Precios de coches nuevos

Probamos el Mercedes Clase E Estate 300 de: híbrido enchufable y diésel… combinación ganadora

Subscribirse
Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.
Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera toma de contacto con el nuevo Mercedes-Benz Clase E híbrido enchufable.

Se trata de una nueva versión de este Clase E lanzado en 2016 que ahora incorporar un motor térmico convencional combinado con un generador eléctrico y una batería.

Un sistema que le permite moverse 100% en eléctrico durante unos cuantos kilómetros y que le dota de la etiqueta CERO de la DGT.

En concreto, la variante que hemos probado ha sido el Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de, que reúne un propulsor diésel de cuatro cilindros con 194 CV y un generador eléctrico de 122 CV. En total la potencia de ambos es de 306 CV.

Este sistema de propulsión es prácticamente único en España puesto que no existe otro modelo en el mercado que sea diésel e híbrido enchufable a la vez.

Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

Hasta ahora, hay varios híbridos enchufables (aquí puedes ver el listado de los modelos a la venta), pero todos ellos incorporan un motor de gasolina con otro eléctrico. De ahí que este Clase E Estate 300 de sea una gran novedad.

Además, Mercedes no se detiene ahí. La firma de Stuttgart también cuenta en su gama con una variante híbrida enchufable (300 e) con un motor de gasolina y un generador eléctrico. Este otro híbridos enchufable de gasolina está sólo disponible con la carrocería berlina, mientras que el enchufable diésel que hemos probado está con la variante berlina y el diésel.

Una amplia gama de eléctricos

Antes de ponernos en marcha con el nuevo Clase E Estate híbrido enchufable, vamos a realizar un repaso sobre cómo se plantea el futuro eléctrico Mercedes. Y lo cierto es que es que los próximos años para la marca de la estrella serán electrizantes.

Primero por su gama de microhíbridos o coches de hibridación ligera mediante el sistema de 48V (aquí el generador eléctrico ayuda pero no empuja por sí solo el vehículo). A día de hoy cuenta con 20 modelos microhíbridos (Mercedes los llama EQ Boost) que obtienen la etiqueta ECO de la DGT.

Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

Además, desde la marca señalan que en 2022, todos los motores a la venta en Mercedes tendrán, como mínimo, la hibridación ligera y, por tanto, la etiqueta ECO.

Después está la gama de híbridos enchufables (PHEV), donde Mercedes también presenta una gran oferta. En concreto, la firma alemana espera contar con 20 modelos PHEV de aquí al 2020. En este sentido, además del Clase E que hoy conducimos, también están como híbridos enchufables el S, próximamente el C (en diésel y gasolina), el nuevo GLE y por último el Clase A y el Clase B.

Y la tercera fase de electrificación, aquellos que son 100% eléctricos, Mercedes ha empezado con el EQC que llega en verano y esperan vender de él unas 200 unidades al año. Pero también habrá un EQA y un EQB, como mínimo… es decir una versión eléctrica en cada segmento.

Con todo ello, Mercedes aspira a que en Europa, por ejemplo en 2025, el 40% de los coches que se vendan en el Viejo Continente tenga algún tipo de electrificación: microhíbrido, híbrido enchufable o eléctrico. Este porcentaje crecerá hasta el 50% en 2030.

Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

Al volante

Una vez que estamos junto al Clase E Estate híbrido enchufable, lo que primero que nos llama la atención es que no hay forma de diferenciarlo de uno normal. Tan sólo las siglas (de) de la zaga y el logotipo EQ del lateral nos hacen pensar que estamos ante un modelo diferente.

Donde sí hay alguna diferencia es en la capacidad de carga. Este híbrido enchufable al tener la batería de 13,5 kWh en la parte trasera, comprobamos que la capacidad de carga queda reducida de los 640 litros del Clase E Estate convencional, a los 480 litros de esta versión híbrida enchufable.

Continuando con el interior, comprobamos como novedad nuevos datos en el cuadro de instrumentos y en los menús (con el flujo del sistema de propulsión), entre otros.

Sí nos llama la atención y esto es clave un mando situado en la zona cercana al reposabrazos y muy cerca del mando que permite los diferentes modos de conducción. Este último, admite los modos S+ (Sport Plus), S (Sport), C (Comfort), E (Economy) e I (Individual). Pero lo más interesante en este sentido es que, por defecto, la marcha comienza en el modo Comfort.

Y aquí, en este modo Comfort y también en el Economy, el usuario puede elegir después otros cuatro posibles modos de funcionamiento del vehículo. Hablamos de los modos:

• Hybrid
• E-Mode
• E-Save
• Charge

Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

La utilización de estos modos es muy importante para poder sacar al máximo el rendimiento del vehículo. En este sentido, por ejemplo, en el modo Hybrid el sistema gestiona el solo si utilizar el motor eléctrico o el térmico. De esta manera, si por ejemplo vamos por ciudad, tenemos batería y somos suaves, el coche circulará en su mayor parte en eléctrico.

También está el modo E-Mode que significará que el coche irá en eléctrico siempre que tenga carga la batería.

El tercer modo, E-Save, lo que hace es guardar todo lo posible la batería y gastar sólo con el motor térmico. De esta manera, podremos guardar la energía para cuando tenemos que entrar en una ciudad con restricciones.

Y por último, el modo Charge que lo que hace es que el motor térmico carga la batería, pero a cambio aumenta el consumo.

Comenzamos en el modo híbrido

Empezamos la ruta. Echamos un vistazo al cuadro y vemos que el ordenador marca 36 kilómetros de autonomía (según Mercedes el coche anuncia hasta 54 kilómetros en modo eléctrico).

Como estamos en el centro de Madrid, comenzamos con el modo Hybrid o híbrido. Y aquí rápidamente nos damos cuenta del confort de marcha que tiene el coche. La suavidad es increíble, lo que aprovecharemos al máximo para circular en modo eléctrico.

Para ello somos muy suaves con el acelerador y procuramos no pisar fuerte ni hacer movimientos extraños. Como contrapartida de esta suavidad, por el contrario notamos que en este modo eléctrico, el coche se siente pesado.

Esta sensación la confirmamos cuando miramos la ficha técnica del vehículo y comprobamos que el conjunto del mismo pesa 2,14 toneladas, unos 200 kilos más que la versión de seis cilindros equivalente y unos 300 kilos más que el diésel de cuatro cilindros. Sin embargo, y siguiendo con la ficha técnica, nos volvemos a sorprender ya que las prestaciones son muy similares a las del E 350 d, el diésel convencional.

Mercedes-Benz Clase E Estate 300 de.

Pasamos a la autopista

Llegamos ya cerca de 20 kilómetros recorridos en el modo híbrido por ciudad, la mayoría de ellos utilizando el sistema eléctrico. Esto ha hecho que el consumo eléctrico se haya elevado (hemos consumido la mitad de la batería) pero a cambio el consumo de combustible es muy bajo, incluso por debajo de los 2 litros en ciudad.

Sin embargo, como queremos ver qué tal va en combustión, optamos salir de la ciudad y hacer un recorrido convencional por autopista. Pulsamos, entonces el modo E-Save y así guardamos lo que nos queda de batería para cuando regresemos a Madrid.

Es el momento entonces de dar rienda suelta a los 306 CV conjuntos (194 CV del motor de gasolina y 122 CV del generador eléctrico). Y lo cierto es que el Clase E Estate, cuando se selecciona el modo más dinámico, tiene cierta energía. Se echa de menos, eso sí, un cambio más rápido y un poco más de alegría en la respuesta.

Aun así, vuelve a llamar la atención la suavidad y el confort de marcha. En este sentido este Clase E Estate lo borda. Aprovechamos también nuestro viaje por carretera no sólo para descubrir sus prestaciones, sino también para comprobar el consumo y ver cómo recupera energía al soltar el pie del acelerador o frenar.

Volvemos a la ciudad

El tiempo se nos acaba y volvemos a la ciudad. Queremos aprovechar, esta última parte del viaje para volver a circular en el modo eléctrico, puesto que hemos reservado la mitad de la batería precisamente para cuando lleguemos a la urbe.

El ordenador de cuadro de instrumentos nos dice que todavía tenemos unos cuantos kilómetros en modo eléctrico. Así que aprovechamos todo lo posible la energía de la batería.

Y así es como llegamos al final del recorrido de hoy. Según el ordenador hemos hecho 119 kilómetros, hemos tardado 2 horas y el consumo de gasóleo ha sido de 4,6 litros cada 100 kilómetros, el gasto eléctrico fue de 7,3 kWh y en total hemos recorrido una distancia en eléctrico de 53 kilómetros. Además, desde Mercedes nos dan la media obtenida por el grupo formado por cuatro coches y que ha sido de 4,37 litros cada 100 kilómetros.

Conclusión

Mercedes-Benz es de las pocas marcas que ha apostado por los híbridos enchufables, formados por un motor diésel y un generador eléctrico. Y desde aquí pensamos que para modelos de gran tamaño como este Clase E Estate es una solución inmejorable.

Lo primero por el consumo. Lograr que un coche de 2,2 toneladas y casi 5 metros de largo gaste alrededor de 4 litros de consumo es algo fuera de la normal.

A ello, además, hay que sumar su autonomía que ronda los 50 km. en eléctrico y que cuenta con todas las ventajas de un etiqueta CERO, lo que le permite, por ejemplo aparcar gratis en estacionamiento regulado o entrar en zonas restringidas como la almendra central de Madrid. Y por último, si lo comparamos con su equivalente convencional (el E350 d) estaríamos hablando de una diferencia de ‘sólo’ 2.000 euros. Una cifra que se compensa con creces por todas estas ventajas señaladas.

¿Aspectos a mejorar? El peso y el volumen es sin duda un aspecto que hay que tener en cuenta. Es un coche que tiene sus dimensiones y sus kilos. Por ello, es un coche muy confortable, pero no cuenta con un excesivo dinamismo, salvo que te olvides por completo de una conducción eficiente. Su precio, la versión probada parte de los 70.100 euros, es también una cifra a tener en cuenta. Sobre todo cuando tienes un EQC, 100% eléctrico, por 77.000 euros.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 8
Precio: 6

Puntuación final: 8

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.