Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo Mazda 3 de 2019… ¿será la nueva referencia entre los compactos?

Subscribirse
Mazda 3 de 2019 SkyActiv-G de 122 CV Zenith.
Mazda 3 de 2019 SkyActiv-G de 122 CV Zenith.

Ya hemos realizado una primera prueba del nuevo Mazda 3 de 2019, la cuarta generación de este compacto que ya está a la venta con un precio que comienza en los 23.415 euros y que se caracteriza por disponer de la etiqueta ECO de la DGT en todas las variantes de gasolina.

La versión que hemos probado, durante su presentación internacional en los alrededores de Lisboa (Portugal), se corresponde con el motor de gasolina SkyActiv-G de 122 CV y la carrocería de cinco puertas.

Junto a la variante de 5 puertas que aquí analizamos también está disponible una carrocería de 4 puertas, de la que todavía no nos hemos puesto al volante.

Mazda 3 de 2019.

Nuevo Mazda 3 2019: entre los mejores

Aunque ahora analizaremos cada uno de los detalles de este modelo, sí podemos anticipar que este nuevo Mazda 3 es uno de los mejores compactos de la categoría.

A falta de que lleguen los nuevos Volkswagen Golf, Seat León y Audi A3, desde nuestro juicio creemos que este modelo, por calidades, comportamiento y dinamismo, se sitúa entre los mejores a día de hoy.

No es un coche perfecto, porque podría mejorar aspectos como la habitabilidad o el maletero, entre otros, pero destaca mucho por su comportamiento y por la integración con el conductor.

Mazda 3 de 2019.

Tercer modelo en importancia

Para Mazda la llegada del Mazda 3 es clave. Desde que fuera introducido en 2003 y hasta el pasado año 2018, la firma japonesa ha comercializado un total de 6 millones de unidades en todo el mundo de las que 1 millón de unidades se han vendido en Europa.

En España, el Mazda 3 es el tercer modelo más vendido para Mazda por detrás del CX-5 y del CX3.

Aunque no tenemos todos los datos desde 2001, sí conocemos que desde 2009 se han comercializado cerca de 28.000 coches, lo que nos da una estimación de cerca de 50.000 ventas en España.

Mazda 3 de 2019.

Eso supondría que del total de las ventas del Mazda 3 en Europa, nuestro país España representa aproximadamente el 5%.

A continuación detallamos los datos que tenemos de las ventas de Mazda en España y la cuota del segmento alcanzada. En este sentido se puede ver cómo desde 2011 la cuota del segmento ha ido creciendo de forma progresiva.

• 2009 | 4.055 unidades |
• 2010 | 2.990 unidades |
• 2011 | 1.711 unidades | 0,82 % cuota
• 2012 | 1.263 unidades | 0,73 % cuota
• 2013 | 1.204 unidades | 0,64 % cuota
• 2014 | 2.535 unidades | 1,12 % cuota
• 2015 | 3.267 unidades | 1,21 % cuota
• 2016 | 3.447 unidades | 1,24 % cuota
• 2017 | 3.790 unidades | 1,36 % cuota
• 2018 | 3.533 unidades | 1,31 % cuota

Mazda 3 de 2019.

Una nueva era

Además de ser el tercer modelo en ventas, este nuevo Mazda 3 también es muy importante para Mazda puesto que supone una nueva era en la firma japonesa.

Para empezar, este compacto estrena plataforma. A ello se suma un diseño más atractivo y también la llegada de la microhibridación y de unas mecánicas SkyActiv-X de gasolina que prometen gastar menos que un diésel.

Mazda 3 de 2019.

¿Premium o generalista?

Antes de hablar en detalle de lo que nos ha parecido este modelo vamos a situarlo dentro del mercado. Y en este sentido, cabe señalar que el Mazda 3 es un compacto, es decir un modelo de tamaño medio, lo que dentro del sector de la automoción como segmento C, una categoría que congrega casi el 20% del total de coches vendidos en España, unas 270.000 unidades en 2018.

Según Mazda, ellos quieren posicionar el Mazda 3 como un rival del Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. Esta orientación (la de situar a Mazda como marca premium) es una lucha que lleva ya desde varios años la firma japonesa en España.

Mazda 3 de 2019.

Según dicen desde la marca cada vez es mayor el porcentaje de clientes que incluyen a Mazda en su ‘lista de deseos’ junto a modelos premium.

Nosotros, no obstante, en esta lista de rivales no sólo vamos a incluir a los premium y vamos a añadir a alguno más. Pensamos que también pueden ser competidores modelos como el Volkswagen Golf, el Seat León, el Peugeot 308 o incluso el Ford Focus. A continuación tienes un listado (aquí lo puedes ver al completo) con los modelos que compiten en esta categoría:

Seat León
Volkswagen Golf
Renault Mégane
Peugeot 308
Ford Focus
Fiat Tipo
Opel Astra
Kia Ceed
Honda Civic
Mazda 3
Subaru Impreza
Hyundai i30
Skoda Scala
BMW Serie 1
Audi A3
Mercedes-Benz Clase A
Lexus CT

Esta lista, no obstante, se reduce muchísimo si sólo buscamos rivales que tengan la etiqueta ECO de la DGT. De hecho, tan sólo encontraríamos un par de modelos dentro de la categoría con este distintivo ambiental.

Estaríamos hablando del nuevo Toyota Corolla o bien del Lexus CT. Eso sí, ambos son híbridos y no microhíbridos, por lo que la tecnología es diferente.

Mazda 3 de 2019.

De los más grandes de la categoría

Comenzando por el análisis del tamaño, comprobamos que el nuevo Mazda 3 tiene una longitud de 4,46 metros, una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,43 metros. Su distancia entre ejes es de 2,72 metros.

Si lo comparamos con el resto de modelos, como se puede ver a continuación, vemos que el Mazda 3 es de los más grandes de la categoría. Tan sólo le supera, curiosamente, otro modelo japonés: el Honda Civic.

Honda Civic | 4,51 metros
Mazda 3 | 4,46 metros
Subaru Impreza | 4,46 metros
Mercedes-Benz Clase A | 4,41 metros
Toyota Corolla | 4,37 metros
Ford Focus | 4,37 metros
Opel Astra | 4,37 metros
Fiat Tipo | 4,36 metros
Renault Mégane | 4,34 metros
Hyundai i30 | 4,34 metros
Lexus CT | 4,33 metros
BMW Serie 1 2017 | 4,32 metros
Audi A3 | 4,31 metros
Kia Ceed | 4,31 metros
Seat León | 4,28 metros
Volkswagen Golf | 4,27 metros
Peugeot 308 | 4,25 metros

Mazda 3 de 2019.

Habitabilidad justa

Llega el momento de introducirnos dentro del modelo y comprobar su habitabilidad interior. Y nada más subirnos en él, e independientemente de la cinta métrica (más adelante puedes ver todas las medidas), este Mazda 3 ofrece la sensación de tener un habitáculo justo. Sobre todo en las plazas traseras.

Esto se debe a una prominente consola en la parte delantera y, sobre todo, a una línea de cintura que en la parte trasera es muy elevada y reduce el tamaño de las ventanillas.

A ello hay que sumar que la tapicería elegida y la ausencia de techo panorámico hacen que el habitáculo parezca todavía más reducido. Y por si fuera poco el túnel de transmisión es voluminoso y los empeines no caben bien bajo los asientos delanteros.

Mazda 3 de 2019.

Medidas plazas delanteras

Una vez que tenemos la cinta métrica y estamos situados en las plazas delanteras comprobamos que la anchura a la altura de los hombros es de 140 centímetros. Se trata de una anchura algo más justa que la de rivales generalistas y similar a la de los premium. A continuación tienes algunas medidas de competidores:

• Hyundai i30 | 143 centímetros
• Peugeot 308 | 142 centímetros
• Volkswagen Golf | 141 centímetros
• Mazda 3 | 140 centímetros
• Audi A3 | 139 centímetros
• BMW Serie 1 | 138 centímetros
• Toyota Corolla | 138 centímetros

Vamos ahora con las cifras de altura libre al techo desde la banqueta en las plazas delanteras. Y aquí, la cifra máxima del Mazda 3 es de 97 centímetros. Se trata, una vez más, de una cifra algo más pequeña respecto a sus competidores. Aquí tienes la altura de sus rivales:

• Hyundai i30 | 101 centímetros
• Peugeot 308 | 101 centímetros
• Mazda 3 | 97 centímetros
• Volkswagen Golf | 99 centímetros
• Toyota Corolla | 98 centímetros
• Audi A3 | 98 centímetros
• BMW Serie 1 | 98 centímetros
• Mazda 3 | 97 centímetros

Mazda 3 de 2019.

Medidas habitabilidad trasera

Pasamos a la parte trasera para comprobar el espacio. Aquí la anchura en los hombros es de 132 centímetros. Se trata de una anchura algo más justa que la de rivales generalistas y similar a la de los premium. A continuación tienes algunas medidas de competidores:

• Mazda 3 | 137 centímetros
• Hyundai i30 | 137 centímetros
• Peugeot 308 | 137 centímetros
• Volkswagen Golf | 136 centímetros
• BMW Serie 1 | 135 centímetros
• Toyota Corolla | 134 centímetros
• Mazda 3 | 132 centímetros
• Audi A3 | 132 centímetros

Y en cuanto a la altura, entre la banqueta y el techo del Mazda 3 ofrece 88 centímetros. Sus rivales cuentan con la siguiente distancia libre:

• Volkswagen Golf | 97 centímetros
• Hyundai i30 | 96 centímetros
• BMW Serie 1 | 95 centímetros
• Audi A3 | 94 centímetros
• Peugeot 308 | 93 centímetros
• Mazda 3 | 93 centímetros
• Toyota Corolla | 92 centímetros
• Mazda 3 | 88 centímetros

Mazda 3 de 2019.

Maletero

En cuanto al maletero, el Mazda 3 ofrece una capacidad de carga de 358 litros. Se trata de una cifra pequeña dentro de la categoría, aunque similar a la que ofrecen los modelos premium. A continuación tienes el ranking de coches ordenados por su capacidad de carga:

Honda Civic | 478 litros
Fiat Tipo | 440 litros
Skoda Spaceback | 415 litros
Peugeot 308 | 398 litros
Hyundai i30 | 395 litros
Kia Ceed | 395 litros
Subaru Impreza 2018 | 385 litros
Renault Mégane | 384 litros
Volkswagen Golf 2017 | 380 litros
Seat León | 380 litros
Lexus CT | 375 litros
Ford Focus | 375 litros
Opel Astra | 370 litros
Audi A3 | 365 litros
Mazda 3 | 364 litros
BMW Serie 1 | 360 litros
Mercedes-Benz Clase A | 360 litros
• Mazda 3 | 358 litros

Por lo tanto y en resumen, la habitabilidad y la capacidad del maletero serían dos de los aspectos más criticables en este modelo, sobre todo, teniendo en cuenta que tiene una longitud bastante elevada.

Mazda 3 de 2019.

Diseño atractivo

Precisamente el causante de que este Mazda 3 tenga un habitáculo más justo pese a sus grandes dimensiones exteriores se debe al diseño.

Este Mazda 3 es un coche que, sin duda, llama la atención por su estética. En Mazda saben que la primera razón de compra de sus clientes es el diseño. De ahí que la firma japonesa haya querido apostar fuerte en este sentido.

Por ejemplo del diseño nos quedamos con dos aspectos principales. El primero es el frontal, que es muy característico con un morro afilado. Sin embargo, a nosotros lo que más nos llama la atención es el tercer pilar (el pilar C) y la zaga.

En cuanto a si es atractivo, habrá opiniones para todo. A nosotros sí nos ha parecido atractivo el frontal. La zaga, en cambio, pensamos que generará controversia, ya que al ser tan vanguardista es cuestión de acostumbrarse a ella.

También resulta curiosos los paneles de los laterales del vehículo que parece que son dinámicos y tienen movimiento. Esto Mazda lo ha conseguido dependiendo de cómo incida la luz sobre ellos.

Mazda 3 de 2019.

Etiqueta ECO

Como decíamos anteriormente, la principal cualidad que tiene este modelo es que todas las versiones de gasolina contarán con etiqueta ECO de la DGT.

Por tanto, reciben este distintivo ambiental las versiones de gasolina, tanto este SkyActiv-G de 122 CV, que aquí probamos, como el próximo SkyActiv-X que llegará en los próximos meses con cerca de 180 CV. El motor que no contará con la etiqueta ECO será el diésel SkyActiv-D de 1,8 litros y 116 CV.

El motivo de la incorporación de esta etiqueta ECO es porque Mazda ha incluido en el sistema de propulsión la tecnología microhíbrida, que también se conoce como de hibridación suave o ‘mild hybrid’.

Esta tecnología de 24V (otros fabricantes utilizan los 48V) está formada por un generador reversible que convierte la energía que recupera en la deceleración en energía eléctrica y la almacena en una batería de ion litio de 24 V que se monta entre las ruedas para evitar la pérdida de espacio.

En cuanto a su funcionamiento, este sistema microhíbrido permite que las paradas con el start/stop (i-Stop) sean más prologadas. Asimismo, también hace que al arrancar, acelerar o en las detenciones el sistema actúe de forma suave para que no se aprecien las transiciones. Y por último, también ayuda en el momento de la aceleración.

Mazda 3 de 2019.

Al volante

Una vez al volante, tenemos sensaciones contradictorias. Por un lado, y esto es lo que más sobresale, reconocemos que la postura al volante es muy cómoda.

Mazda ha trabajado mucho en este sentido, estudiante las diferentes complexiones y alturas de los hombres y mujeres de todo el mundo y ha configurado un habitáculo en el que todas las personas, independientemente de su talla, se sienten cómodas.

De hecho, con este Mazda 3 nosotros nos hemos sentido cómodos desde el primer momento. Creemos que el volante tiene una posición idónea, que la palanca de cambios también está en una colocación buena y tiene un tacto excelente, se ha revisado el pilar A y se ha despejado la consola.

En este sentido, desde Mazda señalan que han trabajado especialmente para que el conductor no se distraiga. Y esto que para los japoneses ha sido muy importante, ha recibido alguna que otra crítica por parte de la prensa especializada.

En este sentido, por ejemplo, Mazda ha preferido optar por incluir un ‘head up display’ que se proyecta sobre el parabrisas y, sin embargo, no ha querido introducir un cuadro 100% digital. Tan sólo el cuadro central es digital, mientras que los elementos de los extremos son analógicos. La pantalla central tiene unas dimensiones de 7 pulgadas.

Otro aspecto en este sentido que también ha recibido algunas críticas ha sido la pantalla central de la consola, que tiene un tamaño de 8,8 pulgadas. Esta pantalla se caracteriza porque no es táctil, lo que hace que tenga que manejarse todo con un mando circular situado cerca de la palanca de cambios.

Mazda 3 de 2019.

Muy cómodo

Es otro de los puntos fuertes del Mazda 3. Hablamos de su comodidad a bordo, que es muy elevada. Mazda ha trabajado mucho en este sentido para ofrecer una calidad de rodadura sobresaliente.

El bastidor trabaja con suma eficacia, las suspensiones son firmes pero confortables, la mecánica apenas se oye y el conjunto de medidas de aislamiento es muy alta. Basta ver el grosor del cristal de las ventanillas para comprobar el empeño que ha tenido Mazda en ese sentido.

Dinámico

Es con toda probabilidad, junto con los sobresalientes acabados y el confort de marcha, el apartado en el que más destaca el Mazda 3. Hablamos de su dinamismo, que es sobresaliente. En este sentido, tanto el bastidor, como el conjunto de las suspensiones, como la dirección y los frenos se conjugan de tal manera que el Mazda 3 es un coche muy divertido de conducir.

La estructura ofrece una gran resistencia, las suspensiones (aunque durante la prueba hemos notado algún rebote trasero con imperfecciones del pavimento) evitan que la carrocería balancee y la dirección es muy rápida y efectiva. A ello se suma una caja de cambios que es una auténtica delicia, con unos recorridos cortos y bien marcados.

Además, lo bueno que tiene este Mazda 3 es que se nota que la marca japonesa ha trabajado especialmente en la integración con el usuario, con el conductor. Y decimos esto porque desde el primer momento uno se siente muy integrado dentro de este coche.

Motor algo justo

Es otro de los aspectos que podría tener algo de crítica. El motor es sobresaliente en cuanto a finura, pero a nuestro juicio se queda algo justo. Para empezar no tiene un gran empuje hasta las 2.500-2.800 revoluciones.

Por tanto, hay que esperar a ese régimen para que tenga cierta fuerza. Sin embargo, una vez llegado a ese régimen, la respuesta tampoco es muy elevada, ya que tiene un par discreto: 213 Nm.

A nuestro juicio el coche, por su porte, por su diseño y por la apuesta de la marca merece la pena un motor más potente y con más pegada. Habrá que esperar, por tanto, al próximo Skyactiv-X. Se trata de una mecánica de dos litros de cilindrada y 180 CV que se caracteriza por ser alrededor de un 30% más eficiente que los actuales motores de gasolina.

En cuanto al consumo, se trata de un motor que es bastante sensible a cómo pisemos el acelerador. Durante nuestra toma de contacto este modelo ha presentado un gasto de 7,6 litros.

Bien equipado

En cuando al equipo de serie, podemos señalar que el nuevo Mazda 3 viene bien equipado de serie. La gama del nuevo Mazda 3 se compone de tres niveles de equipamiento: Origin, Evolution y Zenith. Comprobamos ahora qué incluye cada equipamiento…

Origin

• Llantas de aleación 16″
• Faros delanteros y traseros LED
• Pantalla central de 8,8 pulgadas
• Head Up Display
• Cuadro de mandos digital de 7 pulgadas
• Asistencia a la frenada en ciudad delantero (SCBS) con detección de peatones
• G-Vectoring Control +
• Control de ángulo muerto avanzado (BSM)
• Detector de tráfico trasero (RCTA)
• Detector de fatiga
• Reconocimiento de señales de tráfico (TSR)
• Advertencia de cambio de carril involuntario (LKA)
• Sistema de frenada de emergencia pre-impacto (SBS)
• Control de crucero adaptativo
• Sensor de parking trasero
• Sistema de control de luces de largo alcance (HBC)
• Llamada de emergencia automática eCall
• Climatizador automático bi-zona
• Sensor de lluvia y luz
• Apple Car Play + Android Auto
• Navegador

Evolution | se suma a Origin

• Cristales traseros con tratamiento de privacidad
• Sensor de parking delantero
• Cámara de visión trasera
• Acceso inteligente sin llave
• Retrovisores exteriores e interior antideslumbramiento

Zenith | se suma a Evolution

• Llantas de aleación 18″
• Faros Full LED Adaptativos (ALH)
• Cristales traseros oscurecidos
• Firma lumínica LED delantera y trasera
• Espejo retrovisor interior sin marco
• Sistema sonido BOSE con 12 altavoces.

En cuanto a los precios la versión probada se correspondería con el acabado Zenith. Por tanto, estaríamos hablando de 26.115 €, sin descuentos. A continuación, no obstante, publicamos los precios de toda la gama.

Precios gasolina

SkyActiv-G 122 CV manual Origin | 23.415 €
SkyActiv-G 122 CV manual Evolution | 24.315 €
SkyActiv-G 122 CV manual Zenith | 26.115 €

Precios gasolina automático

SkyActiv-G 122 CV automático Evolution | 26.115 €
SkyActiv-G 122 CV automático Zenith| 27.915 €

Precios diésel manual

SkyActiv-D 116 CV manual Origin | 25.415 €
SkyActiv-D 116 CV manual Evolution | 26.315 €

Conclusión

Mazda busca ser, con el nuevo Mazda 3, la nueva referencia entre los compactos. Además, la firma japonesa no sólo quiere competir contra los próximos Volkswagen Golf o Seat León. También tiene intención de restar rentas a Audi, BMW o Mercedes con el A3, Serie 1 y Clase A.

A nosotros, el hecho de que Mazda quiere incluirse dentro de los fabricantes premium nos provoca alguna que otra duda.

Sin embargo hay que reconocer que este modelo tiene grandes virtudes como su comportamiento, el confort de marcha, la calidad de los acabados y el equipamiento.

Pero también cuenta con aspectos mejorables. Y es que son numerosas las ausencias que encontramos. Hablamos de la no introducción de un cuadro digital o una pantalla táctil, la no inclusión de toberas en los asientos traseros o la incorporación de un botón en el portón que induce a error.

También es mejorable la habitabilidad, principalmente en la parte trasera, y la capacidad del maletero. Y a nuestro juicio el motor de 122 CV se queda algo corto ya que está muy por debajo de las pretensiones y dinamismo que ofrece este coche.

Cierra la lista de ausencias el hecho de que Mazda haya descartado versiones híbridas, enchufables o eléctricas en este Mazda 3, quedándose sólo con la microhibridación y con los próximos SkyActiv-X.

Por todo ello, a nosotros nos sigue pareciendo un rival más cercano a un Volkswagen Golf, que a los modelos premium. Eso sí, habrá que esperar a la renovación de este (y a la del Seat León) para ver quién de todos ellos gana la batalla de los compactos.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 6
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 10
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 9
Precio: 7

Puntuación final: 8.14

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.