Precios de coches nuevos

Al volante del nuevo BMW Serie 3 (330i) de 2019, la nueva referencia entre las berlinas medias premium

Subscribirse
BMW 330i 2019.
BMW 330i 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba del nuevo BMW Serie 3 de 2019, la séptima generación de esta berlina media. En concreto, la versión probada se corresponde con el 330i, con 258 CV de potencia, y con el acabado M Sport (el más alto de todos), un coche que con esta configuración tiene un precio de 47.250 euros.

BMW 330i 2019.

Esta primera toma de contacto se ha realizado durante su presentación a la presenta en Madrid en un recorrido aproximado de unos 100 kilómetros, lo que nos ha permitido obtener unas primeras impresiones que contamos a continuación.

BMW Serie 3 2019: nueva generación de un superventas

Lo primero que tenemos que señalar es que el Serie 3 es un modelo que ha sido clave en la historia de a BMW. Este Serie 3 es un icono en la firma bávara con 15 millones de unidades vendidas y más de 40 años de historia a sus espaldas.

Eso sí, como los tiempos y los gustos cambian, el Serie 3 pertenece a tipo de coche (las berlinas) con cada vez menos demanda en favor de los SUV. De ahí que ahora BMW, por ejemplo, venda entre dos y tres veces más el X1 que el Serie 3.

BMW 330i 2019.

No obstante, el Serie 3 sigue teniendo un buen número de adeptos en nuestro país. Por ejemplo, de la generación anterior que ha estado a la venta en España se han comercializado alrededor de 50.000 unidades. Se trata de una cifra notable.

Además, si lo comparas con sus rivales, como puedes ver en la siguiente tabla, observarás que la competencia está muy reñida y que en los últimos ocho años hay muy poca diferencia de ventas con sus otros principales rivales: el Audi A4 y el Mercedes Clase C.

Audi A4

BMW Serie 3

Mercedes Clase C

2011

8996

5310

7.799

2012

6684

5768

5.748

2013

6061

6995

4.098

2014

6374

7302

6.041

2015

7286

7175

7.620

2016

8078

8156

6.953

2017

7251

7036

6.091

2018

5746

4700

5478

Total

56.476

52.442

49.828

BMW 330i 2019.

Cambios en el exterior

Una vez junto a él, desde nuestro juicio pensamos que BMW ha sido bastante conservador con los cambios. Aunque es una nueva generación y cambia en todos los apartados, desde un punto de vista del diseño a nosotros nos parece muy continuista.

Sí es cierto que luego tiene detalles diferenciadores, pero se trata de elementos que sólo serán entendidos por un número específico de personas y no por un gran público.

Por ejemplo, una vez junto a él llama la atención la parrilla, que ahora es activa (abriéndose y cerrándose para mejorar la aerodinámica que ahora cuenta con un Cx que parte de los 0,23 –antes era de 0,26-); también sobresalen los riñones que son de mayor tamaño y los faros de led de serie (de láser en opción) que cuentan con un reducido hueco entre el capó y los grupos ópticos y contienen un pequeño guiño al E46 (la cuarta generación del Serie 3)…

BMW 330i 2019.

Continuando con el exterior y ya desde un punto de vista lateral comprobamos otros detalles como la curva Hoffmeister tras la puerta trasera, el diseño de superficies redefinido o la aleta trasera en la que BMW ha empleado sus conocimientos del i8.

Cierran la lista de elementos del exterior llamativos las salidas de escape simétricas, las luces tridimensionales de los grupos ópticos y la curvatura del maletero inspirada en el M3 CSL.
Cambios en el interior

Mientras que en el exterior la estética es muy continuista, en el interior sí hay numerosos cambios. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos ahora es completamente digital, tal y como incorporan otros modelos como el BMW X5 o BMW Z4.

BMW 330i 2019.

Este nuevo cuadro de instrumentos (de 12,3 pulgadas o 31 centímetros) está bien logrado puesto que muestra la información de forma correcta incluso cuando le da de pleno el sol. También es nueva la pantalla de la consola central de disposición horizontal y gestionada por un nuevo sistema operativo, del que luego hablaremos.

Otros elementos característicos son la nueva posición del botón de arranque, que ahora estás situado junto a la consola y al botón electromecánico; la reagrupación de los botones de la consola y la incorporación de nuevos materiales y ajustes.

Estos materiales, tenemos que reconocer que está bien cuidados y ajustados, si bien tenemos la sensación de que hay abundancia de plásticos con una calidad visual mejorable en determinadas partes del vehículo.

BMW 330i 2019.

Más grande y espacioso aunque el habitáculo es justo

Llega el momento de tirar de ficha técnica y analizar las medidas de este modelo. Y aquí es donde comprobamos que crece en todas sus cotas. En este sentido, la parte que más se ha incrementado es la longitud, que aumenta en 7,6 centímetros. Por el contrario, este incremento no se ve trasladado en la misma cantidad de centímetros a la batalla, puesto que sólo crece en 4,1 centímetros. El resto de cotas (anchura y altura) apenas varía.

Toca tirar ahora de la cinta métrica para ver su habitabilidad. Y comenzamos con las plazas delanteras. Estas tienen una altura entre la banqueta y el techo de 101 centímetros. Una vez sentados (medimos 1,82 centímetros) comprobamos que nos sobran unos 8 centímetros entre la cabeza y el techo. Por tanto, ya tenemos claro que la altura de las plazas delanteras es buena y que la posición de conducción es bastante baja.

BMW 330i 2019.

Llega el momento de analizar la anchura. Y aquí comprobamos que contamos con 140 centímetros de anchura para los hombros. Una medida, que no es excesivamente grande y que es donde se aprecia de forma notable que este Serie 3 no es más ancho que la generación anterior.

Nos desplazamos ahora a las plazas traseras. Y antes de ponernos con la cinta métrica vemos que ahora el Serie 3 ofrece un mayor espacio para las piernas traseras, sobre todo si lo comparamos con las generaciones previas. Eso sí, mientras que para las piernas hay un gran espacio, para los empeines está muy limitado. Nosotros, además, que teníamos regulado el asiento en la posición más baja, podemos señalar que los empeines no nos cabían bajo el asiento.

BMW 330i 2019.

Continuamos con las plazas traseras y vemos que el túnel de transmisión sigue siendo muy, muy voluminoso. Esto hace que la quinta plaza sea sólo para emergencia. Ocupar este asiento por un adulto es muy difícil puesto que apenas tiene espacio para los pies y está situado en una posición más alta.

Llega el momento de analizar el espacio libre que tenemos de la cabeza al techo y vemos que ronda los 5 centímetros. Esto significa que no rozamos con la cabeza en el techo pero que tampoco hay espacio notable en el mismo. En cuanto a la anchura, el metro nos dice que mide 137 centímetros a la altura de los hombros, una cifra que no es excesivamente llamativa.

Con todo ello podemos señalar que el Serie 3 ahora es algo más espacioso, que la generación anterior. Sin embargo, el espacio interior sigue siendo justo para un modelo de su tamaño.

BMW 330i 2019.

Maletero

Llega el momento de analizar el maletero y vemos que el Serie 3 mantiene los 480 litros de capacidad. Es la misma cifra que la generación anterior, aunque hay que reconocerle que ahora la boca de carga es más ancha y tiene formas más regulares. Este tamaño es muy similar al de sus competidores. Por ejemplo, un Audi A4 tiene también 480 litros y un Mercedes Clase C cuenta con 455 litros.

BMW 330i 2019.

Comportamiento

Llega el momento de iniciar la marcha para comprobar su comportamiento. Es quizás el apartado que más ha cambiado en este BMW, puesto que pensamos que ahora presenta mayor dinamismo que sus antecesores.

Conviene recordar en este sentido que este nuevo Serie 3 de 2019 incorpora una nueva plataforma. Se trata de una estructura, también conocida como CLAR (Cluster Architecture), que también se ha incluido en el Serie 7 y del Serie 5, aunque convenientemente recortada para adecuarla al tamaño del Serie 3.

BMW 330i 2019.

Esta nueva plataforma tiene una mayor rigidez de la carrocería. En concreto se ha incrementado en un 25% (cifra que puede llegar en algunas zonas al 50%). Otros elementos en los que BMW ha puesto mucho énfasis es en los amortiguadores, que ahora son de nueva generación para mejorar su comportamiento; en el reparto de pesos, que es del 50:50; en la anchura de vías y en la reducción de peso (hasta 55 kilos). Para la reducción de peso se ha empleado acero de alta resistencia y el aluminio.

Entramos sin llave y probamos el ‘Hola BMW’

Antes de iniciar la marcha, para entrar en el habitáculo utilizamos la llave digital o ‘digital key’. Se trata del uso de la tecnología NFC para poder abrir la puerta del coche. Además, esa llave se puede compartir para que así cualquier otra persona pueda abrir el coche. Y si el usuario no tiene tecnología NFC entonces BMW suministra una tarjeta que se puede colocar en el móvil.

Una vez introducimos en el vehículo comenzamos a rodar los primeros kilómetros. Es un primer momento para adaptarnos al coche y para comprobar algunos elementos de su tecnología. Como por ejemplo el nuevo asistente personal.

BMW 330i 2019.

Se trata de una nueva tecnología que incorpora el vehículo y que basta decir (sin apretar botón alguno) “Hola BMW” para que el coche te escuche e inicie diferentes tipos de operaciones. Se trata de un asistente virtual similar también al incorporado por Mercedes con el “Hola Mercedes”.

Eso sí, a nuestro juicio el asistente de Mercedes respondía mejor a la orden vocal de “Hola Mercedes”. Al del BMW le cuesta más comenzar a funcionar cuando dices “Hola BMW”. Sobre todo, además, cuando estás acostumbrado a aparatos como el Google Home, que funcionan a la perfección con un “OK Google”.

BMW 330i 2019.

Eso sí, tenemos que reconocer que nos ha parecido que tiene un buen funcionamiento. Así, por ejemplo, durante unos pocos kilómetros hemos probado a decirle frases como… “Tengo frío”, “Quiero aumentar la temperatura del asiento” “¿Va a llover hoy?” “Llévame a la pizzería más cercana” y con todas estas preguntas ha funcionado perfectamente. Incluso, en el menú nos aparecía las pizzerías más cercanas que había a nuestro alrededor. Sin embargo, si ya introduces preguntas o acciones más complejas como por ejemplo “¿Cuál es la mejor pizzería de Madrid?” entonces el sistema ya no te responde de forma adecuada.

En este sentido, además, desde BMW nos recuerdan que ahora el BMW Serie 3 se puede actualizar (en lo que a software se refiere). Para ello el coche cuando tenga una actualización y conexión de datos se la descargará y a partir de ahí te pedirá que actualices el vehículo. Una instalación media, aproximadamente puede durar unos 15 minutos.

BMW 330i 2019.

Más dinamismo

Hasta aquí todo teoría. Toca ahora, en cambio, pasar a la práctica. Así que nos desviamos de la autopista y nos dirigimos a una carretera virada. Y desde el primer momento se aprecia cómo ha mejorado este modelo.

Para empezar, la insonorización. El habitáculo está muy bien aislado. Incluso a velocidad de crucero elevada se puede hablar sin necesidad de subir la voz, ya que apenas se colarán ruidos aerodinámicos o de rodadura.

Comienzan las primeras curvas y es el momento de examinar la dirección. Y salvo el volante, que a nuestro juicio tiene un grosor excesivo en la unidad probada, la dirección es magnífica. Es tan espectacular que parece que quiere adivinar la trayectoria de la curva y ayudarte a trazarla. Esto es porque es muy directa y tiene una elevada asistencia. Tanto que incluso tendrás que tener cuidado al girar sobre todo si vienes de una dirección más lenta y menos comunicativa.

BMW 330i 2019.

Otro aspecto sobresaliente del vehículo es el conjunto formado por chasis y suspensiones. Es sobresaliente el paso por curva de este modelo. Además la carrocería prácticamente no balancea, lo que permite poder disfrutar al máximo de una carretera con curvas.

El motor a su vez es otra delicia. Empuja con mucha contundencia desde un régimen muy bajo de revoluciones. Prácticamente desde las 2.000 vueltas tienes toda la fuerza del mismo. Y este se estira hasta cerca de las 6.000 revoluciones permitiendo así un margen amplio de revoluciones. Y todo ello con un consumo más que razonable. A ritmo tranquilo, nuestra unidad de pruebas ha gastado ocho litros.

El recorrido llega a su fin. Ha sido muy corto y tenemos que devolver el coche a los responsables de BMW. Eso sí, aprovechamos los últimos minutos para probar en el parking el sistema que memoriza los últimos 50 metros recorridos y deshace el camino siempre que circulemos por debajo de los 35 km/h.

BMW 330i 2019.

Conclusión

Es a nuestro juicio la mejor berlina premium que existe en la actualidad. Por tecnología, por sus calidades pero sobre todo por comportamiento el nuevo Serie 3 es una referencia. A nuestro juicio supera al Audi A4 y Mercedes Clase C (al menos hasta que lleguen nuevas generaciones). Por tanto, el BMW Serie 3 es el rival a batir a partir de ahora.

Eso sí, también tiene aspectos mejorables. Por ejemplo, la habitabilidad, que sigue siendo justa y con una quinta plaza prácticamente sólo para emergencias. También es mejorable el maletero, que no es muy grande. Y continuando con otros aspectos menos positivos, llegamos al precio, que es muy elevado. Para hacerse con una motorización ‘aceptable’ hay que superar los 40.000 euros… y a partir de ahí, incrementar el precio si quieres dotarle de los últimos avances.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7,5
Motor, cambio y prestaciones: 9
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 10
Diversión al volante: 10
Precio: 6

Puntuación final: 8,5

BMW 330i 2019.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.