Precios de coches nuevos

Probamos el Skoda Kodiaq Scout: espacio y aventuras para 7 pasajeros

Subscribirse
Skoda Kodiaq Scout 2018
Skoda Kodiaq Scout.

Nos ponemos a los mandos del Skoda Kodiaq Scout, el SUV más grande de la marca checa y que ofrece hasta 7 plazas. El motor de nuestra unidad de pruebas es el 2.0 TSI de 180 CV, se une a un cambio automático DSG de 7 velocidades y cuenta con sistema de tracción 4×4. El precio de esta configuración es aproximadamente de 36.000€.

Podríamos decir que el segmento SUV es algo relativamente nuevo para Skoda. Es cierto que en el año 2009 aparecía el Skoda Yeti, pero era un modelo que no se acogía al pie de la letra a la filosofía SUV, sobre todo por diseño.

Skoda Kodiaq Scout 2018

Fue entonces cuando la marca checa se propuso desarrollar un modelo propio que se acogiera a las tendencias estéticas del mercado, pero que a la vez mantuviese ese espíritu práctico que todos los Skoda deben llevar en su ADN.

De aquí nace el Skoda Kodiaq, un SUV de 7 plazas y 4,7 metros de largo que parece ofrecer una alternativa perfecta para familias numerosas que además tengan ciertas pretensiones aventureras.

Skoda Kodiaq Scout 2018

La versión Scout que probamos ofrece detalles, sobre todo estéticos, que le aportan al Kodiaq un aire más campero y parecen animarnos a abandonar la carretera para adentrarnos más allá de lo conocido por Google Maps.

Este Skoda Kodiaq puede guardar cierto parecido con el Volkswagen Tiguan Allspace o con el Seat Tarraco. No es casualidad, los tres modelos, además de pertenecer al grupo VAG, comparten multitud de elementos así como plataforma.

Diseño

Desde fuera el Kodiaq impone, es un coche bastante grande. Como ya hemos dicho alcanza los 4,7 metros de largo, a lo ancho tampoco es pequeño, puesto que llega a los 2,08 metros si contamos con los retrovisores. Mide 1,68 metros de alto.

Sus formas son más bien redondeadas aunque con alguna que otra arista, es un coche bastante agradable a la vista. Gracias en parte a sus ópticas, tanto delanteras como traseras, en este acabado Scout ambas son full led.

Skoda Kodiaq Scout 2018

Otros detalles que delatan a este Scout son, además de las placas con la denominación del acabado, los múltiples elementos de la carrocería pintados en un tono plateado. Nos referimos a los retrovisores, los raíles del techo, el contorno de la calandra o el spoiler delantero. Además aparecen molduras de plástico negro en la parte baja de los laterales.

Interior

Por dentro el Skoda Kodiaq Scout se diferencia algo más de sus compañeros de gama. Los asientos cuentan con una tapicería en Alcantara que lleva bordado el distintivo Scout en el respaldo. Las molduras interiores están realizadas en un plástico simil de madera y los pedales están terminados en Aluminio.

El panel de instrumentos es analógico, aunque cuenta con una pantalla TFT a color entre las esferas del velocímetro y el tacómetro, es una pena que no se ofrezca en opción la instrumentación virtual como sí lo hacen el Tiguan Allspace y el Tarraco.

Skoda Kodiaq Scout 2018

La consola central está gobernada por una gran pantalla táctil de 8”. Como todos los sistemas multimedia del grupo VAG funciona muy bien, es simple y sin mandos extraños que distraigan excesivamente de la conducción. Es compatible con sistemas Android Auto y Apple Car Play.

Todas las calidades son buenas, también los ajustes. Encontramos la presencia de algún plástico con acabado ‘negro piano’, son propensos a las marcas y roces producidos por las llaves u otros objetos.

En las molduras laterales de las puertas nos encontramos con luces de ambiente led, se pueden configurar en varias tonalidades e intensidades, son bastante acogedoras.

Skoda Kodiaq Scout 2018

Las plazas traseras son realmente amplias e incluso cuando desplazamos la banqueta a su posición más adelantada el espacio para las piernas no se ve comprometido. El acceso a la tercera fila de asientos no es tan cómodo.

Debemos desplazar el respaldo trasero hacia delante y además deslizar toda la banqueta, es necesario aplicar bastante fuerza. Los dos asientos adicionales pueden albergar dos niños sin problema, los adultos de cierta estatura estarán algo más incómodos en desplazamientos largos.

El maletero es muy generoso, con la tercera fila de asientos plegada disponemos de unos 650 litros, pero si habilitamos las 7 plazas aún disponemos de 270 litros, suficientes para unas mochilas o maletas de cabina.

En marcha

Nada más arrancar nos damos cuenta de que este motor 2.0 TSI es muy suave, apenas produce vibraciones ni ruido al ralentí. La caja DSG también funciona bien al maniobrar, no percibimos sacudidas ni salidas bruscas.

La dirección es muy suave y el sistema de ayuda al aparcamiento, con una cámara que tiene buena resolución, facilita considerablemente las maniobras, a pesar de las dimensiones del vehículo.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

En ciudad la suspensión trabaja bien y absorbe las irregularidades del asfalto. El start & stop tampoco tarda en responder, podemos decir entonces que el Kodiaq se maneja bien en entornos urbanos, aunque no sea su hábitat predilecto.

Su lugar está sin duda en la carretera, es un coche asentado y con una buena pisada, su dirección es bastante precisa y cómoda en viajes largos. El crucero adaptativo funciona muy bien y el ruido aerodinámico no es excesivo.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

Si llegamos a la montaña y aparecen curvas las inercias son más sensibles, recordemos que estamos hablando de un coche de más de 1.700 kg. Por suerte contamos con el propulsor de 180 CV, así que no nos encontraremos en ningún momento faltos de potencia, el cambio en modo manual también responde rápido y no es conservador al bajar marchas.

El Kodiaq cuenta con varios modos de conducción: eco, normal, sport y snow. Actúan todos ellos sobre la dirección, la respuesta del acelerador y el cambio. En el modo eco la caja de cambios se pone en ‘punto muerto’ cada vez que levantamos completamente el acelerador, así permite aprovechar mejor las inercias y reducir el consumo.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

Esta versión Scout también cuenta con un quinto modo denominado ‘Off road’. Tiene un botón dedicado y además de cambiar algunos parámetros mecánicos para mejorar la motricidad, muestra en la pantalla de la consola información sobre los diversos ángulos de inclinación del vehículo. Además también contamos con control de descenso de pendientes.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

Sobre sus capacidades en campo podemos decir que son correctas. Estamos ante un coche grande, con unos ángulos que no son los más adecuados para la práctica todoterreno. Sin embargo consigue traccionar de manera satisfactoria aunque el firme no esté en buenas condiciones, por lo que las pistas forestales o los accesos a las estaciones de ski son terrenos que domina sin problema el Skoda Kodiaq.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

El punto más negativo es el consumo. Tener un motor con 180 CV gasolina es muy positivo en términos de comportamiento y agrado de uso. Sin embargo, a la hora de mirar medias el resultado es el esperado. Podemos conseguir medias cercanas a los 8 litros en carretera, siempre que circulemos a velocidades legales. Cuando nos adentramos en la ciudad el dígito 9 será el más común.

Conclusión

El Skoda Kodiaq Scout es una opción muy interesante para familias numerosas que prefieran el SUV al Monovolumen. Se defiende bien en ciudad y es un coche muy confortable en carretera. Su cambio DSG es de lo mejor del mercado y su motor 2.0 TSI de 180 CV es todo un ejemplo de rendimiento y suavidad.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

En campo esta versión Scout responde de manera correcta, permite aventurarse hasta donde los límites de la lógica dictan, sobre todo cuando llevamos a 6 pasajeros que probablemente sean de la familia. Se agradece un SUV con ese toque campero, aunque sea más estético que mecánico.

Skoda Kodiaq Scout 2018.

La pega más evidente es el consumo, que se muestra algo elevado. Quizás sería interesante valorar el motor 2.0 TDI de 190 CV, puesto que ofrecerá una motricidad parecida, pero con un consumo previsiblemente más bajo. Eso sí, este propulsor es aproximadamente 1.500€ más caro.

Valoración

Diseño: 7.8
Espacio interior y maletero: 9
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 7.9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7.8
Precio: 7.8

Puntuación final: 8.04

Skoda Kodiaq Scout 2018.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.