Precios de coches nuevos

Hemos probado el nuevo Mercedes CLA de 2019… y nos ha cautivado su diseño y su comportamiento

Subscribirse
Mercedes CLA 2019.
Mercedes CLA 2019.

Ya hemos realizado una primera prueba del nuevo Mercedes-Benz CLA de 2019, la segunda generación de esta berlina con formas de coupé, que ya está a la venta desde 31.400 euros.

La toma de contacto de este modelo la hemos realizado durante su presentación internacional en los alrededores de Múnich a principios de abril de 2019.

En esta primera presentación hemos podido conducir el nuevo CLA en sus versiones CLA 200, CLA 250 4Matic y CLA 220d. Las variantes de gasolina, ya están a la venta. El diésel llegará en verano.

Mercedes CLA 2019.

Como anticipo podemos señalar que es un coche que nos parece muy atractivo y con un buen comportamiento. Destaca especialmente por su diseño y por su dinamismo.

Sin embargo, también tiene aspectos mejorables, como por ejemplo el espacio de las plazas traseras. Analizaremos ahora cada uno de los apartados de este nuevo CLA.

Mercedes CLA 2019.

Segunda generación

Este nuevo Mercedes-Benz CLA 2019 se corresponde con la segunda generación de este modelo. Sustituye, por tanto, al CLA presentado en 2013 y actualizado en 2016.

De esta primera generación, que también ha contado con una variante familiar con la carrocería de tipo Shooting Brake, Mercedes ha comercializado un total de 750.000 unidades.

Mercedes CLA 2019.

Diseño muy atractivo

Una vez junto al nuevo CLA lo primero que tenemos que reconocer es que tiene un diseño muy atractivo. Su poderoso frontal y la línea descendente del techo son algunos de los aspectos más innovadores de este modelo, que sobresale también por sus proporciones cuidadas.

Otro elemento llamativo de este modelo que lo hace especialmente característico son las ventanillas sin marco.

Esto es propio de los coupés y Mercedes ha querido mantener esta tradición en el CLA, algo que por otra parte proporciona un reto mayor a sus creadores por tener que aislar mejor el habitáculo frente a los ruidos exteriores.

Mercedes CLA 2019.

Cuadro completamente digital

En cuanto a su interior lo que más nos llama la atención es el cuadro de instrumentos digital y la pantalla de la consola central, ambos elementos con 10,2 pulgadas y unidos entre ellos.

Mercedes CLA 2019.

Se trata de un elemento ya introducido previamente en el Clase A y que posteriormente ha sido mejorado en el Clase B uniendo las pantallas. Además, este cuadro de instrumentos está al aire y no cuenta con capilla lo que hace que tenga una forma innovadora.

Mercedes CLA 2019.

Otras claves del cuadro es que muestra con una calidad sobresaliente toda la información. Y, además, es completamente personalizable.

Se pueden elegir, por tanto, diferentes temas, que muestran la información con diferentes grafismos y colores; varias configuraciones de pantalla… Además, la pantalla de la consola es táctil y permite manejar el menú y agrandar o reducir el mapa, de una forma fácil y sencilla.

Mercedes CLA 2019.

Tamaño similar al primer CLA

En lo que a tamaño se refiere, este nuevo tiene una longitud de 4,68 metros, una anchura de 1,83 metros y una altura de 1,43 metros. Su distancia entre ejes es de 2,72 metros.

Si lo que hacemos es compararlo con el CLA anterior, entonces comprobaremos que este nuevo modelo es ligeramente más grande. Eso sí, las diferencias son muy pequeñas.

Mercedes CLA 2019.

En concreto, estamos hablando de alrededor de 4,8 centímetros más largo, 5,3 centímetros más ancho y algo más de batalla: 3 centímetros. La altura se mantiene similar.

Por tanto, ya tenemos una primera conclusión y esta no es otra que el nuevo CLA, aunque ha crecido ligeramente, sus dimensiones son muy similares a las del primer CLA.

Mercedes CLA 2019.

Plazas delanteras, como en el Clase A

Llega el momento de sentarnos dentro y comprobar cómo es el espacio interior que ofrece el nuevo CLA. Y comenzamos por las plazas delanteras.

Tomamos la cinta métrica y vemos que hay una anchura para los hombros de 140 centímetros. Además, la distancia libre al techo de esta unidad con techo panorámico es de 96 centímetros. Ambas medidas, son prácticamente exactas que las que ofrece la Clase A. Por lo tanto, aquí podemos decir no hay novedades en este sentido.

Mercedes CLA 2019.

Dejando de lado la cinta métrica y experimentando en primera persona el habitáculo vemos que con nuestra altura (1,82 metros) no rozamos con la cabeza en el techo, si bien el espacio libre de esta unidad (que cuenta con techo panorámico) no es muy elevado: unos 3 centímetros libres.

Mercedes CLA 2019.

Plazas traseras, más justas en altura

Llega el momento de pasar a las plazas traseras. Volvemos a tirar de la cinta métrica y vemos que la anchura para los hombros es de 135 centímetros. Por su parte, la altura entre la banqueta y el techo es de 87 centímetros.

Analizando estas medidas es donde vemos más diferencias con la Clase A. No tanto por anchura que es la misma en ambos modelos, pero sí por la altura libre al techo.

En el Clase A esta medida es 92 centímetros. Por tanto, estamos hablando de que este CLA es 5 centímetros más corto de altura en las plazas posteriores.

Dejamos el metro y volvemos a sentarnos detrás para comprobar el espacio libre. Y una vez más, se confirman las sensaciones que hemos tenido con la cinta métrica.

Mercedes CLA 2019.

Y es que el espacio trasero es muy justo, puesto que si nos estiramos rozaremos con nuestra cabeza en el techo. Además, el elevado túnel de transmisión hará que una quinta persona no pueda colocar las piernas.

Donde sí nos ha gustado este nuevo Clase A es en el apartado de espacio para las rodillas. Sentados en una posición normal, en los asientos traseros, teníamos cerca de 13 centímetros de espacio libre, así que en este sentido cumple con creces este pequeño coupé.

Por el contrario volvemos a encontrar un espacio justo en las ventanillas, que tienen una línea de cintura muy elevada y en el hueco dejado para los empeines.

En cuanto al maletero, su capacidad se ha visto reducida ligeramente, el CLA ofrecía anteriormente 470 litros y esta nueva generación cuenta con 460 litros de capacidad, si bien es cierto que Mercedes ha mejorado el acceso al mismo, creando una boca más ancha.

Mercedes CLA 2019.

Misma plataforma que el Clase A, pero con retoques

Como ya hemos dicho anteriormente este nuevo CLA comparte algunos elementos, como por ejemplo la plataforma con el Clase A lanzado recientemente: en 2018.

Se trata de la plataforma MFA 2, un desarrollo nuevo de la estructura MFA del Clase A de la generación anterior que se caracteriza por incorporar materiales más ligeros y, a la vez, más resistentes.

Por tanto, si ya el Clase A nos parecía que tenía un comportamiento deportivo, este CLA todavía ha mejorado esta percepción. Según los responsables de Mercedes, este mayor dinamismo se debe principalmente a que han retocado algunos elementos respecto al Clase A.

Hablamos de las vías que se han ensanchado, tanto en el eje delantero como en el trasero. En concreto, la vía delantera mide 1,61 metros y la vía trasera mide 1,60 metros. Se trata de casi 4 centímetros de diferencia delante y de casi 5 centímetros de diferencia detrás.

Además, también se han cambiado las suspensiones, que son algo más firmes en este modelo y el comportamiento de la dirección, que también es más directa.

Mercedes CLA 2019.

Aerodinámica mejorada

A ello hay que sumar un gran en el apartado de aerodinámica realizando gran número de mediciones en el túnel del viento. Esto ha permitido a Mercedes obtener un CX de 0,23, una cifra sobresaliente que se ha logrado gracias a un diseño específico del faldón trasero, la calandra del radiador, la altura del difusor y los alojamientos de las luces antiniebla, cuya estructura romboidal en relieve se reduce en la zona de los bordes por motivos aerodinámicos. También se han rediseñado las llantas y los neumáticos.

Mercedes CLA 2019.

Destaca la suspensión y la dirección

Al volante, este CLA nos ha parecido que tiene un comportamiento sobresaliente. Nos ha gustado mucho lo bien que se ha comportado, sobre todo en carreteras viradas.

Para ello, la dirección presenta un buen tacto e informa del contacto que tienen las ruedas en el asfalto; el bastidor presenta un gran comportamiento, incluso mejor que en el Clase A ya que las vías se han ensanchado y las suspensiones también se han revisado para que sean más firmes sin mermar el confort.

Mercedes CLA 2019.

Al volante del CLA 200

Para comenzar con esta toma de contacto, nos ponemos al volante del CLA 200, que tiene un precio de 33.925 euros.

Esta versión incorpora el motor introducido previamente en el Clase A. Hablamos de una mecánica de cuatro cilindros de 1,3 litros desarrollada entre la alianza Renault-Nissan y Daimler. De hecho, este motor no sólo se ha introducido en el Clase A, sino también en otros modelos de Renault-Nissan como el Renault Mégane, Scénic, Kadjar, Qashqai aunque con diferentes niveles de potencia.

En concreto, para la potencia del motor de 1,3 litros con el CLA es de 163 CV. Asimismo, este motor está asociado a un cambio manual de seis velocidades.

Pues bien, una vez que nos ponemos en marcha con este CLA 200 tenemos que reconocer que tiene sus aspectos positivos, así como otros que no lo son tanto. Comenzando por los puntos positivos, nos ha gustado su refinamiento, su progresividad (empuja de forma razonable desde muy abajo) y su consumo. El gasto de combustible oficial es de unos 6 litros, cifra que puede rondar los 8 litros en conducción normal.

Hasta aquí, sus virtudes. Sin embargo, también tiene aspectos criticables. Y en este sentido, a nosotros nos ha parecido un propulsor que en ciertos momentos, como en adelantamientos o en aceleración, se puede quedar algo corto, sobre todo teniendo en cuenta el carácter y el diseño deportivo del vehículo.

Mercedes CLA 2019.

Al volante del CLA 250 4Matic

Tiene un precio más elevado (45.475 euros) pero a cambio incorpora un motor más potente (224 CV) y con mayor cilindrada (1.991 centímetros cúbicos). Además, suma el cambio automático 7G-DCT de siete velocidades.

Esta combinación que forma el CLA 250 4Matic es la que más nos ha gustado en la toma de contacto. Es cierto que puede gastar un poco más (tampoco mucho, en torno a los 8,5 litros en conducción real) pero a cambio tienes mayor empuje en todo el margen de revoluciones, una mayor progresividad, un sonido mucho más deportivo y, en definitiva, un enfoque más deportivo. Sin duda, si pudiéramos, sería la versión elegida.

Tecnología

Y al igual que el Clase A y el Clase B, este nuevo Mercedes, también sorprende por su alto nivel de tecnología.

Se trata del MBUX (Mercedes-Benz User Experience), constituido por un ordenador de alto rendimiento, pantallas y gráficas personalizables, un head-up display, el navegador con realidad aumentada, el software con capacidad de aprendizaje y el sistema ‘Hola Mercedes’.

Este ‘Hola Mercedes’ lo que hace es que los usuarios puedan interactuar con el vehículo como si fuera un asistente de voz. Además, se puede interactuar con un lenguaje coloquial y el sistema se puede anticipar a la siguiente acción ya que está continuamente aprendiendo.

Asimismo, este sistema, además, reconocerá diferentes movimientos de las manos o los brazos para activar unas funciones u otras. Por ejemplo, basta con acercar brevemente la mano al retrovisor interior en la oscuridad para conectar y desconectar la luz de lectura.

Y llama la atención la incorporación de la realidad aumentada en el sistema de navegación. Esto permite mostrar en la pantalla las imágenes que captan las cámaras delanteras, unida a los mapas y las diferentes capas de información, lo que permite proyectar todos los elementos necesarios para una experiencia de navegación completa.

De esta manera, cuando llegas a un cruce o una calle es entonces cuando se activa la cámara delantera y muestra todo aquello que está delante del vehículo en tiempo real. Y, además, a este vídeo en tiempo real se suman numerosas capas de información, como el número de los edificios en una calle o la dirección a tomar mediante flechas.

Mercedes CLA 2019.

Más confortable

Otra de las novedades del CLA es la incorporación del control de confort conocido como Energizing. Este sistema controla el aire acondicionado y de los asientos (calefacción, ventilación, masaje), así como diferentes efectos luminosos y musicales, permitiendo así un ajuste de bienestar adaptado de forma específica al estado de ánimo o a las preferencias personales del cliente.

Además, también se ofrece el Energizing Coach que recomienda algunos de los paquetes Energizing al usuario.

Faros Multibeam LED

Opcionalmente este CLA puede incorporar lo que Mercedes denomina faros Multibeam led. En este sistema, cada faro del CLA integra 18 diodos luminosos que pueden activarse individualmente. Así los faros pueden iluminar con mayor precisión y la luz alumbra con más claridad, similar a la luz natural.

Conducción semiautónoma

Además, este nuevo CLA incorpora funciones que le permiten alcanzar una conducción semiautónoma. Hablamos de dispositivos como el asistente activo Distronic, que incluso llega a parar el vehículo en el arcén en caso de emergencia y que cambia de carril de forma automática si pulsamos el intermitente. También puede incluir el asistente de frenado activo y el detector activo de cambio de carril, entre otros sistemas.

Conclusión

El CLA es un coche que nos ha dejado un buen sabor de boca. Sobre todo en apartados como el dinamismo, el confort de marcha y la tecnología.

Eso sí, hay apartados como la habitabilidad, principalmente en las plazas traseras, que nos parece muy justa. Y también tenemos nuestras dudas sobre su cercanía a otros modelos como el Clase A Sedán.

Todo esto, en cambio, se nos olvida cuando volvemos a mirar este coche para quedarnos atrapados por su diseño.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 6,5
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 9
Precio: 6

Puntuación final: 8.07

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.