Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo EQC, el SUV eléctrico de Mercedes que nos ha dejado alucinados por su comportamiento… ¡Qué divertido es!

Subscribirse
Mercedes-Benz EQC 2019.
Mercedes-Benz EQC 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba al nuevo Mercedes-Benz EQC, el primer gran eléctrico de Mercedes y el modelo que, además de tener la etiqueta Cero, inicia la gama de coches de emisiones cero bautizada como EQ.

Este nuevo Mercedes EQC está a la venta con un precio de 77.425 euros, en su versión más básica. No obstante, las primeras unidades están en los concesionarios desde el verano de 2019.

12.000 eléctricos vendidos en España en 2018

Mientras que en otros países como Noruega el mercado de coches está más extendido (uno de cada dos coches vendidos son eléctricos), en España, la cuota todavía es muy pequeña.

Por ejemplo, si analizamos las ventas de 2018 de todos los eléctricos y los híbridos enchufables vendidos en España comprobamos que la cifra es de 12.000 unidades, una cantidad que supone una cuota de mercado de sólo el 1%.

Mercedes-Benz EQC.

Al menos, eso sí, aunque es un mercado pequeño, hay que reconocer que está creciendo a buen ritmo.

Por ejemplo, sólo en lo que llevamos de 2019, entre los meses de enero y abril, ya se han matriculado cerca de 5.702 unidades de eléctricos y enchufables, lo que quiere decir que este tipo de vehículos está creciendo a un ritmo del 98%, respecto al mismo período de 2018.

Aun así la demanda sigue siendo minoritaria y por ello las ventas de este tipo de modelos no serán excesivamente altas.

Mercedes-Benz EQC.

Cuáles son los competidores del Mercedes EQC

Cuando intentamos enmarcar el EQC dentro de un segmento, desde aquí pensamos que este modelo forma parte dentro de los SUV premium gran tamaño. Es decir, si no fuera un coche eléctrico, estaríamos hablando que se trata de modelo que podría competir con el Audi Q5, BMW X3, Volvo XC60 o incluso Mercedes-Benz GLC, del que comparte plataforma.

También hay que reconocer que por su tamaño, que supera los 4,7 metros, podríamos estar hablando de un coche que también estaría muy cerca de una categoría superior, como es el caso del Audi Q7, Volvo XC90, BMW X5 o Mercedes-Benz GLE.

Mercedes-Benz EQC.

Sin embargo, nosotros preferimos enmarcarlo dentro de un segmento inferior a este último, puesto que como decíamos anteriormente, este EQC está desarrollado sobre el GLC y esto le condicionará tanto en el apartado de plataforma como de dimensiones.

No obstante, como aquí estamos ante un eléctrico, vamos a comparar el EQC con otros modelos eléctricos. Y ahí entonces es cuando el EQC pasa a competir con otros eléctricos como por ejemplo: Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Tesla Model X, entre otros.

Asimismo, si ampliamos el campo, también podríamos sumar el Hyundai Nexo, si bien este modelo no pertenece a una marca premium y, además, utiliza hidrógeno para alimentar el sistema de propulsión.

Eso sí, como hemos dicho antes, el EQC se queda un escalón por debajo que el e-tron y el Model X, de ahí que su rival más directo pensamos que sería el i-Pace.

Mercedes-Benz EQC.

El EQC gana por precio

A la hora de comparar al EQC con el resto de competidores, podemos ver que el eléctrico de Mercedes es el más barato de todos ellos. Con sus 77.425 euros de precio inicial es más accesible que el Jaguar i-Pace y sobre todo que el Audi e-tron o Tesla Model X, que son los modelos más caros.

A continuación puedes ver los precios de partida de cada uno de estos modelos:

Precio
Audi e-tron 82.406 euros
Hyundai Nexo 69.000 euros
Jaguar i-Pace 79.100 euros
Mercedes EQC 77.425 euros
Tesla Model X 93.880 euros

Mercedes-Benz EQC.

De los más pequeños en tamaño

Siguiendo con las dimensiones, tenemos otra conclusión. Y no es otra que el EQC es uno de los modelos más pequeños de la categoría. De hecho, tan sólo el Jaguar i-Pace resulta que es más pequeño, como puedes ver en la siguiente tabla:

Largo Ancho Alto Batalla
Audi e-tron 4.90 1.93 1.62 2.92
Hyundai Nexo 4.67 1.86 1.64 2.79
Jaguar i-Pace 4.68 1.89 1.56 2.99
Mercedes EQC 4.76 1.88 1.62 2.87
Tesla Model X 5.05 1.99 1.68 2.96

Mercedes-Benz EQC.

Espacio interior similar al del e-tron

Llega el momento de analizar el espacio interior de este modelo. Y para ello sacamos la cinta métrica y comenzamos a medir la habitabilidad del nuevo EQC y la comparamos con su principal competidor. Y lo cierto es que, aunque el e-tron, es más grande, en habitabilidad ambos modelos son similares.

Empezamos delante y comprobamos que la anchura para los hombros del EQC es de 145 centímetros, mientras que la distancia entre la banqueta y el techo es de 97 centímetros (la unidad probada venía con techo panorámico).

En la siguiente tabla puedes ver la comparación de estas cifras con el e-tron:

EQC
e-tron
Anchura delante
145 cm.
148 cm.
Altura delante
97 cm.
100 cm.

Pasamos ahora a las plazas traseras. Y aquí comprobamos que la anchura para los hombros es de 140 centímetros y la altura libre al techo es de 95 centímetros. Una vez más comprobamos estas cifras con su principal competidor que el e-tron es más amplio en altura, sin embargo, la anchura es muy similar.

EQC
e-tron
Anchura detrás
140 cm.
139 cm.
Altura detrás
95 cm.
98 cm.

Mercedes-Benz EQC.

¿Críticas? El túnel de transmisión

Ahora es el momento de dejar la cinta métrica de lado y pasarse a las plazas traseras para comprobar el espacio real.

Y aquí, una de las cosas que más nos llama la atención es el enorme túnel de transmisión con el que cuenta este modelo. Y esto es algo raro en un coche que es 100% eléctrico. Entre otras cosas porque los eléctricos no deberían contar con este túnel de transmisión, ya que no existe un sistema de caja de cambios, ya que hay una sola marcha y la tracción trasera se consigue con un motor eléctrico en el eje trasero.

Además, si tenemos en cuenta el e-tron, veremos que el túnel de transmisión -que también lo tiene- es mucho más suave y no tan pronunciado como en el EQC.

Mercedes-Benz EQC.

Preguntamos a Mercedes sobre este aspecto y nos dicen que la razón por la que hay un túnel de transmisión es porque han aprovechado la plataforma del GLC. Según ellos, si hubieran optado por incorporar una plataforma nueva y orientada al 100% a un eléctrico, habrían tardado más en desarrollarlo y habrían salido al mercado mucho más tarde. Y su interés era lanzarlo cuanto antes para que Tesla no siguiera ‘robando’ clientes, pero tampoco Jaguar o Audi. De ahí que hayan aprovechado al máximo la estructura del GLC.

Dejando de lado el túnel de transmisión, sí vemos que, al menos para cuatro personas, hay un espacio sobresaliente. Detrás, tenemos por ejemplo 12 centímetros de espacio para las rodillas y unos 9 centímetros adicionales entre la cabeza y el techo.

Mercedes-Benz EQC.

Maletero contenido

En cuanto al maletero, sí podemos señalar que es de los más pequeños de la categoría. Con sus 500 litros de capacidad, presenta un espacio similar a la del i-Pace. Sin embargo, tanto al Audi e-Tron como el Tesla Model X cuentan con mayor capacidad de carga.

A continuación tienes la capacidad del maletero de cada uno de ellos:

Maletero Plazas
Audi e-tron 600 litros 5
Hyundai Nexo 461 litros 5
Jaguar i-Pace 505 litros 5
Mercedes EQC 500 litros 5
Tesla Model X 1.090 litros 5/6/7

Mercedes-Benz EQC.

Y también es uno de los más pesados

En cuanto al peso, una vez más el EQC se muestra como uno de los modelos más pesados. Tan sólo el Jahuar i-Pace presenta un peso inferior, como puedes ver aquí en esta tabla comparativa.

Peso
Audi e-tron 2.565 kilos
Hyundai Nexo 1.889 kilos
Jaguar i-Pace 2.280 kilos
Mercedes EQC 2.495 kilos
Tesla Model X 3.079 kilos

Mercedes-Benz EQC.

Aerodinámica de 0,29

Es otro de los aspectos destacables del EQC Hablamos de la aerodinámica que con sus 0,29 supera al i-Pace pero le gana el e-tron. A continuación puedes ver cómo quedan todos:

CX
Audi e-tron 0,27-0,28
Hyundai Nexo 0,33
Jaguar i-Pace 0,29
Mercedes EQC 0,29
Tesla Model X 0,25

Mercedes-Benz EQC.

Motores eléctricos potentes y tracción 4×4

Llegamos al apartado de sistema de propulsión. Y aquí al igual que pasa con el resto de eléctricos, podemos señalar que la gama queda muy simplificada porque sólo hay una única versión a la venta: EQC 400 4Matic.

Y esta versión está formada por dos motores eléctricos, con una potencia conjunta de 300 kW (408 CV) y un par de 760 Nm.

En relación a los motores, el motor situado en la parte delantera es el principal y el que transmite su fuerza al eje delantero. En condiciones normales el EQC funciona realmente como un tracción delantera. Y si el sistema detecta que tiene que enviar par motor al eje trasero es entonces, cuando pone en marcha el motor trasero.

El motor delantero, por lo tanto, es el más eficiente y el trasero está pensado para una conducción más dinámica.

Es en esos momentos cuando el EQC funciona como un coche 4×4, con tracción en ambos ejes. En cuanto a la caja de cambios, en realidad estamos hablando de un cambio automático con una única relación.

A continuación comprobamos la potencia de los motores respecto a la de sus competidores:

Motores Delantero Trasero CV total Par total
Audi e-tron 2 135 kW 165 kW 408 CV 664 Nm.
Jaguar i-Pace 2 147 kW 147 kW 400 CV 696 Nm.
Mercedes EQC 2 408 CV 760 Nm.
Tesla Model X 2 193 kW 193 kW

Con este sistema de propulsión, el EQC logra unas buenas prestaciones. En concreto, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y logra una velocidad máxima autolimitada de 180 km/h.

Si comparamos estas cifras con las de sus rivales vemos que el EQC no es de los más rápidos, pero sí supera al e-tron. Aquí lo puedes ver en esta tabla:

0-100 km/h Velocidad
Audi e-tron 5,7 segundos 200 km/h
Jaguar i-Pace 4,8 segundos 200 km/h
Mercedes EQC 5,1 segundos 180 km/h
Tesla Model X 4,9 segundos 250 km/h

Mercedes-Benz EQC.

Capacidad de la batería

En relación a las baterías, el nuevo EQC tiene unas baterías de ion-litio de 80 kWh que está formadas por 384 celdas, repartidas en dos módulos de 48 celdas y cuatro módulos de 72 celdas. Esta batería permite una autonomía de entre 374 y 416 kilómetros. Su peso es de 652 kilos.

Para mejorar el rendimiento de la misma, si la temperatura exterior es baja se conecta una calefacción que mejora el rendimiento y eficiencia, sobre todo durante la carga. La batería está situada, además, en una posición baja y protegida. Es fabricada por una filial de Mercedes conocida como ACCUmotive y situada en Kamenz, Alemania.

Una vez más vamos a comparar estas cifras con las de sus rivales:

Batería Gasto mín. Gasto máx. Autonomía
Audi e-tron 95 kWh 22,5 kWh 26,2 kWh 417 km.
Jaguar i-Pace 90 kWh 21,2 kWh 470 km.
Mercedes EQC 80 kWh 22,4 kWh 25 kWh 416 km.
Tesla Model X 375 km.

En cuanto al tiempo de carga, todo dependerá de la infraestructura con la que contemos. De serie, el EQC viene equipado con un sistema de carga de 7,4 kW refrigerado por agua. Si tenemos en cuenta, esta cifra y que la capacidad de la batería es de 80 kWh entonces, podemos decir que una carga completa a esta potencia puede rondar las 12 horas.

Si por el contrario, contamos con un sistema de carga de menor potencia -en torno a los 3 kW- es más que probable que nos vayamos a las 35 o 40 horas.

No obstante, este EQC también viene preparado con la posibilidad de cargarlo en corriente continua, mediante los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y EE.UU., o el sistema CHAdeMO en Japón o GB/T en China. En este sentido, admite una carga máxima de 110 kW, que rebajaría los tiempos de carga a 40 minutos, para lograr que la batería pase de un 10% a un 80%.

Acuerdo con Endesa

En este sentido, Mercedes-Benz España tiene un acuerdo con Endesa por el que ambas compañías pueden instalar una toma de carga en el garaje particular por un precio de 1.600 euros más IVA.

Mercedes-Benz EQC.

Equipamiento

En relación al equipamiento, este EQC también nos sorprende por varias cosas. Entre ellas, lo que ya hemos conocido anteriormente como el MBUX, que es el sistema de información y entretenimiento del vehículo que permite interactuar con él gracias al comando ‘Hola Mercedes’ y que cuenta con aspectos como la realidad aumentada en el navegador o la inteligencia artificial, que permite aprender de nuestras costumbres.

A ello hay que añadir, además, la navegación optimizada para el EQC, que tiene en cuenta el tipo de conducción, las estaciones de carga y, si fueran necesarias, las paradas que son necesarias para recargar la batería para llegar a destino.

En este sentido, muy importante será Mercedes me Charge puesto que permite al usuario con una única tarjeta cargar en cualquiera de los operadores disponibles y que ya suman cerca de 300 operadores y 300.000 puntos de carga. A su vez, también tiene acceso a las estaciones de carga rápida de la red Ionity, operada por BMW, Daimler, Ford y Grupo Volkswagen y que en 2020 contará con 400 estaciones.

En marcha

De acuerdo. Todo está muy bien pero llega el momento de iniciar la marcha con el EQC. Para ello disponemos de un recorrido de aproximadamente unas cuatro horas repartido en los dos días que dura la presentación internacional por los alrededores de Oslo, en Noruega.

Así que comenzamos nuestro viaje y lo primero que nos llama la atención es que es un coche muy confortable. Sobresale por contar con un interior muy bien aislado (se nota que Mercedes ha trabajado mucho en este sentido) y que, además, es muy confortable. Incluso a una velocidad elevada los ruidos aerodinámicos no son altos.

Llega el momento de introducirnos en una carretera con curvas y aquí es donde realmente vamos a comprobar lo bien que va este EQC. Incluso podemos decir que es un coche divertido. Sobre todo por la gran aceleración que tiene, porque la carrocería no balancea debido al centro de gravedad bajo…

Aprovechamos, además, que tenemos estas carreteras sinuosas para utilizar los diferentes modos de conducción y comprobar cómo retiene el coche. De esta manera, jugaremos con las levas (izquierda y derecha) para aumentar la retención o disminuirla. Así, en una posición intermedia o posición D el coche podemos señalar que va bastante suelto. Y si lo que queremos es que todavía retenga menos podremos ir con la leva derecha al modo D + (planeo) o bien al D Auto (donde el coche optimizará la recuperación).

Por el contrario, si lo que queremos es que recupere mucho accionaremos la leva izquierda para llegar al modo D- o incluso al D– que eleva todavía más la recuperación.

Esto hace que la conducción se vuelva incluso divertida, ya que aunque no tiene marchas, sí podemos ‘jugar’ con las levas.

Conclusión

El Mercedes EQC es un coche que nos ha convencido y nos ha gustado. Es cierto que tiene un precio desorbitado. Pagar alrededor de 80.000 euros por un coche que no llega a los 400 kilómetros de autonomía es difícil de argumentar. Pero es lo que tiene ser de los primeros en adquirir las nuevas tecnologías.

Entre los apartados que más sobresalen, escogemos el dinamismo. Es un coche con un comportamiento sobresaliente. Incluso a nosotros nos ha parecido que tiene un mayor dinamismo que el Audi e-tron, uno de sus principales competidores. El EQC tiene una aceleración envidiable, la carrocería no balancea y al tener el centro de gravedad tan bajo se puede conducir de forma dinámica.

Sin embargo, también tiene aspectos a mejorar. Y como decíamos, la autonomía es uno de ellos. Pese a que consume menos que el e-tron (se puede lograr una media razonable de unos 25 kWh), la autonomía es justa, rondando los 350 kilómetros. Y esto es una cifra muy pequeña. También es mejorable el peso, que es muy elevado.

No obstante, si tenemos que señalar dos elementos que son los más criticables del vehículo, optamos el túnel de transmisión, al que Mercedes-Benz se ha visto obligada a incorporar por utilizar el chasis del GLC. Y, por último, también son criticables los frenos. El tacto de los frenos de un coche eléctrico siempre es raro, pero en este EQC nos ha parecido que alargan demasiado la frenada.

Además, el coche ya de por sí tiene diferentes modos de conducción que también cambian su comportamiento: Comfort, Eco, Max Range, Sport e Individual.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 9
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 9
Precio: 6

Puntuación final: 8,14

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.