Precios de coches nuevos

Opel Insignia Grand Sport 2017

  • Otras ediciones:
  • 2017
Nuevo
7,9/10
Puntuación media según 28 opiniones de expertos
7.9 10 28
Puntúa
este coche
26º de 42 en Berlinas grandes
8º de 42  en Ventas en su categoría
Desde
29.208€
7,9/10
Puntuación media según 28 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
26º de 42 en Berlinas grandes
8º de 42  en Ventas en su categoría
Desde
29.208€
Tipo de coche
Berlinas grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,9/1,9/1,5 metros
Maletero
490 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
110 - 260 CV
CO2
desde 105 g/km
Seguridad

A favor

Diseño con forma de coupé, incorpora la última tecnología de Opel, habitáculo más amplio

En contra

La capacidad del maletero se ha reducido, compite en un segmento donde las ventas bajan por la moda SUV

Opel tiene a la venta el nuevo Opel Insignia Grand Sport 2017. Se trata de la segunda generación de este modelo. Una berlina de tamaño medio que ahora pasa a llamarse Insignia Grand Sport -en lugar de sólo Insignia-.

La presentación oficial de este nuevo modelo se realizó en el salón de Ginebra, en marzo de 2017, y, desde entonces, la firma alemana ya admite pedidos. Las primeras unidades del Insignia están en los concesionarios desde mayo de 2017.

Con este nuevo Insignia de segunda generación, Opel sustituye al primer Opel Insignia que ha estado a la venta entre los años 2008 y 2017 y del que la firma alemana ha comercializado un total de 940.000 unidades. De estas 940.000 unidades, 77.000 se han vendido en España. Esto significa que en España se han comercializado el 8% del total de los Insignias vendidos en Europa, lo que supone un porcentaje elevado y quiere decir que el Insignia ha sido un modelo de éxito en nuestro país.

Este nuevo modelo sólo está a la venta con la carrocería de cinco puertas y la familiar, conocido como Sport Tourer, y la versión más campera, que se llama Insignia Country Tourer. Por tanto, desaparece la carrocería de cuatro puertas.

Según Opel, el Insignia de cuatro puertas era el menos demandado (8% en la primera generación), seguido del familiar (18%) y el de cinco puertas (74%) -en España los porcentajes son parecidos: 70% el 5 puertas, 20% el familiar y 10% el 4 puertas-. Por este motivo, Opel ha decidido dejar de comercializar el cuatro puertas. Y no sólo eso. también ha dado al cinco puertas una estética más deportiva, más tipo coupé.

Opel ha apostado claramente por la estética coupé con este modelo puesto que el Insignia es un coche que pertenece a un segmento en el que las ventas están cayendo en favor de los SUV. De ahí que la firma alemana haya querido dar un mayor enfoque emocional a este coche de la mano del responsable de diseño, Mark Adams.

En este sentido, también cabe recordar que este Insignia está basado en el prototipo Opel Monza presentado en 2013. Y al igual que el Monza, este Insignia de nueva generación destaca por la prominente parrilla delantera, además de sus grupos ópticos. A todo ello se suma, además, un coeficiente CX de 0,26, lo que le convierte en uno de los modelos más aerodinámicos de la categoría.

Rival del Passat

Esta segunda generación del Opel Insignia sigue perteneciendo a la categoría de las berlinas medias. Se trata de un segmento donde sus principales rivales son el Volkswagen Passat, Ford Mondeo, Peugeot 508, Citroën C5, Skoda Octavia y Skoda Superb, Honda Accord, Toyota Avensis, Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C, entre otros modelos.

Frente a este primer Opel Insignia, el nuevo modelo incorpora una nueva plataforma -conocida como Epsilon 2- que le permite ganar en ligereza, comportamiento y espacio interior. Comenzando por el peso, esta nueva plataforma logra un ahorro de hasta 59 kilos. Este adelgazamiento se incrementa hasta los 175 kilos si sumamos todos los elementos en los que han ahorrado peso: plataforma, cableado, asientos, nuevos materiales, etc.

Junto a la mayor ligereza, Opel también ha logrado más rigidez en la carrocería. En concreto, hablamos de un incremento de la rigidez estructural de alrededor del 9%. Estas mejoras se han logrado utilizando aceros especiales conformados en frío como principal novedad.

El más largo de la categoría

Siguiendo con el apartado de dimensiones, vemos que el nuevo Insignia ha crecido hasta los 4,89 metros. Esto significa que es 5 centímetros más grande que la primera generación, que medía 4,84 metros. Sin embargo, donde está la principal diferencia es en la distancia entre ejes. Aquí, el Insignia ha aumentado hasta los 2,82 metros, lo que supone algo más de 9 centímetros respecto a la primera generación.

Si comparamos al Insignia con sus rivales, vemos entonces que pasa a ser el modelo más grande de la categoría. Todos sus competidores, de hecho, tienen un tamaño inferior:  Opel Insignia Grand Sport (4,89 metros), Ford Mondeo (4,87 metros), Mazda6 (4,86 metros), Skoda Superb (4,86 metros), Kia Optima (4,85 metros), Renault Talisman (4,84 metros), Peugeot 508 (4,83 metros), Volkswagen Passat (4,76 metros).

Más espacio interior

Esta nueva plataforma, sumado a la mayor distancia entre ejes, así como otros elementos ha permitido a Opel ofrecer un mayor espacio interior en este nuevo Insignia. Con esta nueva medida, Opel mejora uno de los puntos menos fuertes del Insignia de primera generación que era su espacio interior –principalmente en las plazas traseras-.

Comenzando por la anchura, vemos que el Insignia ofrece ahora unos 144 centímetros delante y 141 centímetros detrás. Ambas medidas son buenas y ligeramente mejores que las de la primera generación. Siguiendo con la altura libre al techo, volvemos a comprobar que las plazas delanteras han mejorado con una altura libre máxima de 103 centímetros. Detrás, esta cifra, en cambio, se reduce a los 87 centímetros, una cifra muy similar a la que tenía su antecesor. No obstante, es de resaltar que Opel haya logrado esta cifra sobre todo si tenemos en cuenta que la altura del coche se ha visto rebajada.

A ello hay que sumar que el espacio para las piernas ahora es mejor. En concreto, hablamos de unos 2,5 centímetros más para los ocupantes traseros. En total, los ocupantes de las plazas traseras disponen de media un total de 33 centímetros entre el asiento y el respaldo, una cifra muy buena, que nos permitirá viajar con las piernas bastante estiradas.

El maletero, en cambio, ahora presenta 490 litros, una cifra ligeramente menor frente al Insignia de primera generación que ofrecía 530 litros. Además, si comparamos el maltero del Insignia con el resto de competidores, veremos que es de los más pequeños: Skoda Superb (625 litros), Volkswagen Passat (586 litros), Ford Mondeo (550 litros), BMW Serie 3 Gran Turismo (520 litros), Renault Talisman (515 litros), Kia Optima (510 litros), Toyota Avensis (509 litros), Hyundai i40 (505 litros) y Opel Insignia (490 litros).

Motores

En relación a los motores, el nuevo Insignia está disponible con las siguientes variantes:

Gasolina
1.5 de 140 CV – cambio manual de 6 marchas – tracción delantera
1.5 de 165 CV – cambio manual y automático de 6 marchas – tracción delantera
2.0 de 260 CV – cambio automático de 8 marchas – tracción total

Diésel
1.6 de 110 CV – cambio manual de 6 marchas – tracción delantera
1.6 de 136 CV – cambio manual y automática de 6 marchas – tracción delantera
2.0 de 170 CV – cambio manual de 6 marchas – tracción delantera

Además, desde la segunda mitad de 2017 este modelo está disponible con el motor diésel de nuevo desarrollo 2.0 biturbo que rinde una potencia de 210 CV y desarrolla un par motor de 480 Nm. Con este propulsor el Insignia ofrece un consumo combinado de 6,9 litros.

En este sentido dos son las novedades más interesantes de este modelo. Una de ellas es la caja automática de ocho velocidades, que está disponible con las versiones de tracción total. Y la segunda es el sistema inteligente de tracción integral con reparto vectorial del par motor. Es decir un sistema que lo que hace es dos embragues multidisco ofrecen de forma continuada la potencia ideal a cada rueda. Así, por ejemplo cuando el coche está trazando una curva en apoyo, este sistema envía más potencia a la rueda del exterior, evitando así el subviraje o derrapaje del eje delantero.

Tecnología

Otro aspecto fuerte del nuevo Insignia será su equipamiento en materia de seguridad y asistencias a la conducción. En este sentido, el nuevo Insignia puede contar con el sistema IntelliLux led, que gracias a los 32 segmentos –el doble de los que tiene el Astra- permite hasta 400 metros de alcance con las luces; el asistente de cambio involuntario de carril, con corrección automática de la dirección; una nuevo Head Up Display (HUD); una cámara de 360 grados, formada –en realidad- por la suma de cuatro cámaras individuales en cada uno de los lados del coche que facilita las maniobras de aparcamiento; el sistema de asistencia Opel OnStar que ofrece incluso un servicio de reserva de hoteles.

Asimismo, el Insignia también puede contar con elementos como la alerta de tráfico transversal, que utiliza los sensores colocados en el paragolpes y que es de gran ayuda cuando tenemos que salir marcha atrás sin visibilidad. Y a ello se suma el control de crucero adaptativo con frenada autónoma de emergencia. Este dispositivo mide la distancia con el vehículo que circula delante y mantiene la distancia fijada de forma previa.

Otras novedades del Insignia son el capó activo de aluminio, que en caso de atropello se eleva en milésimas de segundo para aumentar el espacio entre el capó y las partes más duras del motor. El sistema FlexRide que adapta la amortiguación, la dirección y la respuesta del acelerador y el régimen del cambio en los automáticos para adecuarse a cada modo de conducción: normal, sport o tour.

Y por último, los precios. El nuevo Insignia está a la venta con una horquilla de precios que se sitúa entre los 28.653 y los 37.488 euros.

Al volante del nuevo Insignia

Una vez junto al nuevo Insignia lo primero que llama la atención es su diseño. Tiene una estética más deportiva. Su línea descendiente de techo le da un aspecto de coupé y le da un aspecto más dinámico y juvenil frente a sus rivales, muchos de ellos con un diseño más clásico.

Una vez dentro rápidamente te das cuenta que es más espacioso. Sobre todo donde más se aprecia la diferencia es en la gran amplitud que hay para las piernas. Hasta 33 centímetros tienen los ocupantes traseros para las piernas, una medida muy buena. Delante, hay una excelente altura libre al techo y detrás también sigue ofreciendo una buena medida y ocupantes que ronden los 1,80 metros de altura todavía tendrán unos cinco centímetros libres.

Otra faceta del nuevo Insignia es su confort de marcha. El habitáculo está bien insonorizado y los asientos presentar una buena ergonomía. En este sentido, destacamos que Opel ha trabajado conjuntamente con AKS, una asociación que trabajan para combatir el dolor de espalda.

Una vez en marcha, el Insignia destaca por su facilidad a la hora de conducirlo. Y esto es algo que no es fácil puesto que estamos ante un coche de casi 4,9 metros. Sin embargo, la firma alemana ha logrado que sea ágil y manejable. En ello tiene que ver el nuevo chasis que es más ligero, respecto a la primera generación. Además, el comportamiento también ha mejorado. Ahora la dirección es más directa, el coche no balancea y entra con mucha decisión en las curvas. La unidad probada, además, contaba con el chasis adaptativo FlexRide que permite cambiar los modos de conducción entre Tour y Sport. Y en el modo Sport el Insignia es una auténtica delicia. Notas como la dirección se vuelve más firme y la suspensión es cómoda y no balancea.

En cuanto al motor probado, pensamos que es uno de los más recomendables. Se trata del 2.0 CTDI de 170 CV. Destaca por su buen comportamiento incluso desde bajas vueltas, por no ser excesivamente rumoroso y por ofrecer unos consumos contenidos. Ofrece un buen empuje desde las 2.000 revoluciones y se puede estirar hasta casi las 5.000 vueltas.

También hemos tenido la oportunidad de conducir algunos kilómetros el 2.0 de 270 CV, un motor que se caracteriza por una mayor finura, unas buenas prestaciones y un extra de seguridad al tener la tracción total que, en modo sport, envía parte de la fuerza del motor a las ruedas traseras proporcionando un comportamiento más deportivo.

A ello hay que sumar un buen equipamiento ya que desde las versiones iniciales el Insignia incorpora: la cámara Opel Eye, el climatizador bizona, el arranque y entrada sin llave, Opel On Star, Intellilink 4.0 con pantalla táctil de 7 pulgadas, bluetooth, CarPlay, Android Auto, freno de mano eléctrico y faros antiniebla, entre otros elementos.

En definitiva, este nuevo Insignia pasa a ser una de las mejores berlinas generalistas de la categoría. Tan sólo tiene al Passat que, a nuestro juicio, está un escalón ligeramente por encima. Eso sí, en el caso de que Opel ofrezca un precio competitivo es más que probable que en algunos momentos le gane la partida a su rival alemán. Además, recordamos que este Insignia está muy bien colocado dentro de PSA puesto que Citroën ha apostado por los SUV con su nuevo 5008 y Peugeot no tendrá listo el sustituto del 508 hasta, al menos, 2018.

A favor

Diseño con forma de coupé, incorpora la última tecnología de Opel, habitáculo más amplio

En contra

La capacidad del maletero se ha reducido, compite en un segmento donde las ventas bajan por la moda SUV

Opinión de medios expertos

7,9

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autofácil
Alta Gama
Coches
Cocheando
Motorpasión
Motor.es
Actualidad Motor
Coches.net
Evo
Autopista
Coche Actual
Autovía
Autobild
El Mundo
Automóvil
Marca
Motor16
El País
Diariomotor

Autofácil

por Miguel Tineo -

Es una buena berlina: resulta cómodo, va muy bien de chasis, tiene motor de sobra y los trayectos a bordo son bastante agradables. Además, está bien acabado y su relación entre precio y equipamiento de serie está francamente bien. En este caso, Opel ha apostado por un diseño más dinámico, olvidándose un poco del espacio interior. Eso se traduce en sólo dos buenas plazas traseras y con un maletero que, sin ser pequeño, es simplemente correcto respecto a la competencia. (Versión probada: 1.6 turbo D 136 CV Selective).

Ver en Autofácil

Alta Gama

La propuesta de Opel en el segmento de las grandes berlinas transmite calidad. Respecto a la competencia se queda atrás en maletero y no hay una gran altura trasero ni visibilidad posterior. Pero me ha gustado su alto grado de refinamiento, la calidad de rodadura y el buen rendimiento del motor 1.6 CDTi. (Versión probada: 1.6 CDTI Turbo D 136 CV Excellence).

Altagama 178 / Septiembre 2017

Alta Gama

Tiene un tacto refinado y es un coche fácil de conducir. Su rendimiento mecánico es bueno y tiene un precio correcto para las prestaciones que ofrece. Se echa en falta un sonido más deportivo y un tacto más exigente. (Versión probada: GSi Grand Sport 2.0 Turbo 4x4 260 CV)

Ver más

Coches

Si buscas una berlina cómoda, rápida y espaciosa para viajar, este GSI diésel es una buena elección porque además brilla por comportamiento, de tinte deportivo. Hay rivales más austeros, pero no a este precio y con tanto equipamiento. (Versión probada: GSI 2.0 CDTI 210 CV BiTurbo)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

Opel ha mejorado el Insignia en todos los aspectos. Esta nueva generación estrena plataforma, ofrece un mayor espacio interior, tiene motores más potentes y eficientes y ofrece mucha más tecnología. Por todo ello, este Insignia se convierte en una de las mejores berlinas de la categoría y se acerca a su principal rival, el Volkswagen Passat.

Motor.es

Destaca por su comportamiento, por el equipamiento y por la habitabilidad. A mejorar la variante diésel del GSi (nosotros elegimos el gasolina de 260 CV), el cambio automático y los neumáticos Michelin. (Versión probada: Insignia Grand Sport GSi 2.0 Turbo 260CV AWD)

Ver más

Motorpasión

Recapitulando, el nuevo Opel Insignia Grand Sport nos ha resultado una genial berlina para devorar kilómetros de forma cómoda y con un consumo bastante moderado. Además, la habitabilidad interior es muy buena, al igual que el aspecto general del habitáculo. Salvo algún plástico de dudoso tacto, es difícil no plantearse un coche como éste si realmente hacemos muchos kilómetros y buscamos refinamiento, eficiencia y comodidad. Bien por Opel. (Versión probada: 1.6 CDTI 136 CV).

Ver en Motorpasión

Coche Actual

Esta versión del Insignia me parece todo un acierdo para desintoxicar al marcado de un exceso de SUV. Hay pocas marcas generalistas que se atrevan en la actualidad a ofrecer un producto tan distinguido. (Versión probada: 2.0T 260 CV 4x4 Auto Exclusive)

Ver más

Autopista

El equilibrio define la deportividad del nuevo Insignia GSI, un amplia berlina tremendamente eficaz, cómoda y agradable para disfrutarla en todos los entornos y momentos. La tarifa de tanto coche con tanta mecánica también hacen del GSI un “enorme” deportivo a muy buen precio. (Versión probada: Insignia GSI 260 CV )

Ver más

Motor.es

Destaca por su confort, por el espacio y el equipamiento. A mejorar el comportamiento dinámico y las prestaciones. (Versión probada: 1.5 Turbo 165 CV)

Ver más

Evo

por Miguel Tineo -

El chasis del Insignia GSI es muy bueno, tanto que los 260 CV son poca cosa; aguantaría más sin mayor problema. Su comportamiento es excelente. (Versión probada: GSI 2.0 Turbo 260 CV)

Ver más

Alta Gama

El diésel responde con más suavidad que contundencia, lo que nos deja ante un deportivo enfocado al confort y las altas velocidades antes que a las sensaciones. (Versión probada: 2.0 CDTI BiTurbo 210 CV 4x4 AT8)

Ver más

Coches.net

Supera al anterior en casi todos los aspectos y se ha esforzado en corregir sus carencias. Además, su buena relación entre precio, equipamiento y "calidad percibida" le permite competir incluso contra modelos más costosos; de manera que os corresponde a vosotros, como clientes, decidir qué es lo que más os importa: el producto recibido a cambio de vuestra inversión, o la insignia que aparece en vuestro llavero. (Versión probada: diésel 136 CV Excellence).

Ver en coches.net

Actualidad Motor

por Diego Ávila -

Destaca por su nuevo diseño exterior, por el motor silencioso y de potencia suficiente y por los consumos ajustados. Debe mejorar en el maletero que ha perdido volumen, los desarrollos largos del cambio y que es muy justo para cinco ocupantes. (Versión probada: Insignia Excellence 1.5 T 140 CV ).

Ver en Actualidad Motor

Alta Gama

La sensación de calidad percibida es en general muy alta. A esto hay que sumarle un gran comportamiento dinámico. El portón trasero es muy cómodo. El propulsor es algo ruidoso y gasta más que sus rivales. El precio de las opciones es elevado. (Versión probada: Grand Sport Excellence 1.5 Turbo XFT 165 CV Aut.)

Ver más

Autobild

Tiene un diseño deportivo y un interior amplio. Los 260 CV del motor no son muy elevados pero este propulsor sorprende por su energía al ralentí. El comportamiento es muy efectivo. Sin duda, es una excelente berlina para viajar. El tacto de la dirección es muy preciso. Su consumo real medio es de 8,8 litros. ¿Aspectos mejorables? El cambio automático por convertidor de par de ocho marchas de Aisin debería ser más preciso. (2.0 Turbo GSI 260 CV)

Ver más

Autovía

Se comporta mejor que su antecesor. Es más habitable. Gasta menos y también está mejor equipado. La evolución es positiva. Destaca especialmente por los consumos y el equilibrio general. Como contrapartida, el maletero y el diseño de la palanca de cambios son mejorables. (Versión probada: 2.0 CDTI 164 CV Excellence).

Autovía | 21/08/2017

Coche Actual

Da un paso adelante en todo. En especial, en habitabilidad. La versión de 170 CV es ideal para viajar y para todos los días. Me gusta su comportamiento y el bajo consumo. Tiene algún defecto en ergonomía pero es un fallo menor. Con un maletero más grande habría noqueado al Passat. De momento le pone contra las cuerdas. Es recomendable. (Versión probada: 2.0 CDTi Turbo D Excellence).

Coche Actual 11/8/2017

Autopista

Antes las siglas GSI representaban un nivel de deportividad superior. Sin embargo, este Insignia es capaz de transmitir ciertas sensaciones al volante, a la vez que brinda un elevado confort. (Versión probada: 2.0 Turbo 4x4 AT8 GSI)

Ver más

Coche Actual

por Óscar Díaz -

Progresa en todo respecto a su antecesor. Cuatro pasajeros de hasta 1,90 metros pueden viajar sin problemas, aunque los traseros tendrán las rodillas elevadas. En marcha, invita a una conducción relajada y orientada a trasladarse de un punto a otro con comodidad. Es menos ágil que algunos rivales como el Superb, al menos con la suspensión de serie. Tiene un equilibrio más que correcto entre confort y sujeción. Es una propuesta formidable para una utilización familiar en el día a día o a la hora de viajar. (Versión probada: 1.5 Turbo 103 kW 140 CV Excellence).

Coche Actual 1/12/2017

El Mundo

Es una de las mejores opciones de compra del segmento. Destaca por su precio ajustado y porque es manejable. Además, las suspensiones absorben las irregularidades y son confortables. La mecánica está insonorizada y la dirección tiene un buen tacto. El motor diésel mueve con agilidad la berlina. A mejorar los desarrollos largos y los silbidos de los retrovisores. (Versión probada: 2.0 diésel 170 CV).

Más información en El Mundo

Autobild

por Vicente Cano -

Destaca por su gran oferta tecnológica, elevada sensación de calidad, espacio disponible y un rango de precios en la medida de sus rivales. Y al volante, no hay color, con el peso aligerado y las mejoras en la dirección. Además, da gusto conducirlo. (Versión probada: 1.6 CDTI 136 CV).

Ver en Autobild

Automóvil

por Juan Collín -

Siempre he pensado que el Insignia es un cochazo. Y esta versión GSI es todavía más convincente, dado que añade ciertas dosis de deportividad y mayor disfrute a los mandos, sin comprometer ni el agrado de conducción ni el confort. Un automóvil muy satisfactorio a todos los niveles. (Versión probada: Insignia Grand Sport 2.0 Turbo GSI)

Ver más

Marca

Solucionado el problema de la habitabilidad trasera de la anterior generación, el Insignia ha evolucionado en calidad interior, comodidad, acabados y ergonomía. Destaca especialmente por la distancia para las piernas de los pasajeros, por la buena ergonomía del puesto de conducción y por una gran comodidad. Esperábamos, eso sí, un maletero más amplio. A su vez el precio de la versión Excellence es elevado. (Versión probada: 1.5 de 165 CV Excellence).

Ver en Marca

Motor16

Destaca por el confort y el tacto general, por la dinámica, la habitabilidad, los acabados y el motor y el cambio agradables. Debe mejorar, en cambio, en los consumos en conducción dinámica, el acceso a las plazas traseras justo y algunas lagunas en la dotación de serie. En definitiva, es unos 1.600 euros más económico que la versión 1.6 CDTi de 136 CV con la misma caja automática y a cambio se disfruta de un tacto general más agradable. Un gran rodador aplomado y confortable en marcha. Convence por sus múltiples argumentos. (Versión probada: 1.5 T AT 6).

Ver en Motor16

El País

Destaca por su precio más competitivo que el de sus rivales. Y sobresale también por su calidad y por el equilibrio del conjunto. Es un coche atractivo. Sin embargo, es mejorable el motor, que es menos refinado que el de sus rivales y su consumo es más alto. También es mejorable el consumo, que es superior. Y lo mismo con el espacio, que está desaprovechado atrás. (Versión probada: 2.0 CDTI 170 CV AT8 Innovation)

Ver más

Autofácil

por Miguel Tineo -

Es una berlina deportiva con un buen precio y un comportamiento excepcional. Destaca especialmente por su buena relación entre precio, equipamiento y potencia. Eso sí, debe en que pese a ser diésel, no gasta poco. Además, tampoco es de los más rápidos porque pesa 1.772 kilos. (Versión probada: GSI BiTurbo D 210 CV)

Ver más

Diariomotor

El Opel Insignia ha logrado, por méritos propios, medirse de tú a tú con los grandes de su categoría – piensa en Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C – y con su competencia más directa, su compatriota el Volkswagen Passat.

Más información

Opiniones de usuarios

Para la toma de contacto con el nuevo Insignia, Opel nos preparó un recorrido de unos 200 kilómetros por los alrededores de Frankfurt. Y la verdad es que en esta primera prueba de conducción hemos constatado que este nuevo Insignia supera a su antecesor en todas las facetas. Para empezar su diseño es mucho más cautivador. El nuevo Insignia es un coche muy atractivo. Después y una vez dentro, comprobamos que también es más espacioso. Delante los dos ocupantes tendrán todo el confort necesario y detrás los ocupantes traseros gozarán de una gran amplitud para las piernas. De hecho, estos ocupantes tendrán hasta 33 centímetros para sus rodillas, una medida muy buena. Y tampoco rozarán con sus cabezas en el techo. Incluso si superan los 1,80 metros de altura, todavía quedan unos 5 centímetros de distancia libre al techo. Otra faceta del nuevo Insignia es su confort de marcha. El habitáculo está bien insonorizado y los asientos presentar una buena ergonomía. En este sentido, destacamos que Opel ha trabajado conjuntamente con AKS, una asociación que trabajan para combatir el dolor de espalda. Una vez en marcha, el Insignia destaca por su facilidad a la hora de conducirlo. Y esto es algo que no es fácil puesto que estamos ante un coche de casi 4,9 metros. Sin embargo, la firma alemana ha logrado que sea ágil y manejable. En ello tiene que ver el nuevo chasis que es más ligero, respecto a la primera generación. Además, el comportamiento también ha mejorado. Ahora la dirección es más directa, el coche no balancea y entra con mucha decisión en las curvas. La unidad probada, además, contaba con el chasis adaptativo FlexRide que permite cambiar los modos de conducción entre Tour y Sport. Y en el modo Sport el Insignia es una auténtica delicia. Notas como la dirección se vuelve más firme y la suspensión es cómoda y no balancea. En cuanto al motor probado, pensamos que es uno de los más recomendables. Se trata del 2.0 CTDI de 170 CV. Destaca por su buen comportamiento incluso desde bajas vueltas, por no ser excesivamente rumoroso y por ofrecer unos consumos contenidos. En definitiva, este nuevo Insignia pasa a ser una de las mejores berlinas generalistas de la categoría. Tan sólo tiene al Passat que, a nuestro juicio, está un escalón ligeramente por encima. Eso sí, en el caso de que Opel ofrezca un precio competitivo es más que probable que en algunos momentos le gane la partida a su rival alemán. Además, recordamos que este Insignia está muy bien colocado dentro de PSA puesto que Citroën ha apostado por los SUV con su nuevo 5008 y Peugeot no tendrá listo el sustituto del 508 hasta, al menos, 2018.

Rivales