Prueba del Hyundai i30 Fastback 1.0 TGDi 120 CV Tecno: originalidad en forma de coupé

Subscribirse
El alerón trasero le da el toque final a la estética coupé del Hyundai i30 Fastback.
El alerón trasero le da el toque final a la estética coupé del Hyundai i30 Fastback.

Para muchos conductores el diseño actual de los coches se está volviendo algo monótono y aburrido. Los fabricantes apuestan cada vez más por normalizar sus diseños, se reducen así las diferencias entre marcas con la pérdida de personalidad que ello supone.

Parece que Hyundai ha visto en esto una oportunidad de negocio, el i30 Fastback se desmarca de los compactos tradicionales con una silueta al más puro estilo coupé.

De esta manera, el i30 Fastback se coloca como un modelo sin apenas rivales, puesto que a pesar de seguir siendo un compacto su diseño le diferencia de otras opciones. Podríamos decir que los modelos más parecidos se enmarcan dentro del segmento premium. Nos referimos al Mercedes CLA, un concepto de coche parecido al i30 Fastback, pero algo más grande y bastante más caro.

Línea coupé 100%

Evidentemente los mayores cambios se encuentran en la zaga. La línea del techo se precipita de manera progresiva dejándonos un perfil al más puro estilo coupé, pero eso sí, con cinco puertas.

Cambian también las ópticas traseras que son más finas y alargadas, incrementan la sensación de una trasera baja y deportiva. Los parachoques siguen la misma directriz, los catadióptricos se bajan hasta la altura de la matrícula.

La parrilla en cascado es uno de los rasgos que definen a este i30 Fastback.

La parrilla en cascado es uno de los rasgos que definen a este i30 Fastback.

El portón del maletero cuenta con una especie de alerón integrado que termina de rematar la silueta coupé. Además parece que no está sólo de adorno ya que a velocidades elevadas es capaz de generar algo de carga aerodinámica para mejorar el comportamiento del coche.

Un i30 algo más grande

El i30 Fastback se basa, como es lógico, en el i30 ‘normal’, hatchback para ser más precisos. Ambos se montan sobre la plataforma K2 de Hyundai que comparten además con el recién estrenado Kia Ceed , también lo hemos probado.

Respecto al i30 de cinco puertas el Fastback crece unos considerables 11,5 centímetros, llegando hasta los 4,5 metros. El ancho se mantiene intacto, 1,8 metros. La altura se ve reducida en 3 centímetros, 2,5 por la carrocería y 0,5 por la rebaja de la suspensión.

El aumento de longitud respecto al i30 de 5 puertas es notable.

El aumento de longitud respecto al i30 de 5 puertas es notable.

La longitud extra le permite ganar 55 litros de maletero y colocarse con una capacidad de carga de 450 litros totales, una cifra nada despreciable para un coche de este tamaño. Se queda lejos, eso sí, de los 600 litros que ofrece la versión familiar CW. Podríamos decir que el i30 Fastback es la opción más equilibrada entre diseño y practicidad.

En marcha también es un coupé

Al igual que el i30 N, el Fastback también ha sido puesto a punto ene le mítico circuito de Nürburgring, por tanto podemos decir que parte del alma del i30 Fastback es también deportiva.

La suspensión se ha endurecido un 15% y la verdad es que se nota. A nivel de confort no supone un gran sacrificio y a la hora de tomar curvas se agradece bastante.

El Fastback tiene un paso por curva muy correcto, sin balanceos ni reacciones extrañas. No es un coche que busque ofrecer sensaciones deportivas, pero si quieres llevar un ritmo un poco más elevado de lo normal puedes hacerlo sin ningún problema, de hecho resulta bastante divertido.

La estabilidad que tiene en curva el i30 resulta sorprendente.

La estabilidad que tiene en curva el i30 Fastback  resulta sorprendente.

A lo mejor la pega la encontramos en la dirección. Es realmente cómoda para conducir en ciudad, sin embargo al salir a la carretera se vuelve algo más imprecisa y no nos transmite todo lo que ocurre entre las ruedas y el asfalto.

Lo mejor de todo es que el i30 Fastback también va a recibir una versión N como su hermano de 5 puertas. Aunque todavía no hay fechas confirmadas se espera que se presente en los próximo salones, bien en París o en Ginebra.

Para hacernos una idea el i30 N cuenta con 250 CV y la versión N Performance (que previsiblemente también llegará para el Fastback) alcanza los 275 CV. Es más que probable que el i30 Fastback reciba las mismas motorizaciones por lo que podrá aprovechar de verdad las buenas aptitudes que ofrece su chasis.

Por dentro no cambia nada

El interior del Fastback es idéntico al del i30 de 5 puertas. Es evidente que Hyundai ha dado pasos de gigante en lo que a terminación interior se refiere. A día de hoy se encuentra a la misma altura que la mayoría de sus rivales europeos.

Nos encontramos con una buena combinación de plásticos duros y blandos que cuentan con un buen ajuste. El volante tiene un revestimiento de cuero suave, pero no resbaladizo. La sensación de confort es elevada en este habitáculo.

El interior es igual que el de un Hyundai i30 de 5 puertas.

El interior es igual que el de un Hyundai i30 de 5 puertas.

Los mandos de la ventilación están bien rematados, quedan a mano y son fáciles de consultar y manipular gracias a la pantalla LCD con la que cuentan.

La pantalla que montaba nuestra unidad es opcional. 8” con una buena resolución y colocadas en la posición más alta del salpicadero. No requiere por tanto que desviemos la mirada en exceso, sus menús son simples pero efectivos y a nivel de resolución cumple sobradamente. Este sistema multimedia es compatible con sistemas Android Auto y Apple Car Play.

Los asientos son también muy cómodos y pueden llegar a ser calefactables y ventilados si estamos dispuestos a pagar por ello. Lateralmente sujetan muy bien y la postura de conducción es correcta, también cuentan con ajuste lumbar.

Las plazas traseras son cómodas para dos ocupantes que no tengan una altura superior al 1,80. La caída de la línea del techo resta inevitablemente habitabilidad a estas posiciones, el espacio para las piernas es correcto. La plaza central es algo justa para un tercer ocupante, descartada para viajes largos.

1.0 T-GDi de 120 CV: Tres cilindros silenciosos

Sí, si algo destaco de este motor es su bajo nivel de rumorosidad. Los tricilíndricos se suelen caracterizar por un ruido característico y un nivel de vibraciones notable, no es el caso de este propulsor. Tiene un funcionamiento agradable que invita a conducir de manera tranquila.

A partir de las 2.000 vueltas tenemos una respuesta razonable y s i esperamos a las 3.000 nos encontraremos con un empuje decidido y progresivo que no decae.

Cuenta con un consumo homologado de 5,2 litros cada 100 kilómetros. Realizando un uso normal y combinado entre ciudad y carretera obtendremos una cifra media alrededor de los 7 litros.

Este propulsor se asocia de momento únicamente a un cambio manual de 6 velocidades. Es muy agradable en su uso con recorridos cortos y precisos. Es una pena que el cambio automático DCT de 7 velocidades no esté disponible para este motor.

Sí lo puede equipar el propulsor gasolina 1.4 TGDi de 140 CV, he podido porbar este motor en otros modelos y diría que sería mi opción preferida. Tiene un comportamiento realmente bueno, es elástico y fácil de conducir. Para muchos será un inconveniente que únicamente se pueda asociar al cambio automático, desde Hyundai dicen que pronto podrá contar con la caja manual.

Conclusión

El i30 Fastback es un modelo original. Cubre un hueco en el mercado que las marcas generalistas habían dejado de lado.

Su diseño atrapará a muchos, los otros se convencerán por el comportamiento dinámico, es un coche agradable para viajar y divertido de conducir.

La rebaja de altura le da un aspecto más imponente al hyundai i30 Fastback.

La rebaja de altura le da un aspecto más imponente al hyundai i30 Fastback.

En términos de acabado interior Hyundai sigue con su progresión. Los materiales utilizados y su ajuste elevan la calidad percibida y dejan al i30 Fastback a la altura de otros modelos europeos.

Su dirección es algo más blanda de lo deseable y su diseño hace que las plazas traseras pierdan algo de espacio para la cabeza, contra la física no se puede ganar. El precio de la unidad probada está alrededor de los 24.700€

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7.8
Motor, cambio y prestaciones: 7.7
Confort y terminación:
 7.8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 8
Precio:
7.5

Puntuación final: 7.75

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.