Precios de coches nuevos

Salimos al campo con la gama SUV de Skoda… ¿Qué tal se comportarán el Karoq y el Kodiaq?

Subscribirse
Tras probar el Skoda Karoq y el Kodiaq por el campo llegamos a la conclusión de que ambos modelos presentan un buen comportamiento fuera del asfalto.
Tras probar el Skoda Karoq y el Kodiaq por el campo llegamos a la conclusión de que ambos modelos presentan un buen comportamiento fuera del asfalto.

Una gran mayoría de los propietarios de SUV o todocaminos apenas salen fuera del asfalto. La prohibición de hacer off-road en muchas provincias españolas, el miedo a dañar el vehículo y las posibilidades de quedarse tirado o empanzado en un lugar sin cobertura del móvil hacen que muchos de nosotros seamos ‘carne de asfalto’.

De ahí que aprovechemos las oportunidades que nos dan los fabricantes de coches, cuando realizan una presentación off-road, para conocer cuáles son las aptitudes de este tipo de modelos. Y la verdad es que siempre nos suelen sorprender… ¡para bien!

Este es el caso de Skoda con su gama SUV. La firma checa nos convocó hace unos días a conocer las novedades que incorporan sus modelos Karoq y Kodiaq. Y si bien es cierto que ambos todocaminos ya los habíamos conducido en diferentes pruebas (ver aquí la prueba del Skoda Karoq y aquí la del Kodiaq) sí que nos vino muy bien esta presentación, primero para poder conocer de cerca las versiones Scout y Sportline del Kodiaq y después para ver qué tal se comportan estos modelos fuera del asfalto.

Skoda Kodiaq Scout

Dentro de la gama Kodiaq el Scout es una de las últimas novedades. Se trata, en realidad, de un acabado más equipado y más ‘campero’ frente a las otras versiones disponibles: Active, Ambition y Style.

El Skoda Kodiaq Scout es la versión más campera de la gama de este SUV de gran tamaño y siete plazas.

El Skoda Kodiaq Scout es la versión más campera de la gama de este SUV de gran tamaño y siete plazas.

Comenzando por la estética, el Scout se diferencia por algunos elementos de diseño como un paragolpes modificado con una apariencia off-road, las barras en el techo que fortalecen esa presencia, los cromados en las ventanillas y en el frontal, las llantas de aleación de 19 pulgadas…

Una vez dentro, comprobamos cómo también destaca por elementos como los asientos alcántara calefactables, por el sistema de acceso sin llave, por incorporar el sistema Amundsen de navegación y por otros elementos como la luz ambiental por medio de leds.

Llega el momento de iniciar la ruta. Son las 11,30 de la mañana y nuestro punto de partida es la estación del AVE del Lleida. Por delante tenemos un par de horas en los que mezclaremos asfalto, pistas embarradas y alguna zona un poco más empedrada.

El nuevo Skoda Kodiaq Scout cuenta con detalles con un acabado más cuidado.

El nuevo Skoda Kodiaq Scout cuenta con detalles con un acabado más cuidado.

Los primeros kilómetros que recorremos por asfalto nos daremos cuenta de que el Kodiaq es, sobre todo, un coche muy confortable para viajar. Bajo el capó de este SUV tenemos la versión de gasolina 1.4 TSI 150 CV con cambio DSG y tracción 4×4. Si bien es cierto que no es el motor más moderno del grupo (este propulsor se sustituirá próximamente por el 1.5 TSI de 150 CV) sí que podemos señalar que destaca por su suavidad y refinamiento.

Eso sí, pese a que es un buen motor, desde aquí pensamos que no es el más idóneo para este modelo. Entre otras cosas porque el Kodiaq es un modelo con mucho volumen y cierto peso. Y claro un motor con 150 CV se nos antoja, quizás, algo corto de potencia sobre todo en recuperaciones.

A cambio, la caja automática de doble embrague DSG funciona a la perfección y sube y baja marchas con decisión y sin tirones ni resbalamientos.

Tras unos cuantos kilómetros por carretera, llegamos a Bellpuig, lugar donde comienza la ruta offroad. Es un día ideal para comprobar las aptitudes de este modelo fuera del asfalto puesto que las pistas están completamente embarradas tras la lluvia caída en las últimas horas.

Y aquí es dónde obtenemos nuestra primera conclusión. Mientras que el Kodiaq nos había dejado una sensación agridulce en asfalto –es cómodo pero su motor no le hace especialmente dinámico-, en la ruta por el campo nos ha sorprendido gratamente por su capacidad de tracción.

Basta seleccionar el modo off-road para aprovechar de la condición campera de este modelo. De esta manera, comprobamos cómo en condiciones normales prácticamente es el eje delantero el predominante. De esta manera, las dos ruedas delanteras cuentan con el 96% de la tracción y las traseras apenas sólo con un 4%.

Sin embargo, en estas condiciones con el suelo resbaladizo la fuerza del motor se reparte entre todas las ruedas, prácticamente a partes iguales. En concreto, se reparte un 25% en cada una de las ruedas.

Si el terreno se vuelve todavía más complicado, con poca tracción delantera, el sistema de tracción dejará poca tracción en el eje delantero (10%) y enviará prácticamente todo al eje trasero (90%).

Y por último, si las condiciones son extremas, el sistema de tracción puede enviar hasta el 85% de la tracción a una sola rueda y el 15% restante repartirlo entre las tres ruedas restantes.

Continuamos con la ruta y aunque no tiene una gran dificultad –el Kodiaq Scout tiene 19 centímetros de altura libre al suelo y un ángulo de ataque de 19º y uno de salida de 16,4º– sí que hay que reconocer que las pistas están muy embarradas. Y, sin embargo, en ningún momento el Kodiaq pierde la compostura. Algo que es destacable puesto que las llantas de 19 pulgadas, con neumáticos convencionales de asfalto, no son la mejor opción para circular por este tipo de caminos.

Llegamos a Cerviá, momento que aprovechamos para comer, descansar un poco y cambiar de coche para continuar la ruta.

Skoda Karoq

Para la segunda parte de la ruta conduciremos el Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV 4×4 con cambio manual. Un modelo que desde el primer momento mejoró el buen sabor de boca que ya nos había dejado el Kodiaq.

El Karoq cuenta con las mismas virtudes que un Seat Ateca –buen comportamiento, notable calidad y capacidad 4x4- y suma, además, una mayor modularidad interior.

El Karoq cuenta con las mismas virtudes que un Seat Ateca –buen comportamiento, notable calidad y capacidad 4×4- y suma, además, una mayor modularidad interior.

De hecho, tras realizar esta ruta, nos atrevemos a señalar que el Skoda Karoq es, para nosotros, uno de los mejores SUV compactos de la categoría junto con el Seat Ateca.

La versión probada contaba con el motor 2.0 TDI de 150 CV 4x4 y cambio DSG. A pesar de la persecución actual al diésel, esta combinación, para nosotros, es ganadora.

La versión probada contaba con el motor 2.0 TDI de 150 CV 4×4 y cambio DSG. A pesar de la persecución actual al diésel, esta combinación, para nosotros, es ganadora.

Entre sus principales virtudes, destaca su buen confort de viaje, similar al del Kodiaq y, sobre todo, su buen comportamiento, tanto en asfalto como en campo. Y es que al ser más contenido de tamaño y menos pesado, se vuelve más resultón, más ágil y con mejor capacidad de tracción. Quizás sea su menor distancia al suelo –con 18, 6 centímetros- lo que nos hace ser precavidos a la hora de buscar mayores dificultades en el terreno, ya que los bajos pueden rozar… Pero salvo por esta circunstancia, el Karoq 4×4 nos ha encantado.

El Skoda Karoq se desenvuelve como pez en el agua por pistas embarradas. ¡Qué bien tracciona este modelo!

El Skoda Karoq se desenvuelve como pez en el agua por pistas embarradas. ¡Qué bien tracciona este modelo!

Estas circunstancias –su tamaño moderado, su precio más competitivo- están haciendo que el Karoq tenga un buen índice de ventas. Por ejemplo, en España dentro de Skoda el Karoq ya supera al Kodiaq con un porcentaje de casi el 12% de ventas respecto al resto de modelos de la gama. El Kodiaq, por ejemplo, ocupa el 7%.

Tras varias decenas de kilómetros por pistas, acaba nuestra aventura off-road de Skoda. Sin duda, un viaje que ha valido la pena para comprobar lo bien que se defienden estos modelos tanto dentro del asfalto –con un buen confort de marcha- como fuera de él –con una excelente- capacidad de tracción. Sin duda, dos coches completamente recomendables. Aunque eso sí, nosotros en particular sentimos una mayor debilidad por el Karoq.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.