Precios de coches nuevos

Primera prueba del Fiat 500X 2018: nuevos motores gasolina y espíritu ‘500’ intacto

Subscribirse
Así es el nuevo Fiat 500X.
Así es el nuevo Fiat 500X.

Desde el mes de septiembre se comercializa en España la última actualización del Fiat 500X, un SUV del segmento B que hereda el carácter icónico del mítico ‘cinquecento’. Este restyiling ofrece ligeros cambios tanto en el exterior como en el interior, e incluye dos nuevos motores gasolina. El precio de partida oficial de este 500 X es de 18.800€.

Comparte plataforma con el Jeep Renegade, por lo que muchos elementos estructurales y mecánicos son similares. El Fiat 500 X mide 4,26 metros de largo por lo que sus rivales más directos son, entre otros, el Hyundai Kona, el Honda HR-V, el Peugeot 2008 o el Renault Captur. Con esta longitud el 500X ofrece un maletero de 350 litros.

Tanto por precio como por maletero este Fiat se encuentra en la zona media del segmento, un Renault Captur puede resultar más barato, al contrario que un Hyundai Kona, que sube de precio. El mejor maletero del segmento es para el Suzuki S-Cross con 430 litros, mientras que un Ford EcoSport se queda en los 334 l.

Cambios estéticos ligeros, mantener la esencia es una prioridad

El 500X estrena una nueva versión denominada Urban, que complementa a las ya existentes Cross y City Cross. Todas ellas han recibido una serie de cambios estéticos que a pesar de ser ligeros ayudan a rematar la imagen original que ofrece este Fiat.

Los faros delanteros y traseros son una de las novedades del 500X 2018, las luces delanteras diurnas son ahora de LED en todas las versiones, igual que los grupos traseros. De manera opcional se puede contar con ópticas full led, desarrolladas con la colaboración del conocido fabricante Magneti Marelli.

La línea del 500 X sigue prácticamente intacta, se podría decir que es un 'Chinquecento' SUV.

La línea del 500X sigue prácticamente intacta, se podría decir que es un ‘Chinquecento’ SUV.

Los paragolpes también reciben un rediseño, sobre todo en la versión Urban, ya que tanto la Cross como la City Cross incorporan unas molduras que aportan robustez y ofrecen protección a la hora de compartir aparcamiento en la calle.

En el interior los cambios son también discretos. Destaca la instrumentación que recibe un rediseño bastante profundo. A pesar de mantenerse prácticamente igual, la distribución de los elementos en la consola es correcta, los mandos se accionan cómodamente.

La calidad de los materiales mejora ligeramente, las molduras de la guantera se pueden configurar con colores bastante vivos lo que aporta un toque original al interior. Los plásticos que recubren el salpicadero ya no son tan duros, al igual que los de las puertas, donde llegamos a encontrar algún que otro mullido en la zona del reposabrazos.

El diésel se mantiene, la gasolina se moderniza

Posiblemente lo más interesante de este nuevo Fiat 500X sea su renovada gama de gasolina. Son dos nuevos motores, denominados ‘Firefly’ (Luciérnaga en inglés) Turbo. El 1.0 es tricilíndrico y desarrolla una potencia de 120 CV, la otra opción es un 1.3 de cuatro cilindros que entrega 150 CV. Ambos anuncian una reducción del 20% en el consumo respecto a sus predecesores.

Personalmente tuve la oportunidad de probar el 1.0 de 120 CV, es realmente silencioso por lo que es un propulsor agradable en el día a día. Además no se perciben vibraciones, un miembro de FCA nos comentó que esto se debe a que prescinde de un árbol de levas al uso, lo que se traduce en un equilibrio difícil de ver en otros propulsores tricilíndricos.

El interior estrena nueva instrumentación y colores para las molduras.

El interior estrena nueva instrumentación y colores para las molduras.

Este motor puede equipar una caja de cambios manual de 6 velocidades, agradable y fácil de usar, con recorridos cortos y suaves, la tracción es delantera. El cambio automático de doble embrague se reserva para el propulsor 1.3 de 150 CV, aunque no lo he probado puedo añadir que comparte la misma arquitectura que el 1.0, son motores modulares que permiten tener un número de cilindros diferente en función del mercado de destino.

Por el lado del diésel tenemos tres cilindradas disponibles bajo la arquitectura Multijet II. Son el 1.3 de 95 CV, 1.6 de 120 CV y el 2.0 de 150 CV. Los dos primeros pueden montar además cambio automático de doble embrague, el más potente uno de 9 marchas y convertidor de par, además de un sistema de tracción total.

Sólo he podido probar el 1.6 de 120 CV con cambio DCT. Es un motor suave que mueve con solvencia el 500 X, es cierto que su sonoridad es algo más elevada que en un gasolina, pero la diferencia de consumo puede ser considerable. El cambio automático cumple bien, además cuenta con unas pequeñas levas en el volante.

Solvente y seguro, tanto en carretera como en ciudad

En marcha el 500X es un coche ágil y cómodo. Sus suspensiones tienen un ajuste firme,  algo duro con los baches de la ciudad, pero lo compensa ampliamente a la hora de afrontar curvas reviradas, la carrocería no se balancea lo más mínimo.

En carretera cumple sobradamente, los retrovisores generan algo de ruido aerodinámico, pero no es nada destacable. La dirección es precisa y permite ir a un buen ritmo de manera relajada. Los múltiples sistemas de asistencia al conductor también ayudan en viajes largos.

Fiat quiere vincular a este 500 X con lo mejor del pasado y el presente. Su presentación fue... ¡en un cine!

Fiat quiere vincular a este 500X con lo mejor del pasado y el presente. Su presentación fue… ¡en un cine!

El control de crucero adaptativo, el detector de ángulo muerto o el avisador de salida de carril con actuación sobre la dirección son algunos de estos asistentes, la mayoría son opcionales, pero poder contar con ellos en un coche de este rango de precio no es algo tan frecuente. En ciudad contamos con ayuda también gracias al frenado de emergencia autónomo o el reconocimiento de señales, este último de serie en todas las versiones.

A nivel de infoentretenimiento tenemos una pantalla táctil de 7” de serie desde el acabado Urban. El sistema es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, el tamaño y la ubicación de la pantalla son correctos, también el nivel de definición. El manejo es sencillo ya que los menús son bastante intuitivos.

Con motivo de su lanzamiento el Fiat 500X recibe un precio promocional de 11.900 € con 4 años de garantía. Esta oferta está disponible durante todo el mes de octubre, para poder acceder a ella debemos financiar la compra del vehículo a través del grupo FCA.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.