Precios de coches nuevos

Probamos el renovado Renault Kadjar, un SUV que destaca por amplitud interior y suavidad

Subscribirse
Así es el Renault Kadjar de 2019.
Así es el Renault Kadjar de 2019.

Hoy probamos el recién renovado Renault Kadjar, se trata del SUV mediano de la marca francesa, que acaba de recibir una actualización para sustituir al modelo lanzado en 2015. Es un SUV-C de precio asequible, por lo que rivaliza directamente contra su ‘primo’ el Nissan Qashqai.

En esta actualización se renueva la oferta de motores gasolina y diésel, el diseño exterior varía ligeramente y en el interior encontramos nuevos materiales y unos ajustes mejorados. Nuestra unidad cuenta con el motor 1.3 TCe de 160 CV, el más potente de la gama.

El Renault Kadjar tiene un precio de partida de 23.410€ para la versión de 140 CV gasolina. Nuestra unidad contaba, además de con el motor de 160 CV, con el acabado Zen, por lo que su precio asciende a 27.710€. Además equipa el paquete ‘Extended Grip’ que mejora sus capacidades ‘off road’ a pesar de tener tracción delantera.

Diseño exterior

El Renault Kadjar comparte plataforma con el Nissan Qashqai, sin embargo, es 7 cm más largo, alcanza los 4,45 m de largo. Es también algo más ancho con sus 1,8 metros de envergadura. Es por tanto un coche moderadamente largo, pero que no pasa de los 4,5 metros, por lo que es apto para la mayoría de las plazas de garaje.

La parrilla y el paragolpes son dos de los elementos renovados en esta actualización.

La parrilla y el paragolpes son dos de los elementos renovados en esta actualización.

En esta actualización su diseño se ve ligeramente renovado, algunos elementos estéticos son completamente nuevos, algo que ayuda a refrescar la imagen de un modelo que salió al mercado en 2015.

Estos cambios se concentran en el frontal del coche, ya que la parrilla es nueva, al igual que las luces LED. El paragolpes se ha rediseñado con unas formas algo más voluminosas y menos partes de plástico negro. Lo mismo pasa en la parte trasera, el paragolpes es nuevo, y ahora incluye unos embellecedores que simulan salidas de escape dobles.

Los faros son LED, y cambian su diseño tanto en en la parte delantera como en la trasera.

Los faros son LED, y cambian su diseño tanto en en la parte delantera como en la trasera.

Para aumentar las diferencias con el modelo saliente se han añadido tres nuevas pinturas para la carrocería al catálogo, así como nuevos diseños de llantas, que pueden llegar a alcanzar las 19”.

Interior

Al igual que ocurre con los cambios realizados en el exterior, los del interior son sutiles pero eficaces, ayudan mejorar la vida a bordo del Renault Kadjar, uno de los puntos más importantes en un coche de estas características.

La principal modificación se puede encontrar en la nueva pantalla táctil. Ahora alcanza las 7” por lo que es más fácil de utilizar y sobre todo de consultar. La pantalla ahora deja de estar ‘hundida’ en la consola y pierde los botones físicos en el lateral, ahora son todos táctiles.

Así es el nuevo interior del Renault Kadjar.

Así es el nuevo interior del Renault Kadjar.

Mantiene el sistema de infoentretenimiento clásico de Renault, que podría mejorar en facilidad de uso y gráficos. Es compatible con Android Auto y Apple Car Play y de manera opcional se puede incorporar un equipo de sonido Bosé que ofrece unos resultados muy convincentes.

Por debajo encontramos los mandos de la climatización, que también son nuevos, y simplifican considerablemente la configuración anterior, lo que radica de nuevo en una mayor facilidad de uso.

Nueva pantalla de 7", los gráficos siguen siendo mejorables.

Nueva pantalla de 7″, los gráficos siguen siendo mejorables.

La instrumentación es digital, sin embargo, no podemos elegir diferentes diseños y configuraciones, se mantiene un gran reloj central para las revoluciones con un velocímetro en su interior, a los lados aparecen indicadores de la temperatura y el nivel de combustible. Es una instrumentación clara y fácil de consultar, que es lo que al final más se acaba valorando.

La calidad de acabados es en general correcta, de hecho, ahora nos encontramos con materiales algo más nobles, aunque siempre son plásticos. El lateral de las puertas cambia su diseño completamente, y lo hace a mejor.

Los nuevos asientos son muy cómodos, sólo se incorporan en los acabados altos como este Zen.

Los nuevos asientos son muy cómodos, sólo se incorporan en los acabados altos como este Zen.

Los asientos han recibido una nueva capa de espuma, lo que incrementa el confort sobre todo en recorridos largos. No son butacas que tengan un gran agarre lateral, si no que apuestan por la comodidad del pasajero.

En las plazas traseras el espacio abunda, sobre todo para las piernas, por lo que el Renault Kadjar es un buen vehículo si el objetivo es viajar frecuentemente con pasajeros en la parte posterior. La plaza central, es sólo correcta, como ocurre en la gran mayoría de modelos.

El maletero tiene formas muy aprovechables, aunque es cierto que los hay más grandes.

El maletero tiene formas muy aprovechables, aunque es cierto que los hay más grandes.

El maletero mantiene los 472 litros, una cifra muy correcta que es 50 l superior a la del Nissan Qashqai. Sin embargo el Hyundai Tucson, otro de sus principales competidores, consigue ofrecer 40 l más.

Así va

El Renault Kadjar es ante todo un coche cómodo, que nos ofrecerá su mejor faceta si apostamos por una conducción tranquila. Sus suspensiones, dirección y la respuesta del propio motor son suaves y predecibles.

La puesta a punto de la suspensión es satisfactoria, nos encontramos con unos muelles más bien blandos que permiten filtrar muy bien las imperfecciones de la carretera. Sin embargo, los balanceos de la carrocería no son exagerados, si bien hay modelos mucho más dinámicos.

Su configuración es blanda en general, hay modelos más eficaces en el paso por curva.

Su configuración es blanda en general, hay modelos más eficaces en el paso por curva.

La dirección está muy asistida y apenas informa de lo que sucede entre las ruedas y el asfalto. El punto positivo de esto es que la comodidad es absoluta y el grado de precisión ofrecido es suficiente para no tener problemas a la hora de circular a cruceros elevados.

El cambio manual de seis velocidades tiene una palanca con recorridos ligeramente largos, pero con un tacto general muy suave, que de nuevo hace que la conducción de este Renault Kadjar sea muy simple y poco exigente.

El nuevo motor es muy progresivo y solvente, pero tiene algo de 'turbo lag'.

El nuevo motor es muy progresivo y solvente, pero tiene algo de ‘turbo lag’.

El 1.3 TCe de 160 CV es un motor que nace de la alianza entre Daimler y Nissan-Renault, por tanto, lo podremos encontrar en otros modelos como el Mercedes-Benz Clase A. Es un propulsor de cuatro cilindros con una cilindrada muy baja, lo que debería repercutir en un buen consumo.

Tiene un funcionamiento muy suave y es bastante silencioso, su configuración hace que tenga un comportamiento similar al de un diésel, con una buena entrega en bajas revoluciones. Hay cierto ‘turbo lag’ lo que nos obliga a ser algo más previsores y empezar a acelerar un segundo antes para tener la entrega de potencia en el momento adecuado.

La parte más positiva es que también consigue estirarse sin problemas, por lo que a su funcionamiento casi de diésel añade una mayor elasticidad, lo que incrementa la comodidad y también nos ofrece mejores sensaciones de conducción.

Se echan en falta más asistentes a la conducción.

Se echan en falta más asistentes a la conducción.

Si nos esmeramos podremos conseguir consumos por debajo de los 6 l/ 100 km, una cifra muy buena para un SUV de estas características. Puede resultar interesante optar por el propulsor de 140 CV, ya que ofrecerá una respuesta parecida a un precio algo inferior.

Ambos se pueden asociar a una caja automática de doble embrague que tiene un coste cercano a los 1.400€, puede ser una buena inversión puesto que responde bien y simplifica mucho la conducción en entornos urbanos.

Echamos en falta más asistentes a la conducción, puesto que el control de crucero adaptativo no se encuentra disponible ni siquiera en opción. Lo mismo ocurre con otros sistemas, como el centrado de carril o la frenada de emergencia en ciudad.

Extended Grip

El Renault Kadjar puede equipar de manera opcional un paquete denominado Extended Grip, enfocado a ofrecer unas mejores prestaciones en terrenos poco adherentes. Este opcional incorpora unos neumáticos Goodyear Vector4Seasons, unas ruedas con especificación M+S.

De esta manera vemos como la capacidad de tracción se ve incrementada en terrenos deslizantes, de hecho, en caso de encontrarnos con nieve o hielo, podremos optar por no montar cadenas ya que estos neumáticos se homologan para poder circular sin ellas en cualquier situación.

Los neumáticos M+S mejoran notablemente la motricidad lejos del asfalto.

Los neumáticos M+S mejoran notablemente la motricidad lejos del asfalto, aunque también tienen algo menos de adherencia en carretera.

Además de estos neumáticos se incluye un sistema de tracción específico con dos modos adicionales, uno de ellos se denomina ‘Experto’, que evitan que las ruedas patinen en exceso cuando nos encontramos en condiciones poco favorables.

La efectividad de estos sistemas es relativa, puesto que aunque mejoran el comportamiento del coche en tierra o grava, no pueden suplir un sistema de tracción integral. Lo que sí es una verdadera ventaja son los neumáticos M+S, puesto que son mucho más efectivos que unos de verano, aunque en asfalto estos resultarían bastante más competentes.

La combinación ideal si queremos aventurarnos lejos del asfalto es elegir el motor diésel dCi de 150 CV con tracción total y además añadir el paquete Extended Grip. Los motores gasolina no pueden contar con tracción total, y su par es algo bajo para  superar obstáculos a baja velocidad.

Conclusión

El Kadjar no cambia su esencia en esta actualización, sigue siendo un coche sobre todo práctico, con un precio muy atractivo y unas calidades correctas. Es cierto que el sistema multimedia es mejorable, pero no impide utilizar los servicios de Android Auto y Apple Car Play.

Por espacio interior es mejor que el Nissan Qashqai, aunque es cierto que hay modelos todavía más amplios, pero son algo más caros. A nivel tecnológico se queda algo descolgado, no encontramos control de crucero activo ni si quiera en opción.

El Kadjar es un SUV muy cómodo, tiene sus pegas como cualquier coche, pero su atractivo precio ayuda a decidirse por él.

El Kadjar es un SUV muy cómodo, tiene sus pegas como cualquier coche, pero su atractivo precio ayuda a decidirse por él.

Su nuevo motor gasolina es todo un acierto, consigue consumos muy ajustados y su respuesta es contundente, siempre y cuando respetemos los tiempos de acción del turbo. Su caja de cambios manual es cómoda, pero apostar por la de doble embrague será un acierto todavía mayor.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 8.5
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8.4
Equipamiento en seguridad y tecnología: 7
Diversión al volante: 7
Precio: 8

Puntuación final: 7,84

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.