Toyota C-HR 2016

  • Otras ediciones:
  • 2016
Nuevo
7,5/10
Puntuación media según 20 opiniones de expertos
7.5 10 20
Puntúa
este coche
23º de 34 en SUV medianos
7º de 34  en Ventas en su categoría
Desde
27.000€
7,5/10
Puntuación media según 20 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
23º de 34 en SUV medianos
7º de 34  en Ventas en su categoría
Desde
27.000€
Tipo de coche
SUV medianos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,4/1,8/1,6 metros
Maletero
377 l.
Motores
Gasolina
Cambio
CVT
Potencia
98 CV
CO2
desde 87 g/km
Seguridad

A favor

Diseño muy vanguardista, versión híbrida, consumo

En contra

Gama pequeña, precio algo elevado

Desde finales de 2016 Toyota tiene a la venta el C-HR. Se trata de un todocamino, SUV o crossover de tamaño medio. Por sus dimensiones se sitúa a medio camino entre un Nissan Juke y un Nissan Qashqai. Se caracteriza, además, por incorporar una mecánica híbrida que le permite lograr unos consumos eficientes.

La llegada del C-HR ha sido una jugada muy buena por parte de Toyota. Como el RAV4, un modelo de éxito, ha crecido tanto en longitud, a la firma japonesa le quedaba una casilla vacía en el segmento de los todocaminos de tamaño pequeño. De ahí la apuesta por lanzar este coche, con un tamaño más contenido y una estética muy poderosa.

De hecho, si tenemos que elegir una principal razón para su compra, nosotros nos quedamos con su estética. A nadie deja indeferente. Y nosotros tenemos que reconocer que es un coche bonito, que llama la atención. Entre otras cosas porque tiene un diseño diferente, poco visto hasta ahora.

Su frontal, por ejemplo, es muy característico. Y, sobre todo, la zaga llama mucho la atención, con un techo que presenta una gran caída y una línea de cintura que crece enormemente.A ello se suman otros ejemplos como el de los tiradores de las puertas traseras, que están situados en una posición innovadora. Eso sí, este diseño tiene sus peajes en materia de habitabilidad como luego veremos.

Una vez dentro el C-HR continúa siendo muy llamativo por la gran pantalla de ocho pulgadas táctil que viene de serie en todas las versiones. Esta pantalla llama la atención por su tamaño -que es bastante grande-, por estar al aire -simula una tableta- y porque gracias a ella podemos manejar muchas funciones del vehículo, así como disfrutar del monitor de energía, viendo cuando el coche es propulsado por el motor eléctrico o el motor de gasolina. La introducción de esta pantalla ha permitido además reducir el número de botones de la consola.

Otra particularidad de este modelo es su tamaño. Aunque decimos que es un SUV de dimensiones contenidas, el C-HR tiene una nueva particularidad. Y es que es el más grande de los pequeños o el más pequeño de los grandes, según como se quiera ver. Si lo que hacemos es compararlo con los todocaminos de tamaño medio -donde el líder es el Nissan Qashqai– el nuevo Toyota C-HR -con sus 4,36 metros- tiene un tamaño muy similar al del Seat Ateca (que tiene una longitud de 4,36 metros) y el Nissan Qashqai, que mide 4,37 metros.

Sin embargo, si seguimos comparándolo con el resto de modelos de la categoría, vemos que el C-HR es de los más pequeños. Por ejemplo, son más grandes el Honda CR-V (4,60 metros), Toyota RAV (4,60 metros), Mazda CX-5 (4,55 metros), Ford Kuga (4,52 metros), Kia Sportage (4,48 metros), Volkswagen Tiguan (4,48 metros), Hyundai Tucson (4,47 metros), Peugeot 3008 (4,44 metros) y Renault Kadjar (4,44 metros), entre otros.

Por tanto, al ser de los más pequeños, también podríamos decir que el C-HR pertenece a un segmento inferior. Se trataría de los todocaminos urbanos, lo que le convierte en un rival de modelos como el Nissan Juke, Mazda CX-3 u Opel Mokka X, entre otros.

Sin embargo, dado de que el nuevo C-HR está basado en el Toyota Prius. De hecho, comparte la plataforma del Toyota Prius (la misma plataforma modular que Toyota denomina TNGA -Toyota New Generation Architecture-).Y como el Toyota Prius es un modelo con una plataforma del segmento C, encuadremos al RAV4 dentro de la categoría de los SUV de tamaño medio.

El segundo motivo por el que es interesante es por su sistema de propulsión. Se trata de un sistema de propulsión híbrido idéntico al del Toyota Prius. Es un conjunto mecánico formado por un motor de gasolina de 1,8 litros de cilindrada y 100 CV de potencia y por generador eléctrico de 72 CV de potencia. Entre ambos, la potencia conjunta es de 122 CV. Y lo mejor de todo, el gasto medio de combustible rondará los 4 litros cada 100 kilómetros, cifra oficial, o los 90 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.Este C-HR incorpora un sistema de baterías de níquel-hidruro con una capacidad de 1,3 kWh. Asimismo, la fuerza del motor se transmite al eje delantero por medio de un cambio automático de múltiples velocidades.

Este sistema de propulsión tiene otras dos particularidades. La primera de ellas es que está asociado a una caja de cambios de múltiples relaciones. Se trata de un cambio automático que es curioso en su funcionamiento, ya que si la conducción es suave, el resultado es muy agradable. Sin embargo, si se pisa con fuerza el acelerador, el motor se revolucionará mucho sin que vaya acompañado de un aumento considerable de las prestaciones.

Otra particularidad es que podemos circular en modo eléctrico sólo pulsando un botón -gracias al EV mode- siempre y cuando las baterías tenga suficiente nivel de carga. Esto nos permitirá, por ejemplo, salir del garaje en modo eléctrico o usar el modo eléctrico en ciudad en situaciones de tráfico denso.

En España sólo se comercializa el sistema de propulsión híbrido con la tracción delantera. No obstante, en otros países también existen otras combinaciones como la que incorpora el motor turbo de gasolina de 1,2 litros y 116 CV y otra con el motor 1.8. Y lo mismo ocurre con el sistema de tracción, que en otros mercados está disponible con tracción 4×4.

En cuanto al equipamiento en materia de seguridad, el Toyota C-HR podrá llevar un dispositivo que evita la colisión frontal, el cambio involuntario de carril, el sistema de reconocimiento de señales y de peatones, entre otros elementos.

Por último, decir que este modelo se fabricará en la planta que Toyota tiene en Turquía (Sakarya). En concreto en esta fábrica se ensambla el coche completo, ya que el grupo propulsor se fabrica en la planta que Toyota tiene en Gales.

Gama 2018

Desde finales de 2017 Toyota ha introducido ligeras modificaciones en el C-HR, para rebautizarlo como Gama 2018. Entre las novedades, ahora incorpora nuevos acabados, más opciones de personalización y diferentes colores de la carrocería. Asimismo, en el nivel de equipamiento Advance se suma los paquetes Advance Plus y Pack Luxury. Y también se incorpora el nivel de acabado Style Plus, con tapicería mixta de tela y cuero.

A favor

Diseño muy vanguardista, versión híbrida, consumo

En contra

Gama pequeña, precio algo elevado

Opinión de medios expertos

7,5

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Alta Gama
Actualidad Motor
Top 10 Motor
Autopista
Autovía
Coche Actual
Motor.es
El Mundo
Coches.com
Cocheando
Autonoción
Grupo Joly
Marca
El País
Diariomotor
Top Gear

Autopista

por Pablo Mallo -

Es un coche de lo más agradable de conducir, sobre todo en entornos urbanos. Su mecánica híbrida define en gran medida su agradable carácter y sus consumos bajísimos y altísima eficiencia. Su transmisión actúa como un variador continuo, con una respuesta instantánea gracias al motor eléctrico. Como inconvenientes el sonido del motor se percibe más de lo que nos gustaría como ante aceleraciones fuertes. Su mayor inconveniente es la parte trasera, que es algo claustrofóbica debido a la poca visión lateral que ofrece hacia el exterior.

Ver en Autopista

Alta Gama

Entra por los ojos con una planta original y atrevida, acorde a los gustos crossover del momento. Dinámicamente saca un notable. Lástima que el cambio en el que prima la eficiencia sobre las sensaciones de conducción, reste gracia al conjunto. (Versión probada: C-HR Dynamic Plus).

Altagama | enero 2018

Actualidad Motor

por Diego Ávila -

El Toyota C-HR es un crossover híbrido que busca generar nuevos clientes en la marca japonesa. Su principal llamada de atención será el diseño, estando respaldado por unos consumos muy ajustados especialmente en entornos urbanos. Destaca también el comportamiento de su chasis. Como contrapartida, debe mejorar la habitabilidad de las plazas traseras, la visión en tres cuartos trasero y la sonoridad del motor en aceleraciones. (Versión probada: C-HR 1.8 VVT-I Hybrid Advance).

Ver en Actualidad Motor

Top 10 Motor

Prima el diseño frente a la funcionalidad. Y, con el sistema híbrido, también da prioridad a la eficiencia frente a la deportividad. Si se tienen en cuenta estos dos aspectos, es una buena compra para los que buscan diseño exclusivo y lo último en tecnología. Y a un precio inferior que los premium.

Ver más

Autovía

por Pablo Mallo -

Es agradable de conducir, logra unos consumos bajísimos y tiene un maletero mayor que algunos de sus rivales, algo que no te esperas al ver el futurista exterior. Además, también tiene un elevado equipamiento de serie y destaca su agrado de uso. Por el contrario, debe mejorar en la sonoridad a plena carga, en las ventanillas traseras pequeñas y en el sistema de información y entretenimiento.

Autovía | Noviembre de 2017

Autopista

Con él no he estado cómodo por la ligera desviación del asiento respecto al volante. Además, con mi altura (1,83 metros) casi rozo con el techo y no logro una posición adecuada del reposacabezas. A cambio, destaca por su calidad de amortiguación. Sus consumos son mejores que en un diésel, especialmente en ciudad. Y tampoco te puedes olvidar de su etiqueta ECO. (Versión probada: Hybrid 122 CV Dynamic Plus)

Ver más en Autopista

Coche Actual

Los consumos son incluso mejores que los de un diésel en condiciones normales de circulación y muy especialmente en ciudad, además de las ventajas de la etiqueta ECO. Es cierto que no expresa el dinamismo que sugiere su imagen, pero una vez que te adaptas al C-HR te ‘sentirás en una nube’. (Versión probada: C-HR Hybrid Dynamic Plus)

Ver más

Motor.es

Nos gusta su diseño, la eficiencia y la relación entre calidad y precio. Nos gusta menos el volumen del maletero, el peso excesivo y la falta de variantes mecánicas.

Ver en Motor.es

Coche Actual

por Pablo Mallo -

Es un coche agradable de conducir. Además, logra unos consumos bajísimos y tiene un buen maletero, algo que no te esperar al ver el futurista diseño de la carrocería. A cambio, debe mejorar en aspectos como las ventanillas traseras, que son muy pequeñas.

Coche Actual 22/09/2017

El Mundo

Llama la atención y gusta mucho. A cambio, el diseño de la carrocería afea la aerodinámica y la caída del techo y las ventanillas traseras restan puntos y comodidad. A ello se suma que las puertas no se abren tanto y que dentro se respira algo de claustrofobia. A cambio la entrada y salida es cómoda.

Más información en El Mundo

Coches.com

Destaca por su diseño exterior atrevido, por su interior de calidad interior y diferenciado y por los consumos bajos y cercanos a los homologados. A mejorar, el acceso a las plazas traseras y escasa visibilidad interior, por el ruido de la mecánica al acelerar y por el precio de partida, que es elevado. (Versión probada: C-HR Advance)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

El Toyota C-HR es uno de los SUV urbanos con el diseño más vanguardista que existe en la actualidad. Pocos modelos pueden hacerle competencia en este sentido. A ello se suma que está propulsado por el mismo motor híbrido que empuja al Prius, lo que significa que sus consumos bajos están asegurados. Eso sí, el diseño penaliza algunas cotas del interior. Y al ser una novedad hace que su precio sea algo elevado. Pero si te lo puedes permitir... seguro que serás la envidia de tus vecinos.

Marca

El Toyota C-HR tiene un aspecto tan logrado que eclipsa otros atributos de mérito, como el de una utilización de coste bajo sin tener que buscar un enchufe ni recurrir a combustibles que todavía no están muy extendidos por nuestra geografía. La pena es que su cambio deportivo de tipo variador continuo resta un punto de deportividad a su conducción y hace que el sonido al acelerar sea a veces extraño.

Ver en Marca

Autonoción

Destaca por calidad de acabados, unos buenos consumos y un comportamiento noble. Sin el apoyo de la batería las prestaciones son justas, las plazas traseras son algo pequeñas y el precio es un poco elevado. (Versión probada: 1.8 HSD 122 CV)

Ver más

Grupo Joly

Un SUV recomendable para todo aquel que busque un todocamino de dimensiones contenidas y apueste por un sistema de propulsión más eficiente –como este híbrido- que, además, obtiene la etiqueta Eco de la DGT. A mejorar el espacio de las plazas traseras. (Versión probada: C-HR Hybrid 122 CV)

Ver más

Marca

Es un coche arriesgado, con acierto en su estética y con una tecnología ecológica que funciona. Su gasto real es de 4,6 litros. A mejorar el cambio, ya que el motor se revoluciona y el ruido se multiplica. También es mejorable la visibilidad trasera. Por último, es más caro que sus rivales, aunque tampoco una barbaridad. (Versión probada: 122 CV Advance Plus)

Ver más

Marca

Se trata de un SUV con un enorme impacto visual (…) a cambio la salida y entrada para los pasajeros traseros es difícil debido a la forma del pilar trasero y la visibilidad queda mermada (…) Tiene mucho sonido y poca respuesta.

Ver en Marca

El País

Destaca por su diseño futurista, el completo equipamiento de serie, sobre todo en seguridad. Y también sobresale porque gasta menos que muchos de sus rivales. Eso sí, este menor consumo sólo es en ciudad. A cambio es mejorable su comportamiento y las prestaciones en carretera. También tiene una elevada rumorosidad al acelerar y su peso es elevado. (Versión probada: 122 CV Hybrid Advance)

Ver más

Diariomotor

El Toyota C-HR es un crossover compacto de cinco puertas y 4,36 metros de longitud. Fue lanzado a finales de 2016. Es un duro rival para el Mazda CX-3 y el Nissan Qashqai, así como otros rivales híbridos, como el Kia Niro. Es posiblemente la apuesta más arriesgada de la actual gama Toyota. Su imagen es moderna, agresiva y cargada de ángulos.

Más información

Top Gear

Señores de Toyota: una pena que su SUV no sea tan deportivo como transmite su imagen. Tiene una imagen futurista que lo aleja de rivales más conservadores en diseño. Sin embargo, el mayor problema es que la mecánica híbrida de 122 CV está asociada a un cambio automático e-CVT por variador que está falta de empuje en recuperaciones y el sonido es tremendamente molesto. (Versión probada: C-HR Hybrid Dynamic Plus)

Ver en Top Gear

Opiniones de usuarios

Llevo 16.000 kilómetros en 5 meses y sin fallos. Recarga las baterías en un momento, conducción confortable y segura, servicio postventa de 10, consumo de 3.6 litros en ciclo mixto; aunque he conseguido en trayectos de 100 km 3.2 litros. Tres modos de conducción (yo uso el normal)... En autopista, a velocidad crucero de 120 km/h, gasta 5 litros aproximadamente. Las plazas traseras se hacen ligeramente pequeñas. El precio, a priori es excesivo, pero vale la pena invertir el dinero en un coche como este.
El Toyota CH-R es un modelo recomendable si lo que buscas es un SUV de tamaño contenido, con un sistema de propulsión híbrida que consuma poco, una estética llamativa y no te importe pagar algo más de precio que con otros modelos. Sin duda, el CH-R es un coche que la principal razón de compra será la estética. De hecho, parece un modelo futurista, cuando estás junto a él. A cambio eso sí, esta estética tiene muchos peajes. Sobre todo en las plazas traseras. Estas presentan una anchura buena -en torno a 139 centímetros- pero, a cambio, la distancia entre el asiento y el techo es algo justa -en torno a 91 centímetros-. Esto hará que si detrás viajan adultos de gran tamaño, es muy probable que rocen con sus cabezas en el techo. A ello hay que añadir, que la línea de cintura es muy alta. Esto hará que el tamaño de las ventanillas sea muy reducido, lo que mermará la sensación de confort en un adulto si viaja en las plazas traseras. A cambio eso sí, el piso es completamente plano, lo que permitiría que los asientos traseros fueran ocupados por tres personas. En cuanto al motor, el sistema híbrido de propulsión es cómodo si se circula a ritmo tranquilo. En este sentido, el motor es suave, podemos circular en algunos momentos en eléctrico, el confort de marcha es elevado y tendremos un gasto de combustible de unos 5,7 litros. Eso sí, si buscamos más prestaciones y aceleramos con contundencia, entonces el motor se revoluciona demasiado y las prestaciones no van acordes con este mayor ruido dentro del habitáculo.
Toyota realiza una apuesta complicada con este modelo. Quiere comercializar más de 8.000 unidades en compacto SUV de alta calidad. Virtudes muchas: dinámico, seguro en trazadas con rotonda, calidad de acabado, resultan superiores a los habituales en la marca y diseño exterior único. Interior: sensación de cerramiento, en especial las plazas trasera, que con amplio espacio para realizar un viaje largo, producen algo de agobio su reducida visibilidad. Más confortable la mayoría de sus rivales. Si bien reduce las emisiones de CO2, no se nota tanto en los consumos finales si se busca una conducción normal dinámica. Opción recomendable para quien busque un coche diferente, con la calidad de Toyota, pero como siempre su sucede hay que sufrir para lucir palmito.

Rivales