Probamos el nuevo Peugeot 508 SW de 2019: los familiares también pueden ser atractivos

Subscribirse
Peugeot 508 SW 2019.
Peugeot 508 SW 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba y toma de contacto con el nuevo Peugeot 508 SW de 2019, un modelo que llegará en la primavera del próximo año a los concesionarios.

Este nuevo Peugeot 508 SW, aumenta así la gama del nuevo Peugeot 508 ‘berlina’, que comenzó a venderse en septiembre de 2018 y del que la firma francesa ha recibido en estos pocos meses de vida (entre septiembre y diciembre) cerca de 7.000 pedidos en Europa, 1.000 de ellos en España.

En cuanto a las ventas del nuevo Peugeot 508 SW, la firma del león estima que puede comercializar en torno a las 2.800 o 3.000 unidades de este modelo en un año completo de comercialización.

Peugeot 508 SW 2019.

Para hacernos una idea de cómo está la situación en España, Volkswagen venderá en 2018 en torno a 6.000 unidades del Passat, con su carrocería de berlina y familiar. Una cifra considerable pero mucho más baja que la que obtenía hace años con este mismo modelo (en torno a las 11.000 unidades de ventas en 2011).

Por tanto, no hay duda de que los SUV están haciendo descender enormemente el segmento de las berlinas. Un tipo de coche que, según Peugeot ahora representa el 8% del total de las ventas en España.

Peugeot 508 SW 2019.

Además, mientras que en Europa se caracteriza porque la mayoría de los usuarios (60%) prefieren modelos SW en España, es al revés. En concreto, en España el 60% de los usuarios del segmento D prefieren berlinas, antes que SW, que son el 40%. Son cifras, no obstante, que Peugeot quiere cambiar con la llegada del Peugeot 508 SW.

Un familiar de tamaño ajustado

En relación a las dimensiones este nuevo Peugeot 508 SW mide 4,78 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,42 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,79 metros. Estas dimensiones son muy similares a las de la berlina, puesto que sólo es 3 centímetros más largo que el 508 convencional y prácticamente igual de bajo.

Con estas medidas, el Peugeot 508 SW pasa a ser de los modelos más pequeños de la categoría. Por ejemplo, un Opel Insignia Sports Tourer mide 4,98 metros de largo, un Renault Talisman Sport Tourer (4,86 metros) y un Ford Mondeo Sportbeak (4,86 metros), un Kia Optima Sportwagon (4,85 metros) y un Skoda Superb Combi (4,85 metros), entre otros.

Peugeot 508 SW 2019.

El modelo más parecido en dimensiones es el Volkswagen Passat Variant. Y aquí, entonces, tenemos una primera conclusión. Peugeot, al igual que quiso dar un golpe en la mesa y acercarse al Volkswagen Golf en el segmento de los compactos, también ha querido hacer lo propio entre las berlinas, con este nuevo Peugeot 508 que quiere ser un competidor muy duro con el Passat.

Continuando con el maletero, el nuevo Peugeot 508 ahora ofrece una capacidad de carga de 530 litros. Son 30 litros menos que la capacidad de carga del anterior Peugeot 508 SW, que ofrecía 560 litros. Esta diferencia de capacidad de carga se debe al diseño, ya que este modelo tiene unas formas más vanguardistas.

Respecto a sus rivales, estamos hablando de uno de los maleteros más pequeños de la categoría. A continuación detallamos cómo está el ranking de berlinas por su capacidad de carga: Skoda Superb Combi (625 litros), Skoda Octavia Combi (610 litros), Volkswagen Passat Variant (586 litros), Opel Insignia Sports Tourer (560 litros), Renault Talisman (576 litros), Ford Mondeo (488 litros), Kia Optima (552 litros) y Toyota Avensis (543 litros), entre otros.

Peugeot 508 SW 2019.

A cambio, eso sí, el maletero cuenta con una buena accesibilidad gracias al nuevo portón que, además, recoge la bandeja que cubre en el equipaje de forma automática. Además, el umbral de carga es más bajo -está situado a 68 centímetros- y amplio.

Espacio interior ajustado

Al volante la sensación que tienes con el nuevo Peugeot 508 SW es de cierta sorpresa. En primer lugar porque para entrar en el mismo tienes que prácticamente dejarte caer en el asiento, ya que la posición es bastante baja. Esta sensación es algo extraña a día de hoy acostumbrados al predominio de los SUV.

Una vez dentro, también comprobamos que el habitáculo no es excesivamente amplio. Entre otras cosas porque la firma francesa ha configurado todos los elementos del habitáculo para que tengan una posición dominante.

Peugeot 508 SW 2019.

En concreto, el cuadro de instrumentos y el volante tienen mucha presencia puesto que se trata del i-cockpit de cuarta generación, la pantalla multimedia también tiene un gran tamaño y está acompañada de los mandos a modo de teclas de piano, el acabado de esta parte es el color negro piano –que, por otra parte, deja muchas huellas a la vista- y, quizás lo más llamativo, es que la consola central –donde va el reposabrazos- tiene un tamaño muy considerable.

Y si a todo ello sumamos un parabrisas que no es tampoco de los más grandes y unas ventanillas, sobre todo las traseras, que también tienen un tamaño reducido, pues entonces llegamos a la conclusión de que el habitáculo es angosto, reducido… con cierta sensación de tener poco espacio interior.

9 centímetros más amplio

Hasta aquí las sensaciones. Hablemos ahora de las cifras con la cinta métrica en la mano de esta versión que, cabe recordar, tiene techo panorámico hasta el pilar central.. Comenzando por las plazas delanteras podemos señalar que tienen una altura libre de 96 centímetros (4 centímetros menos que la berlina sin techo panorámico). En cuanto a la anchura del modelo es de 139 centímetros en las plazas delanteras… Esto se traduce en que dos adultos irán con un notable confort en las plazas delanteras.

Por ejemplo, un Passat tiene una altura de altura libre al techo de unos 96 centímetros, muy similar a la del Peugeot 508, aunque este con techo panorámico. Sin embargo, donde el Passat gana claramente el Peugeot 508 es en el apartado de anchura, puesto que ofrece unos 144 centímetros, es decir 6 centímetros más.

Peugeot 508 SW 2019.

En cuanto a las plazas traseras, sin duda esta variante familiar ha mejorado mucho respecto a la berlina. Mientras que en la berlina, la mayor crítica que recibía era el espacio para las plazas traseras, en esta variante familiar, las cosas han cambiado. Y mucho. En concreto, ahora la distancia entre la banqueta y el techo es de 97 centímetros. Estamos hablando, por tanto de 9 centímetros más que la versión de cinco puertas. La anchura, además, se mantiene en los 133-134 centímetros, una medida idéntica, tanto en la berlina como en el familiar.

Peugeot 508 SW 2019.

En cuanto a la visibilidad, es cierto que puede ser algo reducida, pero no tanto como la variante de cinco puertas que sí tiene más limitado el campo de visión.

Al volante

En la toma de contacto de este nuevo modelo hemos podido conducir dos versiones. La primera de ellas con el motor Puretech de gasolina, con 180 CV y camnio automático EAT8. La segunda variante ha sido con el BlueHDI de 130 CV y el mismo cambio EAT8.

Si tuviéramos que elegir uno de estos dos motores, nosotros claramente nos quedamos con la versión de gasolina. Se trata de una mecáncia más suave, más fina, con un buen empuje y con un consumo más bien razonable.

Peugeot 508 SW 2019.

Durante la ruta de aproximadamente 100 kilómetros por los alrededores de Estoril y Cascais el 508 SW PureTech de 180 CV mostró un consumo aproximado de 8 litros, 2,5 litros más que la cifra oficial (5,5 litros). A cambio de este consumo algo elevado, este motor destaca por su refinamiento, por sus prestaciones y sobre todo por su finura. Además, empuja desde abajo, sobre las 1.800 revoluciones y se puede estirar hasta las 5.500 vueltas.

La variante BlueHDI de 130 CV destaca frente al PureTech en que tiene algo más de bajos (empuja un poco más a bajo régimen) y que su consumo es inferior. Durante una ruta similar, el Peugeot 508 SW BlueHDi mostró un consumo de poco más de 6 litros, otros dos litros por encima de la cifra oficial. A cambio de estas virtudes, comprobamos que el BlueHDI es más ruiodoso, algo más tosco y se puede estirar menos que el Puretech.

Peugeot 508 SW 2019.

Además de los motores, probados, este Peugeot 508 SW también cuenta con otras versiones disponibles. Hablamos, por ejemplo del gasolina PureTech 225 CV. Y en diésel, también encontramos el 2.0 BlueHDI de 160 y 180 CV, ambos con el EAT8. Asimismo, todos los motores cumplen con la normativa Euro 6c y ofrecen ya el consumo de la nueva normativa WLTP.

Muy interesante será la versión híbrida enchufable prevista para la segunda mitad de 2019 que contará con una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Esta versión cuenta con un motor eléctrico de 80 kW y una batería con una capacidad de 11,8 kWh.

Buen dinamismo

Durante esta toma de contacto, la principal sensación que te deja este coche es que parece mentira que estés conduciendo un modelo familiar con sas 4,8 metros de longitud. Entre otras cosas porque es tan manejable que parece que estés a los mandos de un compacto familiar.

Esta sensación se debe principalmente a una dirección rápida y directa que permite una gran maniobrabilidad. Y también al i-cockpit, la configuración particular de Peugeot de tener el volante en una posición muy baja para ver por encima del mismo.

Peugeot 508 SW 2019.

También ayuda en este sentido la plataforma que incorpora este nuevo Peugeot 508 SW, que está desarrollado sobre la plataforma o estructura EMP2.

Esta plataforma es la misma que incorporan modelos como el Peugeot 308Peugeot 3008Peugeot 5008DS 7 CrossbackCitroën C5 Aircross y el próximo Citroën C5 de nueva generación previsto para 2019.

La llegada de esta nueva plataforma permite a Peugeot rebajar el peso del vehículo (baja una media de 70 kilos respecto a la generación anterior), también la introducción (en los próximos años) de diferentes sistemas de propulsión, ofrece mayores dosis de seguridad y también un incremento en las prestaciones.

Este incremento en las prestaciones se debe también a la introducción de materiales más rígidos así como innovadoras técnicas de soldaduras.

Sin marcos en las ventanillas

Uno de los aspectos más curiosos que tiene este Peugeot 508 de 2018 es que no tiene marcos en las ventanillas. Este tipo de soluciones suelen aplicarse a los coupés de gran tamaño. Sin embargo no es muy usual verlo en las berlinas como el Peugeot 508.

Peugeot 508 SW 2019.

Según Peugeot esta solución se ha adoptado para rebajar la altura del vehículo. La firma francesa, de hecho, señala que es una de las berlinas más bajas de la categoría. Además, la rebaja en la altura hace que parezca más ancho, aunque esto es una percepción, ya que está en línea con la media.

En cuanto al interior, una vez más, Peugeot vuelve a apostar por el i-cockpit, el volante de pequeño tamaño y localizado en una posición más baja. Un tipo de puesto de conducción que se estrenó en el Peugeot 208 en 2012 y después ha ido pasando al resto de modelos: 2008, 308, 3008 y 5008. Según Peugeot este nuevo i-cockpit va ya por su tercera generación.

También son llamativas las diferentes pantallas con las que cuenta el nuevo Peugeot 508 SW. En este sentido, la firma alemana señala que la instrumentación elevada es una lámina digital de alta resolución de 12,3 pulgadas. Asimimo, también firma que la pantalla de la consola es una pantalla táctil de 10 pulgadas de ancho y formato 8/3. Bajo la misma el 508 muestra una serie de interruptores que según Peugeot tienen forma de teclas de piano.

Más deportivo

Este nuevo Peugeot 508 contará con diferentes modos de conducción: Eco, Sport, Confort y Normal. Según Peugeot esta berlina ofrece un comportamiento más deportivo que su antecesor. Para ello, cuenta con elementos como la suspensión variable y pilotada de serie en los acabados más altos que mejora el filtrado de las irregularidades y mejora el comportamiento.

Peugeot 508 SW 2019.

En este sentido, además, hay que señalar que este Peugeot 508 tiene un CX de 0,26 y Peugeot ha trabajado en elementos como la dirección asistida eléctrica. Todo ello para lograr un equilibrio entre confort y dinamismo.

El confort viene dado, además, por unos asientos que han sido certificados por AGR, la asociación alemana de espaldas saludables, un tipo de certificación que ya conocíamos en el Opel Insignia.

Equipamiento

Otro de los aspectos más destacables del nuevo Peugeot 508 SW es la cantidad de equipamiento que puede incorporar. Por ejemplo, destacan elementos como las cuatro tomas USB, el sistema de audio de la firma Focal, el control de crucero adaptativo, el sistema de mantenimiento en el carril, la frenada automática que evita impactos y detecta peatones y ciclistas, tanto de día como de noche y hasta 140 km/h, la alerta por cambio involuntario de carril, el encendido automático de luces, reconocimiento de señales, sistema de vigilancia del ángulo muerto, Android Auto, Apple Carplay, navegación conectada, llantas de 16 a 19 pulgadas…

Peugeot 508 SW 2019.

A ellos hay que sumar el sistema de visión nocturna, un dispositivo que gracias a la cámara de infrarrojos detecta los seres vivos incluso de noche o con mala meteorología, incluso hasta una distancia de 200 o 250 metros.

Precios

Todavía no los conocemos, ya que Peugeot señala que aún faltan muchos meses para su llegada (estará a la venta en primavera). Sin embargo, si tenemos en cuenta otras generaciones desde aquí estimamos que puede rondar un precio inicial de entre 31.500 o 32.000 euros, unos 1.500 o 2.000 euros más que la berlina.

Conclusión

Sin duda nos ha gustado mucho más que el Peugeot 508. Con ello no queremos decir que el 508 no nos parezca atractivo. Todo lo contrario. Lo que ocurre es que el 508 con la carrocería berlina tiene unas plazas traseras exiguas. Este, tampoco es que sea un alarde de espacio interior, pero cuenta con 9 centímetroe más de distancia libre al techo. Y esto es mucho.

Y todo ello sin perder un ápice de atractivo. Este SW es igual de interesante, por su línea, que la variante de cinco puertas. Eso sí, mantiene los mismos elementos mejorables que la berlina: la dirección nos parece que tiene demasiada asistencia eléctrica, el cambio podría ser más rápido y obedecer de forma más fiel los requerimientos del conductor y en las plazas traseras, si los asientos delanteros se colocan en su posición más baja, no nos caben los empeines bajo los asientos. Sin duda, una alternativa a las berlinas alemanas de corte más tradicional.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 8
Precio: 7

Puntuación final: 7.85

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.