Precios de coches nuevos

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “El diésel es un combustible altamente contaminante”

Subscribirse
El Gobierno califica las ayudas para la electromovilidad como "insuficientes"
El Gobierno califica las ayudas para la electromovilidad como «insuficientes»

Vuelta a la carga contra el diésel por parte de los políticos. Si a mediados de julio era Teresa Ribera, la ministra de Transición Ecológica, la que señalaba que el diésel tenía “los días contados”, ahora ha sido Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, quién ha vuelto a criticar al gasóleo.

En una entrevista en la Cadena Ser, realizada por Pepa Bueno, Pedro Sánchez ha señalado que el “diésel es un combustible altamente contaminante”. Sorprenden estas declaraciones por parte del presidente del Gobierno, ya que fueron muchas las críticas que obtuvo la ministra de Transición Ecológica unas semanas antes con su criminalización al diésel y la no diferenciación entre los diésel nuevos y los antiguos.

Sin embargo, Pedro Sánchez se ha mostrado firme en sus declaraciones y tampoco ha querido separar los diésel más modernos de los antiguos señalando que en general que este tipo de combustible es altamente contaminante.

Las declaraciones las ha realizado ante la pregunta de Pepa Bueno, en la Cadena Ser, de si el Gobierno aprobaría próximamente la subida de impuestos al diésel. Y aquí una vez más Pedro Sánchez ha confirmado que el Gobierno incluirá en los Presupuestos Generales de 2019 un nuevo impuesto al diésel.

«Somos un Gobierno ecologista”, afirma Pedro Sánchez. “Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto», ha señalado, tras confirmar también que este nuevo impuesto no afectará a los profesionales del transporte.

Críticas desde las organizaciones

Estas declaraciones, una vez más, contrastan con la opinión que suelen argumentar las principales organizaciones del sector. En este sentido, por ejemplo, desde Faconauto, la asociación de concesionarios, su presidente Gerardo Pérez, señala que “efectivamente los vehículos diésel deben tener los días contados…pero no los nuevos, que son eficientes y cumplen con los límites de emisiones establecidos desde la Unión Europea. Deben desaparecer los de más de diez años, responsables del 80% de esas emisiones”.

A su vez desde fabricantes como Renault, por medio de su presidente José Vicente de los Mozos, señalan que los nuevos motores diésel, que cumplen con la normativa Euro 6d y ya están a la venta, emiten menos dióxido de carbono (CO2) que los de gasolina, por lo que ha pedido no alarmar a la sociedad y ha augurado un período de transición ecológica.

De los Mozos ha solicitado «cautela» y «no alarmar a la sociedad» además de un «un poco de paciencia» para el Gobierno.

Caen las ventas del diésel

Lo cierto es que declaraciones de este tipo, así como otras previas, han hecho que la demanda del diésel esté muy baja. En el pasado mes de julio, por ejemplo, de todos los coches comercializados, el 36,8% era de gasóleo, frente al 49,5% del año anterior.

Es decir, la demanda del diésel ha caído más del 12% en sólo un año. Y si lo comparamos unos años más atrás, por ejemplo con el mismo mes de 2012, entonces vemos que el porcentaje de diésel era del 68,3%, es decir era un 31,5% mayor.

Este cambio rápido de tendencia ha provocado algunas consecuencias como el aumento de la media de emisiones de CO2 en los coches vendidos. Al ser más coches de gasolina y estos modelos de gasolina tener más emisiones de CO2 ha aumentado la medida de estas emisiones.

Y también ha provocado algún que otro problema como la falta de abastecimiento de motores en las fábricas. Precisamente, Volkswagen Navarra está teniendo estos días un ERTE de ocho días por la ausencia del suministro.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.