Precios de coches nuevos

Probamos el Jaguar E-Pace, un pequeño SUV británico que destaca por su atractivo diseño

Subscribirse
Así es el Jaguar E-Pace de 2019.
Así es el Jaguar E-Pace de 2019.

Esta es la prueba del Jaguar E-Pace 2019, el SUV más pequeño de la firma británica que se coloca por debajo de su hermano mayor, el Jaguar F-Pace. Hoy lo probamos en su versión 180D, que tiene un propulsor diésel de 2 litros y 180 caballos de potencia.

El Jaguar E-Pace rivaliza directamente contra modelos como el BMW X1, el Audi Q3 y el Mercedes-Benz GLA. También comprarte muchos elementos mecánicos con el Range Rover Evoque, puesto que ambas marcas pertenecen al mismo grupo.

Este SUV tiene un precio de partida de 37.450€, aunque la versión que probamos hoy alcanza los 42.300€. Con un propulsor similar el BMW X1 tiene un precio muy similar al de este Jaguar E-pace.

Dimensiones y diseño

Este Jaguar E-Pace compite dentro del segmento de los SUV-C, mide 4,39 metros de largo y 1,98 m de ancho. Esta segunda cota es ligeramente superior a la de sus competidores, pero un BMW X1 es aproximadamente 5 centímetros más largo.

Pese a no ser uno de los más grandes de su categoría, el Jaguar E-Pace ofrece un maletero de 557 litros, superando así en 50 litros al BMW X1.

Es uno de los más pequeños de su segmento, mide 4,39 metros de largo .

Es uno de los más pequeños de su segmento, mide 4,39 metros de largo .

Sólo le supera su propio hermano, el Range Rover Evoque, que roza los 560 litros de capacidad.

Uno de los aspectos más destacable de este SUV es su diseño, sin duda más cautivador que el de la mayoría de sus rivales. En este apartado Jaguar respeta su tradición y nos ofrece un producto elegante y muy atractivo.

Este Jaguar tiene un diseño muy cuidado y original.

Este Jaguar tiene un diseño muy cuidado y original.

Parte de este poder estético se debe a la gran combinación de colores de la que dispone nuestra unidad, ya que a la pintura ‘Firenze Red’ (980€) se suman unas imponentes llantas negras de 21 pulgadas.

El ‘black pack’ por su parte añade elementos en negro, como los pasos de rueda, los embellecedores del lateral, los marcos de las ventanillas y por supuesto la imponente calandra delantera.

La calandra frontal en negro contrasta con el color de la carrocería.

La calandra frontal en negro contrasta con el color de la carrocería.

Nos ha gustado también la parte trasera, con una salida doble de escape real, que no intenta engañar al conductor a través de embellecedores. Si subimos un poco nos encontramos con un generoso spoiler que acentúa el carácter deportivo de esta versión ‘R-dynamic’.

El resultado de esta suma es un vehículo original, con una pizca de atrevimiento y a la vez una elegancia soberbia. Las firmas lumínicas añaden un toque de distinción que acaba de redondear la gran presencia de este modelo, que tiene en el diseño una de sus principales bazas para desmarcarse de la competencia.

El spoiler estiliza mucho la zaga.

El spoiler estiliza mucho la zaga.

Interior

El interior continúa con el mismo ejercicio de diseño y nos recibe con una tapicería blanca de cuero en la que da hasta pena sentarse. Jaguar juega en la liga de los ‘premium’ y como tal sabe que tiene que estar a la altura.

Encontramos quizás más superficies plásticas que en otros modelos similares, pero sin siempre plásticos de buena calidad y agradables al tacto. La pantalla del sistema de infoentretenimiento es de 10” y tiene un nivel de definición muy bueno, los menús son intuitivos y cuentan con diseño actual.

El interior está muy cuidado, pero hay más plásticos que en sus rivales.

El interior está muy cuidado, pero hay más plásticos que en sus rivales.

Lo que no terminamos de entender es el excesivo grado de inclinación, es cierto que de esta manera se consigue una buena integración ya que el panel se incorpora a la consola central, pero quizás dificulta ligeramente su manejo y consulta.

Otro punto que no nos ha terminado de convencer ha sido la regulación del volante, puesto que incluso en su posición más ‘hundida’ sigue quedando algo cerca de conductor, lo que obliga a mover el asiento para atrás.

La pantalla es muy buena, pero tiene una inclinación excesiva.

La pantalla es muy buena, pero tiene una inclinación excesiva.

La instrumentación digital es clara y la pantalla tiene un nivel de definición correcto, el diseño de los elementos apuesta por respetar la forma tradicional de un tablero de instrumentos, algo que penaliza ligeramente la versatilidad, el digital cockpit de Audi está un paso por encima.

Las plazas traseras son generosas para el tipo de coche al que nos enfrentamos, sobre todo ofrecen una buena anchura gracias a las medidas de la carrocería. Tres pasajeros viajarán algo justos y el anclaje del cinturón en el asiento central puede resultar algo molesto durante la marcha.

Los asientos son muy confortables y el tapizado es realmente 'Premium'.

Los asientos son muy confortables y el tapizado es realmente ‘Premium’.

Los pasajeros tienen a su disposición bastante huecos para dejar objetos, cuatro tomas de 12V y cinco para USB, en este apartado el Jaguar E-Pace no admite ninguna crítica. Es en general un coche muy cómodo y que está a la altura de sus rivales alemanes.

En marcha con el 180D

Uno de los aspectos que siempre ha definido a la marca británica es el comportamiento dinámico. Siempre al estilo inglés, consiguiendo el mejor equilibrio entre confort y deportividad, y la verdad es que con este E-Pace la tradición está a salvo.

Nos encontramos con una suspensión muy bien afinada y opcionalmente de dureza variable. Incluso con amortiguadores fijos tradicionales es capaz de ofrecer una calidad de filtrado muy buena que aísla a los ocupantes de la carretera.

El acabado R-Dynamic enfatiza el caracter deportivo del Jaguar E-Pace.

El acabado R-Dynamic enfatiza el caracter deportivo del Jaguar E-Pace.

Cuando el trazado se retuerce nos encontramos con una ligerísima inclinación de la carrocería que no impide circular a un ritmo alegre, el peso del conjunto (1.843 kg) es el que acaba limitando la motricidad cuando queremos circular a ritmos verdaderamente altos.

La dirección ofrece un tacto muy agradable, sobre todo cuando conectamos el modo Sport, como es habitual no es muy descriptiva, pero ofrece una resistencia correcta que aporta confianza a la hora de elevar el ritmo.

Dinámicamente el E-Pace respeta plenamente los principios de confort y deportividad de Jaguar.

Dinámicamente el E-Pace respeta plenamente los principios de confort y deportividad de Jaguar.

Este 180D sólo se ofrece con un sistema de tracción integral automático, que deriva potencia al eje trasero cuando detecta una pérdida de tracción.

Sin embargo, nos queda claro que las capacidades en campo de este E-Pace son inferiores a la de su capaz hermano, el Range Rover Evoque.

Este propulsor se muestra muy eficaz a la hora de circular en carretera, permite mantener velocidades de crucero elevadas. En carretera de montaña también mueve sin problema el conjunto, incluso cargado, por lo que no creemos que sea necesario dar el salto al más potente 200d.

El 180D resulta suficiente para mover sin dificultad los 1.800 kg de peso.

El 180D resulta suficiente para mover sin dificultad los 1.800 kg de peso.

El consumo ronda los 7 litros si somos cuidadosos con el acelerador, no es una cifra especialmente baja, debido al la eficacia del motor pero también al peso del conjunto, que es algo elevado.

El aislamiento del habitáculo es muy bueno y ni el ruido del motor ni el aerodinámico se filtran apenas, aunque es cierto que el propulsor es algo rumoroso en las arrancadas, algo común en los motores diésel.

Los consumos son algo altos, normal si vemos las prestaciones y el peso del vehículo.

Los consumos son algo altos, normal si vemos las prestaciones y el peso del vehículo.

Algo que sí nos ha descolocado son las pequeñas sacudidas que experimentamos a veces cuando el motor vuelve arrancar por acción del sistema start and stop, en un semáforo por ejemplo. Dependiendo de la ocasión hay veces que nos encontramos con un arranque algo brusco que nos saca momentáneamente de la burbuja que crea este vehículo al circular.

Por último hablaremos del sistema de cambio automático, es de convertidor de par y 9 velocidades, sí nueve. En nuestra opinión son demasiadas, es cierto que de esta manera el escalamiento es mejor y el motor siempre puede trabajar en su rango óptimo, pero si optamos por utilizar en cambio en modo manual acabaremos demasiado pendientes a la velocidad con la que circulamos en cada momento.

Las llantas de 21" son muy vistosas, pero también frágiles en campo.

Las llantas de 21″ son muy vistosas, pero también frágiles en campo.

Por tanto lo más recomendable es dejar que el cambio trabaje por sí solo, en este caso muestra un funcionamiento muy refinado, con cambios de marcha suaves y acertados, al ser de convertidor de par es difícil apreciar tirones mientras circulamos.

Conclusión

Nos encontramos ante un auténtico SUV ‘premium’ de pequeñas dimensiones. Compite de tú a tú con los alemanes en términos de calidad de rodadura y los supera por su diseño y la atención al detalle.

En interior podría prescindir de algunos plásticos, el ajuste de la columna de dirección podría mejorar y la pantalla está muy inclinada.

Su precio es elevado, pero no echaremos en falta nada de lo que ofrecen los alemanes por una suma muy similar.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 7.8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7.8
Precio: 7

Puntuación final: 7,94

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.