Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo BMW X4, el SUV coupé en estado puro

Subscribirse
Así es el nuevo BMW X4.
Así es el nuevo BMW X4.

El BMW X4 es un SUV coupé que mide 4,75 metros de largo, esta generación es la segunda, el modelo aparecía por primera vez en 2014 y era el precursor de un segmento que hoy está claramente en alza.

Nosotros hemos probado el X4 xDrive 20d, es la versión de acceso al modelo con un motor diésel de 190 CV, cambio automático y tracción total. Esta versión tiene un precio base de 54.200€.
Una de las ventajas que tiene el BMW X4 es que rivaliza principalmente con un único modelo, el Mercedes-Benz GLC Coupé, por lo que puede alcanzar buenas cifras de ventas.

Así es por fuera

La estética del nuevo X4 marca claramente las diferencias con la primera generación del modelo, crece en tamaño a la vez que consigue un carácter mejor definido. Los principales cambios se aprecian en la zaga.

Como decimos, este nuevo X4 crece tanto a lo largo como a lo ancho, concretamente 8 y 4 centímetros respectivamente. Este estirón se aprecia en el maletero, que gana 25 litros y se coloca en 525 l de volumen de carga.

Los 'riñones' de BMW en su máxima expresión.

Los ‘riñones’ de BMW en su máxima expresión.

También se aumenta la batalla, 6 centímetros, lo que se traduce en más espacio en las plazas traseras para las piernas. En general el coche se aprecia más grande e imponente que su predecesor, tanto en el exterior como en el interior.

En el frontal nos encontramos con los clásicos ‘riñones’ de BMW que conforman la calandra. Crecen considerablemente, lo que coincide con el resto de rasgos del vehículo, todo para dotar al nuevo X4 de un carácter propio e impactante.

De perfil apreciamos una línea de techo con una caída más pronunciada que la del modelo siguiente, le sienta de lujo, pero es probable que tenga repercusiones en el espacio disponible para la cabeza.

Como decíamos la parte trasera es la que más cambia, la forma de los nuevos pilotos trata de asemejarse a los incorporados en el nuevo Serie 8, modelo que también hemos probado recientemente.

Es en la parte trasera donde más cambios se aprecian en este X4.

Es en la parte trasera donde más cambios se aprecian en este X4.

Para realzar la altura se incorpora un pequeño spoiler en la carrocería y el conjunto adquiere una imagen bastante diferenciada respecto a la anterior generación. Aunque eso sí, hay que reconocer que esta parte trasera se parece bastante a la del GLC Coupé.

Clásico interior BMW

El BMW X4 también cambia por dentro, adquiere el nuevo diseño que ya estrenaron otros modelos como el X3 o recientemente el X5.

El salpicadero está coronado por una pantalla, táctil en esta ocasión, que se maneja desde el ya conocido mando ubicado al lado de la palanca de cambio. Este sistema es una nueva evolución del iDrive, tiene un manejo muy cómodo y unos gráficos muy correctos. La pega de este iDrive es la falta de compatibilidad con Android Auto, aunque sí soporta Apple Car Play.

Los acabados son muy correctos, como cabe esperar en un BMW. El volante de tres radios forma parte del paquete de diseño ‘M’, tiene un grosor considerable y un tacto muy agradable. Lo mismo pasa con los asientos de regulación eléctrica, son muy cómodos y permiten ajustar la sujeción lateral.

El cuadro de instrumentos también es digital, aunque menos configurable de lo que nos gustaría.

El cuadro de instrumentos también es digital, aunque menos configurable de lo que nos gustaría.

El espacio es muy bueno en todas las direcciones, pero las plazas traseras pecan al ofrecer poca amplitud para la cabeza, consecuencia lógica de la baja línea del techo. El diseño y las modas al final comprometen ligeramente la practicidad.

Como hemos comentado, el maletero tiene un volumen de 525 litros, por lo que se queda sólo 25 litros por detrás del BMW X3, un modelo que en teoría debe ofrecer una mejor habitabilidad. El portón del maletero es de apertura eléctrica en todos los modelos.

Dinámica: más SUV que coupé

Los SUV están de moda, y es cierto que además de la estética, pueden ofrecer buenos argumentos que justifiquen su compra. Ofrecen una mayor altura libre al suelo, por lo que es más cómodo entrar y salir del vehículo o desenvolverse en entornos urbanos, ya que tenemos una visión más elevada.

Pero sobre todo destacan por ofrecer, al menos teóricamente, un mayor espacio interior que mejore la habitabilidad del vehículo. Los coupés al contrario, se caracterizan por tener una distancia al suelo inferior, lo que mejora la dinámica del vehículo a la vez que resta espacio interior.

La pintura de nuestra unidad era casi camaleónica, depende totalmente de la luz.

La pintura de nuestra unidad era casi camaleónica, depende totalmente de la luz.

De esta manera nos encontramos en los SUV coupé una clara contradicción, al menos en lo que a habitabilidad se refiere. ¿Realmente mejora el comportamiento de un SUV contar con una caída de la línea del techo similar a la de los Coupés?

La respuesta rápida es lógica, no, la física es la física y un coche alto tomará peor las curvas que uno más bajo. Sin embargo, debemos recordar que estamos ante un modelo de BMW, y si por algo se caracteriza la marca alemana es por tener un comportamiento superior al de otros fabricantes.

En ese apartado el X4 no defrauda, tiene un confort de rodadura muy elevado, a la vez que ofrece un comportamiento en curva que podríamos calificar como muy satisfactorio, teniendo siempre en cuenta que nos encontramos ante un coche que mide 1,62 m de alto y pesa 1.815 Kg.

La dirección es precisa, aunque poco informativa. Los frenos responden bien y la suspensión contiene bien los balanceos, a la vez que filtra sin problemas las irregularidades. El principal enemigo del X4 es su peso, se nota algo elevado, genera inercias considerables, sobre todo en frenada.

20d Xdrive 190 CV

Este propulsor, a pesar de ser el que da la entrada a la gama, cuenta con una potencia considerable, que se ve algo eclipsada de nuevo por el elevado peso del conjunto.

No es que la aceleración sea mala, el motor empuja con mucha decisión desde las 1.500 revoluciones, además consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 8 segundos, es una buena cifra.

Sin embargo, al empezar a enlazar curvas no encontramos una respuesta tan contundente como la deseada. Es cierto, que el modo sport consigue reducir esta sensación, ya que agudiza la respuesta del acelerador.

El interior de este X4 está bien cuidado, los asientos pueden regular el soporte lateral.

El interior de este X4 está bien cuidado, los asientos pueden regular el soporte lateral.

En carretera no encontramos ningún problema, apenas percibimos el ruido del motor, que mantiene velocidades de crucero elevadas sin ningún esfuerzo. Hay que dejar claro que este motor tiene potencia suficiente para mover sin ningún problema a este X4, aunque es cierto que echamos en falta algo más de ‘chispa’.

El funcionamiento del cambio es muy bueno, nos encontramos ante la caja automática de 8 relaciones y convertidor de par firmada por ZF. Los cambios son suaves y la selección de marchas es adecuada, el modo manual es también agradable, aunque algo conservador al impedir algunas reducciones.

Los consumos del 20d son normales, consigue cifras cercanas a los 8 litros en carretera, subiendo a 9 en ciudad. Resultados lógicos si tenemos en cuenta el elevado peso del vehículo.

Conclusión

El BMW X4 es un gran producto, que está a un nivel tan elevado como el del Mercedes-Benz GLC Coupé. Su estética es atractiva, al menos para la gran mayoría de conductores y no conductores que conozco.

El X4 es original y atractivo, sin embargo sigo sin entender el concepto de SUV coupé.

El X4 es original y atractivo, pero el concepto de SUV coupé me sigue pareciendo contradictorio.

En mi opinión personal el diseño coupé aporta un toque muy original y diferenciador respecto a otros SUV. Sin embargo, el comportamiento es muy similar al de los SUV tradicionales, y a cambio perdemos algo de espacio interior.

El precio es también algo elevado, un BMW X3 20d es 3.000€ más barato. Sin embargo, nos encontramos ante un coche con unos acabados elevados y un confort de marcha superior. A nivel tecnológico también consigue buenos resultados, aunque se pagan a parte.

Valoración

Diseño:8.5
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación:8.8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8.5
Diversión al volante:7.8
Precio: 7.9

Puntuación final: 8.21

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.