Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo Peugeot 508 PureTech 225 CV GT: ¡El diseño por encima de todo!

Subscribirse

Esta es la prueba del nuevo Peugeot 508 de 2018 con motor PureTech de 225 CV y el acabado GT. La prueba de esta unidad se ha realizado durante su presentación a la prensa en los alrededores de Niza y Montecarlo. Este nuevo Peugeot 508 llegará a los con concesionarios en el mes de septiembre de 2018, si bien la marca francesa ya admite pedidos.

Nuevo Peugeot 2018: ¿dónde se enmarca?

El nuevo Peugeot 508 de 2018 pertenece al segmento D, un segmento que supone el 10% del total de las ventas en España. Por tanto, si para este año se esperan 1,31 millones de unidades vendidas, estaríamos hablando de 131.000 unidades de ventas en 2018.

No obstante, en esta cifra se incluyen todas las carrocerías: berlinas, SUV, coupés… Por tanto, si lo que analizamos son sólo las berlinas, vemos que mientras que hace estos modelos eran los preferidos por los usuarios, ahora son muchos los que optan por un SUV.

La silueta de este nuevo Peugeot 508 es llamativa, a nosotros nos ha gustado.

La silueta de este nuevo Peugeot 508 es llamativa, a nosotros nos ha gustado.

Aun así, el mercado de las berlinas del segmento D el pasado año supuso en España un total de 70.000 unidades comercializadas, aproximadamente.

Por lo tanto, es una cifra que sin ser clave, tiene algo de peso.
Además, este segmento, es una categoría donde priman las berlinas alemanas. Si cogemos actualmente la lista de los modelos más vendidos de esta categoría, vemos que los primeros puestos son para el Volkswagen Passat, el Audi A4, el BMW Serie 3 y el Opel Insignia, entre otros.

Ruptura con el orden impuesto

Ante esta tendencia, Peugeot tenía la opción de hacer un modelo más polivalente y tradicional –similar al anterior 508 y a rivales como el Passat o el Insignia– o romper precisamente con esa tradición y apostar por algo más vanguardista.

Y la marca francesa ha optado por esta segunda opción. Ha decidido apostar por un coche a medio camino entre una berlina tradicional –que pueda competir con el Volkswagen Passat y el Opel Insignia– y a la vez sea un modelo con aires de coupé –para que también sea un rival del Volkswagen Arteon o Kia Stinger, entre otros-.

El frontal del nuevo Peugeot 508 es muy llamativo, con unas luces de día formadas por diodos de led que tienen formas de colmillo.

El frontal del nuevo Peugeot 508 es muy llamativo, con unas luces de día formadas por diodos de led que tienen formas de colmillo.

Se trata de una apuesta arriesgada que habrá que esperar un tiempo para ver cómo reacciona el mercado. Por un lado, pensamos que Peugeot puede haber acertado porque la primera razón de compra de un coche suele ser el diseño. Y en este sentido el 508 tiene un diseño muy atractivo –como se explica a continuación-.

Pero por otro, y aquí surgen nuestras dudas, este tipo de coche va destinado a un público de cierta edad, más tradicional y que busca una mayor funcionalidad. Y aquí es donde pensamos que existen rivales como el Volkswagen Passat, que están un escalón por encima.

Nuevo Peugeot 508: cambia en todo

Lo primero que hay que tener en cuenta de este modelo es que se trata de un coche completamente nuevo. De hecho, es la segunda generación del Peugeot 508. La primera generación de esta berlina se puso a la venta en 2011. Después fue renovada en 2014 y ahora deja de venderse coincidiendo con el lanzamiento de este nuevo modelo.

La zaga del nuevo Peugeot 508 también llama la atención por la horizontalidad de los faros.

La zaga del nuevo Peugeot 508 también llama la atención por la horizontalidad de los faros.

Este nuevo Peugeot 508 nada tiene que ver con el modelo anterior… por muchas razones. La primera de ellas es porque está basado en la nueva plataforma EMP2 –la misma que la del 308, 3008, 5008, mientras que el anterior 508 estaba montado sobre otra estructura, más antigua y menos evolucionada.

Además, y quizás esta es la parte más novedosa y llamativa, este nuevo modelo abandona la carrocería de cuatro puertas anterior para optar por una carrocería con cinco puertas. Junto a la elección del portón, Peugeot también ha apostado por una carrocería de tipo coupé, con una línea de techo muy tendida.

Diseño llamativo

Una vez junto a él, tenemos que reconocer que el Peugeot 508 impresiona A nuestro juicio tiene una estética muy atractiva. Su frontal es poderoso, las luces de día son completamente verticale, y tienen un diseño similar al de los colmillos de un felino.

Además, la zaga es, todavía, más sobresaliente, con una línea de techo con una acusada caída y una trasera con gran horizontalidad, gracias al diseño de los grupos ópticos.

La parrilla es característica en Peugeot y ofrece un aspecto deportivo.

La parrilla es característica en Peugeot y ofrece un aspecto deportivo.

Otro de los aspectos más llamativos de este modelo es la decisión que ha tomado Peugeot de hacer un coche sin marcos en las ventanillas. Se trata de una apuesta arriesgada puesto que no existen muchos rivales con ventanillas sin marco.

Por ejemplo, podríamos contar con el Volkswagen Arteon como un modelo de configuración similar. Otro coche que se le podría parecer en este sentido sería el Kia Stinger, pero el modelo coreano sí que cuenta con marcos en las ventanillas. También habría algún otro rival, como el Serie 4 Gran Coupé, pero este ya pertenece a una categoría premium.

Tamaño contenido

Es otra de las claves de este modelo, su tamaño contenido. Con 4,75 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,40 metros de alto y una distancia entre ejes de 2,79 metros, estamos ante un modelo más pequeño que su antecesor y uno de los más contenidos de la categoría.

Por tamaño es más corto, más estrecho y más bajo que el anterior Peugeot 508.

Por tamaño es más corto, más estrecho y más bajo que el anterior Peugeot 508.

Respecto a su predecesor es 8 centímetros más corto, 3 centímetros más estrecho y unos 5 centímetros más bajo. Además, su distancia entre ejes es también 2 centímetros más pequeña-.

Con estas dimensiones, el Peugeot 508 es uno de los coches más cortos de la categoría. A continuación detallamos la longitud de sus principales competidores: Opel Insignia Grand Sport (4,89 metros), Ford Mondeo (4,87 metros), Mazda6 (4,86 metros), Skoda Superb (4,86 metros), Kia Optima (4,85 metros), Renault Talisman (4,84 metros), Peugeot 508 (4,83 metros), Volkswagen Passat (4,76 metros).

Habitabilidad

Al volante la sensación que tienes con el nuevo Peugeot 508 es de cierta sorpresa. Para empezar, se trata de un habitáculo que no es excesivamente amplio. Pero, además, la firma francesa ha configurado todos los elementos del habitáculo para que tengan una posición dominante.

Las plazas delanteras son bastante razonables, aunque sus rivales son más amplios.

Las plazas delanteras son bastante razonables, aunque sus rivales son más amplios.

En concreto, el cuadro de instrumentos y el volante tienen mucha presencia puesto que se trata del i-cockpit de cuarta generación, la pantalla multimedia también tiene un gran tamaño y está acompañada de los mandos a modo de teclas de piano, el acabado de esta parte es el color negro piano –que, por otra parte, deja muchas huellas a la vista- y, quizás lo más llamativo, es que la consola central –donde va el reposabrazos- tiene un tamaño muy considerable.

Y si a todo ello sumamos una altura relativamente baja, un parabrisas que no es tampoco de los más grandes y unas ventanillas, sobre todo las traseras, que también tienen un tamaño reducido, pues entonces llegamos a la conclusión de que el habitáculo es angosto, reducido… con cierta sensación de tener poco espacio interior.

Lo medimos

Hasta aquí las sensaciones. Hablemos ahora de las cifras con la cinta métrica en la mano. Y comenzando por las plazas delanteras podemos señalar que tienen una buena altura libre al techo. En concreto estamos hablando de unos 100 centímetros de distancia entre la banqueta y el techo, que en nuestra unidad no disponía de techo panorámico.

Estos 100 centímetros se traducen en que un adulto de 1,80-1,85 metros tendrá espacio más que de sobra para sentarte con todas las holguras y que su cabeza no roce en el techo. También hay que señalar en este sentido que la posición de conducción es bastante baja. En cuanto a la distancia para los hombros, este nuevo Peugeot 508 dispone de una anchura de 138 centímetros.

Por el contrario, la habitabilidad es justa en las plazas traseras.Por el contrario, la habitabilidad es justa en las plazas traseras.

Por el contrario, la habitabilidad es justa en las plazas traseras.

¿Y estas cifras respecto a un Passat cómo quedan? Pues un Passat, por ejemplo, tiene algo menos de altura libre al techo. Estaríamos hablando de que el modelo alemán cuenta con unos 96 centímetros. Sin embargo, donde el Passat gana claramente el Peugeot 508 es en el apartado de anchura, puesto que ofrece unos 144 centímetros, es decir 6 centímetros más.

Plazas traseras

Es el apartado más criticable del Peugeot 508. Y aquí es donde te das cuenta que la firma francesa ha dado prioridad absoluta al diseño por encima de todo. Para empezar, entrar y salir del coche no es del todo fácil. Al tener el techo muy tendido, si no tienes cuidado es fácil darse con la cabeza en el techo.

Y luego una vez dentro, la sensación de estrechez es mucho mayor que en las plazas delanteras. Los empeines de los pies, por ejemplo, no caben bajo los asientos delanteros si estos están en una posición muy baja; y la altura libre entre la banqueta y el techo es justa. De hecho, aquellos adultos que superen los 1,85 metros es más que probable que rocen con sus cabezas. Nosotros, con 1,82 metros rozábamos con el pelo en el techo.

Las llantas de 19 pulgadas del nuevo Peugeot 508 denotan el enfoque deportivo.

Las llantas de 19 pulgadas del nuevo Peugeot 508 denotan el enfoque deportivo.

Con el metro en la mano, estas sensaciones se confirman. La distancia entre la banqueta y el techo es de 88 centímetros. Y la anchura para los hombros de estas plazas es de 133 centímetros. Un Passat ofrece una anchura de 138 centímetros y un Insignia cuenta con 141 centímetros de anchura. La altura, en cambio, tanto en el Passat como en el Insignia, es más o menos similar.

Visibilidad trasera reducida

Es otra de las posibles críticas que se le puede hacer a este modelo. Hablamos de su visibilidad trasera. Al tener una luneta de pequeñas dimensiones y un habitáculo algo reducido, la visibilidad por el espejo interior no es de las mejores del segmento.

Más calidad

Por tanto ya tenemos claro que el diseño ha prevalecido y que Peugeot ha querido que este 508 ofrezca un elemento emocional diferenciador. A ello, no obstante, también se suma el aumento de calidad del modelo.
Una vez dentro del 508 se aprecia como Peugeot ha añadido elementos de mayor calidad, además de un acabado más refinado. Por ejemplo, los plásticos que hacen de símil de madera presentan un gran atractivo.

Con esta orientación más dinámica, Peugeot ha querido introducir un componente vanguardista en un segmento muy tradicional.

Con esta orientación más dinámica, Peugeot ha querido introducir un componente vanguardista en un segmento muy tradicional.

A ello hay que sumar una ergonomía más cuidada. Sobre todo en lo que al i-cockpit se refiere.

Si bien inicialmente a nosotros particularmente no nos convencía, ahora pensamos que puede ser una alternativa razonable.
Ya sí encontramos que el volante queda en una buena posición, tiene un tamaño pequeño y el cuadro de instrumentos, al estar más elevado, se ve claramente. Por tanto, desde aquí sí podemos señalar que con este i-cockpit de cuarta generación Peugeot sí que ha dado con la tecla.

¿Entre los mejores generalistas?

Es lo que pretende Peugeot. La firma francesa afirma que quiere convertirse en la mejor marca generalista, llegando a rozar incluso a algunas firmas premium.

Frente a otros rivales con cuatro puertas, Peugeot ofrece en el nuevo 508 un portón que da acceso al maletero.

Frente a otros rivales con cuatro puertas, Peugeot ofrece en el nuevo 508 un portón que da acceso al maletero.

Tal es así incluso, que durante la presentación los responsables de Peugeot llegaron a comparar el modelo con un Audi A4, un BMW Serie 3 y Mercedes-Benz Clase C. Nosotros, en cambio, seguimos pensando que el Peugeot 508 es una berlina generalista, con unos acabados buenos –eso sí-, pero no mejores que, por ejemplo, un Volkswagen Passat.

Confort de marcha

Es otro apartado interesante a tratar. A pesar de que las ventanillas no tienen marco, el confort acústico es bueno. Está razonablemente bien aislado, aunque si hay tráfico a nuestro alrededor o el asfalto cambia de calidad lo apreciaremos más que en algún otro modelo del segmento con marcos en las ventanillas.

Motor de gasolina de 225 CV

Para la prueba de este modelo, hemos optado por una de las versiones más altas de la gama. Se trata del motor PureTech de 225 CV que destaca por su buen comportamiento.

Es un motor que puedes estirar hasta alrededor de las 6.000 revoluciones y que empuja con contundencia –tiene 300 Nm- desde un poco más allá de las 2.000 vueltas. Un motor que, en líneas generales, ofrece un buen comportamiento.

Además, está asociado a un cambio automático de ocho marchas firmado por Aisin, marca japonesa. Este cambio en condiciones normales también cuenta con un buen comportamiento. Sube y baja de marchas con rapidez y no ofrece grandes tirones.

En el interior, el 508 estrena el i-cockpit de cuarta generación.

En el interior, el 508 estrena el i-cockpit de cuarta generación.

Si optas por una conducción más dinámica y lo sitúas en el modo Manual de los diferentes modos de conducción, se puede realizar una conducción más deportiva, si bien es cierto que en estas situaciones, sí que se muestra algo más brusco y con algunos tirones en determinadas situaciones.

Además, su consumo durante la prueba ha sido más que razonable. Nosotros sin realizar una conducción eficiente hemos logrado 8,1 litros de consumo medio, si bien pensamos que esta cifra se podría bajar hasta los 7 o 7,5 litros teniendo más cuidado con el acelerador.

Dinámico

Es otra de sus cualidades. Se trata de un coche bastante dinámico, sobre todo tratándose de una berlina. Esto es gracias al chasis, al mencionado EMP2, pero también debido al sistema de suspensiones –con una amortiguación variable en la unidad probada- y a una dirección rápida y directa.

La caja automática de ocho marchas firmada por Aisin presenta un buen comportamiento.

La caja automática de ocho marchas firmada por Aisin presenta un buen comportamiento.

En este sentido, si bien es cierto que la suspensión si nos ha parecido que guarda un buen equilibrio entre dinamismo y confort, pensamos que la dirección no transmite todo lo que debiera la información de la carretera. A nuestro juicio tiene demasiada asistencia eléctrica.

Equipamiento

Es uno de los puntos fuertes del modelo. La versión probada es el acabado GT, la más elevada del Peugeot 508. Incorpora elementos como los asientos AGR de cuero y calefactados, llantas de 19 pulgadas, cámara de visión trasera, suspensión activa, pantalla de 10 pulgadas, navegación 3D, detector de ángulo muerto, faros full led, encendido automático de faros, pantalla de 10 pulgadas, el detector de obstáculos traseros y delanteros, llantas de 19 pulgadas, la frenada activa de emergencia y la alerta de colisión, navegación 3D, detector de ángulo muerto…

La pantalla con los mandos inferiores simula las teclas de un piano.

La pantalla con los mandos inferiores simula las teclas de un piano.

Eso sí, a cambio del motor potente y del acabado GT el precio se eleva. En concreto, hablamos de 41.300 euros, una cifra bastante importante que roza algunas versiones, menos potentes y con menos equipamiento, de berlinas premium.

Conclusión

El nuevo Peugeot 508 es un coche atractivo. Llama la atención por su diseño. Y esto será una razón de compra importante. Eso sí, quien lo compre tiene que tener claro que su habitabilidad es justa, sobre todo en las plazas traseras.

El maletero del nuevo Peugeot 508 cuenta con un acceso fácil.

El maletero del nuevo Peugeot 508 cuenta con un acceso fácil.

A cambio, el comportamiento ofrece gran dinamismo –sobre todo con la suspensión activa- y el equipamiento en la versión GT es elevado. Todo ello eleva el nivel del nuevo 508 pero, en consecuencia, también sube su precio, superando incluso la barrera psicológica de los 40.000 euros en la versión probada.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 6
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 9
Precio: 6

Puntuación final: 7.85

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.