Precios de coches nuevos

Prueba del BMW X2 xDrive20d 190 CV automático: es más un Serie 1 elevado que un X1 ‘achatado’

Subscribirse
Según nuestras estimaciones BMW comercializará alrededor de 80.000 X2 al año, casi el 30% del superventas X1.
Según nuestras estimaciones BMW comercializará alrededor de 80.000 X2 al año, casi el 30% del superventas X1.

Dentro del segmento de los SUV premium de tamaño medio, BMW es el líder mundial con el X1. En 2017, la firma bávara comercializó un total de 286.661 unidades de este modelo en todos los mercados en los que está presente.

Comparado con sus competidores, podemos señalar que BMW les ganó a todos, en esta categoría. Audi comercializó un total de 208.971 unidades del Q3 en 2017 y Mercedes-Benz vendió un total de 201.064 unidades del GLA durante 2017. Ambos, por tanto, por detrás del BMW X1.

No obstante, lejos de ‘relajarse en los laureles’, BMW ha redoblado su apuesta por los SUV medios. Para ello, ha mantenido el X1 –que es un éxito- y ha ampliado la gama con el X2, que es el modelo que aquí probamos.

Además, lo bueno de este X2 es que, de momento, no está canibalizando las ventas ni del X1 ni del Serie 1.

Lo bueno de este X2 es que, de momento, no está canibalizando las ventas ni del X1 ni del Serie 1.

La decisión, pensamos nosotros, ha sido muy inteligente por parte de la marca alemana. Entre otras cosas porque deja al X1 como el gran superventas de los SUV y añade a su gama el X2 para romper con un nicho de mercado: el de los SUV coupés o SUV deportivos. Una categoría que hasta ahora sólo tenía como representantes el mencionado Mercedes-Benz GLA y, quizás, al Land Rover Range Rover Evoque.

Primeros meses a la venta

Una forma de ver qué tal le ha salido la estrategia con el X2 a BMW es examinar las ventas que llevamos en 2018 en España. Y, aunque todavía es pronto puesto que empezó a venderse a finales de febrero, sí podemos anticipar, con las cifras en la mano, que este X2, al menos de momento, no ha canibalizado (no ha reducido) las ventas ni del X1, ni del Serie 1.

De hecho, BMW ha vendido más X1 y Serie 1 entre los meses de enero y mayo de 2018 que en el mismo período de 2017. Esto significa, por tanto, que la marca alemana sigue el crecimiento del mercado tanto en el segmento de los SUV como en el de los compactos.

El comportamiento deportivo del BMW X2 es su mejor carta de presentación.

El comportamiento deportivo del BMW X2 es su mejor carta de presentación.

Y ahora toca analizar las ventas del X2. En lo que llevamos de 2018, BMW ha comercializado en España un total de 1.206 unidades del X2. Por tanto, esto significa que es un 22% de las ventas logradas, en el mismo período de 2018, por el BMW X1, que han sido de 5.300 unidades.

Por todo ello, y teniendo en cuenta que ahora ya las ventas del X2 van a un mayor ritmo –en mayo comercializó un total de 400 coches-, podemos estimar que BMW comercializará en España entre 3.000 y 4.000 unidades del X2 al final de 2018.

Y si esta tendencia siguiera en todos los países podríamos señalar que BMW vendería, aproximadamente, entre 80.000 y 90.000 unidades del X2 en un año completo de comercialización.

Por todo ello, pensamos que la idea de lanzar el X2 ha sido sobresaliente porque haces daño a tus rivales –el Range Rover Evoque y el GLA– y, además, sumas casi unas 10.000 ventas adicionales de un modelo que, hasta la fecha, no existía.

Diseño llamativo

Una vez que hemos enmarcado y analizado el X2 toca saber cómo va, qué nos ha parecido al volante. Y lo primero que hacemos es situarnos junto a él para apreciar su diseño. Y en este sentido, lo que más nos llama la atención es que nos parece más un Serie 1 elevado que un X1 ‘achatado’.

Con el metro en la mano, vemos que el X2 es algo más pequeño que el X1. Es 7 centímetros más corto y 9 centímetros más bajo. Por el contrario, la anchura no cambia y tampoco varía la distancia entre ejes.

Por primera vez en la historia de BMW la parte inferior de los riñones de la parrilla es más ancha que la superior.

Por primera vez en la historia de BMW la parte inferior de los riñones de la parrilla es más ancha que la superior.

Una vez dentro de él con la cinta métrica hemos comprobado que la habitabilidad es muy similar, al menos delante, a la del X1. Así, las plazas delanteras cuentan con 142 centímetros y su máxima altura libre al techo (en una unidad con techo de cristal) es de 98 centímetros. Si comparamos estas cifras con las del X1 podemos señalar que prácticamente son las mismas. El X1 apenas ofrece un centímetro más en altura.

Aunque con el metro en la mano, el habitáculo es similar al del X1, la unidad probada con el techo panorámico no era excesivamente espaciosa.

Aunque con el metro en la mano, el habitáculo es similar al del X1, la unidad probada con el techo panorámico no era excesivamente espaciosa.

Detrás es donde hay mayores diferencias. Aunque tampoco son excesivas. La anchura trasera es de 135 centímetros (un X1 ofrece 141 centímetros) y la altura libre al techo (recordemos que esta unidad tenía techo de cristal) es de 92 centímetros (un X1 ofrece 95 centímetros).

Aun así, y pese a las medidas de la cinta métrica, en el X2 tienes la sensación continua de ir más recogido. Incluso en la posición más baja de los asientos apenas hay distancia libre al techo (al menos en la unidad con techo panorámico).

El emblema de la marca en el pilar C del coche es otra de las novedades del BMW X2.

El emblema de la marca en el pilar C del coche es otra de las novedades del BMW X2.

También los asientos remarcan esa sensación, ya que en la versión probada con el acabado M Sport, son unas butacas que sujetan bien el cuerpo pero que, para algunos conductores, pueden resultar algo estrechas.

El portón da acceso a un maletero con 470 litros, 80 menos que el X1.

El portón da acceso a un maletero con 470 litros, 80 menos que el X1.

Otro aspecto donde el X2 demuestra su menor capacidad es en el maletero, ya que ofrece 470 litros, 80 menos que el X1.

Al volante

No obstante, es en el comportamiento el apartado donde el X2 da lo mejor de sí mismo. Si una vez dentro nos ha parecido algo más estrecho y encogido de lo deseable, cuando salimos a rodar con él, se nos olvida esto y comenzamos a disfrutar de la conducción.

Su posición de conducción más baja, los asientos deportivos, una dirección directa, una carrocería que no balancea en absoluto, el sistema de tracción integral con un excelente reparto del par motor que impide las pérdidas de tracción… Todo ello hace que una carretera virada se convierta en el terreno favorito de este X2. ¡Es sorprendente lo bien que va este coche!

Dentro, BMW nos tiene acostumbrados a unas sobresalientes calidades.

Dentro, BMW nos tiene acostumbrados a unas sobresalientes calidades.

Eso sí, una vez que abandonamos la carretera y nos adentramos en la ciudad veremos que este modelo no es tan confortable en el día a día. En la urbe es donde comprobamos que las suspensiones son excesivamente firmes, sobre todo cuando el trazado es irregular.

A ello se suma un tamaño de la rueda -225/40 R20- que hace que los ocupantes sufran cuando atravesamos un guardia tumbado o un pavimento adoquinado. Además, la anchura de la misma y el perfil del neumático hará que la rueda esté leyendo continuamente las irregularidades del asfalto y nos obligará, por otra parte a nosotros, a tener mucho cuidado a la hora de aparcar para no dañar las llantas con el bordillo.

Motor

La unidad de pruebas contaba con el motor diésel de dos litros y 190 caballos y el cambio automático de convertidor de par con ocho velocidades –el X2, a su vez, también oferta -aunque con otros motores- el cambio automático de doble embrague-.

En relación al motor reconocemos que es un propulsor con un excelente rendimiento. Es poderoso, voluntarioso, eficiente… Y también sobresale el funcionamiento del cambio, con buenas transiciones, ágil y permitiendo al coche que traccione muy bien.

El motor xDrive20d de 190 CV es vigoroso y el cambio automático de convertidor de par, sobresaliente.

El motor xDrive20d de 190 CV es vigoroso y el cambio automático de convertidor de par, sobresaliente.

Sin embargo, desde aquí pensamos que este coche tiene como mecánica idónea un propulsor de gasolina. Y decimos esto porque al tener un enfoque deportivo, le pega un motor de gasolina, por sonido, por empuje, por estiramiento del motor…

Eso sí, de optar por un motor de gasolina no obtendríamos las cifras de consumo de este motor que, si se es cuidadoso con el acelerador y se opta por un terreno favorable, podemos lograr un consumo cercano a los 6 o 6,5 litros. Eso sí, como queramos aprovechar el rendimiento del motor y su condición de vehículo dinámico el consumo se nos disparará hasta más allá de los 8,5 litros.

Precio

Es el apartado más delicado de este modelo. El BMW X2 en la versión xDrive 20d de 190 CV parte de los 42.877 euros con el cambio automático. Sin duda, es una cifra elevada. Pero es que, además, la versión probada contaba con el acabado M Sport (6.250 euros adicionales), llantas de 20 pulgadas y radios dobles (1.000 euros), asientos de cuero con perforación (1.645 euros), techo panorámico, paquete travel (1.662 euros), Driving Assistant Plus (1.443 euros)…

La mayoría del equipamiento más llamativo es opcional.

La mayoría del equipamiento más llamativo es opcional.

Esto significa que de los 42.877 euros hay que sumar más de 12.000 euros en equipamiento adicional, una cifra que, a nosotros, se nos antoja excesiva, puesto que rozamos los 60.000 euros.

Conclusión

Es un coche de capricho. Sin duda, es uno de los modelos más juveniles de BMW. Llama la atención por su diseño diferenciado al resto de modelos de la gama. Y sobre todo nos ha gustado por su excelente comportamiento. Con él es un placer adentrarse en una carretera virada. Esto nos hace pensar que estamos más ante un Serie 1 elevado que ante un X1achatado’.

La unidad probada contaba con llantas de 20 pulgadas y radios dobles, que elevan el precio en 1.000 euros.

La unidad probada contaba con llantas de 20 pulgadas y radios dobles, que elevan el precio en 1.000 euros.

Entre los aspectos a mejorar podemos citar que es un coche algo incómodo cuando el pavimento se muestra irregular, que el espacio interior no es su gran fuerte y que el precio es excesivamente elevado, sobre todo si va tan equipado como en la versión probada.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 8
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 10
Precio: 5

Puntuación final: 7,71

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.