser un híbrido enchufable con más de 40 kilómetros en modo 100% eléctrico, está dotado con la etiqueta CERO de la DGT. Este distintivo ambiental le dota de ciertas ventajas como el hecho de no pagar en estacionamiento regulado de algunas ciudades o bien poder entrar en zonas restringidas al tráfico.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Rivales

A la hora de buscar rivales directos a este Audi Q5 vemos que no existen grandes competidores para este modelo. De hecho tan solo encontramos como rivales directos:

BMW X3 xDrive 30e
Volvo XC60 T8 Twin

Más adelante llegará también el Mercedes GLC 300 e 4Matic. Y también es cierto que si abrimos el abanico de marcas y no solo optamos por firmas premium encontramos otros modelos como:

Mitsubishi Outlander
DS 7 Crossback E-Tense

A ellos, próximamente, se sumarán otros modelos como el Seat Tarraco PHEV y el Toyota RAV4 híbrido enchufable.

A continuación en el siguiente gráfico puedes ver algunas conclusiones como por ejemplo que de todos los rivales mencionados anteriormente, el BMW X3 es el que más se asemeja en precio (el Volvo XC60 es bastante más caro) y también se puede ver cómo el Audi Q5 es más pequeño que sus dos principales competidores. También se puede apreciar como el Outlander tiene una buena relación entre tamaño y precio y cómo el DS7 Crossback es de los más pequeños del segmento y con un precio superior al del Outlander.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

En este otro gráfico, por ejemplo, podemos ver cómo el Audi Q5 es el que tiene más capacidad de batería (con cerca de 14 kW/h) y, sin embargo, es de los que tienen menos autonomía. El X3, con menos capacidad de batería tiene más autonomía. Y no digamos del Volvo XC60 que presenta la menor capacidad de batería de todos y la mayor autonomía.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Equipamiento

Es hora de analizar el equipamiento de este modelo. Y una vez que comprobamos los elementos que incorpora tenemos que reconocer que cuenta con un equipamiento notable de serie.

No obstante, también hay algunos elementos que echamos de menos, como una pantalla central tácil y que, además, no los veremos hasta que este modelo se renueven en 2021. A continuación puedes ver en el siguiente cuadro los principales elementos que incorpora:

De serie
ABS
6
Airbags
Aire acondicionado
Alerta por cambio involuntario de carril (LDA)
Arranque en pendiente
Arranque sin llave
Asistente de frenado activo de emergencia
Asistente frenado ante peatones y ciclistas
Bluetooth
Cable de carga a 7,2 kWh
Climatizador
Climatizador bizona
Climatizador trizona
Control de presión de los neumáticos
Control de velocidad de crucero
Faros diurnos de led
Faros principales de led
Faros traseros de led
Freno de estacionamiento eléctrico
Llantas de aleación de 18″
Modos de conducción
Portón trasero eléctrico
Radio Digital DAB
Retrovisor interior antideslumbrante
Retrovisor exteriores eléctricos
Sensor de lluvia
Tomas USB

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Al volante

Llega el momento de la toma de contacto de este modelo. Así que comenzamos la prueba de conducción y, nada más subirnos a él, ya tenemos algunas sensaciones contradictorias.

En líneas generales podemos decir que es un coche que deja un buen sabor de boca en aspectos como el diseño, el confort, la suavidad de marcha o la calidad de los acabados. Pero también hay que reconocer que ofrece sensaciones menos positivas como el hecho de que se le nota el paso del tiempo, ya que es un modelo (el Audi Q5) lanzado hace cuatro años.

Nada más subirnos a él, y con la batería prácticamente cargada al completo el ordenador del coche marca unos 40 kilómetros de autonomía, una cifra que, a nosotros nos puede parecer algo pequeña, dadas las circunstancias del día a día actuales y que con toda probabilidad nos obligará a realizar una carga casi a diario.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Y esto nos plantea el ‘incordio’ que supone cada día, abrir el maletero, coger el enchufe, conectarlo para después retirarlo y guardarlo. Una tarea que repetida a diario puede resultar cansina y molesta ya que es probable que nos manchemos las manos.

Continuamos con la toma de contacto y comprobamos las buenas prestaciones que ofrece este coche. Basta pisar con contundencia el pedal del acelerador para comprobar el tirón que tiene el coche. Este Q5 avanza rápidamente y recupera muy bien.

También nos ha gustado mucho su comportamiento. El coche tiene una excelente pisada, por bastidor y también por el sistema de tracción total que ofrece un plus de seguridad. Hay que tener cierto período de adaptación con algunos elementos como la frenada regenerativa. En este sentido, podemos comprobar que el tacto del pedal es diferente al de un coche convencional. Sin embargo, es cuestión de saber qué estamos al volante de un coche diferente.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

En cuanto al sistema de propulsión, y una vez finalizada la carga de la batería tenemos que reconocer que nos hubiera gustado un mayor uso como híbrido. De hecho, tenemos que señalar que apenas funciona como híbrido, ya que la batería tiene una corta capacidad.

Esto hará que el coche vaya casi siempre en ‘modo combustión’ y que apenas podamos hacer uso del sistema híbrido a la salida del garaje y los primeros metros de recorrido. Solo si somos muy suaves conseguiremos circular en eléctrico.

Como contrapartida, las transiciones entre combustión y eléctricos son bastante razonables y no hay grandes tirones ni molestias… pero sí reconocemos que el sistema es muy sensible puesto que en el momento en el que aceleramos de más la combustión entra.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

La parte menos atractiva del coche es el consumo, cuando se acaba la batería en el modo eléctrico. No podemos olvidar en este sentido que estamos ante un motor de gasolina de dos litros y 252 CV y un peso del vehículo que supera las dos toneladas. Y mover este conjunto es normal que como contrapartida tenga un gasto elevado. A nosotros el consumo que nos ha dado este coche ha sido de 8,3 litros.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Conclusión

La principal virtud de este modelo es que cuenta con la última tecnología y apenas dispone de unos pocos rivales. A día de hoy no todas las marcas pueden ofrecer un coche híbrido enchufable. Y Audi, en este sentido, se ha adelantado a muchos de sus competidores.

A ello se suman otras virtudes propias de este modelo como la amplitud, el confort de marcha, la calidad de los acabados y la buena pisada que ofrece este modelo. También sus prestaciones son notables.

La mayor crítica que nos surge es que estamos ante un coche lanzado en 2017 y que, por lo tanto, su actualización está cerca. Esto hace que contenga elementos como una pantalla central que no sea táctil y que en un coche de elavada tecnología nos sorprende. También es mejorable la autonomía, que consideramos que es corta en eléctrico, y el consumo en modo combustión, que es elevada.

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 9
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 8
Precio: 5

Puntuación final: 8

Audi Q5 50 TFSIe quattro S tronic

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.