Precios de coches nuevos

Probamos el Kia Sportage 2018: un SUV refinado, bien equipado y con buena relación entre calidad y precio

Subscribirse
Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line.
Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4×4 GT Line.

Hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo Kia Sportage 2018 con el motor 1.6 T-GDi con 177 CV tracción total 4×4 y acabado GT-Line Xtreme (el más completo).

Un modelo, con un precio sin descuentos de 36.600 euros, que nos ha gustado por la finura de su propulsor, por su buen comportamiento y por la relación entre calidad y precio, además del valor añadido que supone los 7 años de garantía que ofrece Kia.

A continuación detallamos cada uno de los apartados de la prueba.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

SUV compacto

El Kia Sportage es un SUV compacto o lo que también se conoce como un SUV-C. Esto significa que es un todocamino de tamaño medio. Un modelo que compite contra rivales como:

Nissan Qashqai
Hyundai Tucson
Seat Ateca
Volkswagen Tiguan
Peugeot 3008
Renault Kadjar
Dacia Duster
Ford Kuga
Toyota C-HR
Mazda CX-5
Kia Niro
Honda CR-V

Respecto a todos ellos, el Kia Sportage es un modelo con una longitud notable. Es decir, no es de los que tienen el mayor tamaño del segmento, pero tampoco es un coche pequeño. A continuación detallamos en qué posición se encontraría este nuevo modelo:

Honda CR-V | 4,60 metros
Mazda CX-5 | 4,55 metros
Ford Kuga | 4,52 metros
Citroën C5 Aircross | 4,50 metros
Hyundai Tucson | 4,5 metros
Volkswagen Tiguan | 4,48 metros
• Kia Sportage | 4,48 metros
Opel Grandland X | 4,47 metros
Subaru XV | 4,46 metros
Peugeot 3008 | 4,44 metros
Renault Kadjar | 4,44 metros
Mitsubishi Eclipse Cross | 4,40 metros
Skoda Karoq | 4,38 metros
Nissan Qashqai | 4,38 metros
Seat Ateca | 4,36 metros
Toyota C-HR | 4,36 metros
Kia Niro | 4,35 metros
Dacia Duster | 4,34 metros
Volkswagen T-Roc | 4,23 metros

En relación al maletero, el Sportage se sitúa ligeramente por encima de la media. Si bien es verdad que hay numerosos rivales que le superan. Aquí tienes el ranking:

Volkswagen Tiguan | 615 litros
Citroën C5 Aircross | 580 litros
Honda CR-V | 561 litros
Skoda Karoq | 521 litros
Peugeot 3008 | 520 litros
Opel Grandland X | 514 litros
Hyundai Tucson | 513 litros
Seat Ateca | 510 litros
Mazda CX-5 | 506 litros
• Kia Sportage | 503 litros
Renault Kadjar | 472 litros
Ford Kuga | 456 litros
Dacia Duster | 445 litros
Nissan Qashqai | 401 litros
Volkswagen T-Roc | 392 litros
Mitsubishi Eclipse Cross | 378 litros
Toyota C-HR | 377 litros
Kia Niro | 324 litros

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Kia Sportage, todo un superventas

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de hablar del Sportage es que se trata de un modelo vital para Kia. En Europa, uno de cada cuatro coches de Kia que se venden es un Sportage. Y en España, todavía más. En nuestro país, por cada tres Kia vendidos, uno es un Sportage.

Este factor ha permitido a la firma coreana situar al Sportage entre los seis SUV compactos más vendidos en España. En concreto, entre los meses de enero y noviembre de 2018, Kia ha comercializado un total de 15.800 unidades, siendo superado sólo por:

1) Nissan Qashqai | 28.600 unidades
2) Peugeot 3008 | 20.500 unidades
3) VW Tiguan | 17.500 unidades
4) Hyundai Tucson | 16.800 unidades
5) Seat Ateca | 16.100 unidades
6) Kia Sportage | 15.731 unidades

Aquí puedes ver el ranking al completo de ventas de la categoría…

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

2018: llegan las novedades

Este Sportage que aquí probamos es una actualización del modelo de 2016. Por lo tanto, conviene tener claro que es una puesta al día, lo que también se conoce como facelift. Esto significa que los cambios introducidos en este Sportage no son excesivamente llamativos.

No obstante, son pequeñas modificaciones en diseño, equipamiento y motores que le permiten mantenerse actualizado al menos otros tres años, lo que nos da a entender que este Sportage, tal y como lo conocemos hoy, se mantendrá en los concesionarios hasta 2021, aproximadamente.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Cambios estéticos

En cuanto a las mejoras del diseño, comprobamos que las principales diferenciaciones de este Sportage de 2018 vemos que son nuevos los paragolpes delantero y en el trasero, así como en los grupos ópticos.

También vemos que las llantas ofrecen ahora nuevos diseños, que aparecen nuevos cromados y que la gama de este modelo cuenta con nuevos colores.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Eso sí, a la hora de quedarnos con algunos elementos modificados concretos nosotros elegimos los grupos ópticos, que ahora incorporan el nuevo diseño en forma de ‘cubitos de hielo’ y también con las dobles salidas de escape de la zaga, que dan una gran personalidad a la trasera de este vehículo.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Además, como la versión probada se corresponde con el acabado GT-Line también sobresale la parrilla con el radiador en negro, los protectores de los bajos en cromado y negro brillante y alguna que otra inserción de cromo oscuro en los estribos y en el portón trasero. También en este acabado se incorporan las llantas de 19 pulgadas.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Una vez dentro, notamos algún que otro cambio, aunque las modificaciones son menos llamativas. Por ejemplo, vemos que hay un volante nuevo, que el salpicadero ha sido revisado y que hay nuevas tonalidades. Además, como la versión probada es el acabado GT-Line la tapicería de cuero cuenta con algunos detalles en rojo.

Motor refinado

Dentro de los todocaminos compactos, la mayoría de los usuarios ya demandan motores de gasolina, antes que diésel. En concreto, el 56,4% de los SUV-C vendidos eran gasolina (aquí se suman también los híbridos) frente al 43,2% que es diésel.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

De ahí que la versión que probemos en esta ocasión sea la variante de gasolina 1.6 T-GDi GT Line de 177 CV y tracción 4×4. Es cierto que existe una versión con el mismo propulsor (sin turbo) con 132 CV. Sin embargo, esta versión menos potente no puede incorporar la tracción total. De ahí que optemos por la variante más completa de la gama de gasolina (la más cara sería la que incorpora el cambio automático).

Una vez en marcha, este propulsor destaca por su finura. De hecho esto es, con toda probabilidad, uno de los apartados donde más destaca este Sportage. Hablamos de que es una mecánica fina, que apenas tiene vibraciones y que sobresale por su confort de marcha.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Además es un motor que presenta buenos bajos. Prácticamente empuja desde 1.500 vueltas (un régimen más propio de un motor diésel que de uno de gasolina) y se estira hasta más allá de las 6.5000 vueltas, lo que implica que es un amplio abanico de revoluciones.

Consumo elevado

Mientras que decíamos que este motor presentaba un refinamiento elevado, por el contrario no nos ha gustado tanto su consumo. Hay que tener en cuenta que estamos ante un coche de 1,6 toneladas de peso y que a ello hay que añadir la tracción total, que siempre supone un mayor consumo.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

No obstante, hay que tener en cuenta que el gasto de combustible es elevado. La cifra oficial de consumo medio es de 7,8 litros y nosotros hemos conseguido un gasto medio de 8,5 litros circulando de forma muy suave y sin abusar del cambio de marchas. Sin embargo, en condiciones normales y con ciudad de pro medio, es fácil que el gasto medio se sitúa entre los 9 y los 9,5 litros, una cifra que a nosotros nos parece demasiado elevada para su categoría.

Un Seat Ateca, con la tracción total y cambio automático, y un Peugeot 3008, con tracción delantera, pero ambos con un motor de gasolina de ente 180 y 190 CV son más eficientes que este Sportage y ofrecen entre 1 y 2 litros menos que el Kia cada 100 kilómetros.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Buen comportamiento

Sí nos ha gustado más por su comportamiento, especialmente en la versión probada GT Line. Este nuevo Sportage presenta unas suspensiones algo firmes que no resultan incómodas pero sí evitan balanceos exagerados de la carrocería.

A ello se suma un buen bastidor y una dirección razonablemente precisa, lo que permite un sobresaliente comportamiento tanto en autopista como si optamos por una carretera revirada.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Equipamiento

Es su punto fuerte. Al ser el acabado GT Line Xtreme, uno de los más altos (si no contamos con la versión Mild-Hybrid del motor diésel) comprobamos que este Sportage está muy equipado. De serie incorpora:

• Llantas de 19 pulgadas
• Techo solar panorámico
• Freno de estacionamiento eléctrico
• Pantalla táctil de 8 pulgadas
• Acceso sin llave
• Faros de led
• Sistema de audio JBL
• Navegador
• Tracción 4×4
• Control de presión de los neumáticos
• Luces automáticas
• Sistema de detección de fatiga del conductor
• Sistema de reconocimiento de señales
• Sensor de lluvia
• Sistema de asistencia de mantenimiento de carril
• Sistema reconocimiento de señales de tráfico
• Climatizador bizona

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Además, la unidad probada contaba con el paquete Premium Xtreme G, que tiene un valor adicional de 3.200 euros y añade:

• Alerta de colisión frontal con reconocimiento de peatones
• Detección de ángulo muerto
• Alerta de tráfico trasero
• Asientos delanteros y traseros calefactables
• Volante calefactable
• Asientos delanteros ventilados
• Asientos delanteros regulables eléctricamente
• Portón trasero automático
• Cámara de visión de 360º

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Precio

La versión probada tiene un precio oficial de 36.600 euros. Esta cifra, no obstante, puede bajar hasta los 30.455 euros si adaptamos los descuentos, promociones y financiación de la marca.

Aunque nos pueda parecer un precio elevado, el Sportage es uno de los modelos más económicos del mercado. De hecho todos sus posibles rivales son más caros, si tenemos en cuenta el precio de partida de 30.000 euros. Hablamos de modelos y versiones como:

• Kuga 1.5 180 CV 4×4 | 30.800 €
• Ateca 2.0 TSI 190 DSG | 31.300 €
• T-Roc 2.0 TSI 190 DSG | 33.000 €
• CR-V 1.5 173 CV 4×4 | 33.250 €

Por todo ello desde aquí podemos señalar que el Kia Sportage tiene una buena relación entre calidad y precio.

Kia Sportage 1.6 T-GDi 177 CV manual 4x4 GT Line

Conclusión

Las modificaciones realizadas al Sportage de 2018 le convierten en un modelo muy recomendable. Entre sus puntos fuertes destaca la buena relación entre calidad y precio, el completo equipamiento, la finura de su motor y la posibilidad de contar con la tracción 4×4.

Por el contrario, entre los aspectos a mejorar, tenemos que destacar que sus consumos son altos.

Valoración

Diseño:7,5
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 7,5
Confort y terminación:7,5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante:8
Precio: 7,5

Puntuación final: 7.71

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.