Precios de coches nuevos

Primera prueba del Mercedes-Benz Clase V 2019: 8 plazas para viajar de lujo

Subscribirse
Así es el Mercedes-Benz Clase V 2019.
Así es el Mercedes-Benz Clase V 2019.

Esta es la primera prueba del Mercedes-Benz Clase V 2019, un monovolumen que puede tener hasta 8 plazas. La actual generación del modelo salió al mercado en el año 2014, ahora, recibe una ligera actualización estética y una gama mecánica renovada.

La marca alemana ha elegido Sitges para dar a conocer a la prensa las novedades que incorpora el renovado monovolumen, es un destino muy acorde a los usos del vehículo debido al carácter turístico de la localidad catalana.

El Mercedes-Benz Clase V en el paseo marítimo de Sitges, Barcelona.

El Mercedes-Benz Clase V en el paseo marítimo de Sitges, Barcelona.

El Mercedes-Benz Clase V 2019 tiene un precio de partida en España de 50.200€ para el motor 220d de 163 CV con cambio automático y acabado Rise.

En los próximos meses se comercializará también una versión manual, que permitirá rebajar el precio en unos 3.000€ aproximadamente.

Durante la presentación también se pudo ver el ‘Concept EQV’ un prototipo de la futura Clase V 100% eléctrica, que se presentará a lo largo del año 2019.

Diseño exterior

Hay disponibles tres carrocerías para este modelo, cada una varía su longitud, y por tanto, el espacio de carga. Desde Mercedes nos aseguran que prácticamente el total de las ventas lo acumula el ‘Largo’ que probamos hoy, mide 5,14 metros. Por debajo queda el ‘Compacto’ con 4,89 m y por encima el ‘Extralargo’ con 5,37 m.

Queda claro entonces que, en cualquiera de sus longitudes, el Mercedes-Benz Clase V es un vehículo grande, muy grande de hecho. Un formato, que tradicionalmente no se asocia con un vehículo ‘premium’.

El frontal agrupa los cambios estéticos de esta actualización.

El frontal agrupa los cambios estéticos de esta actualización.

Sin embargo, la línea del Clase V aporta la distinción que se espera de un modelo de la marca de la estrella. De hecho, la imagen del modelo se mantiene actual a pesar de llevar ya en el mercado 5 años.

Aun así, para mantener el buen ritmo de ventas del modelo a nivel mundial (lleva más de 200.000 unidades desde 2014) se han aplicado ligeras modificaciones estéticas que afectan sobre todo a la parte frontal.

El parachoques delantero ha recibido un rediseño, que produce en general un aspecto más robusto, con unas entradas de aire más marcadas. La calandra también cambia, con un diseño de diamante, que en las versiones AMG recibe también toques cromados.

Las puertas laterales facilitan el acceso a las plazas traseras.

Las puertas laterales facilitan el acceso a las plazas traseras.

En general todo en conjunto está formado por líneas suaves y elegantes que refuerzan el carácter exclusivo del Clase V. Se añaden cuatro nuevos colores al catálogo, entre los que destaca el rojo ‘Jacinto’ que anteriormente pertenecía a una edición limitada.

Las llantas también se actualizan, hay cuatro nuevos modelos que oscilan entre las 17 y las 19 pulgadas. Se mantiene el paquete estético AMG que cuenta con paragolpes y llantas exclusivas que enfatizan el carácter deportivo del modelo.

Espacio interior

Donde realmente se desmarca el Clase V es en los acabados de su interior. Contamos con una disposición muy similar a la que encontraríamos en cualquier turismo de la marca. Los ajustes y la calidad de los materiales dejan claro que, a pesar de sus dimensiones, nos encontramos ante un auténtico vehículo ‘premium’.

Podemos contar con 8, 7 o 6 plazas en función de la configuración elegida, ya que las filas posteriores pueden estar compuestas por banquetas de tres asientos o por dos butacas individuales.

La distribución del interior resulta muy familiar.

La distribución del interior resulta muy familiar.

En cualquiera de las configuraciones el espacio y la comodidad son superlativos, este vehículo está diseñado para cuidar a sus pasajeros y recorrer largas distancias. Estos asientos se pueden desplazar longitudinalmente, para configurar el espacio interior.

Si queremos subir otro escalón en lo que a confort se refiere, podemos optar por unos asientos que Mercedes denomina de ‘lujo’. Cuentan con masaje, climatización, calefacción, ajuste eléctrico, etc.

Asientos de 'lujo' del Mercedes-Benz Clase V.

Asientos de ‘lujo’ del Mercedes-Benz Clase V.

Ofrecen un nivel de comodidad a la altura de otros modelos de la firma como el Clase S, por lo que resultan perfectos para el transporte de VIP’s.

El punto menos confortable es su precio, ya que la pareja de asientos asciende a los 7.000€.

Si continuamos con la atención al detalle que ofrece el Clase V, encontramos muchos detalles como el cierre eléctrico de las puertas laterales, la climatización independiente de las filas traseras, luces de lectura, huecos para objetos, etc.

El maletero es muy amplio independientemente de la posición de la última fila de asientos, así que puede cargar sin problema el equipaje de sus ocho pasajeros. El portón puede contar con apertura eléctrica, otro elemento que distingue a este Clase V.

Nuevas motorizaciones y sensaciones

Las principales novedades de esta actualización del Mercedes Clase V son de carácter mecánico. Hablamos del nuevo motor OM 654, un propulsor diésel de cuatro cilindros que se ofrece en dos configuraciones de 190 y 239 CV.

El 250d de 190 CV ofrece un comportamiento muy suave y refinado, la rumorosidad es prácticamente inexistente cuando el motor alcanza su temperatura óptima de trabajo, a esto también se debe la buena insonorización del habitáculo.

Con este nivel de potencia tenemos una aceleración más que suficiente, que permite realizar incorporaciones y adelantamientos con mucha agilidad.

A pesar de sus dimensiones, el comportamiento del Clase V es muy noble y confortable.

A pesar de sus dimensiones, el comportamiento del Clase V es muy noble y confortable.

Declara unos consumos de 6 litros cada 100 kilómetros, probablemente la cifra real no pase de los 7 l, un gran resultado para un vehículo que pesa más de 2.000 Kg.

El 300d es el propulsor más potente, con 239 CV de potencia ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. Con estas cifras es capaz de mover a la Clase V con verdadera agilidad, convirtiendo el monovolumen en un vehículo realmente rápido.

Esto ocurre, en parte, gracias a un sistema que permite incrementar momentáneamente en el par en 30 NM, por lo que llega a los 530 NM. Este propulsor mantiene el refinamiento y el agrado de uso del 250d, pero sus respuestas al acelerador son más bruscas.

El propulsor de entrada es el 220d de 163 CV, no es una mecánica nueva, pero ofrece igualmente una sensación agradable y refinada en cualquier situación. A nivel de potencia es igualmente solvente, pero quizás muestre algo menos de agilidad si circulamos cargados.

Las nuevas mecánicas ayudan a reducir consumos y ofrecer un comportamiento más refinado.

Las nuevas mecánicas ayudan a reducir consumos y ofrecer un comportamiento más refinado.

Las tres opciones equipan un cambio automático de convertidor de par con 9 relaciones, que se denomina 9G-TRONIC. Hace un gran trabajo, las transiciones entre marchas son rápidas y suaves, pero es cierto que la velocidad no es su punto fuerte cuando utilizamos las levas.

Daimler ha confirmado la llegada de una caja de cambios manual para el 220d, que permitirá reducir el precio de acceso en aproximadamente 3.000€.

Al circular la sensación general es de aplomo, la estabilidad del conjunto es muy buena y a velocidades de crucero elevadas la pisada aporta mucha confianza y seguridad. La visibilidad frontal y lateral es muy buena, pero lógicamente la trasera no lo es tanto. Esto se soluciona con la cámara trasera en las maniobras.

Lo único que percibimos es un ligero ruido aerodinámico debido a la notable altura del vehículo. Pero en general la calidad de rodadura es excelente, el tarado de las suspensiones es muy agradable, y a la vez contiene bien las inercias de la carrocería.

Conclusión

El Mercedes-Benz Clase V de 2019 reúne unas cualidades que normalmente no encontramos en vehículos ‘premium’. Su nivel de practicidad es sobresaliente y poder contar con 8 plazas es un argumento de compra muy poderoso.

El Mercedes-Benz Clase V 2019 es una de las mejores opciones para viajar en familia.

El Mercedes-Benz Clase V 2019 es una de las mejores opciones para viajar en familia.

Su precio es quizás algo elevado, pero debemos recordar que estamos accediendo a un modelo Mercedes-Benz propiamente dicho, que poco o nada tiene que ver con un vehículo comercial. Su calidad de  acabados es muy difícil de encontrar en modelos de la competencia.

En esta actualización recibe mecánicas más eficientes, que junto con la caja de cambio de 9 velocidades mejoran todavía más sus aptitudes para los largos viajes. El confort en su interior explica el ‘por qué’ de sus buenos registros de ventas.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 10
Motor, cambio y prestaciones: 7.8
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7
Precio: 7.6

Puntuación final: 8.05

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.