Precios de coches nuevos

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV: Un coche de ‘rally’ para disfrutar de la carretera

Subscribirse
Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV:
Destaca por su comportamiento y por la mecánica resultona.

Dentro del segmento de los coches urbanos, la mayoría de ellos tiene un enfoque principalmente vinculado con la movilidad. Es decir, son coches con un tamaño contenido, motores resultones y un consumo eficiente.

Sin embargo, dentro de esta oferta de modelos utilitarios, existen otras versiones –que se cuentan con los dedos de la mano- que tienen una orientación más deportiva. Son modelos con motores algo más potentes, que siguen siendo eficientes, pero que ofrecen unas prestaciones más elevadas.

Hablamos de coches como el DS3 PureTech (130 CV), Ford Fiesta ST-Line (140 CV), el Mini Cooper de 5 puertas (136 CV), el Seat Ibiza 1.5 TSI Evo FR (150 CV) y el Suzuki Swift Sport 1.4 (140 CV).

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV:

La estética es llamativa aunque es algo convencional y no se diferencia del Swift.

Pues bien, de todos ellos, hoy hemos tenido la oportunidad de probar el Suzuki Swift Sport, un modelo completamente nuevo que está a la venta en los concesionarios desde finales de mayo de 2018.

De este nuevo Suzuki Sport, además, la filial española de la marca japonesa tiene muchas esperanzas en él, puesto que estima comercializar cerca de 400 unidades al año. De confirmarse esta cifra estaríamos hablando de que un porcentaje elevado de todos los Swift vendidos serían el Sport, puesto que entre los meses de enero y abril de 2018 Suzuki ha vendido un total de 308 unidades del Swift convencional.

Una posible explicación que tiene este tirón del Swift Sport es que este modelo será con el que se compita en la Copa Swift de 2019, una competición monomarca que sirve de entrada para el Campeonato de España de Rallys.

Diferencias estéticas

Una vez junto al Swift Sport, lo primero que nos llama la atención es su color amarillo llamativo. Un color que, según nos explica Juan López Frade, presidente de Suzuki Motor Ibérica, es “un color nuevo pero no es el único ya que la gama se compone de siete colores en total”.

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV:

Las llantas de 17 pulgadas tienen un diseño llamativo y neumáticos 195/45.

Continuando con las diferencias respecto al Swift convencional vemos que este modelo cuenta con un diseño frontal más poderoso, lo que se consigue con una parrilla delantera exclusiva y un paragolpes aerodinámico. También incorpora faldones laterales más pronunciados y unas llantas de 17 pulgadas con un diseño llamativo y neumáticos 195/45.

Llega el momento de observar la zaga y es, entonces, cuando comprobamos que sus dos principales señas de identidad son el spoiler superior y la doble salida de escapes.

Interior más deportivo

Una vez dentro comprobamos como este Swift Sport cuenta con detalles específicos como el volante en cuero con acabado diferenciado y bordado en rojo, detalles en ‘negro piano black’, panel de instrumentos con el cuentarrevoluciones con el fondo rojo y las esferas en plata y pantalla de 4,2 pulgadas con indicador del turbo y la temperatura del aceite.

Otros detalles que denotan su espíritu deportivo son unos asientos estrechos y muy envolventes que destacan por su buena ergonomía y sujeción del cuerpo, pedales en aluminio y molduras en rojo oscuro.

Mismo ADN que el Swift

No conviene olvidar, eso sí, que, aunque estamos ante una versión más deportiva del Swift, mantiene las señas de identidad de este utilitario japonés. Es decir, este Swift Sport es un modelo que, en líneas generales, es de los más pequeños de la categoría.

Su longitud, con 3,89 metros, es corta. Y lo mismo ocurre con la anchura, al altura y la distancia entre ejes. Por ejemplo, si lo comparamos con un Seat Ibiza, que es uno de los referentes de la categoría, veremos que el Swift es 11 centímetros más corto, 5 centímetros más estrecho y 5 centímetros más bajo. Asimismo, la distancia entre ejes es también 11 centímetros inferior.

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV:

La parrilla cuenta con un frontal específico.

Por tanto, aquí tenemos la primera cualidad del Swift Sport, y no es otra que sus dimensiones muy contenidas.

Esto, a su vez, permite otra de sus principales señas de identidad. Y esta no es otra que su ligereza. Entre otras cosas porque este Swift Sport tiene un peso en la báscula de 1.045 kilos. Si lo comparamos con el resto de rivales, aquí una vez más comprobamos otra de las señas de identidad de este modelo: la mencionada ligereza.
Todos sus rivales, al ser más grandes, son también más pesados. A continuación detallamos los pesos de sus competidores: Ford Fiesta (1.144 kilos), DS3 (1.165 kilos) y un Seat Ibiza (1.184 kilos).

Motor resultón

Llega la hora de analizar el motor. Y aquí es donde descubrimos la principal novedad. Si bien es verdad que el propulsor lo habíamos visto ya en el Vitara y en el S-Cross, sí que es cierto que es la primera vez que llega al Swift.

Hablamos del motor, un propulsor de gasolina de cuatro cilindros, 1,4 litros y 140 CV (103 kW) de potencia máxima a 5.500 revoluciones y un par máximo de 230 Nm. disponible desde las 2.500 vueltas. Este motor está asociado a un cambio manual de seis velocidades.

Con este motor el Swift Sport logra una velocidad máxima de 210 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. Y todo ello con un consumo de 5,6 litros y unas emisiones de 125 gramos de CO2.

A la hora de comparar estos datos con los de sus rivales comprobamos que el Swift Sport se sitúa en la mitad de la tabla de clasificación en cuanto a prestaciones. Es decir, un Seat Ibiza 1.5 TSI 150 CV, por ejemplo, tiene una mayor velocidad máxima (215 km/h) y mejor aceleración (7,9 segundos de 0 a 100 km/h).

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV

El interior ofrece una buena calidad.

Pero, sin embargo, el Swift Sport sí gana ligeramente a otros modelos como el Ford Fiesta 1.0 ST-Line 140 CV (202 km/h y 9 segundos de aceleración), DS3 PureTech 130 CV (204 km/h y 8,1 segundos) y Mini Cooper de 5 puertas (207 km/h y 8,2 segundos).

Donde no sale tan bien parado es en el apartado de consumos ya que los rivales mencionados anteriormente, todos ellos, presentan un consumo inferior: DS3 PureTech 130 CV (4,5 litros), Ford Fiesta 1.0 ST (4,5 litros), Seat Ibiza 1.5 TSI Evo (4,7 litros), Mini Cooper de 5 puertas (5,1 litros) y Suzuki Swift Sport (5,6 litros).

Amplio equipamiento

Es uno otro de sus puntos fuertes. El Swift Sport destaca por su amplio equipamiento, sobre todo en materia de seguridad. De serie incorpora la cámara y el sensor láser que le permiten ofrecer la alerta y asistente por cambio involuntario de carril, la alerta de fatiga, control de velocidad adaptativo, luces diurnas de leds, asientos delanteros calefactables, arranque sin llave, sensores de parking traseros y climatizador y cinco años de garantía, entre otros elementos…

Al volante

Para la toma de contacto con el Swift Sport, desde Suzuki nos han preparado un recorrido de unos 150 kilómetros entre Madrid y Segovia, con los puertos de Guadarrama y Navacerrada de por medio.

Y la verdad es que el Swift Sport, en estas condiciones, nos ha dejado un sabor de boca muy bueno. Sobre todo por varios motivos.

El primero de ellos es su ligereza. Al tener un chasis rígido, pero sobre todo ligero, el Swift Sport es un coche muy ágil. A ello hay que sumar el conjunto de las suspensiones, que también presentan un buen funcionamiento.

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV

El cuadro cuenta con un diseño específico.

El sistema McPherson del eje delantero con los amortiguadores Monroe y la suspensión trasera de barra de torsión, también con amortiguadores Monroe, hacen que la carrocería apenas balancee y se muestre muy efectiva en curva.

Y a todo ello hay que sumar un propulsor que es muy resultón. Salvo algunas pequeñas vibraciones, sobre las 3.000 vueltas cuando dejas de acelerar, el motor destaca por su buen funcionamiento.

Prueba del Suzuki Swift Sport 1.4 140 CV

El interior es espacioso pese a ser un coche pequeño.

Acelera desde bien abajo, su par es constante y también está disponible desde pocas vueltas, lo que hace que el coche tenga una buena aceleración y recuperaciones cortas prácticamente en cualquier marcha. Además, presenta un amplio margen de revoluciones puesto que corta a las 6.200 vueltas.

Cierran la lista de virtudes una dirección directa y unos frenos que cumplen a la perfección con su cometido.

Conclusión

El Suzuki Swift Sport es un utilitario de enfoque deportivo recomendable. Destaca por su buen comportamiento, principalmente derivado de su ligereza; por el empuje notable de su mecánica; por sus consumos razonables y por su equipamiento, que es muy completo.

Los únicos aspectos mejorables podrían ser una estética, que no es excesivamente llamativa, las vibraciones del motor a medio régimen y un precio inicial que ronda los 21.370 euros (19.370 euros con descuentos).

Esta cifra está muy cercana a rivales muy duros como pueden ser el Ford Fiesta ST-Line 140 CV o el superventas Seat Ibiza 1.5 TSI EVO 150 CV FR. Y luchar contra estos dos superventas –sobre todo el Ibiza en España- es una tarea más que complicada.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 8
Precio: 6

Puntuación final: 7.57

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.