Precios de coches nuevos

Probamos el Nissan Qashqai 1.3 DIG-T 160 CV DCT: el líder SUV estrena motor gasolina

Subscribirse
Así es el Nissan Qashqai 2018.
Así es el Nissan Qashqai 2018.

Esta es la prueba del Nissan Qashqai 2018 con el nuevo motor 1.3 de 160 CV, asociado a un cambio DCT de 7 velocidades. Nuestra unidad contaba con el nivel de acabado Tekna +, el precio de venta al público de este vehículo es de 34.950€. Sin embargo, la gama del Qashqai arranca desde 23.300€. 

El Nissan Qashqai es uno de los coches más vendidos en nuestro país, en 2018 se comercializaron 31.275 unidades, por lo que se colocó como el tercer modelo más vendido en España.
Estas cifras son muy destacables, más si tenemos en cuenta que la actual generación del Qashqai es de 2014, aunque recibió una actualización en 2017.

El Qashqai compite en uno de los segmentos más reñidos del mercado.

El Qashqai compite en uno de los segmentos más reñidos del mercado.

Por tanto, ¿qué tiene de especial un coche que lleva más de cinco años en el mercado, para ser uno de los más vendidos en España? La respuesta no es fácil, pero podríamos decir que es una mezcla de diseño acertado, buenos acabados, una reputación que viene de lejos y un precio competitivo.

El Qashqai compite en el segmento SUV-C, segmento que lidera desde que este apareciese en el año 2007. En esta categoría, el SUV de Nissan compite contra más de 30 modelos, entre los que destacan el Seat Ateca, el Ford Kuga, el Skoda Karoq, el Hyundai Tucson, el Kia Sportage o el Peugeot 3008.

Nuevo motor gasolina

En octubre de 2018, el Nissan Qashqai recibió un nuevo motor de gasolina para cumplir con la normativa de contaminación Euro 6d. Este propulsor sustituye a los dos motores gasolina en los que anteriormente se basaba el Qashqai, un 1.2 de 116 CV y un 1.6 de 163 CV.

El recién llegado es el 1.3 DIG-T, un propulsor gasolina de cuatro cilindros con turbo, que se ofrece con dos niveles de potencia, 140 CV y 160 CV. Nuestra unidad contaba con el nivel de potencia más alto.

Las llantas de 18" son parte del equipamiento de la versión Tekna +.

Las llantas de 18″ son parte del equipamiento de la versión Tekna +.

Este motor ha sido desarrollado de manera conjunta por Renault, Nissan y Mercedes-Benz, por lo que también se incluye en modelos de estas marcas, como por ejemplo el Mercedes Clase A.

Es una novedad también la posibilidad de asociar este motor, en su nivel de potencia más alto, a un cambio automático de doble embrague y 7 velocidades. El punto negativo lo encontramos en la tracción total, ya que no podremos contar con sistemas 4×4 con el motor gasolina, sólo estarán disponibles con el diésel.

Los propulsores diésel no varían, se mantienen dos opciones, un 1.5 de 115 CV y un 1.6 de 130 CV. El más potente se puede asociar a un cambio de variador continuo, opción que no terminó de convencernos en esta prueba.

Otros cambios

Como ya hemos mencionado, la versión más actual del Qashqai es del 2017. En esta actualización se modificaron algunos parámetros estéticos y mecánicos.

En el exterior lo más destacado son los nuevos grupos ópticos, que son fácilmente reconocibles por la forma de las luces diurnas. También se modifican ligeramente los paragolpes y la parrilla.

A nivel mecánico, a parte de los motores que ya hemos menciona, se modifica el tarado de la suspensión y se sustituye la barra estabilizadora delantera por una de mayor grosor, lo que repercute de manera positiva en el comportamiento y en el confort de marcha.

El frontal reúne la mayoría de cambios estéticos que recibió el Qashqai en 2017.

El frontal reúne la mayoría de cambios estéticos que recibió el Qashqai en 2017.

Se mejora también la insonorización del habitáculo, el motor no se percibe claramente hasta bien pasadas las 3.000 RPM y el ruido de rodadura está bien camuflado. Quizás lo más notable es el ruido aerodinámico, pero los niveles en general son realmente bajos.

Junto a los nuevos motores, el sistema de infoentretenimiento recibió una ligera modificación en octubre de 2018. Se actualiza la interfaz de los menús, que ahora es más agradable, y por fin hay compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play. Sin embargo, la pantalla sigue siendo la misma de 7”, algo que se antoja insuficiente a día de hoy.

1.3 DIG-T 160 CV DCT

Este es el motor que montaba nuestra unidad, que además se acopla a la caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades de origen Renault.

La sensación mecánica en general es muy positiva, nada más arrancar nos percatamos de que el nuevo motor es bastante refinado. Al ralentí apenas hay vibraciones.

Tanto en ciudad como en carretera las respuestas son las deseadas, el cambio funciona con suavidad y acierta al subir y bajar de marchas, quizás maniobrando apreciamos algún tirón, rasgo que suele definir a los cambios de doble embrague, sin embargo, es más cuestión de tacto que de fallo.

El rendimiento del nuevo motor 1.3 DIG-T es muy satisfactorio en sus dos niveles de potencia.

El rendimiento del nuevo motor 1.3 DIG-T es muy satisfactorio en sus dos niveles de potencia.

La respuesta del motor es contundente a partir de las 1.700 RPM, encontrando por debajo un empuje discreto pero correcto. Se estira con facilidad hasta las 6.000 vueltas, sin embargo, da lo mejor de sí mismo en la zona media del cuentavueltas, donde se da la máxima presión de soplado del turbo (que se oye claramente).

Los consumos son muy satisfactorios, nos encontramos ante un propulsor con unas cifras de par (260 Nm) y potencia muy correctas, y que sin embargo no supera los 7,5 litros cada 100 kilómetros. Si somos cuidadosos podremos circular fácilmente a una media de 7 l/100 km.

En carretera tenemos capacidad para adelantar y recuperar sin problema, a una velocidad de 120 km/h circulamos a 2.000 RPM, gracias a la séptima velocidad de la caja de cambios.

El motor inferior es el 1.3 DIG-T de 140 CV, la diferencia entre ellos es muy pequeña, 20 CV y 20 Nm extra que en la realidad no son muy notables, de hecho, en el motor de 140 CV el par máximos está disponible ligeramente antes y el consumo es algo más bajo. La única pega es que no puede contar con el cambio automático.

De esta manera, si el cambio automático no es una prioridad para nosotros, la opción más lógica será el 140 CV. Si por el contrario buscamos comodidad y suavidad, el 1.3 DIG-T 160 CV con DCT es una opción que cumplirá a la perfección con nuestras demandas.

Comportamiento y confort a bordo

El Qashqai es un coche que busca la comodidad y el confort por encima del dinamismo, lo cual es lógico si miramos el público al que va dirigido, las familias.

Por dentro ofrece unos niveles de acabado bastante buenos, sobre todo si contamos con el acabado Tekna +, que incluye de serie caprichos como el techo panorámico o la tapicería de piel, que a la larga acaban aportando un plus de valor al vehículo.

La primera fila de asientos ofrece buenas cotas y espacio en todos los sentidos, la postura de conducción es muy buena gracias a los ajustes eléctricos de los asientos, otro elemento reservado a los niveles más altos de acabado.

Fila de asientos delantera del Qashqai.

Fila de asientos delantera del Qashqai.

Los asientos traseros son también muy agradables, dos adultos viajarán cómodamente independientemente de su estatura, no hay problemas de espacio. El asiento del centro es algo menos confortable, pero igualmente utilizable.

El maletero es quizás el punto más criticable. Con 430 litros ofrece un buen espacio de carga, pero se encuentra por debajo de sus principales rivales, que ofrecen como mínimo 500 litros de almacenamiento. La parte positiva es que cuenta con doble fondo y varias soluciones para sujetar o dividir la carga.

En carretera es un coche muy asentado, con reacciones suaves pero seguras. La dirección tiene un tanto agradable, aunque echamos en falta algo más de precisión en curvas abiertas.

El tarado de la suspensión es muy acertado y la nueva barra estabilizadora delantera aporta un mejor comportamiento al eje frontal. Nuestra unidad montaba neumáticos Michelin Pilot Sport 4, los cuales ayudan de manera muy notable al agarre del vehículo.

Los asientos traseros ofrecen un espacio muy correcto, incluso para tres ocupantes

Los asientos traseros ofrecen un espacio muy correcto, incluso para tres ocupantes.

Para mitigar el subviraje, el Nissan Qasqai cuenta con un sistema de frenado selectivo de las ruedas, que actúa antes que el ESP, y ayuda al vehículo a seguir mejor la trazada. Sin embargo, transmite un ‘feeling’ algo artificial al conductor, un punto intermedio sería dar la posibilidad de desconectar puntualmente el sistema.

En cuanto a sistemas de ayuda al conductor contamos con aviso de ángulo muerto, de salida de carril y frenada de emergencia automática en ciudad (la cual nos ha dado varias falsas alarmas).

Seguimos a la espera del control de crucero adaptativo y el sistema de centrado de carril, un combo al que Nissan denomina ProPilot, y que de momento no está disponible en el Qashqai.

Conclusión

El Nissan Qashqai sigue siendo uno de los líderes indiscutibles del mercado español. La combinación de confort y espacio interior a un buen precio, ahora se refuerza con la llegada de nuevos propulsores gasolina, que tienen un comportamiento muy satisfactorio.

Se nota que es un modelo que lleva varios años en el mercado,por lo que algunos elementos como su pantalla táctil empiezan a acusar el paso de los años.

La actual generación del Qashqai entra en la fase final de su ciclo comercial, sin embargo todavía tiene muchas ganas de guerra.

La actual generación del Qashqai entra en la fase final de su ciclo comercial, sin embargo todavía tiene muchas ganas de guerra.

A pesar de esto, sigue siendo un SUV compacto de lo más completo, que se mantiene en las posiciones de cabeza a pesar de competir en el segmento más duro del panorama automovilístico actual.

Valoraciones:

Diseño: 7.8
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 8
Consumo y ecología: 7.8
Confort y terminación: 7.5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7.8
Precio: 8

Puntuación final: 7.73

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.