Precios de coches nuevos

Prueba del Peugeot 308 1.5 BlueHDI 130 CV Allure: Un compacto de confianza

Subscribirse
Peugeot 308 1.5 BlueHDi 130cv Allure
Peugeot 308.

Vivimos en tiempos difíciles para los compactos, los SUV continúan su aumento imparable, por lo que modelos que antaño ocupaban los primeros puestos en los rankings de ventas se ven hoy relegados a un segundo plano. Hablamos de los Golf, los Focus, los León y por supuesto también del 308.

Sin embargo aunque a nivel de ventas no se encuentren en su mejor momento, los compactos ofrecen mejores sensaciones de conducción y a nivel de diseño o apariencia siguen siendo más atractivos para muchos conductores que se declaran ‘enemigos’ de los SUV.

Diseño poco arriesgado, pero acertado

El Peugeot 308 mide 4,25 metros de largo, lo mismo que un Volkswagen Golf y 3 centímetros menos que un Seat León. Con el último restyiling, recibido en 2017, cuenta con unas líneas algo más afiladas, una parrilla más grande y unos faros led diurnos que siguen la línea de diseño actual de la marca.

Peugeot 308 1.5 BlueHDi 130cv Allure

Las llantas de 18″ son opcionales, pero le sientan muy bien al 308

 

Es cierto que el diseño de este 308 no muestra líneas arriesgadas o soluciones poco vistas, pero gracias a esto consigue posicionarse como un modelo que disgustará a pocos, a cambio eso sí, de no llamar demasiado la atención.

‘i-cockpit’, para gustos los colores…

Dentro del periodismo del motor hay múltiples opiniones acerca de la disposición del volante y la instrumentación de Peugeot, lo que la marca francesa denomina ‘i-cockpit’. A mi parecer el hecho de reducir el diámetro del volante y posicionarlo por debajo del cuadro de instrumentos no mejora la conducción.

Dependiendo de nuestra altura o la posición a la que regulemos el volante podremos encontrar problemas para visualizar los relojes o la pantalla de información. Por otro lado el volante se antoja demasiado pequeño, los extremos nunca fueron buenos.

Si pasamos a la consola central nos encontramos con un diseño cuidado, líneas limpias y materiales de una calidad correcta. Sin embargo, apenas encontramos mandos físicos, todo se controla desde la pantalla.
Sabemos que esa es la tendencia del mercado, los botones tradicionales desaparecen para dejar paso a lo táctil, lo que no se entiende es que se desaproveche el espacio. Otros fabricantes apuestan también por eliminar los mandos físicos, incluso los de la climatización, pero lo compensan con una pantalla táctil, en ocasiones incluso dos, de tamaño generoso y con accesos directos, que eliminen pasos y distracciones.

Peugeot 308 1.5 BlueHDi 130cv Allure

La consola central se encuentra algo vacía en la parte inferior

En el caso del Peugeot 308 nos encontramos con una pantalla de 9,8”, con una buena definición y con menús de fácil navegación, pero que requiere demasiada atención para tareas tan simples como ajustar el climatizador o desconectar la ayuda al aparcamiento.

Los asientos son sorprendentemente cómodos, en desplazamientos largos apenas notaremos los kilómetros. A esto también ayuda la postura de conducción, bastante correcta, ofrece una visión adecuada puesto que no es ni demasiado alta ni demasiado baja.

Las plazas traseras son también cómodas, pero el espacio para las piernas y cabeza se antoja algo más limitado que en otros modelos similares.

El maletero alcanza los 420 litros, un tamaño muy correcto si tenemos en cuenta que rivales como el Seat León se quedan en los 380 litros. Sus formas son regulares, lo que hacen que el espacio disponible sea fácilmente aprovechable.

Muy dinámico, pero también muy cómodo

Uno de los aspectos más destacados del Peugeot 308 es su comportamiento dinámico. Sus suspensiones tienen un ajuste prácticamente inmejorable, filtran muy bien las imperfecciones del asfalto a la vez que mantienen la estabilidad del coche en el paso por curva.

 

Peugeot 308 1.5 BlueHDi 130cv Allure

La unidad de pruebas equipaba techo panorámico

A esto también ayuda un chasis muy equilibrado y es que el Peugeot 308 fue el primer modelo de la marca en estrenar la plataforma modular EMP2 que utilizan también modelos como el Peugeot 3008 o el 5008.

El restyling recibido en 2017 incorporó mejoras tecnológicas y de seguridad, como el control de crucero adaptativo –que tiene un funcionamiento bastante suave y sin errores-, el control de salida de carril con intervención en la dirección, reconocimiento de señales…

1.5 BlueHDi 130CV

La unidad probada montaba el nuevo propulsor diésel 1.5 BlueHDi de 130 CV, asociado a una caja manual de 6 velocidades.

Este motor sustituye al anterior 1.6 BlueHDI de 120 CV, es más silencioso, tiene menos vibraciones, produce menos emisiones pero… gasta más.

No mucho más, de hecho la diferencia es inferior a 0,5 l/100km, pero con el Peugeot 308 obtuvimos un consumo combinado de 5,7 l/100km, cifra algo superior a la lograda por el anterior propulsor.

Esta diferencia de consumo se debe al incremento de 10CV de potencia, que se nota, por ejemplo, a la hora de afrontar subidas en carretera. Además este propulsor incorpora 16 válvulas, no 8 como el anterior, lo que invita a un funcionamiento a más revoluciones.

Conclusión

El 308 es un coche muy completo, con un diseño equilibrado que agradará a muchos. Por dentro sus calidades se encuentran en el mismo nivel que el de otros modelos, se muestra muy cómodo, sobre todo en las plazas delanteras.

Peugeot 308 1.5 BlueHDi 130cv Allure

Las luces traseras tienen, según Peugeot, la forma de las garras de un león.

A nivel tecnológico presenta soluciones que están al día y funcionan de manera correcta, aunque echamos de menos un sistema de centrado de carril, ya que el 308 solo corrige la dirección cuando detecta que podemos salirnos de nuestro carril.

Su precio es similar al de sus rivales más directos y algo inferior al de modelos con más categoría, sin embargo por nivel de acabados este Peugeot no tiene mucho envidiar a vehículos con más ‘caché’.

Valoración

Diseño: 7.4
Espacio interior y maletero: 7.8
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 7.9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7.3
Precio: 7.8

Puntuación final: 7.74

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.