Precios de coches nuevos

Prueba del Mini Cooper D 2018: un coche de capricho, bien acabado y muy divertido

Subscribirse
Mini Cooper D 2018.
Mini Cooper D 2018.

Mini, la firma premium perteneciente a BMW, está haciendo muy bien sus deberes. A finales de año, si todo sigue como hasta ahora, Mini habrá comercializado en España cerca de 13.000 unidades.

 

De confirmarse esta cifra, estaríamos hablando de un récord de la marca. A continuación, puedes ver las ventas de Mini en España en los últimos 10 años:

2018 | 13.000 unidades (estimación)
2017 | 12.150 unidades
2016 | 11.293 unidades
2015 | 9.592 unidades
2014 | 8.217 unidades
2013 | 7.575 unidades
2012 | 7.296 unidades
2011 | 8.397 unidades
2010 | 8.722 unidades
2009 | 8.351 unidades

De confirmarse esta cifra estaríamos ante un crecimiento del 7%, una buena cifra, aunque –eso sí- por debajo del crecimiento del mercado, que a día de hoy se sitúa en un 14% de incremento.

Los faros son de nueva generación en el Mini 2018.

Los faros son de nueva generación en el Mini 2018.

Junto a los buenos resultados de ventas, Mini también está inmersa ahora en el lanzamiento del nuevo Mini eléctrico, un modelo que destacará porque unificará en cierto modo un comportamiento deportivo con la máxima eficiencia.

No obstante y hasta que eso ocurra nos vamos a centrar ahora en la toma de contacto de este nuevo Mini con la carrocería de 3 puertas, en su versión Cooper D y con el nivel de equipamiento Chili (el tercero más equipado después de Salt y Pepper).

Nuevo Mini 3 puertas 2018: faros llamativos

En este sentido, lo primero que tenemos que señalar es que estamos ante un Mini que acaba de ser actualizado o puesto al día.

Es decir, sigue perteneciendo a esa tercera generación introducida en 2014, pero ahora con ligeros cambios de diseño y equipamiento.

El Mini es un coche pequeño pero tremendamente divertido.

El Mini es un coche pequeño pero tremendamente divertido.

Y comenzando por las novedades encontramos en este Mini los nuevos grupos ópticos. Se trata de unos faros y faros antiniebla que en el acabado mencionado -Chili- son de serie. Estos faros aportan mayor luminosidad y, además, cuentan con una rediseñada luz de día.

Asimismo, estos faros pueden incorporar la función matricial que lo que hace es, mediante una cámara, detecta los vehículos que vienen por delante y apaga con antelación partes del haz de luz para no deslumbrar a los vehículos contrarios.

La zaga cambia también por los grupos ópticos.

La zaga cambia también por los grupos ópticos.

Otras novedades llamativas y continuando con los faros es la posibilidad de incluir unos faros traseros con la forma de la bandera británica.

Y cierra la lista de aspectos novedosos el nuevo logotipo de Mini tanto en el capó, en la parte trasera, así como en el volante. Este nuevo logotipo es bidimensional.

Un interior mejorado

Una vez dentro del coche comprobamos que Mini también ha incluido nuevas molduras decorativas y mayores posibilidades de personalización. La idea de Mini es intentar que cada cliente tenga un modelo único.

También son nuevas algunas teclas multifunción del volante así como la pantalla ahora, con 6,5 pulgadas de diámetro e información a color. También mejora en apartados como la conectividad. Por ejemplo, los mapas de navegación son actualizables, cuenta con información del tráfico, acceso al portal Mini Online, información del tiempo, los precios de los combustibles…

Este nuevo Mini es una actualización del modelo de 2014.

Este nuevo Mini es una actualización del modelo de 2014.

Y también comprobamos que puede incorporar la carga inalámbrica del móvil así como nuevas tomas USB. Otros aspectos destacables son la posibilidad de emparejarlo con un teléfono o relojes inteligentes para recordar eventos en el calendario, planificar una ruta…

Y sobre todo llama la atención la posibilidad de que el propietario conozca la posición de su Mini, el nivel de combustible, etc.

Motor potente y eficiente

La versión probada es el Mini Cooper D. Se trata de la variante intermedia de la gama diésel del Mini. Es decir se sitúa entre el Mini One D y el Mini Cooper SD. Incorpora un motor de gasóleo 1.5 de 116 CV, que se caracteriza por ser de tres cilindros. Este motor ya lo incorporada antes el anterior Mini Cooper D.

El interior despunta por su calidad.

El interior despunta por su calidad.

Sin embargo, la principal novedad es que ahora está asociado a una caja automática de doble embrague con siete velocidades. Este nuevo cambio sustituye al anterior cambio de convertidor de par de seis marchas.

En marcha

La combinación del motor y el nuevo cambio automático de doble embrague es sobresaliente. El motor no es excesivamente ruidoso y a pesar de que su potencia es contenida, como el Mini es un vehículo pequeño, dota a este modelo de unas buenas prestaciones. De hecho habrá que estar pendiente del velocímetro para no pasarse de la velocidad legal.

Todo en el Mini es original.

Todo en el Mini es original.

A ello se suma un cambio rápido, quizás en algún momento en ciudad con alguna pequeña brusquedad, pero que en carretera y en autopista presenta un excelente comportamiento. Obedece las órdenes del conductor de forma rápida, precisa y dota a la conducción de una gran agilidad.

Los gráficos de la pantalla destacan por su calidad.

Los gráficos de la pantalla destacan por su calidad.

Y ahora viene lo mejor de todo ello. Y no es otro apartado que los consumos. Entre otras cosas porque este nuevo Mini ofrece unos consumos exiguos. Nuestro ordenador ha marcado una cifra de entre los 5,2 y los 5,8 litros dependiendo de si incrementábamos el ritmo de la marcha. Y a nuestro juicio se trata de una cifra bastante baja.

Como un tiralíneas

Eso sí, a la hora de escoger una virtud. Nos quedamos con su comportamiento. Conducir este Mini es todo un ejercicio de seducción para los sentidos.

Y eso que nosotros pensamos que el Mini es mucho más agradable de conducir con una mecánica de gasolina. Sin embargo, y a pesar de ello, este Mini sobresale por su excelente bastidor, por su dirección muy precisa y por unas suspensiones firmes.

Ergonomía y confort. Así son los asientos del Mini.

Ergonomía y confort. Así son los asientos del Mini.

De hecho, este último apartado –el de las suspensiones firmes- puede ser junto con el precio su mayor crítica. Y es que a nuestro juicio los amortiguadores sumados a unos neumáticos Dunlop Sport Maxx con medidas 205 45 R17 nos ha parecido una combinación excesivamente firme.

Equipamiento y precio

Como decíamos anteriormente, su precio elevado es una de las mayores críticas. De hecho, su precio de catálogo (24.650 euros) pertenece más al de un modelo premium de un segmento superior que al del segmento en el que compite el Mini.

Además, el equipamiento no es tan alto como se podría esperar. La versión de serie, apenas cuenta con climatizador, ordenador, control de velocidad de crucero automático, retrovisores eléctricos y sensor de lluvia, bluetooth, USB y llantas de aleación de 15 pulgadas.

Las plazas traseras son muy pequeñas.

Las plazas traseras son muy pequeñas.

El resto de elementos son opcionales. Por ejemplo, es interesante el paquete de equipamiento Chili que por 1.800 euros incluye elementos como los faro s de led, las llantas de 17 pulgadas, Mini Driving Modes, asientos delanteros deportivos, tapicería tela/cuero…

Otro detalle de los que gustan en el nuevo Mini.

Otro detalle de los que gustan en el nuevo Mini.

Entre los opcionales interesantes podemos citar: control de distancia de aparcamiento delantero y trasero (800 euros), asistente de luz de carretera, detección de señales de tráfico, función de frenado en ciudad (1.000 euros), servicios conectados (450 euros) y navegador (1.650 euros)…

Conclusión

El Mini es un modelo de capricho. Sin duda, a quién le guste este modelo, estamos seguros de que no verá más alternativas que, por otra parte, no hay muchas.

Una de las novedades es la bandera británica en los faros traseros (es opcional).

Una de las novedades es la bandera británica en los faros traseros (es opcional).

Entre sus puntos fuertes destacan la calidad de los acabados, el comportamiento, el dinamismo, la dirección y la eficiencia de los motores. Asimismo, aunque al Mini le ‘pega’ un motor de gasolina, este Cooper D con el nuevo cambio de doble embrague nos ha gustado y convencido. Principalmente por sus buenas prestaciones y por su eficiencia.

Los faros delanteros son novedad.

Los faros delanteros son novedad.

¿Aspectos a mejorar? Sí, los tiene. El primero es el precio. Es muy elevado. Y, además, su equipamiento es muy justo. Echamos de menos que algunos elementos opcionales sean de serie. Y otro aspecto criticable es su dureza de la suspensión. Nos ha parecido excesivamente firme.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 6
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 9
Equipamiento seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 10
Precio: 6

Puntuación final: 7.85

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.