Precios de coches nuevos

¿Por qué no funciona el coche eléctrico en España? Analizamos las principales causas de la baja demanda de este tipo de vehículos

Subscribirse
Necesitamos aproximadamente 800.000 puntos de recarga de aquí a 2040 para alcanzar los objetivos
Necesitamos aproximadamente 800.000 puntos de recarga de aquí a 2040 para alcanzar los objetivos

En España la cuota de venta de coches enchufables (ya sean eléctricos o híbridos enchufables) es todavía muy pequeña. Apenas de un 0,77% para los eléctricos en 2018 y de un 0,52% para los enchufables. Es decir, el 1,29% entre ambos, entre los meses de enero y septiembre, según Anfac, la patronal de los fabricantes.

Este porcentaje es todavía menor si se analiza la penetración o de la cuota de estos modelos en el parque de automóviles, que es de solo el 0,9%, según ACEA, la asociación europea de constructores.

Esta cifra sitúa a España por debajo de otros países en lo que a cuota de enchufables se refiere: Noruega (49,1%), Suecia (8%), Holanda (6,7%), Finlandia (4,7%), Suiza (3,2%), Austria (2,5%), Bélgica (2,4%), Francia (2,1%), Dinamarca (2,1%) y Alemania (2%).

En definitiva, la penetración del enchufable (ya sea eléctrico o híbrido enchufable) es mínima. A la hora de explicar las razones por las que no termina de cuajar el coche eléctrico en España… uno de los motivos principales que señalan es la falta de infraestructuras, es decir la ausencia de puntos de recarga.

Los eléctricos tienen ventajas en la zona de estacionamiento regulado.

Los eléctricos tienen ventajas en la zona de estacionamiento regulado.

Cuántos puntos de recarga tiene España

Sin embargo, si analizamos las estadísticas que publica ACEA en lo que a puntos de recarga se refiere, desde aquí pensamos que el ‘problema’ del coche eléctrico en España, en realidad, no se debe solo a los puntos de recarga.

Entre otras cosas porque ACEA señala que España, cuenta con un total de 5.209 puntos de recarga. Es cierto que no son muchos, sobre todo si se compara con el total de puntos de recarga que hay en Europa (143.589 en total) o con el número de estaciones de servicio, que no surtidores, y que es de 11.600 estaciones a junio de 2019, según la AOP (Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos).

Sexta posición en Europa en puntos de recarga

Estos cerca de 5.200 puntos de recarga españoles suponen una cuota del 3,62% y hacen que España ocupe el sexto lugar en países europeos con mayor número de puntos de recarga.

Es decir, España está por detrás de Holanda, que es líder con 37.037 puntos (el 25,8%) y también se sitúa por debajo de otros países como: Alemania, con 27.459 puntos (19,1%), Francia, con 24.850 puntos (17,3%) o Reino Unido, con 24.850 puntos (17,3%).

Sin embargo, y aquí es donde viene la parte más interesante de esta información, el quinto país en puntos de recarga es Suecia, con 6.420 puntos, el 4,5%. Es decir, Suecia sólo cuenta con 1.211 puntos más que España.

El número de enchufes en España ronda los 5.000 puntos de carga.

El número de enchufes en España ronda los 5.000 puntos de carga.

Por qué en Suecia sí funciona el coche eléctrico

Por tanto, esto quiere decir que si seguimos el argumento de que los coches eléctricos no están vendiendo por la falta de infraestructuras, en Suecia tampoco debería funcionar el coche eléctrico. Y, sin embargo, ocurre todo lo contrario. Suecia es uno de los países líderes en ventas de coches eléctricos en Europa, con una penetración del 8%, según ACEA.

¿Entonces? ¿Esto a qué se debe? Pues principalmente a la diferencia de poder adquisitivo de los españoles y de los suecos. Mientras que en España el PIB per cápita es de 26.200 euros, el PIB per cápita de Suecia es de 47.900 euros.

Y algo similar ocurre en Noruega, el primer país de venta de eléctricos con un 49,1% de penetración y donde el PIB per cápita es de 73.200 euros. Otro país con un PIB per cápita alto (44.600 euros) también tiene una cuota más elevada de eléctricos. Hablamos de Holanda, que cuenta con un 6,7% de penetración.

Sin coche eléctrico por debajo de los 29.000 euros de PIB per cápita

ACEA, la asociación de constructores, de hecho, lleva ya tiempo repitiendo este mensaje. Se trata de un aviso de que cuando un país tiene una renta per cápita por debajo de los 29.000 euros, los eléctricos tienen una cuota inferior al 1%.

Esto, por tanto, no es algo que pase sólo en España, sino también en otros países como Italia (que roza los 29.000 euros y tiene una cuota de penetración del 0,5%), Letonia (14.000 euros de PIB per cápita y 0,6% de penetración) o Bulgaria (con 8.100 euros de PIB per cápita y 0,6% de cuota de penetración).

Por tanto, con ello queremos señalar que cuando dicen que en España no se venden eléctricos porque apenas hay enchufes, desde aquí planteamos cuanto menos nuestras dudas. Es cierto que no somos líderes en puntos de carga. Pero España ocupa la sexta posición en el ranking Europeo por estaciones de carga. Y, por el contrario, no estamos entre los 10 primeros en ventas de híbridos enchufables y eléctricos.

Ventajas de un vehículo de cero emisiones.

Ventajas de un vehículo de cero emisiones.

Se necesitarían 100.000 puntos de recarga

Según Ganvam , para poder alcanzar un parque de cinco millones de vehículos eléctricos en España para 2030, como recoge el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, el 40% de las matriculaciones anuales de automóviles en España tendría que corresponder a modelos eléctricos, cuando a día de hoy no llegan al 1%.

De ahí que Raúl Palacios, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam),señale la necesidad no solo de superar barreras como el precio de compra o la autonomía. También es necesario impulsar la instalación de puntos de recarga de acceso público. Actualmente, hay 5.000 puntos en el territorio nacional, cuando son necesarios cerca de 100.000 para un parque de cinco millones de unidades.

Falta de ayudas

En España actualmente las ayudas a la movilidad eléctrica forman parte del Plan Moves. Se trata de un plan anunciado en el paso mes de febrero y que consisten en acciones orientadas a favorecer la movilidad sostenible, mediante el incentivo a la compra de coches alternativos (Moves).

Este plan está dotado de 45 millones de euros. Asimismo, desde el verano se aprobó una línea de 15 millones de euros adicionales que se destinarán a impulsar iniciativas innovadoras para la gestión integrada de la movilidad urbana y a proyectos experimentales relacionados con los coches eléctricos.

Si bien es cierto que todas las ayudas son siempre bien recibidas, también hay que señalar que el plan Moves está recibiendo críticas. De hecho desde organizaciones como Anfac se pide un plan de achatarramiento a nivel nacional que impulse la adquisición tanto de vehículos de combustión como eléctricos.

Conclusión

En definitiva, si el vehículo eléctrico (ya sea puro o enchufable) no funciona en España se debe a tres razones principales: la renta per cápita baja, la falta de ayudas que compensen la diferencia de precio entre un eléctrico y un coche de combustión y la falta de infraestructuras, en un país donde el 80% de los coches ‘duermen’ en la calle. Queda, por tanto, un largo camino que recorrer para la implantación real del coche eléctrico en España.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.