Jeep actualiza su gama 4×4: llegan nuevos motores al Renegade

Subscribirse
Así es el Jeep Renegade 2019.
Así es el Jeep Renegade 2019.

Jeep ha presentado la renovación de tres de los modelos más importantes de su gama, nos referimos al Jeep Renegade, el Jeep Cherokee y el todopoderoso Jeep Wrangler. Todos ellos presentan modificaciones estéticas y mecánicas que mejoran sus capacidades tanto dentro como fuera de la carretera.

En un mundo donde los 4×4 se ven cada vez más perseguidos, Jeep saca pecho y se enorgullece de mantenerse fiel al concepto. De hecho, a día de hoy la marca del grupo FCA se encuentra como una de las pocas alternativas para quien busque un vehículo que pueda llegar a donde otros no llegan. Su rival más directo es sin duda Land Rover, ambos combinan el concepto Off-road con el lujo, aunque la marca británica va un poco más allá en el segundo aspecto.

Jeep Renegade 2019

El Jeep Renegade es el modelo de acceso a la marca, se puede adquirir desde 20.490€. Mide de largo 4,24 metros, por lo que se ubica dentro del segmento B-SUV. En él compite contra modelos como el Opel Mokka X o el Volkswagen T-Roc. Sin embargo, el modelo al que más se parece es el Fiat 500X, pertenecen al mismo grupo y comparten multitud de elementos estructurales, así como motores.

De hecho la principal novedad de este Renegade 2019 es la incorporación de dos nuevos motores gasolina denominados ‘firefly’, ya hablamos acerca de ellos en la presentación del Fiat 500X. Son dos propulsores de 1.0 y 1.3 litros, el primero es tricilíndrico. El 1.0 ofrece 120 CV mientras que el 1.3 se puede elegir con 150 o 180 CV.

Interior del Jeep Renegade 2019.

Interior del Jeep Renegade 2019.

En el apartado del diésel encontramos otros dos propulsores, en este caso Multijet 2, que tienen una cilindrada de 1.6 y 2.0 litros. El primero produce 120 CV, el segundo se puede seleccionar con 140 o 170 CV.

Estos propulsores se pueden combinar con tres tipos de cambio. Una caja manual de 6 velocidades, una automática de doble embrague y 6 velocidades y otra de 9 velocidades y convertidor de par.

La tracción es delantera en la mayoría de combinaciones. Sin embargo, el motor diésel de 170 CV con convertidor de par puede montar un sistema de tracción integral denominado ‘action drive low’. Además de un selector que permite elegir entre distintos modos de conducción off-road, el sistema ofrece la posibilidad de imitar el efecto de una caja reductora a través del cambio. Lo que se traduce en un mayor par a velocidades bajas. El Renegade es uno de los SUV más capaces del mercado en situaciones comprometidas.

Los pilotos traseros son uno de lo elementos actualizados.

Los pilotos traseros son uno de lo elementos actualizados.

El diseño exterior del Renegade 2019 también ha recibido actualizaciones. Cambian los parachoques delanteros y traseros. Se incorporan de serie luces de led diurnas con un nuevo diseño, los pilotos traseros también usan la misma tecnología. En opción podemos equipar un sistema de alumbrado Full Led.

En el interior sin embargo no encontramos variaciones significativas respecto al último restyiling que recibió el Renegade a principios de este año. Los ajustes son buenos aunque el tacto de algunos plásticos es demasiado duro.

Contamos con cuatro niveles de acabado: Sport, Longitude, Limited y Trailhawk. A nivel de infoentretenimiento destaca la pantalla táctil central, que puede ser de 5, 7 u 8,4 pulgadas, sólo las dos más grandes son compatibles con Android Auto y Apple Car Play. Su nivel de definición es muy bueno y el manejo entre menús fluido.

A nivel de seguridad el Renegade puede contar con numerosos sistemas de ayuda como el detector de ángulo muerto, asistente de salida de carril y alerta de colisión frontal entre otros. En esta actualización se añade el reconocimiento de señales, que, si así lo deseamos, puede regular automáticamente el control de velocidad.

El Jeep Renegade cuenta con un precio promocional de 14.500€ siempre y cuando financiemos la compra a través de FCA Capital.

Jeep Cherokee 2019

Esta actualización es la primera que recibe la actual generación del Jeep Cherokee, lanzada al mercado en 2014. Este todoterreno mide 4,62 metros, por lo que se engloba dentro del segmento SUV-D y compite contra modelos como el BMW X3, el Audi Q5, el Land Rover Discovery Sport o el Skoda Kodiaq.

Los precios de este Jeep Cherokee 2019 arrancan desde los 44.300€, la versión con tracción integral parte de los 50.000€.

Este es el Jeep Cherokee 2019.

Este es el Jeep Cherokee 2019.

Los principales cambios que recibe este Cherokee en el exterior se centran en las luces y los paragolpes. Cambia el diseño de las ópticas, que son full led tanto delante como detrás. El capó está realizado en aluminio para ser más ligero y la calandra denlantera recibe un rediseño más aerodinámico según la marca.

El interior se mantiene prácticamente invariable, algunos plásticos cambian para ofrecer una sensación más agradable, también cambia la ubicación de algunos elementos, como el mando del freno de estacionamiento.

El maletero gana algunos litros, alcanzando los 570 con la banqueta trasera en su posición más adelantada. Con una configuración ‘estándar’ obtiene 448 l, por lo que está lejos de las mejores marcas del segmento en este plano.

De momento cuenta con una única motorización diésel de 2.2 litros y 195 CV que se asocia a un cambio automático de 9 velocidades y convertidor de par. Por primera vez en un Cherokee hay disponible una versión 4×2 además de la ya conocida 4×4.

Este motor se desenvuelve de manera correcta y mueve con agilidad al Jeep Cherokee. Es cierto que es algo rumoroso, sobre todo a baja velocidad, la sensación de empuje no es tan acusada como cabría esperar si miramos la cifra oficial de potencia.

El cambio funciona de manera suave y cuenta con levas ubicadas en el volante. El tacto de estas es correcto, pero su forma no termina de convencer, puesto que pare que están ‘cortadas’ por debajo.

En carretera es un coche estable que se asienta bien. Tiene una insonorización correcta que aísla el interior de ruidos externos, como el aerodinámico o el de rodadura. La dirección no termina de convencer, se muestra algo imprecisa puesto que tiene un tacto algo ‘elástico’ que nos obliga a hacer correcciones de vez en cuando.

El Cherokee tiene unas capacidades TT considerables.

El Cherokee tiene unas capacidades TT considerables.

A la hora de entrar en campo este Cherokee reacciona muy bien. Las suspensiones absorben bien a la vez que no permiten que el coche oscile excesivamente. Hay tres tipos de tracción integral, partiendo de una básica con reparto de par electrónico entre los dos ejes para luego ir subiendo a una que incluye un sistema que imita el efecto de una reductora y llegar definitivamente a un sistema de tracción integral con bloqueo del diferencial trasero.

Mediante la financiera del grupo FCA es posible acceder a este Jeep Cherokee 2019 mediante una cuota mensual de 290€.

Jeep Wrangler 2019

Nos enfrentamos al que es sin duda uno de los todoterrenos más capaces en el mercado a día de hoy. Desde que terminase la producción del Defender en 2016 podríamos decir que el Wrangler es único en su especie.

En esta actualización se mejoran todavía más los ángulos del vehículo, su profundidad de vadeo sobrepasa los 70 centímetros. También por primera vez puede circular en carretera con tracción a las cuatro ruedas. Esto se debe a la inclusión de un diferencial central que permite que los ejes reciban distintas cantidades de par y no giren a la misma velocidad.

El Wrangler 2019 sigue siendo fiel a sus orígenes.

El Wrangler 2019 sigue siendo fiel a sus orígenes.

Hay tres acabados disponibles Sport, Sahara y Rubicon. Los dos primeros utilizan un sistema de tracción denominado Command-Trac, que incluye reductora física.

El acabado Rubicon el más radical, cuenta con bloqueos de diferenciales y desconexión de la barra estabilizadora delantera. Todo ello unido a unos neumáticos Bridgestone de tacos que permiten subir por cuestas realmente empinadas independientemente del estado del terreno.

Para hacer esto más fácil también cuenta con un control de descenso de pendientes que maneja de manera automática el freno para que el conductor pueda centrarse en la dirección al afrontar una bajada pronunciada.

Todas las versiones incluyen carrocería de 3 o 5 puertas y cuentan con un techo fácilmente desmontable. Tambíen se pueden retirar las puertas y abatir el parabrisas delantero, todo sigue fiel al estilo Wrangler original.

El rey TT en plena acción. Los recorridos de las suspensiones no son precisamente cortos.

El rey TT en plena acción. Los recorridos de las suspensiones no son precisamente cortos.

El precio del Jeep Wrangler arranca desde los 50.000€. Cuenta con dos motores, uno 2.2 litros diésel de 200 CV y otro gasolina 2.0 de 272 CV. Ambos se asocian a una caja automática de 8 velocidades y convertidor de par, no hay opción de montar una caja manual.

Por dentro incorpora una generosa pantalla que puede ser 7 u 8,4 pulgadas, lo que otorga un toque de modernidad al habitáculo, que ahora es más refinado. A pesar de esto el Wrangler se mantiene fiel a sus orígenes y demuestra unas capacidades off-road inalcanzables para la gran mayoría de todoterrenos.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.