Precios de coches nuevos

Probamos el Honda CR-V Hybrid 2019: un SUV híbrido, muy ‘suave’ y con la ‘etiqueta’ ECO

Subscribirse
Honda CR-V Hybrid 2019.
Honda CR-V Hybrid 2019.

El CR-V Hybrid 2019, del que aquí hemos realizamos una primera prueba, es un coche nuevo para Honda.

Entre otras cosas porque es la primera vez que la firma japonesa vende un CR-V híbrido en Europa.

Hasta la fecha, Honda no tenía una versión del CR-V que combinara un motor de gasolina con un generador eléctrico.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Por ello, se trata de un modelo muy interesante para la compañía, puesto que se convierte en un rival directo de su principal competidor: Toyota, con el RAV4.

Eso sí, todavía toca esperar porque aunque Honda admite pedidos las primeras unidades no llegarán hasta febrero.

Honda CR-V Hybrid 2019.

El nuevo Honda CR-V Hybrid es un modelo a tener en cuenta para todas aquellas personas que en algún momento tienen que circular por ciudades con posibles restricciones a la circulación (como Madrid o Barcelona, por ejemplo), ya que este SUV dispone de la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

Un distintivo que, a día de hoy, garantiza poder movernos con mayor facilidad cuando surgen episodios de contaminación. Analizamos a continuación todos los detalles del nuevo modelo.

Dos décadas y 2,5 millones de híbridos vendidos

Aunque Honda no nos ‘suena’ tanto como Toyota en materia de híbridos, esta compañía lleva ya tiempo desarrollando esta tecnología. En concreto, fue en 1999 cuando la firma japonesa introdujo su primer híbrido. Y, desde entonces ha comercializado 2,4 millones de híbridos en todo el mundo.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Estamos de acuerdo en que es una cifra menor que la de Toyota que, en un período similar, ha comercializado ya 10 millones de híbridos. Pero superar los dos millones de unidades de híbridos es una cifra reseñable.

Estos han sido los Honda híbridos

Honda inició esta tecnología a finales de los 90 bajo el nombre de IMA (Integrated Motor Assist System). Y desde entonces, han sido varios los modelos –Insight, Civic, CR-Z y Jazz– que han recibido esta hibridación y se han comercializado en España.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Un poco más tarde, en 2013, Honda evolucionaba el sistema híbrido IMA para desarrollar el i-MMD (Modo de conducción múltiple e inteligente). Se trata de un sistema ‘inteligente’ que decide por sí mismo cuando es mejor que el coche funcione con el motor de combustión, con el modo híbrido o bien en eléctrico.

Este sistema, aunque ya era conocido en 2013 en países como China, Estados Unidos y Japón, a Europa no había llegado. Sólo estaba en estos mercados en y en unos pocos modelos: Accord y Clarity.

Llega el CR-V Hybrid

Ahora, por tanto, Honda introduce esta tecnología híbrida también en Europa. Y el primer modelo que la recibe es el Honda CR-V de nueva generación en su variante CR-V Hybrid.

Honda CR-V Hybrid 2019.

El lanzamiento del CR-V Hybrid se enmarca dentro de la estrategia de Honda de que, en 2025, el 66% de sus ventas contará con algún tipo de tecnología de electrificación.

Algo que, por otra parte, no nos extraña puesto que en 2020 ya ha anunciado su primer eléctrico puro, el Honda Urban EV, un pequeño modelo con estética retro y carrocería de cinco puertas que se mostrará en su versión definitiva a finales de 2019.

Rival del Toyota RAV-4

Por tanto, con la llegada del CR-V Hybrid, Honda pasa a competir con su rival más directo que es el Toyota RAV-4.

No obstante, si abrimos más el abanico (en lo que a tamaño y tecnología se refiere) también encontramos otros posibles competidores SUV híbridos como:

Mitsubishi Outlander PHEV (este es enchufable)
Toyota C-HR (es más pequeño)
Kia Niro (también es más pequeño)

Y si, además, sumamos los premium entonces también encontramos:

Volvo XC60
Mercedes GLC
Lexus NX
Audi Q5
Lexus UX
Range Rover Evoque

Así funciona el sistema híbrido del CR-V

¿Y cómo funciona el CR-V Hybrid?, te preguntarás. Pues bien, aquí te lo vamos a intentar explicar.

Lo primero que queremos dejar claro es que es un sistema bautizado como ‘inteligente’. Esto quiere decir que será el coche cuanto interprete cuál es el mejor modo para circular, dependiendo de la carga de batería, del tipo de conducción y de las circunstancias del terreno.

Honda CR-V Hybrid 2019.

De esta manera, el coche puede elegir si circular en modo completamente eléctrico (EV), en modo híbrido (en combinación del motor eléctrico y de combustión) o con el motor de combustión.

Sí es cierto que el conductor tiene un mando EV para seleccionar el modo eléctrico en un momento determinado. Pero también hay que señalar que no siempre este modo EV está disponible puesto que depende de la carga de la batería.

Tres motores

El sistema de propulsión del CR-V Hybrid está formado por tres motores: un motor de gasolina y dos motores eléctricos (uno que hace de generador y otro de impulsor). A ello hay que sumar una unidad de control, una batería de iones de litio y un sistema de transmisión fija.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Comenzando por el motor de gasolina se trata de un motor de ciclo Atkinson con 2 litros y 145 CV (107 kW) a 6.200 revoluciones. A este motor de gasolina se suma un generador eléctrico que, entre ambos –el propulsor de gasolina y el eléctrico-, consiguen una potencia combinada de 184 CV y un par de 315 Nm.

Continuando con el sistema, a ello hay que añadir una batería de ión litio con una capacidad de 1 kwh y una autonomía en modo eléctrico de 1 o 2 kilómetros como máximo.

Esta batería está situada bajo el asiento y la tapa del maletero. Y también es muy novedosa la incorporación de un sistema de transmisión que tiene una conexión directa entre los diferentes componentes, lo que augura más refinamiento.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Este sistema, por tanto, permite circular en varios modos de conducción, que a continuación detallamos:

EV Drive (Modo eléctrico): la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica.

• Hybrid Drive (Modo híbrido): el motor de gasolina suministra energía al generador eléctrico que, a su vez, transmite la energía a las ruedas por medio de otro motor de propulsión eléctrico.

• Engine Drive (Modo combustión): el motor de combustión transmite la energía directamente a las ruedas por medio de un mecanismo que bloquea el embrague.

Ejemplos

Relatamos a continuación las posibles situaciones de conducción real para conocer cómo entra en funcionamiento cada uno de los motores:

• Aceleración desde parado: Aquí funciona el modo eléctrico EV + sistema híbrido

• Viaje a velocidad de crucero media: Aquí funciona el modo eléctrico EV + sistema híbrido

• Aceleración más potente: Aquí funciona el sistema híbrido

• Viaje a velocidad de crucero media: Aquí funciona el motor de combustión + y el sistema EV

• Deceleración: el sistema recarga las baterías

Honda CR-V Hybrid 2019.

Este sistema, por tanto, donde mejor se aprovecha es en ciudad y en carreteras extraurbanas con una velocidad no excesivamente alta. En concreto, estas son los cálculos de Honda según los escenarios de conducción:

• Ciudad (hasta 40 km/h): EV (82%) | Híbrido (18%)

• Extraurbano (40-80 km/h): EV (49%) | Híbrido (32%) | Combustión (19%)

• Autopista (100-120 km/h): EV (23%) | Híbrido (16%) | Combustión (61%)

No hay palanca de cambio

Es otra de las facetas que más llaman la atención cuando te subes en el CR-V Hybrid.

Hablamos de la ausencia de una palanca de cambios como tal. En su lugar, sólo hay botones o mandos. De esta manera tenemos el mando principal que es la tecla D, después hay un botón N de neutral, un mando R de Reverse (marcha atrás) y una P de Parking . Además, a ello hay que sumar otro mando más para el freno de mano eléctrico.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Continuando con las teclas del interior, comprobamos que hay otros dos mandos adiciones. Se trata de las teclas EV Mode y Sport Mode.

La primera de ellas, EV Mode, es para pedirle al vehículo que circule el mayor tiempo posible en modo eléctrico. Y la tecla Sport Mode es justo para lo contrario, para exprimir al máximo el carácter deportivo del vehículo.

A ello se suman unas levas en el volante que, curiosamente, no están pensadas para subir o bajar marchas. Conviene recordar en este sentido que las levas lo que hacen es que el vehículo tenga una mayor retención a la hora de decelerar.

Al volante

Llega el momento de pasar a la acción. Por delante, tenemos una ruta por los alrededores de Sevilla de unos 150 kilómetros con la versión 4×2 del nuevo Civic Hybrid y de otros 80 kilómetros con la variante 4×4.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Nos montamos en el nuevo modelo japonés, y lo primero que tenemos que señalar es que apenas hay diferencias estéticas respecto al CR-V convencional. De hecho, si no fuera por el emblema ‘Hybrid’ del portón del maletero y de los laterales, apenas se le podría reconocer.

Más diferencias hay en el interior. Sobre todo cuando observamos el cuadro de instrumentos digital y la zona de la consola, donde habitualmente está la palanca de cambios.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Comenzando por el cuadro de instrumentos, nos llama la atención que es completamente digital y que muestra diferencias respecto al CR-V convencional. Para empezar en su parte izquierda tenemos la batería con su nivel de carga.

Esto es importante porque así conoceremos cuándo estamos prácticamente sin batería y cuándo podremos utilizarla a tope para realizar una conducción EV. Pero también por el gráfico que nos indica la potencia del motor y cómo recupera. A ello se suman otras pantallas que señalan cómo se distribuye la energía y una guía para mejorar la eficiencia.

Honda CR-V Hybrid 2019.

Los mandos donde suele estar la palanca de cambios son algo más liosos. No tanto por los mandos en sí, porque al final no dejan de ser cuatro botones, sino porque se te hace raro que para ‘meter’ la marcha atrás, tengas que accionar un tirador.

Agradable de conducir

Es la principal característica que hemos obtenido de este modelo. Que es un coche que es agradable de conducir. El CR-V Hybrid es un SUV suave, tranquilo y confortable. Eso sí, con él hay que cambiar el ‘chip’ y no exprimirle demasiado.

Entre otras cosas porque si aceleremos a fondo el motor se volverá más rumoroso y aunque las prestaciones son relativamente razonables (alrededor de los 9 segundos de 0 a 100 km/h y 180 km/h) no son tan buenas como en otros rivales, incluso en el modo más deportivo.

Por tanto, teniendo claro que no es un SUV prestacional, el CR-V Hybrid destaca por su aceleración suave, porque no se aprecian las transiciones entre el modo EV (eléctrico), el híbrido y el motor de combustión, porque no presenta tirones cuando cambia del sistema de propulsión y porque es un coche que es muy eficiente.

A ritmo tranquilo, sin grandes aceleraciones ni velocidades altas, hemos obtenido un consumo durante la prueba de cerca de entre 5,7 y 6,5 litros, una cifra sobresaliente para su tamaño, volumen y que no deja de ser un motor de gasolina.

Además, todas estas conclusiones (suavidad, eficiencia…) son idénticas tanto en las versiones 4×2 como en la variante 4×4. Ambas son igual de suaves y gastan muy poco.

Muy bien acabado

Es otra de las cualidades de este nuevo CR-V. El nivel de acabado de este modelo es alto. Y, aunque Honda no deja de ser una marca generalista, tenemos que reconocer que se sitúa ya a un escalón cercano a los premium.

Sí que hay que reconocer que, tanto Honda en general como este CR-V en particular, tienen un enfoque más asiático que europeo en apartados como el comportamiento, la pisada del vehículo, la ergonomía de los asientos, las pantallas de los vehículos… Pero hay que reconocer que estamos ante un buen producto.

A ello se suma un completo equipamiento. Todas las versiones incorporan de serie:

• Llantas de aleación de 18 pulgadas
• Climatizador
• Sensor de luces
• Bluetooth
• Luces automáticas
• Alarma
• E-Call
• Faros antiniebla de led
• Reconocimiento de señales
• Sistema de ayuda a la permanencia en la carretera
• Control de crucero adaptativo

Este es el equipamiento de serie que incorpora la versión inicial llamada Comfort. Después hay otros niveles de equipamiento que incorporan entre otros:

• Elegance (navegador Garmin, climatizador dual, sensores de parking delanteros y traseros, cámara de visión trasera…)

• Lifestyle (tapicería de piel, avisador de ángulo muerto con sistema de alerta del tráfico cruzado, luces de giro activas, asientos eléctricos…)

• Executive (techo solar panorámico, portón trasero eléctrico, head up display, volante calefactables, asientos traseros calefactables)

Precios

Y por último, los precios.

CR-V Hybrid 4×2

• Comfort | 34.200 €
• Elegance | 36.850 €
• Lifestyle | 40.000 €

CR-V Hybrid 4×4

• Elegance | 40.200 €
• Lifestyle | 43.350 €
• Executive | 46.850 €

Conclusión

El Honda CR-V Hybrid es un SUV muy recomendable para todos aquellos que buscan un todocamino y viven en ciudades con posibles restricciones a la circulación. Su sistema híbrido y la incorporación de la etiqueta Eco le convierten en una alternativa a tener en cuenta.

Entre sus puntos fuertes destacan el confort de marcha, la suavidad, la ausencia de tirones al cambiar de un modo a otro, el bajo consumo, el espacio interior y el amplio habitáculo.

Y como aspectos a mejorar, podemos señalar que el sistema híbrido tiene muy poca autonomía en eléctrico. En concreto, son apenas 1 o 2 kilómetros los que este coche puede circular en modo 100% EV, ya que su batería tiene una capacidad limitada.

También su precio es alto, ya que una versión intermedia ronda los 40.000 euros, una cifra que le acerca peligrosamente a la barrera de los premium. Y cierra la lista de aspectos a mejorar el sistema de información y entretenimiento, poco intuitivo; además del sistema de navegación, que denota el paso del tiempo.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 7
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 6
Precio: 6

Puntuación final: 7.42

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.