Precios de coches nuevos

Probamos el Mercedes-Benz CLS 350 d 4Matic: un coupé que atrae por su diseño y su comportamiento

Subscribirse
Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.
Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba del Mercedes CLS 2018, la nueva generación de este coupé que está a la venta en España desde la primavera de 2018 y que es un competidor directo de modelos como el Audi A7 Sportback y BMW Serie 6 Gran Coupé (que próximamente se llamará Serie 8 Gran Coupé).

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Este modelo se caracteriza por varios aspectos como por ejemplo el diseño, el comportamiento y la calidad de los materiales.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Por el contrario, aspectos como el precio elevado y el espacio para las plazas traseras, son mejorables. Analizamos a continuación cada uno de los detalles del CLS.

Tercera generación

Este CLS que aquí probamos es la tercera generación de este coupé de gran tamaño. Está basado en el Mercedes Clase E de 2016.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Sin embargo, y a diferencia de este, el CLS se caracteriza por su línea coupé, con un techo que desciende de forma acusada a partir del pilar central. Y también por cualidades como la ausencia de marco en las ventanillas, elemento característico de todos los coupés.

Mercedes es una marca que lleva apostando varios años ya por coupés como el CLS. El primero de ellos fue lanzado en 2003, la segunda generación se empezó a vender en 2010 y ahora en 2018 llega esta tercera variante.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Además, fruto del éxito del CLS, la firma alemana también lanzó su hermano pequeño –el CLA- en 2013, modelo que ahora en 2019 se renueva por completo con la llegada del nuevo Clase A.

Entre las principales novedades que incorpora es que tiene, por primera vez, una configuración de cinco plazas. Además, los asientos tienen una configuración de 40/20/40 y el maletero ofrece una capacidad de 520 litros (la misma cifra que el CLS anterior).

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Diseño poderoso

Es, quizás, uno de los aspectos más importantes de este modelo. Hablamos de su estética, que será, con toda probabilidad, una de las primeras razones de compra del CLS.

Algunos aspectos claves de este nuevo diseño son la forma de la parrilla, que tiene un diseño trapezoidal y que la parte inferior es más ancha que la superior; y un frontal inclinado hacia delante.Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Este diseño no sólo permite una estética atractiva. También supone un coeficiente aerodinámico muy interesante. En concreto el CLS tiene un Cx de 0,26, una cifra realmente baja.

No obstante, a la hora de elegir algo concreto, nosotros nos quedamos con la línea de techo descendiente y con la ausencia de marcos en las ventanillas. Dos elementos diferenciadores del CLS.

Interior justo

Es uno de los apartados que pueden ser más criticables en este modelo. Hablamos de su habitabilidad. Con esto no queremos decir que el CLS sea incómodo, ni mucho menos.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Pero sí hay que reconocer que el habitáculo no es excesivamente grande para un coche que roza los cinco metros de largo. Sobre todo si, además, como es el caso de la unidad probada, cuenta con techo panorámico, elemento que reduce la altura libre al techo de forma considerable.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Por ejemplo delante, todo aquel conductor que supere los 1,80 metros apenas cuenta con unos 3 o 4 centímetros libres al techo. Esto hace que si, por ejemplo, lleva las gafas de sol en la cabeza en algún momento, pueda rozar con ellas en el techo, lo que demuestra que no hay un gran espacio libre. Detrás, el espacio es todavía más justo. Entre el asiento y el techo apenas hay unos 90 centímetros.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Esto hace que, una vez más, los pasajeros de más de 1,80 metros rocen con su cabeza en el techo. A ello se suma que los pies apenas podemos meterlos debajo de los asientos ya que los empeines rozarán con estos.

En cuanto a la quinta plaza, que es novedad, hay que destacar también que el túnel de transmisión es muy voluminoso. De ahí que sea prácticamente imposible poder aprovecharla.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Confort total

El CLS es un coche que destaca principalmente por su confort. Ofrece una comodidad sobresaliente. Dentro, el habitáculo está completamente aislado y apenas se oye el ruido de rodadura ni el ruido mecánico.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Y esto es una cualidad muy destacable puesto que el vehículo no cuenta con marcos en las ventanillas. A ello hay que añadir unos asientos con una excelente ergonomía. Y continúa la lista de virtudes unos excelentes acabados, gracias a sus buenos ajustes y también a la calidad de los materiales.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Poderoso motor

En cuanto al motor, la versión probada se corresponde con el CLS 350 d. Esta versión es la más interesante para todo aquel que busque prestaciones notables sin unos consumos excesivamente elevados.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Conviene recordar en este sentido que este CLS 350 d incorpora un motor de gasóleo de seis cilindros en V con tres litros de cilindrada, frente al cuatro cilindros del CLS 300 d. Y esto es algo que se nota mucho, ya que el propulsor es poderoso.

Esta mecánica tiene una potencia elevada (286 CV) y, sobre todo, un poderoso par (600 Nm), que está disponible desde las 1.200 vueltas, es decir que está listo siempre.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Este poderoso motor está asociado a un cambio automático de nueve velocidades. Se trata de una caja automática con convertidor de par que destaca por su buen funcionamiento.

En cuanto a su rumorosidad, hay que señalar que es el ruido está presente, aunque sin embargo podemos decir que es una rumorosidad atractiva: nos gusta mucho cómo suena este seis cilindros.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Excelente comportamiento

Es una de sus principales virtudes. Hablamos de su excelente comportamiento. Este CLS presenta un sobresaliente dinamismo. Pero lo que más nos llama la atención es la excelente pisada que tiene este modelo.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Asimismo, la carrocería apenas balancea y la dirección es rápida e informativa lo que hace que el coche siga nuestras indicaciones en todo momento.

En relación al consumo, el gasto de combustible dependerá de la presión que hagamos en el pedal del acelerador. Si somos suaves, el consumo rondará los 8 o 9 litros… Pero si nos gusta pisarle, el gasto subirá un 50% más.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Equipamiento

En cuanto al equipamiento, una vez más vuelve a ocurrir lo de siempre con las marcas premium. Y no es otra cosa que estos modelos vienen con un buen número de elementos de serie.

Hablamos de dispositivos como la alerta por cambio involuntario de carril, el asistente por cambio involuntario de carril, la cámara de visión trasera y los faros de led.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Sin embargo, la mayoría de los elementos más innovadores son opcionales y tienen un precio elevado. Hablamos de elementos como la amortiguación variable (Dynamic Body Control) -1.371 euros-, la regulación progresiva de la amortiguación (Air Body Control) – 2.628 euros-, el head-Up display (1.245 euros), la llave con tecnología NFC – 126 euros…
Eso quiere decir que si la versión inicial tiene un precio de 77.500 euros, es más que probable que la factura supere los 80.000 si añadimos algunos elementos interesantes.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Conclusión

Del CLS nos quedamos con tres virtudes. La primera de ellas es el diseño. Estamos de acuerdo en que este apartado es una cuestión subjetiva, pero también es cierto que son muchísimas las miradas que atrapa este modelo.

El siguiente aspecto destacable es su comportamiento. Tiene un bastidor excelente, una dirección directa e informativa y unas suspensiones que evitan los balanceos.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Y el tercer aspecto por el que llama la atención es por su poderoso motor, con unas sobresalientes prestaciones.

No obstante, también tiene aspectos a mejorar. El primero, y quizás el más criticable, es la habitabilidad, que es muy justa, sobre todo en las plazas traseras. Y también es mejorable el equipamiento, puesto que los elementos más interesantes son opcionales elevando el precio del CLS que ya de por sí es elevado.

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Valoración

Diseño: 10
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 9
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 8,5
Precio: 5

Puntuación final: 8,21

Mercedes-Ben z CLS 350 d 4Matic.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.