Precios de coches nuevos

Probamos el Hyundai i30 Fastback N 2019: ¡divertidísimo… un coche que crea adicción!

Subscribirse
Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.
Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba del Hyundai i30 Fastback N, la variante más deportiva (con el 2.0 T-GDI de 275 CV Perfomance) del coupé de tamaño medio i30 Fastback.

A continuación intentaremos analizar de forma exhaustiva este modelo que se caracteriza porque apenas tiene rivales, algo curioso dentro de la tan competida industria de la automoción.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Hyundai i30 Fastback N: llega el segundo modelo N

La llegada del i30 Fastback N supone el segundo N para Hyundai (después del i30 N de cinco puertas). Esto significa que Hyundai quiere continuar con su gama de modelos más deportivos, una línea de negocio que viene como consecuencia del fichaje de Albert Biermann, el ex jefe de la división M de BMW, como responsable de la división I+D de Hyundai.

Conviene recordar en este sentido, que Hyundai tiene tres ‘patas’ en su negocio. Por un lado están los modelos convencionales y en los que se basa la mayor parte del volumen de ventas. Hablamos de los modelos Kona, Tucson, i30, Santa Fe

Por otra parte, una segunda línea, sería la que forman las versiones con sistemas de propulsión alternativos. Hablamos del Kona EV o del Ioniq, entre otros.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Y, por otra, y aquí es donde se enmarca el i30 Fastback N, es la formada por las variantes N. Se trata de las versiones más deportivas (i30 N e i30 Fastback N) y del acabado N-Line. Todas ellas, dispuestas a subir algunos enteros la imagen de Hyundai, una marca que también busca asociarse con el WRC, el TCR e incluso con el fútbol para ganar en presencia.

Con todo ello, y si nos ceñimos a la gama del i30 N, Hyundai espera comercializar alrededor de 400 unidades de los N. Esto significa que si en un año completo de venta (por ejemplo 2018) Hyundai vendió un total de 10.800 unidades del i30, de todas ellas casi el 4% se corresponden con las versiones N. Es por tanto, un buen dato a tener en cuenta.

Y no sólo eso. También cabe señalar que el público que opta por este tipo de versiones, es un público maduro (de unos 45 o 50 años) y con gran conocimiento del mundo del automóvil. Un tipo de cliente que, a nuestro juicio, es muy interesante captar por parte de Hyundai.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Sin rivales

Otro de los aspectos claves de este nuevo Hyundai i30 Fastback N es que prácticamente podemos decir que no tiene rivales. Entre otras cosas porque este nuevo coupé es un modelo bastante compacto, es decir no es excesivamente grande.

Acostumbrados a ver carrocerías coupé en modelos premium y con una gran longitud sorprende como el i30 Fastback tiene un tamaño contenido. En concreto, estamos hablando de 4,45 metros de largo, unos 11,5 centímetros respecto al i30 de cinco puertas.

Un incremento del tamaño que se ha realizado en el voladizo trasero (a partir del segundo eje), ya que la batalla y el resto de medidas son exactas al i30 de cinco puertas.

Estas medidas hacen, como decíamos, que no tenga competidores, sobre todo entre las marcas generalistas. En cuanto a los premium, sí podemos ver algunas semejanzas (en lo que a medidas se refiere) en el Audi A3 Sedán o en el Mercedes CLA, este último algo más grande.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Mejor aerodinámica que el 5 puertas

Anteriormente hemos hablado de sus 4,45 metros de largo. Sin embargo, no hemos comentado otra serie de cotas interesantes. Aquí podemos señalar, por ejemplo su anchura, con 1,79 metros o su altura con 1,42 metros.

Sin embargo, a nosotros la cifra que más nos sorprende es la del coeficiente aerodinámico, que es mejor en el Fastback que en la versión de cinco puertas. En concreto, estamos hablando de un 0,29 Cd, frente al 0,32 del i30 N de 5 puertas.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Maletero

Todo lo contrario a lo que hemos mencionado de las plazas traseras ocurre con el espacio de carga. Y es que este i30 Fastback se caracteriza por tener un maletero sobresaliente. Para empezar el portón se abre con facilidad y la altura de la puerta permite colocar el equipaje sin encorvarnos.

Pero a su vez también destaca por sus 450 litros de capacidad, una cifra más que interesante. Dentro del maletero, eso sí, conviene contar con que este modelo cuenta con una barra longitudinal que aporta mayor rigidez a la carrocería

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Diseño exterior atractivo

En cuanto a su diseño, tenemos que reconocer que el i30 Fastback N es un coche que atrapa las miradas. Si ya la versión ‘convencional’ tiene cierto atractivo con su línea coupé, esta variante N es todavía más llamativa.

En este sentido, nos quedamos con un frontal muy poderoso con grandes entradas de aire, una línea roja, a modo de ribete, en la parte inferior del paragolpes, el emblema N en la parrilla, un bisel negro en los faros de led delanteros…

Desde un punto de vista lateral llama la atención las ventanillas traseras oscurecidas, los tiradores en el color de la carrocería, las molduras laterales negras y los retrovisores en negro piano.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

En cuanto a la zaga, llama la atención el alerón trasero aerodinámico y lacado en negro, la doble salida de escape y las luces antiniebla triangulares.

Mención especial merecen las llantas de aleación de 19 pulgadas. Y no sólo por su tamaño, sino también por su disepo atractivo. Además, estas llantas enmarcan unas pinzas de freno rojas con el logo N y unos neumáticos Pirelli P-Zero.

Y aunque esta versión probada tiene el color de la carrocería en rojo (Engine Red, lo llama Hyundai), la firma coreana ha creado un color exclusivo y completamente nuevo para el i30 Fastback N. Se trata de un tipo de gris que ha sido bautizado como ‘Shadow Grey’.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Cambios en el interior

En cuanto al interior, no hay grandes novedades. La pantalla, que es el elemento más llamativo, tiene ocho pulgadas. Sí cambian, por el contrario, el panel de instrumentos y el volante en piel, propios de este acabado N. Además, también son nuevos los ribetes rojos de las tomas de ventilación, los asientos deportivos con el logo N en el respaldo, las costuras rojas o el asientos extensible.

Sí son más llamativos los cambios en el volante. Entre otras cosas porque incorporan dos botones, uno a la izquierda y otro a la derecha que permite configurar los diferentes modos.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Habitabilidad interior

Llega el momento de analizar el espacio interior del nuevo i30 Fastback N. Y aquí comprobamos que las plazas delanteras no sufren variación respecto al i30 de cinco puertas. Es sentado detrás donde sí apreciamos diferencias.

Para empezar, entrar y salir de las plazas traseras es algo más difícil. Al estar más bajo, hay que dejarse caer y recoger algo más las piernas ya que las puertas son algo estrechas y la línea del techo está cercana a la cabeza.

Pero más diferencias hay en la distancia entre el techo y la banqueta es algo menor que en el i30 de cinco puertas. Si en el compacto contábamos aproximadamente con altura libre de alrededor de 95 centímetros, en este nuevo modelo coupé la altura libre al techo baja hasta los 87 centímetros.

¿Y esto que supone te preguntarás? Pues que aquellos pasajeros que ronden los 1,85 metros de altura rozarán con sus cabezas en el techo. Si a esto añadimos, además, que el espacio para meter los pies bajo los asientos es bastante pequeño, que apenas tenemos dos o tres centímetros libres para las rodillas y que la anchura para los hombros tampoco es sobrecogedora -132 centímetros-, entonces podemos señalar que las plazas traseras están destinadas principalmente a niños o adultos de talla media.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Dinamismo

No obstante, los cambios que incorpora esta versión N no sólo afectan al diseño. Hyundai también ha trabajado, y mucho en el apartado de comportamiento. Y para ello ha realizado cambios en diferentes partes del vehículo.

Para empezar, la carrocería cuenta ahora con un 7% de mayor rigidez estructural. A ello hay que sumar una dirección asistida por un motor eléctrico, que se caracteriza por ser muy directa y precisa. Este motor eléctrico se ha montado en cremallera en lugar de estar en la columna. Con ello lo que se consigue es que el coche responda instantáneamente a cualquier intención del conductor. Además, se ha mejorado el ratio (9%) para una respuesta más rápida y directa. Y todo ello con unas sensaciones mejor transmitidas, más fielmente y sin filtrar tanto las mencionadas sensaciones entre conductor y asfalto.

También es novedoso el chasis, que se ha rebajado -algo menos de 1 centímetro-, y el sistema de suspensión controlada electrónicamente (ECS). En este sentido el conductor podrá ajustar los parámetros de la suspensión desde un tarado más confortable hasta otro destinado principalmente a circuito.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Además, para evitar pérdidas de tracción, también incorpora un diferencial electrónico de deslizamiento limitado que trabaja, también, con un control electrónico de la estabilidad (ESC) que puede ser desconectado por completo. Asimismo, el conductor tiene otro botón en el volante –es el botón Rev Matching- que lo que hace es incrementar las revoluciones del motor. Otro elemento curioso que tiene este modelo es un Launch Control, que controla el par motor para acelerar lo más rápido posible desde parado.

Volviendo al diferencial electrónico de deslizamiento limitado, este sistema basado en un autoblocante mecánico con control electrónico que se ha desarrollado e incluido en el i30 Fastback N para reducir el derrapaje y el subviraje (pérdida de tracción en el eje delantero). Además, este elemento también mejora el comportamiento en arrancada y aumenta un 5% la velocidad de paso por curva.

Este diferencial lo que hace principalmente es que bloquea la rueda que patina, que suele ser la rueda interior. De esa manera, transmite más par a la rueda exterior que es la que tiene más apoyo. Esto, además, ayuda en superficies asimétricas con diferentes tipos de agarre.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Y todo ello, además, está en comunicación con el ESP para medir las aceleraciones laterales. Un sistema que, también, está en comunicación con los modos de conducción, mencionados anteriormente.

También se ha mejorado el esquema de las suspensiones introduciendo refuerzos en la barra de suspensión.

A ello se suma un control continuo en cada una de las ruedas que lee en tiempo real y de forma continua el tipo de conducción y el estado de la carretera para adaptarse a las necesidades. Asimismo se ha introducido un sistema de presión sobre el turbo y unos frenos que mejoran las prestaciones de frenado.

Y continuando con las mejoras Hyundai ha trabajado mucho en el control de cabeceo en la frenada y en el control de balanceo de paso por curva.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

275 CV de potencia

Otro de los aspectos claves de este i30 N es el motor. Mientras que la versión de cinco puertas está a la venta con dos variantes de motor (250 y 275 CV); este Fastback sólo está disponible en la variante más potente.

Desde Hyundai señalan que prácticamente toda la demanda es de la versión más potente. De ahí que hayan decidido reducir la gama del Fastback sólo a la versión de 275 CV.

Esta versión incorpora un motor de 2 litros (2.0 T-GDI) y 275 CV que ofrece un par máximo de 353 Nm. Este motor envía toda su fuerza al eje delantero por medio de un cambio manual de seis marchas (más adelante habrá una versión automática).

Con este motor, el i30 Fastback logra 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6.1 segundos.

Asimismo, el i30 N tiene una función de ‘overboost’ que eleva la cifra de par máximo hasta los 378 Nm. Es una función que tiene un tiempo limitado y que se estima en 18 segundos.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Modos de conducción

Otro aspecto clave en este modelo son los diferentes modos de conducción. En concreto, estamos hablando de cinco modos: Eco, Normal, Sport, N y y N Custom. Para cambiar de un modo a otro hay un mando con el que se puede seleccionar los diferentes modos en el volante.

De todos ellos el más que llamativo es el modo N. Y no sólo por su comportamiento, que es mucho más radical. Sino también por el sonido. Hyundai también ha trabajado mucho en este aspecto. Tanto que incluso cuando se acelera con contuendia y se suela después el acelerador, el coche lanza unos ‘petardeos’ o explosiones que llaman mucho la atención.

Además, estas detonaciones o explosiones, que se consiguen quemando gasolina, son ampliadas en la parte delantera, ya que Hyundai ha aprovechado parte de la consola y de la zona superior del cuadro de instrumentos como resonador y emisor de vibraciones, dando un mayor énfasis a la radicalidad.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Además, también es llamativo el ‘Launch control’ o ‘Control de salida en parado‘. Se trata de una configuración desarrollada por Hyundai para aprovechar la mayor potencia del propulsor y su aceleración saliendo desde parado. Esta configuración sólo está disponible en el Modo N y con el control de tracción en Sport.

De esta manera se mantiene las revoluciones del motor entre 3.500 y 4.700 revoluciones, con el pedal a fondo y el embrague pisado… Una vez que se suelta el embrague el coche permite cierto deslizamiento pero aprovecha al máximo la potencia logrando los mencionados 6 segundos de 0 a 100 km/h.

Para permitir este ‘Launch control’ Hyundai ha introducido un disco de embrague reforzado con doble capa y con un sincronizador con una capa de carbono. Además, también se ha reforzado el cambio para garantizar su durabilidad. Un cambio de seis marchas que se caracteriza por sus desarrollos cortos y unos cambios muy rápidos.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Esta variante Performance incorpora, además, neumáticos de altas prestaciones desarrollados específicamente por Pirelli y con medidas 235/35 R19.

En cuanto al equipamiento, es muy completo. De serie incorpora control de crucero, faros delanteros de led, sensor de luces y encendido automático de luces largas, climatizador bizona, sensor de aparcamiento trasero, cargador de móvil inalámbrico, sistema de navegación con 8 pulgadas, Android Auto y Apple Car Play, bluetooth, sistema activo de permanencia en el carril, reconocimiento de señales, cámara trasera de aparcamiento, suspensión electrónica…

Y a ello se suman los espejos eléctricos, botón de arranque, sensor de lluvia, asientos calefactados, y airbag de rodilla, entre otros. También son de serie el diferencial electrónico es de serie, junto con los discos delanteros de 345 mm y traseros de 314 mm y las mencionadas llantas de 19 pulgadas.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Al volante

Llega el momento de iniciar la marcha con el i30 Fastback N. Comenzamos por ciudad y en el modo más suave para ir subiendo progresivamente de nivel. Para ello tenemos disponibles el modo Normal y el modo Eco. En estos modos, el i30 Fastback N se muestra un coche tranquilo, poco llamativo e incluso válido para el día a día. No hace mucho ruido y si eres suave con el acelerador, entonces este coupé deportivo es un modelo ‘tranquilo’.

Sin embargo, es hora de disfrutar de verdad. Abandonamos la ciudad, nos dirigimos a una carretera de curvas y comenzamos a disfrutar. Hemos colocado el botón de modo de conducción en Sport y activamos el botón N de la derecha. Es entonces, cuando todo cambia de verdad. Es el momento en el que el i30 Fastback N demuestra todo su potencial que es mucho.

Vemos como la dirección es mucho más rápida y directa, el motor enfurecido empuja de forma contundente y comprobamos que lo podemos estirar hasta las 6.800 revoluciones. Es de gran ayuda la tira de leds que hay en el cuadro de instrumentos: con un led blanco (al inicio de las revoluciones), dos naranja (cuando estiramos un poco más) y otros dos rojo, llegando a parpadear incluso para subir de marcha.

Continuamos explorando el motor, que no deja de sorprendernos por su respuesta. Y también nos llama la atención la caja de cambios por su rapidez y precisión. Además, podemos aprovechar la caja para ‘jugar’ con el motor y provocar el petardeo que tango nos gusta escucharlo cuando soltamos el pie del acelerador.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

También nos ha parecido muy llamativa la simulación que hace de un ‘punta tacón’. Esto es que cuando vas a cambiar de marcha, el motor, por sí solo, da un golpe de gas para que la siguiente marcha entre en el régimen adecuando y no haya bloqueo en la conducción. Sin duda, una característica muy llamativa.

Continuando con sus virtudes, encontramos el chasis que aguanta un gran paso por curva, unas suspensiones que son firmes pero que pueden resultar hasta cómodas (nuestra sensación de hecho es que incluso más cómodo que la variante de cinco puertas).

Conclusión

El Hyundai i30 Fastback N es un coche divertidísimo. Un modelo que atrae desde el minuto uno. Su motor es poderoso, la dirección muy rápida, el cambio es firme y con unos recorridos cortos. Un coche ‘explosivo’, divertido que logras unas prestaciones espectaculares.

¿Aspectos a mejorar? Pues señalamos el espacio de las plazas traseras, que es justo; el consumo que es elevado cuando se ‘pisa’ demasiado el acelerador (el consumo varía entre los 8 y los 11 litros dependiendo del tipo de conducción) y también pensamos puede ser mejorable la ‘flotabilidad’ del eje delantero cuando aceleramos a fondo al salir de curvas cerradas.

También hay que señalar que su precio es elevado. El precio oficial es de 39.250 euros. Eso sí, esta cifra se rebaja en 3.500 euros por la campaña de promoción y se pueden descontar otros 3.000 euros si se opta por la financiera de la marca y se entrega un vehículo a cambio.

Hyundai i30 Fastback N 275 CV Perfomance.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 6,5
Motor, cambio y prestaciones: 9
Confort y terminación: 7
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8,5
Diversión al volante: 10
Precio: 7

Puntuación final: 8

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.