Volvo V90 2016

  • Otras ediciones:
  • 2016
Nuevo
8,2/10
Puntuación media según 4 opiniones de expertos
8.2 10 4
Puntúa
este coche
19º de 45 en Familiares grandes
7º de 45  en Ventas en su categoría
Desde
47.920€
8,2/10
Puntuación media según 4 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
19º de 45 en Familiares grandes
7º de 45  en Ventas en su categoría
Desde
47.920€
Tipo de coche
Familiares grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,9/1,9/1,5 metros
Maletero
560 l.
Motores
Diésel, Gasolina
Cambio
Automático, Manual
Potencia
150 - 310 CV
CO2
desde 116 g/km
Seguridad

A favor

Gran habitabilidad, incorpora la última tecnología, muy confortable

En contra

Modelo excesivamente grande -casi llega a los 5 metros de largo-, segmento muy tradicional

Desde finales de 2016 Volvo está comercializando el nuevo V90. Se trata de la variante con carrocería familiar del Volvo S90, lanzado a mediados de 2016. Este modelo es un familiar de gran tamaño y acabados premium que compite con rivales como el Audi A6 Avant, BMW Serie 5 Touring o Mercedes Clase E Estate.

Respecto a sus dimensiones, el V90 mide 4,93 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,47 metros de altura. Su distancia entre ejes es de 2,94 metros. Si lo comparamos con el Volvo S90 vemos que el V90 es 3 centímetros más corto, 2 centímetros más ancho y 3 centímetros más alto. Su distancia entre ejes se mantiene en los 2,94 metros.

En cuanto a la gama de motores, inicialmente el V90 estará disponible con dos mecánicas de gasóleo y tres de gasolina. Las de gasóleo son el D4, que incorpora un motor de cuatro cilindros, con dos litros de cilindrada y 190 CV de potencia. Con este motor, el Volvo S90 logra una velocidad máxima de 225 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y presenta un consumo medio de 4,5 litros cada 100 kilómetros. Este motor está asociado a una caja manual de seis marchas y a un sistema de tracción delantera.

El siguiente propulsor de gasóleo es e D5. Se trata del mismo propulsor anterior de gasóleo con 4 cilindros en línea y dos litros de cilindrada que rinde una potencia de 235 CV a 4.000 vueltas y logra un par máximo de 480 Nm. disponible desde las 1.750 revoluciones. Con este propulsor el Volvo S90 logra una velocidad máxima de 240 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. Asimismo, este motor está asociado a una caja automática de ocho marchas y la tracción es total.

La oferta de gasolina comienza en el T5, con un motor de cuatro cilindros, con dos litros de cilindrada y 254 CV de potencia y un consumo de 6,8 litros. El siguiente motor es el T6, con un motor de cuatro cilindros, dos litros de cilindrada y 320 CV de potencia. Con este motor el Volvo presenta un consumo de 7,4 litros. Y por último encontramos el T8, que se trata de un híbrido enchufable formado por el propulsor de cuatro cilindros en línea con dos litros de cilindrada y 320 CV de potencia y por un generador eléctrico que, entre ambos logran una potencia conjunta de 408 CV.

No obstante, si por algo se caracteriza este V90 es por la gran tecnología que incorpora. Por ejemplo, incorpora muchos de los elementos que ya incluye el nuevo XC90. Por ejemplo, uno de los elementos claves que comparten tanto el XC90 como el V90 es la plataforma. En este sentido cabe señalar que Volvo ha utilizado sobre todo el acero en el material de su estructura. Sin bien es verdad que también ha empleado el aluminio aunque en un menor número de partes del vehículo.

Un aspecto muy interesante en el V90 es la frenada de emergencia, que analiza de forma continua lo que roque rodea al vehículo. De esta manera, si el V90 detecta algún otro vehículo o peatones (o también animales) el sistema actúa sobre los frenos del vehículo llegando hasta incluso detener el V90. Previamente, el sistema habrá realizado avisos sonoros al conductor y sólo si este no reacciona será cuando frene el vehículo para evitar el atropello o el impacto.

Otra gran novedad en Volvo es un sistema que es un paso previo de la conducción autónoma que se denomina Pilot Assist. Se trata de un dispositivo que va leyendo las líneas de la carretera y sitúa al vehículo dentro del carril. De esta manera, impide que el coche abandone el carril y suframos un cambio involuntario de carril. Aunque eso sí, para que funcione correctamente el conductor tiene que tener las manos sobre el volante y circular hasta 130 kilómetros por hora.

Además, tal y como pretende Volvo que no haya más allá de 2020 una sola víctima a bordo de un Volvo, el V90 también incorpora un sistema que intenta evitar el accidente, actuando tanto sobre la dirección como sobre los frenos, para impedir así una salida de vía. Por el contrario, si el vehículo determina que el accidente es inevitable entonces tensará los cinturones y encenderá sistemas como el del asiento que intenta absorber el impacto del conductor para que este no sufra lesiones en la espalda si el vehículo sufre algún salto o vuelco.

A todo ello hay que sumar el control de velocidad activo, que frena y acelera para mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede; el sistema que lee las señales: la detección de vehículos en el ángulo muerto y el sistema de aparcamiento semiautomático.

Una vez dentro comprobamos que el habitáculo es bastante minimalista. De hecho, sólo nos llama la atención el gran cuadro de instrumentos y una pantalla de gran tamaño con orientación vertical. Desde esta nueva pantalla táctil se pasan a seleccionar todas las funciones del vehículo. Por ejemplo, desde ella se puede configurar el sistema para utilizar el Car Play o Android Auto, entre otros sistemas. Asimismo, también ofrece un reconocimiento de voz desde el que podremos dar órdenes al vehículo.

A favor

Gran habitabilidad, incorpora la última tecnología, muy confortable

En contra

Modelo excesivamente grande -casi llega a los 5 metros de largo-, segmento muy tradicional

Opinión de medios expertos

8,2

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Diariomotor
Cocheando
Alta Gama
Motor16

Diariomotor

Es un familiar premium de gran tamaño, 4,94 metros. Es la versión familiar del Volvo S90, con el que comparte plataforma, motorizaciones y tecnología. Son esencialmente el mismo coche. Compite contra los Audi A6 Avant, Mercedes Clase E Estate y BMW Serie 5 Touring.

Más información

Cocheando

por Cocheando -

El V90 es uno de los mejores familiares premium que existe en el mercado. En primer lugar porque incorpora toda la tecnología de última generación. Puede equipar, por ejemplo, un sistema que analiza todo lo que rodea al vehículo y detiene el coche en el caso de que haya un posible atropello. Pero también con un dispositivo que mantiene el vehículo entre las líneas de la carretera y que es un paso previo a la conducción autónoma. A todo ello se suma un diseño vanguardista, un excelente confort de marcha y una gran ergonomía. Como aspectos menos favorables vemos que su precio es elevado y que el maletero no es excesivamente grande dado el tamaño del coche. Es un rival duro para modelos como el el Audi A6 Avant, BMW Serie 5 Touring o Mercedes Clase E Estate.

Alta Gama

Tiene un aspecto futurista. Al volante es una experiencia similar a la de hacerla en el salón de casa. El habitáculo es acogedor y tremendamente estiloso. El buen gusto rezuma por cada recoveco. Eso sí, el sistema multimedia es complicado. En habitabilidad el V90 ofrece una altura justa para la cabeza tanto delante como detrás. También es mejorable la capacidad del depósito. (Versión probada: D4 Automático).

Altagama | diciembre 2017

Motor16

por Andrés Más -

Siempre me han gustado los Volvo familiar. Y este V90 con AWD, acabado R Design y diésel D5 es el no va más. Todo en él es espectacular: espacio, calidad, comportamiento… Eso sí, debe mejorar en el motor algo ruidoso en frío, las levas opcionales y el perfil de neumáticos demasiado bajo. (Versión probada: D5 235 CV AWD AT8 R-Design)

Ver más

Rivales