Precios de coches nuevos

Prueba Kia Niro PHEV: 100 km. con este SUV híbrido enchufable por 1,5 euros

Subscribirse
Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018
La versión híbrida enchufable del Niro es muy similar al Niro únicamente híbrido, apenas hay grandes diferencias.

A día de hoy, mayo de 2018, en España se venden unos 25 híbridos enchufables. Hablamos de modelos que combinan un propulsor de gasolina tradicional con un generador eléctrico.

De esta manera, si se agota la autonomía en eléctrico, entra a funcionar el motor de combustible, suprimiendo así las desventajas de un eléctrico puro con menor autonomía.

Pues bien, de estos 25 híbridos enchufables, la mayoría de ellos pertenecen a marcas premium –Audi, BMW, Mercedes, Porsche, Volvo…-. Y la mayoría, también, suele ser vehículos de gran tamaño y precio elevado.

Sorprende, además, que las firmas japonesas no sean las marcas predominantes con esta tecnología, al igual que sí lo son con los híbridos convencionales. De hecho, tan sólo Mitsubishi, con el Outlander PHEV, es la única representante.

No ocurre lo mismo si analizamos las firmas asiáticas, en general. Entre otras cosas porque el grupo HyundaiKia ha apostado muy fuerte por incorporar sistemas de propulsión alternativos en su gama.

Por ejemplo, hablando de Hyundai observamos como el Ioniq es de las pocas berlinas que se oferta con gasolina, híbrido, híbrido enchufable y eléctrico. Es decir con casi todas las tecnologías.

Y algo similar ocurre con el Kia Niro, que también se oferta con gasolina, en versión híbrida y también como híbrido enchufable. Asimismo, en torno al verano, se sumará la oferta el Niro eléctrico con una autonomía que le permitirá superar los 200 kilómetros.

No obstante y hasta que llegue la versión eléctrica, aquí probamos el Kia Niro PHEV, el híbrido enchufable más barato que se comercializa en la actualidad y que está a la venta desde 28.000 euros.

Kia Niro PHEV: entre SUV y monovolumen

Una vez junto al Niro PHEV lo primero que comprobamos es que tiene un encaje mixto. Por su tamaño, sí podemos tener claro que se trata de un vehículo intermedio, del segmento C, ya que con sus 4,35 metros tiene una longitud intermedia en la categoría.

Para hacernos una idea de su tamaño, podemos señalar que un Seat Ateca, con sus 4,36 metros, tiene una longitud similar.

Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018

Sus 16 centímetros de altura libre al suelo indican que su principal destino es el asfalto.

No obstante, las diferencias vienen en otros apartados. Para empezar, su diseño –con unos pasos de rueda menos marcados- no es propio de los todocaminos. Pero sobre todo donde más se aprecia este aspecto es en la altura.

Mientras que el Niro mide 1,53 metros, un Seat Ateca, por ejemplo, llega hasta los 1,60 metros.
¿Con esto qué queremos decir? Pues que el Niro va más pegado al suelo, lo que permite un buen comportamiento. A cambio, sin embargo, su distancia libre al suelo de es de sólo 16 centímetros frente a los 19 centímetros que ofrece un Ateca.

Por tanto, aquí tenemos la primera condición del Niro. Y no es otra que su orientación, con el asfalto como destino. Su baja altura libre al suelo hace que, como mucho, podamos afrontar con él una pista sin demasiados obstáculos.

Además, conviene recordar en este sentido que es un modelo de tracción delantera. Pese a su estética de ‘crossover’ la potencia, ya del motor de gasolina como del eléctrico, se transmite únicamente al eje delantero.

De ahí que si tenemos en cuenta que su altura libre al suelo es pequeña y la tracción es delantera confirmamos, una vez más, que su orientación es el asfalto.

¿Qué rivales tiene?

Este es uno de los apartados donde el Niro saca mayor ventaja a sus rivales. Entre otras cosas porque apenas tiene rivales. Tan sólo podríamos considerar como rival directo el Mini Countryman en su versión Híbrido enchufable, si bien es unos centímetros más pequeño. Y lo mismo ocurre con el Mitsubishi Outlander PHEV, que es bastante más grande que este Niro.

Por todo ello, el Niro PHEV se erige como el único SUV-C que existe en la actualidad con tecnología híbrida enchufable.

Este propiedad de ser el único plugin sumada a la variante híbrida hace que el Niro tenga cierto éxito comercial. Por ejemplo, durante 2017 se comercializaron más de 4.600 unidades de este modelo.

Si bien esta cantidad no es desorbitada, si tenemos en cuenta lo que comercializa Nissan con el Qashqai -29.000 unidades- sí podemos afirmar que permite al Niro situarse en la mitad del ranking de ventas de este segmento, donde hay una brutal competencia con más de 40 modelos.

¿Cómo es el sistema de propulsión?

Aunque estéticamente el Niro Plug-in no ofrece grandes elementos diferenciadores –algunos ribetes en color azul y una parrilla con un diseño más innovador-, bajo el capó y en la parte trasera del vehículo es donde se esconde las grandes señas de identidad de este vehículo.

Conviene recordar en este sentido que el Niro PHEV es un coche con dos motores: uno de gasolina y otro eléctrico. El de gasolina es un propulsor de cuatro cilindros, con 1,6 litros de cilindrada y 105 CV. Este motor no ofrece un gran par máximo -147 Nm- y, además, este par máximo se consigue a un régimen elevado –en torno a las 4.000 revoluciones-.

Este motor de gasolina se combina, además, con un generador eléctrico de 44,5 kW (61 CV). Este generador eléctrico tiene como misión propulsar al vehículo de forma autónoma en el modo eléctrico o, también, ayudar el motor de gasolina para mejorar sus prestaciones.

Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018

La recarga en un ‘wallbox’ de carga rápida dura algo menos de 3 horas.

A todo ello se suma una batería de polímero de litio con mayor capacidad. En este sentido, si la batería del Niro híbrido tenía 1,56 kWh la de este Niro PHEV tiene 8,9 kWh.

Eso sí, como contrapartida a la mayor batería, también disminuye la capacidad de carga. De esta manera, mientras que el maletero del Niro híbrido tiene una capacidad de 401 litros, la capacidad de carga del Niro PHEV es de 324 litros. Por tanto, la introducción de las baterías de mayor potencia ha restado 77 litros de capacidad de carga.

Además, no sólo eso. Este Niro híbrido enchufable también es más pesado. En concreto, a igual de nivel de equipamiento, este Niro PHEV pesa 1.594 kilos frente a los 1.500 kilos de la versión híbrida. Por tanto, hay que reconocer que el hecho de tener una mayor batería también supone algún inconveniente como el mencionado de la reducción de espacio.

Gran habitáculo

Una vez dentro, el Kia Niro PHEV sobresale por su amplitud. Tanto las plazas delanteras como las traseras son muy amplias. Por ejemplo, delante los ocupantes de la primera fila cuentan con 102 centímetros (los SUV con mayor altura rondan los 103 centímetros) y detrás esta altura alcanza los 98 centímetros (el récord de la categoría está en unos 103 centímetros).

Por tanto, con estas dimensiones podemos decir que el Kia Niro es muy espacioso y que cuatro adultos pueden viajar con un nivel de confort excelente. Incluso podría tener cabida una quinta plaza puesto que el piso del suelo es prácticamente plano.

En marcha

Es un coche al que hay que mimar. Conducirlo anima a tener un cuidado especial con el acelerador. En primer lugar, porque cuanto más cuidadosos seamos con el acelerador mayor autonomía en modo eléctrico tendremos. Pero también porque si no nos pasamos con el pie derecho, más tiempo tardará en entrar el motor de combustión.

Por todo ello, es un coche que invita a una conducción relajada. Además, su gran volumen y también elevado peso –un SUV de la competencia sin sistema híbrido puede pesar 200 kilos menos- hace que no busquemos el dinamismo en la conducción ya que, aunque tiene las suspensiones tirando a firmes y la carrocería no balancea en exceso, las leyes de la física siempre están presentes.

¿Y el precio?

El Kia Niro PHEV más económico, con el acabado Concept, tiene un precio de catálogo de 34.060 euros. Si bien es cierto que luego el precio real –con financiación- puede bajar hasta los 28.000 euros aproximadamente, no deja de ser unos 8.000 euros más caro que un Niro híbrido.

Es cierto que este Niro PHEV viene mejor equipado que el Niro híbrido. Por ejemplo desde la versión de acceso incorpora una pantalla TFT LCD de 4,2 pulgadas (en lugar de 3,5 pulgadas), el control de crucero adaptativo y la frenada de emergencia en caso de una posible colisión…

Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018

Sorprende que un coche tan tecnológico el freno de estacionamiento siga siendo ‘de pie’.

Pero claro siguen siendo 8.000 euros de diferencia frente al híbrido. Y amortizar esta cifra en combustible es muy difícil. Entre otras cosas, porque en modo cuando el Niro PHEV entra en modo híbrido –cuando las baterías se han gastado- el consumo ronda los 5 litros, unos 0,7 litros menos que el híbrido a secas –sin que sea enchufable-. De ahí que la diferencia, en el modo híbrido, no sea tan apreciable.

De ahí que este Niro PHEV sea un modelo recomendable principalmente si se usa a diario en modo 100% eléctrico. En el momento en que recorramos más de 50 kilómetros al día y no tengamos posibilidad de recargar el coche o bien en casa o bien en el trabajo, es más recomendable el Niro híbrido, en lugar del enchufable.

Otra cosa es hablar de las propiedades asociadas que tiene el Niro PHEV como la etiqueta Cero (azul) de la DGT que le permite no pagar en la zona de parking de estacionamiento regulado, así como otras ventajas.

¿Cuánto tarda en recargarse?

La recarga de este Niro PHEV es mucho más rápida que la de un eléctrico 100%. Como la batería del Niro PHEV es menos potente (8,9 kWh) frente a la de un eléctrico (el Leaf, por ejemplo, tiene una batería de 30 kWh/40kWh) el tiempo de recarga es menor. En un enchufe en un parking de un centro comercial con un conector Mennekes Tipo 2 320V / 32A / 8.00kW el tiempo de recarga para que la batería esté al 100% ha sido de unas 2 horas y 45 minutos.

¿Y la autonomía?

Pues todo dependerá del tipo de conducción y de si requerimos un esfuerzo adicional al coche con el aire acondicionado o la calefacción encendidos. Según Kia, la autonomía es de 58 kilómetros. Nosotros en particular hemos conseguido unos 50 kilómetros con la batería al 100% y en un segundo intento con la batería al 75% un total de 41 kilómetros.

Por todo ello, pensamos que si se cuida mucho la conducción y no se abusa del aire acondicionado sí se puede lograr los 58 kilómetros que señala Kia.

¿Y cuánto cuesta la recarga?

Aquí la respuesta a esta pregunta es compleja, puesto que dependerá del horario en el que se carga el vehículo –la electricidad es más cara cuando hay más demanda y más barata en los períodos supervalle-.

No obstante y tomando como referencia un precio de alrededor de los 0,10 euros el KWh (la hora punta está en unos 0,16 y la valle en 0,08) y teniendo en cuenta que el Niro PHEV recorre 58 km con 8,9 kWh de energía en la batería, esto significaría que para 100 km necesitaría 15,3 kWh. Y recargar esa cantidad supondría unos 1,5 euros.

Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018

Con este modelo hemos recorrido más de 50 kilómetros en modo eléctrico.

Es decir, el Niro PHEV tiene un coste por cada 100 kilómetros de unos 1,5 euros (siempre hay que tomarse esta cifra como un valor aproximado ya que el precio de la electricidad depende de muchos factores y el vehículo no actúa siempre en modo eléctrico al 100% ya que en momentos puntuales se ayuda del motor de gasolina).

No obstante, estaríamos hablando de una cifra mucho más ventajosa que la de cualquier híbrido o cualquier coche diésel. Eso sí, una vez más se nos viene a la cabeza la diferencia de precio de 8.000 euros respecto al Niro híbrido convencional.

Conclusión

El Kia Niro PHEV es un modelo único. Para empezar apenas tiene rivales, salvo el Mini Countryman SE, que es algo más pequeño. Por tanto, podríamos decir que, a día de hoy, es el único SUV-C híbrido enchufable que se vende en el mercado.

Con una toma de pared una carga más o menos rápida puede durar algo menos de tres horas. Tiempo más que suficiente para que se carguen las baterías de 8,9 kWh. Y con las baterías cargadas al 100% se puede recorrer una distancia de más de 50 kilómetros en modo eléctrico. Esto significa que, con las tarifas actuales, recorrer 100 kilómetros en modo eléctrico, supone un coste aproximado de 1,5 euros.

Kia Niro PHEV, híbrido enchufable a la venta en 2018

La introducción de baterías de mayor capacidad resta espacio de carga en el maletero.

¿Aspectos mejorables? Sí los tiene. En primer lugar, sorprende que un coche tecnológico tenga el freno de mano en el pie izquierdo, algo que nos recuerda a coches de otra época.

También llama la atención que, incluso con las baterías cargadas y con el modo eléctrico seleccionado, el coche casi siempre necesite del motor de gasolina para arrancar. Y por último, el precio. Los 8.000 euros que le separan del Niro híbrido –sin que sea enchufable- es una diferencia muy abultada.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 7
Consumo y ecología: 10
Confort y terminación: 7
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 6
Precio: 7

Puntuación final: 7,5

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.